El suicida impertinente, de Juan Luis Marín

Hoy quiero hablaros de El Suicida Impertinente, de Juan Luis Marín, una novela publicada por Off Versátil y cuya lectura ha resultado toda una experiencia.

esi2IMAGINA QUE UN DÍA RECIBES UNA CARTA. IMAGINA QUE QUIEN ESCRIBE ESA CARTA TE CONOCE MEJOR DE LO QUE CREES. MUCHO MEJOR.Y QUE VA A CAMBIAR TU VIDA PARA SIEMPRE. SIN QUE PUEDAS HACER NADA PARA EVITARLO.ABSOLUTAMENTE NADA. Así comienza una pesadilla que llevará al protagonista de esta historia más allá de la cordura en un viaje donde pasado y presente se conjuran para crear un futuro tan negro como el secreto que ha mantenido oculto durante diecisiete años. Un secreto que comparte con alguien que, incluso después de muerto, hará todo lo posible porque salga a la luz. Sin importarle quienes mueran en el camino…

Es una obra bastante difícil de definir, ya que lo que en un primer momento es un thriller con todas las letras (solo hay ver cuál es su premisa),  se convierte en una tragicomedia donde el humor más cínico, mordaz y corrosivo, negro como el carbón, es la voz dominante. Sin dejar nunca el misterio y los tintes de novela negra (muy marcados esos personajes protagonistas), la mala baba que desgrana la novela solo es comparable a la cuestión que nos plantea, su verdadero leit motiv, con un poso tan trágico y deprimente como existencialista.

La comedia negra siempre me ha fascinado. Esa capacidad de sacarle punta y reírse de las desgracias que les suceden a otros, de  darle ese toque de humor  a situaciones que en realidad son de todo menos divertidas, que sacan al cabroncete sádico que todos llevamos dentro mientras disfrutamos de la hostia ajena, es todo un arte y más cuando el autor no se queda solo en eso, en el morbo, sino que es capaz de otorgarle un trasfondo, una profundidad que te deja poso.

La venganza puede adoptar muchas formas y poner en evidencia a aquellos a los que se la tienes jurada, sacar sus trapos sucios, descubrir sus secretos en público, es una de ellas, nada de especial. La cosa cambia si resulta que estás muerto porqué decidiste suicidarte y quien revela y pone a la vista toda esa mierda es alguien que recibe una carta que le enviaste y en la cual, le obligas a leer en tu funeral,  delante de tus amigos y familiares, todo lo que les tenías reservado, so pena de que en caso de negarte, tus propias miserias saldrán a la luz. No me digáis que no es bonito y refinado. Y os podéis imaginar las caras de los presentes en el sepelio al verse señalados y descubiertos, mientras  sus secretos más inconfesables salen a la luz frente a los del resto, delante de todo el mundo. ¡Es tan deliciosamente perverso!

A raíz de este suceso, nuestro protagonista, (obligado lector de la misiva) verá como su vida se complica hasta niveles absurdos, amenazado por parte de los ofendidos allegados del difunto. Pero aquí hay un punto muy interesante y es el comprender que su vida ya era un jodido desastre antes de ese episodio. Y es que además de compartir un secreto con el suicida, comprendemos que el protagonista, al igual que este, ha elegido ser así. Se consideran unos perdedores, no por el hecho de serlo realmente, sino porque se saben mediocres. Y eso, la MEDIOCRIDAD, es para ellos el peor de los fracasos. La generación JASP (Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados) fue un timo. Sus expectativas eran tantas, sus metas tan altas, que se convirtieron en inalcanzables y el saber que jamás llegarán a ellas no solo es motivo de frustración, sino que les amarga la existencia. Se sienten estafados, se sienten menospreciados e infravalorados, como si el mundo que les rodea no fuera capaz de ver sus innegables méritos. Incapaces de vivir una vida vulgar, de aceptar el lugar donde les ha conducido su vida, sin destacar por encima de la media o al menos, no  dentro del margen de sus  exageradas pretensiones, les hace sentirse unos PERDEDORES a quienes ya nada les motiva y que en el caso del protagonista, le lleva por una senda de autodestrucción  disfrazada de inmovilismo, de  inercia vital. Para tipos como ellos, La mediocridad es peor que la muerte y no soportan esa imagen de sí mismos.

esi1Por muy alejados que estemos de su forma de pensar y de enfrentarse a la vida, es imposible no empatizar con los personajes, un reflejo exagerado, pero evidentemente real de ciertos aspectos de nuestra sociedad donde todos tenemos que ser los mejores, los más guapos, los más productivos, los más divertidos, los más felices. Y el rumbo que toman los acontecimientos, a medida que vamos conociéndolos, descubriendo más de ellos, de su pasado y de un secreto compartido que supuso el punto de inflexión en sus vidas, acaba por meternos en sus motivaciones y forma de actuar, que si bien no compartimos, si llegamos a comprender. El éxito no es más que vivir según tu propio criterio y disfrutar de la vida, de aquello que se te ofrece entre hostia y hostia de las que suele arrear el destino. Y eso, nuestros protagonistas, no lo comparten. A saber quién de nosotros tiene razón y quién está equivocado.

En definitiva, una novela distinta, donde el soñar con lo mejor nos hace ser de lo peor. Un buen thriller con toques de novela negra, mucha mala folla, humor cabrónido y un fondo filosófico para rematar. ¿Acaso se puede pedir más?

 

El suicida impertinente

Juan Luis Marín

Editorial. Off Versátil

ISBN: 9788416580514

Páginas: 272 pág.

PVP: 18 €

https://www.casadellibro.com/libro-el-suicida-impertinente/9788416580514/4712154

 

.

La opinión de Soraya: Babujal, de Darío Vilas

Por Soraya Murillo

 

`Las paredes del pasillo parecieron separarse ante la mujer, invitándola a internarse en él hambrientas de su presencia, anhelantes después de tanto tiempo sin deglutirla  entre sus entrañas de piedra y saber…´

babujaldarPárrafos  así hacen a un escritor. Encontrarlos no es algo sencillo,  pero Darío nos dejó  maravillas de esta categoría, haciendo  que su Babujal sea para mí su mejor obra publicada hasta ahora. Siempre que puedo lo repito: la diferencia entre un escritor y quien intenta llegar a serlo, es esto, un par de frases a las  que igual no se dan importancia, pero que  la tienen y mucho. Es el trabajo bien hecho, la molestia que se tomó el autor por dejarlo bien escrito.

La historia de Babujal es una narración  valiente, como lo son  todas las que tocan el tema de la guerra civil española. No es sencillo para un escritor,  sabedor  de que hoy en día siguen habiendo dos bandos y que en ese aspecto,  los años no han pasado. Pero las historias deben de contarse y cada autor  intenta hacerlo según le  dicte la memoria de aquel tiempo y el corazón. Para eso es su novela.

Darío nos adentrara en el drama que vivió una familia de derechas, usando para ello tres partes diferentes. Empezando con una carta desde Cuba, una carta sencilla, pero será la clave de toda la historia.   El tiempo no se detiene y  llegamos a nuestra protagonista, que vive  en los años de la transición española afincada en París.  Recibirá una fatal noticia  que precipitará el regreso  al hogar de su infancia.  Los recuerdos  entre esas paredes nos transportaran a  cómo era la vida  de  aquellos que  mantenían el poder entonces, esa clase social que amparados  por quienes gobernaban,  se permitían  juzgar sin ser juzgados.

Mientras  Ana,  la protagonista,  regresa con su mente a ese lugar del pasado donde quedo marcada por una tragedia. Darío nos empujara hacia un nuevo escenario durante  la guerra civil, a un pueblo de Zaragoza, y allí sabremos que una frase tan simple como  `Del lado de Dios´, era la diferencia entre la vida y la muerte.

Una novela muy bien escrita, con páginas enteras  perfectas.  Leerlas es tal gozada que el libro va solo, no agota, no te distraes, simplemente quieres saber más.  Como ya dije, valiente.  He de ser sincera y reconocer que hay  algunas partes que me molestaron, pero eso no les resta valor ni al escritor ni al libro.  Al revés,  puede que eso lo haga más grande.

Todo comenzó en Cuba y más tarde en el desembarco de cuatro individuos en España,  dos hombres, una mujer. Y el Babujal…  O tal vez no.  Tal vez el Babujal ya vivía entre nosotros y ellos simplemente trajeron la palabra.

Sed valientes,  como lo fue el escritor y leedlo. Estáis ante el mejor libro de Darío Vilas.

 

Babujal

Darío Vilas

Editorial: Stella Maris

ISBN: 9788416541768

Páginas: 280 pág.

PVP: 19€ (también disponible en Amazon)

http://www.editorialstellamaris.com/titulos/babujal/

 

 

La chica del tren, de Paula Hawkins (Planeta Internacional, 2016)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

lcdtRachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas… y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?

Paula Hawkins es una periodista especializada en finanzas y autora de novelas románticas de encargo antes de reinventarse como escritora de thriller en este La chica del tren, libro que vendió cinco millones de ejemplares en sus primeros seis meses. Creo que nunca en la historia de la literatura se había vendido tan rápido (y tanto) un libro, así que podemos decir que este título se ha convertido en el fenómeno editorial del siglo.

Para los que conocen mis gustos personales no suelo dedicar mi tiempo a leer bestsellers, pero en este caso particular los caminos inescrutables de la vida han hecho que me apeteciera leer un thriller y el resto es historia, como se suele decir…

Entrando en materia podríamos catalogar a La chica del tren como una mezcla de ‘Perdida’, la novela de Gillian Flynn, ‘La ventana indiscreta‘, film de Hitchcock y ‘Extraños en un tren‘, libro de Patricia Highsmith, con el que guarda no pocas similitudes.

A través de este cóctel vertiginoso la escritora nos muestra un thriller psicológico donde no todo es lo que parece ser a priori, ya que su protagonista no es una narradora demasiado fiel a lo que nos cuenta debido a su problema con el alcohol. Este recurso ha sido fuertemente criticado por algunos lectores que se quejan de que sea una táctica narrativa cogida por los pelos, pero yo no lo veo exclusivamente de esa forma ya que cada escritor elige libremente los engranajes internos de su narrativa para intentar sorprender o no al lector.

Otra cosa diferente es que la novela se haga un poco tediosa en algunas partes, ya que llega un momento de la historia en la que la autora no para de dar vueltas sobre lo mismo, dejando al lector con una sensación de hastío importante hasta su parte final donde parece que los hechos se empiezan a desencadenar con más brío (lo que no quita que sea uno de esos finales peliculeros que seguramente la escritora ya tenía en mente para su adaptación en pantalla grande).

Otro asunto negativo es lo predecible que llega a ser la novela a partir de su segunda mitad. Si eres un poco avispad@ lograrás saber quién es el que anda detrás de todo el embrollo.

lcdt2A pesar de estos inconvenientes (subjetivos, como todo en la vida…), queda patente que la autora maneja a la perfección ciertos detalles narrativos que dan empaque a la conclusión final y sin dejar ninguna laguna o detalle sin explicar, cosa que agradezco como lector.

Para ir finalizando hay un detalle que me ha llamado poderosamente la atención y no es otra cosa que el propio rol de la mujer en la novela, ya que sus principales protagonistas se sienten incompletas si no tienen a un hombre en su vida: curioso tratamiento de la figura femenina, sobre todo porque está narrado por una escritora; dejémoslo ahí…

En definitiva: La chica del tren es una novela que atrapa gracias a sus diferentes voces narrativas y a sus saltos temporales, pero que no termina de convencer debido a su naturaleza de déjà vu que se desprende durante toda su lectura.

 

Ficha técnica

Título: La chica del tren

Autora: Paula Hawkins

Editorial: Planeta Internacional

Páginas: 496

ISBN: 9788408141471

Precio: 19,50 euros

 

.

El Club de los Mejores, de Arthur Gunn

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

ecdlm1Hoy venimos con  un título de esos que suponen toda una declaración de intenciones. Una obra intensa, potente,  de esas que dejan al lector con la satisfacción de haber disfrutado de una lectura de las que de verdad vale la pena. Me estoy refiriendo a El Club de los Mejores, un thriller atípico, aunque sea imposible no encontrar ciertas referencias sobre otras lecturas que mencionaré después, y que nos llega de mano de Arthur Gunn, pseudónimo por el que ha apostado  el amigo Claudio Cerdán para firmar su nuevo trabajo.

Las razones para ello, las encontrarán en el propio libro, donde Claudio comenta al respecto, aunque no hay que ser un genio para deducir que son dos los motivos que le han podido llevar a ello. Por un lado, distanciarse quizás de una obra que se sale de lo habitual en su bibliografía y con la cual da un salto, con la idea de demostrar, o dejar atrás, esa estúpida creencia mayoritaria, según la cual, si un thriller lo escribe un yankee o cualquier otro autor extranjero, seguro que es un pelotazo, mucho mejor que lo que pueda escribir un españolito de a pie, donde va a parar. Por otra parte, quizás también ese  distanciamiento para con su obra, esa efímera máscara (el secreto sobre la autoría se descubre en el mismo momento que abres el libro), se deba a querer distanciarse de una novela que contiene algún elemento con el que el autor se siente demasiado cercano o implicado de algún modo, permitiéndole el firmar así el ver los hechos desde otra perspectiva. Quién sabe…

Pero me voy por las ramas, así que intentaré centrarme un poco. Recuerdo que cuando tuve el libro en mis manos, quise hacer lo de siempre, antes de ponerme con su lectura: Echarle un ojo a las primeras páginas, para ver como arrancaba. Recuerdo también lo que sucedió apenas un rato después, cuando no pude evitar mandarle un privado a Claudio, a través de Facebook, para comentarle al respecto. Creo que fue algo así:

Disfrutando cosa mala con El Club de los mejores, Mr. Gunn. Lo acabo de empezar y me he metido ya 40 páginas del tirón sin darme cuenta. Empieza fuerte… Y ya te digo que no sé por dónde has tirado, pero esas primeras cuarenta páginas me han hecho salivar.´´

Como podrán ver, lo cierto es que ya no pude soltarlo. Dejé abandonada otra lectura con la que estaba en ese momento y  me metí el resto del libro entre pecho y espalda, sin pestañear ni asomo de remordimiento ninguno.

Todo secreto tiene su precio. Y toda promesa rota, su castigo.

UN SECRETO DE LA INFANCIA

Los cuatro niños pedaleaban con todas sus fuerzas sin darse cuenta de que huían de sí mismos. Era un día agradable y soleado. El recuerdo del aire puro se convertiría, años después, en la constatación de sus pesadillas.

UN JUEGO DE TRAMAS Y AMENAZAS.

-No podemos contar nada- dijo Walter–. Este debe ser nuestro secreto.

Y por primera vez en su vida, se sintió muy solo.

-No es culpa mía -repitió para sí mismo-. No es culpa mía.

¿PODEMOS ESCAPAR DE LOS NIÑOS QUE FUIMOS?

Muchos años después, alguien llamará a medianoche a la puerta de Walter.

Todo secreto tiene un precio. Y toda promesa rota, un castigo.

Es medianoche cuando alguien llama a la puerta de Walter. Se trata de Cormac, un viejo amigo que necesita desesperadamente su ayuda: han secuestrado a su mujer y la matarán si no paga un rescate de un millón de dólares. Walter intenta ayudar a Cormac, pero esa misma noche ocurre algo totalmente inesperado que hace que toda su vida salte por los aires.

Walter se verá envuelto en un juego de trampas, sorpresas y amenazas cuya clave podría estar en algo que ocurrió mucho tiempo atrás, cuando los amigos tenían ocho años. Algo que prometieron no contar jamás a nadie.

El Club de los Mejores es un thriller lleno de tensión y ritmo sobre los niños que fuimos y los adultos en quienes nos hemos convertido. Una novela absolutamente adictiva que ha sido comparada con Mystic River, de Dennis Lehane, y El cuerpo, de Stephen King.

El Club de los Mejores no da tregua. Como digo, arranca fuerte, con una escena inicial que ya nos atrapa desde el principio y logra mantener esa atracción  a lo largo de toda la novela. Excelente ritmo narrativo, jugando con el lector con continuas sorpresas, haciendo que cada nuevo avance, cada nuevo descubrimiento, cada nueva revelación, nos haga  querer saber más y más. La tensión  no decae en ningún momento y los giros inesperados no hacen más que alimentarla hasta que llegamos al desenlace, donde sospechas, suposiciones y conjeturas serán confirmadas o no, en un clímax que si bien no es explosivo, si  resulta muy satisfactorio, y lo que es más importante, coherente y acorde con toda la historia, sin artificios innecesarios ni salidas de tiesto.  Todos los cabos bien atados, sin fisuras ni absurdeces demasiadas veces vistas. Dejándonos un buen sabor de boca y cara de satisfacción al pasar la última página y dar por terminada la historia.

Gran cambio de registro  por parte del autor, que sale no solo bien parado, sino que con nota. Cierto que hay alguna cosilla a la que quizás se le adivinan un poco las costuras, pero nada que pueda señalarse acusadoramente con el dedo y mucho menos nada de lo que no pequen muchos grandes best-sellers internacionales, entre los cuales, sin conocer la verdadera identidad de su autor, está obra pasaría como una de ellas, pelotazo en ventas y disponible en cualquier escaparate.  Yo la he disfrutado muchísimo y  si hay algo que destacaría, es la existencia de un segundo texto, debajo de la propia trama de la novela, que tiene una profundidad que puede pasar desapercibida, pero que en mi opinión, es donde reside la verdadera esencia de la historia. Veo mucho de introspección sobre los que una vez fuimos y lo que ha quedado a día de hoy, en quienes nos hemos convertido. Eso parece obvio en la obra, pero Claudio no se queda en lo superficial, va un poquito más allá y de forma inconsciente, nos lleva a recordar quienes fuimos una vez, que quedó de aquellos niños y en todo lo que dejamos atrás (para bien o para mal), en los secretos que guardamos y cargamos con nosotros,  y lo que entendemos por amistad.

ecdlm2Como sea, la red de engaños que teje es una verdadera delicia, aunque admito que me ha costado bastante empatizar con el protagonista principal, justamente porque es humano, con sus pocas virtudes y sus muchos defectos, creíble, y como todos, tiene algunas facetas en su carácter, en su personalidad y en su moral, que chocan de frente con el lector, quién curiosamente llega a sentirse mejor persona que él, o  al menos eso quiere creer. Y eso es digno de análisis y toda una MasterClass de cómo debe crearse a un personaje bien definido, con carácter, personalidad y perfectamente desarrollado.

Emoción, suspense e intriga, cualidades  de las que debería presumir cualquier thriller que se precie. Y como vengo diciendo desde un principio, al mismo nivel que cualquier autor extranjero superventas, de esos que te puedes encontrar en grandes librerías, El Corte Inglés, Carrefour o cualquier otro ejemplo de punto de venta a espuertas, convirtiendo el título en aquello que llaman “La Novela del Año´´. Aunque en mi opinión, considero que les pasaría la mano por la cara a más de uno, por su enfoque, nivel y calidad.

 

El Club de los Mejores

Arthur Gunn (Claudio Cerdán)

Ediciones B

ISBN: 978-84-666-5991-8

Páginas: 408 pág.

PVP: 19.00 €

http://www.edicionesb.com/catalogo/autor/arthur-gunn/1376/libro/el-club-de-los-mejores_4121.html

 

El ojo de Dios, de Marco Noriega

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

eodd01Hoy venimos con El ojo de Dios, de Marco Noriega, una obra curiosa en la que el autor nos ofrece toda una lección de coaching personal  bajo la apariencia de un thriller. Noriega utiliza la novela para dar cuerpo a un tratado de superación personal,  partiendo de un argumento más que interesante para desarrollar y ejercer su profesión. Lecciones de vida, filosofía y terapia que  a mi entender, tienen más relevancia por si mismas que la propia trama y que logran eclipsar lo que prometía ser una obra de intriga, misterio y tintes de ciencia ficción  de alto nivel.

No sé si esta era en realidad la finalidad del autor, la de ofrecernos técnicas de coaching en un nuevo formato,  consciente de la mala prensa dentro del mundillo literario que tienen ese tipo de publicaciones y decidiendo a apostar por nuevas maneras de llegar al público, aprovechando por su afición al fantástico y al thriller para ello. Ejercicio atrevido y valiente que merece todos mis respetos y que he de admitir que más o menos funciona. En mi caso concreto, como lector de género,  la balanza no estaba equilibrada y el peso de  la parte positivista y en cierto modo, paternalista y mentora  se lleva todo el mérito, dejando a los elementos y tramas propias del thriller en poco más que eso, una excusa, que si bien funciona como fondo y forma (insisto en que hay chicha de la buena ), no alcanza las cotas de satisfacción esperadas por un servidor en una aventura de esta índole, al no ser en realidad su leit motiv .

No puedo negar lo evidente: Buen pulso en una obra que  te obliga a leer y entretiene. El estilo del autor es ágil y fluido, con una prosa cuidada y que demuestra talento, sobre todo en la forma de tratar a los personajes. Buen ritmo, tocando temas candentes que abarcan desde la psicología hasta la política, las influencias sociales, el sectarismo, las guerras y tácticas empresariales, el humanismo y sobre todo, el miedo a la muerte y el miedo a vivir. La acción y la intriga obligan a seguir adelante, pese a los obstáculos que traía yo conmigo frente a ella. La premisa de la que parte es una idea excelente y tal y como se desarrollan los acontecimientos y revelaciones, tienen al lector enganchado y resultan atractivas. Es una buena historia y está bien narrada, pero como digo, en mi caso concreto (alguien que no comulga con los temas de orientación positivista y tanto “profesional altamente cualificado para hacer de ti alguien de provecho´´, se me ha hecho un poco cuesta arriba, más si tenemos en cuenta que el personaje, si bien se comprende el temor, los traumas y la incertidumbre que arrastra por las experiencias vividas y las perspectivas de futuro,  me parece alguien que se deja llevar, bastante perdido y un tanto neurótico, influenciable en exceso por elementos externos e incapaz de aceptar o de siquiera afrontar las cosas como vienen y adaptarse a ellas e intentar pelear, que se pasa tres pueblos o no llega en cuanto a cuestionarse sus propias decisiones o responsabilizarse de sus actos y con una actitud victimista/derrotista que le hacen parecer un pelele al que todo le viene grande, aunque su evolución es evidente a medida que avanzamos en la lectura.

Ojo, no quiero que se me malinterprete. Todo esto es solo una apreciación puramente personal basada en mis propios criterios y perjuicios. Si me preguntas si la novela me gusta, mi respuesta es SI, con reservas, pero SI.  Me ha tenido entretenido, me ha hecho pasar un rato ameno, el autor sabe de lo que habla y escribe todavía mejor. Tiene gran variedad de herramientas disponibles y sabe hacer uso de ellas, e incluso me ha llevado a ciertos momentos de reflexión. Si el autor hubiera dejado a un lado la blancura, positivismo y superación (el hacer de entrenador, vamos);  la excesiva introspección victimista; si hubiese apostado por ensuciarse un poco, por aceptar el lado oscuro y embrutecido de la vida, la parte real del mundo (que es fea y cabrona, aunque no necesariamente fatalista, y tener en cuenta que en la mayoría de ocasiones  las buenas intenciones, los buenos consejos, los supuestos aliados o maestros del camino y los gurús no sirven para nada cuando las cosas están realmente jodidas, y que nadie más que tu va a poder sacarte las castañas del fuego y tragar mierda); si la novela hubiese sido un poco más realista en ese sentido, asumiendo que la vida es una puta cabrona que se descojona en tu puta cara y la maldad casi siempre gana , y que  cuando te toca, solo te queda joderte,  la obra hubiera ganado enteros y estaríamos hablando de un novelón. Pero es que quiero entender que esa no era su intención y la propuesta del autor no iba por esos derroteros, sino como decía al principio, lo que busca es ofrecernos un producto nuevo, un experimento literario en el que unir sus dos pasiones y aportar sus conocimientos, de forma similar a como ya lo hizo en su día  en el género de aventuras  James Redfield con su novela Las nueve revelaciones, por poner un ejemplo parecido y salvando las distancias, claro está.

eodd02De todos modos, os invito a que seáis vosotros mismos quienes deis vuestra opinión sobre la obra. Os animo a leerla, a experimentarla y que me dejéis vuestras impresiones. Os garantizo, como mínimo, un rato de entretenimiento que intenta aportar algo más. Creo que solo por eso, se merece mis respetos y una oportunidad.

Solo una cosa más: Atención especial al pedazo banda sonora que el autor nos presenta en la novela. Todos y cada uno de los temas que aparecen están escogidos con un acierto increíble, con una intencionalidad absoluta y que encajan a la perfección con el momento elegido. Me quito el sombrero ante la premeditación y talento de Noriega, quien demuestra conocer muy bien cómo funciona nuestra cabeza y lo que vamos a sentir.

 

¿QUÉ HARÍAS SI MAÑANA FUESE TU ÚLTIMO DÍA?

Nacho Oriol acude a la consulta del coach Alberto Braün con la esperanza de que le ayude a enfrentarse a la muerte.

El origen de esta muerte prematura se sitúa en el Proyecto Estrella, un ambicioso programa basado en un implante que puede influir sobre los pensamientos y las emociones ajenas.

El resultado. UNA GENERACIÓN MALDITA.

Nacho comienza a experimentar una serie de apariciones, en donde una mujer le transmite un misterioso mensaje de advertencia.

A partir de este momento su vida empieza a rodearse de personajes inesperados y a convertirse en un laberinto donde todo parece escapar a su control: Ada, una misteriosa compañera de juegos del pasado; Cris, una mujer de negocios que esconde un secreto; don Camilo, un empresario a punto de despeñarse; Erika, una joven boxeadora con una insólita propuesta.

Nacho desea, a toda costa, escapar de ese fatídico juego, para ello deberá hacer frente a los obstáculos que van apareciendo, unas veces provocados por el azar y otras, por algo que va más allá de la naturaleza humana…

Un viaje iniciático a través de las sectas, las relaciones de pareja, el mundo laboral, el miedo a morir y el desafío de la vida, teniendo como escenario la ciudad de Madrid.

El juego por la SUPERVIVENCIA ha comenzado…

Marco Noriega nos sube al cuadrilátero de la vida donde a base de golpes va introduciéndonos en el mundo de las emociones por el que se mueve desenvuelto, adentrándonos con magistrales pinceladas en el mundo interior que guía a los personajes.

 

 

EL OJO DE DIOS: ¿Qué harías si mañana fuese tu último día?

Marco Noriega

Páginas: 294 pág.

ASIN: B014MN7EWW

PVP: 0,99€ (Papel: 14,25 €)

https://www.amazon.es/EL-OJO-DIOS-har%C3%ADas-ma%C3%B1ana-ebook/dp/B014MN7EWW

 

DÍA 8. Del Festival a la Incoherencia. Especial Sitges 2015

Un artículo de Cristina Béjar aka Mitsuko Cinéfila

Estamos en la recta final, ya escuchamos los rumores sobre qué películas pueden optar al premio y cuáles son las que más han destacado. Hay que ponerse las pilas:

THE INVITATION, de Karyn Kusama.

A estas alturas ya sabéis que esta ha sido la película ganadora del festival, ha ganado una película dramática más que de terror, un thriller agónico que nos lleva por los senderos de la pérdida y la hipocresía, un fiel retrato del mundo en el que vivimos reflejado en una invitación para cenar en un espacio cerrado.

Aburrida durante su primera hora más o menos, pero algo más entretenida hacia el final, se deja ver más por el tema que toca que no por el ritmo o por lo entretenida que nos pueda parecer, pero ¿qué hace de una película que sea buena o mala?, supongo que eso está en lo ojos del que mira.

ANGELICA, de Mitchell Lichtenstein.

https://vimeo.com/118327701

En “Angelica” veremos la demonización de la vida sexual de la mujer en un escenario victoriano. Promete más de lo que otorga, pero no por ello hay que desecharla, es curiosa y bastante indignante, desde el punto de vista de la sexualidad.

HIGH-RISE, de Ben Wheatley.

Adaptación de la novela de J.G. Ballard, en la que los más afortunados viven un rascacielos con todas las comodidades. En este caso no hay un mundo post apocalíptico, sino que vemos que simplemente la sociedad vive segregada, vamos, lo que pasa ahora, pero sólo que estamos divididos por barrios, trabajos, ropa de marca, filtros de instagram y mentiras en estados de facebook.

“High-Rise”, merece ser vista sólo por ver como está todo absolutamente podrido y por su maravillosos reparto con Tom Hiddelston, Jeremy Irons y Luke Evans, entre otros.

GREEN ROOM, de Jeremy Saulnier.

https://www.youtube.com/watch?v=mzIbHpeQ5Pc

Para mí, la imprescindible a pesar de que su director no me apasiona. No, no me acabo de convencer del todo “Blue Ruin” pero el tema de los neo nazis me interesa, ya sabéis, la obediencia, la creencia a ciegas, las ideologías… Todo ello es un tema que me interesa, pero de nuevo nos encontramos ante una película que no es de terror, que no es fantástica, que tira al thriller, al drama. Pero no me arrepiento.

Para mí las triunfadoras de esta edición son los trhillers y los westerns. Terror más bien poco y fantástico, pues más de lo mismo, pero no es que no hayamos disfrutado de buenas películas, pero no de las del género que esperábamos. De esas podíamos encontrar en las maratones nocturnas, pero mi cuerpo no da más de sí. Sí, lo admito, no pude asistir a la clausura, así que me queda pendiente “Into the Forest” con Ellen Page.

Igualmente quiero dedicar unas líneas a las personas que me he encontrado en el festival y que es una alegría poder verles y darle un abrazo:

-Juanma Pastor y familia en su stand de SD Toys (podéis buscarlo en internet para adquirir sus productos frikis).

-Ismael y equipo de Annexia T-Shirts.

-Gloria y Enrique de Cine Asia.

-El fabuloso stand de El79, Sinxisu, Chaparra Entertaiment, The Monster Museum y al increíble Rafael Ibáñez.

-Todos y cada uno de los voluntarios que están en el festival, sin cobrar ni un duro y que te atienden de una manera exquisita.

¡¡Hasta el año que viene Sitges!!

DÍA 7. Del Festival a la Incoherencia. Especial Sitges 2015.

Un artículo de Cristina Béjar aka Mitsuko Cinéfila

Entramos en la recta final y los deberes se acumulan, hay que apurar todas las sesiones posibles para acudir a las citas ineludibles de las que todos hablan en las colas: Debes ver esta o aquella, no puede ser que te hayas perdido tal o cual… Nervios y prisas para llegar a todos sitios y abarcar cuanto más mejor:

COP CAR, de Jon Watts.

https://www.youtube.com/watch?v=p0abWuHBJRg

Creo que esta es una de las películas ante la que me he encontrado con opiniones más diferentes, desde gente que la ha visto como aburrida hasta más no poder, hasta personas como yo, que le ha resultado una grata sorpresa, ya que recupera esa inocencia de los años ochenta reflejado en los ojos de dos niños que se encuentran con un coche patrulla.

Este coche pertenece a un sheriff de dudosa moral y principios, que hará lo posible por recuperar su coche sin levantar sospechas. Cruda, simple y efectiva con un Kevin Bacon, que lo clava.

EXPERIMENTER, de Michael Almereyda.

https://www.youtube.com/watch?v=O1VOZhwRvWo

En este caso, la trama me llamó poderosamente la atención. Hablamos de la conducta humana, de porqué nos comportamos como lo hacemos y porqué obedecemos muchas veces sin cuestionar la autoridad. En esta cinta pseudo documental, observaremos una serie de experimentos reales que se llevaron a cabo por el doctor Stanley Milgram. Creo que es sólo apta para los amantes de la sociología y la ciencia del comportamiento, sino puede volverse algo tediosa y repetitiva.

THE SALVATION, de Kristian Levring.

https://www.youtube.com/watch?v=Imic4ACxSp0

Otro western para la saca y yo que me alegro, impresionantes en la pantalla  . Venganza, ira, forajidos… Todo ello con unos planos que te transportan al otro lado. Una película que irradia magia y que ha pasado sin pena ni gloria por otros festivales. A veces, hay cosas que no se entienden.

CINE: Especial Sitges, el 20 aniversario de Seven, de David Fincher

Un artículo de Cristina Béjar aka Mitsuko Cinéfila

Muy buenas Incoherentes, hoy os quiero hablar sobre algunas curiosidades de esta joya del cine de los 90. Cosas que quizá sí conocías o tal vez no. Una lista de datos, curiosidades y declaraciones. Pero primero repasemos los pecados capitales:

1. Soberbia: Entendido como orgullo exacerbado ante el deseo de alto honor y gloria. La virtud para combatirla es la humildad.

 2. Avaricia: Ante el deseo de acaparar riquezas y posesiones. La virtud para combatirla es la generosidad.

3. Lujuria: Ante el apetito sexual, La virtud es la castidad o contención.

4. Ira: Estallido de rabia incontenida. La virtud es la paciencia, el sufrir con calma paz y serenidad todas las adversidades.

5. Gula: Deseo de comer, nunca estar saciado. La virtud es la templanza.

6. Envidia: Resiente las cualidades del otro porque bajan nuestra autoestima. Su virtud es la caridad, el hacer y dar a los demás.

7. Pereza: El estar desanimado y sin ganas siempre. La virtud es la diligencia.

 

– Seven se estrenó el 22 de Septiembre de 1995.

Leeland Orser, el tío del club que mata a la prostituta, utilizó el método “Stanislavski” para dotar a su personaje de más fuerza y locura.

Morgan Freeman declaró que el rodaje resultó enfermizo y oscuro.

– Aparte del final que se rodó, que era el original del primer borrador, existían otros nueve finales posibles escritos por el guionista. Tras leerlos todos, tanto Fincher como Pitt decidieron que solo harían la película si se rodaba el primero de ellos, el de la caja.

– En ningún momento de la cinta se nombra la ciudad en la que se encuentran. El guionista, Andrew Kevin Walker, tenía en mente una gran urbe como Nueva York. La película se rodó en San Francisco y Filadelfia.

– El primer cadáver que aparece en la película, en la escena antes de los títulos de crédito, está “interpretado” por el guionista Andrew Kevin Walker.

Brad Pitt se rompió el brazo en la escena en la que persigue al asesino, justo en el momento en que salta del edificio e impacta contra el parabrisas de un coche. Pitt continuaría la película con un aparatoso vendaje.

Kevin Spacey no aparece en los títulos de crédito iniciales, ni tampoco formó parte de la promoción de la película por expreso deseo. Se mantenía así el misterio de quién era el asesino.

– Brad Pitt y Gwyneth Platrow comenzaron a salir durante el rodaje.

– La película no contaba con suficiente presupuesto ni para pagar a Kevin Spacey ni para el helicóptero de la escena final. Los productores quedaron tan contentos tras ver el material grabado por Fincher que decidieron pagar el helicóptero. En cuanto a Spacey, se rebajó el sueldo.

– El film se estrenó con escenas censuradas en Singapur.

 – Kevin Spacey fue detenido una vez por agentes de tráfico por exceso de velocidad, cuando los agentes lo reconocieron recordaron al villano que interpretaba en la película y ante el miedo que les produjo la cinta, lo dejaron libre.

– El comienzo de la película iba a ser otro: el personaje que interpreta Morgan Freeman visita una casa donde espera pasar su jubilación.

– Cuando Morgan Freeman se dirige a la biblioteca, al principio de la película, entra en el taxi con una camisa y sale del mismo con otra muy distinta.

– El número 7 es un protagonista en sí mismo. Al principio de la película, los detectives de homicidios Mills y Somerset caminan por una calle donde el número de todos los portales empieza por 7; la historia transcurre durante 7 días; a las 19:00 es cuando los detectives reciben el famoso paquete, Brad Pitt cobró 7 millones de dólares…

– La escena en que Paltrow se reúne con Freeman para expresarle su gran desasosiego tuvo que ser doblada posteriormente por los actores debido a deficiencias de sonido.

– Los créditos de inicio, creados por Kyle Cooper, son uno de los que más influencia han tenido en historia moderna del cine. En ellos aparecen hojas del diario de John Doe quemándose.

– Los créditos finales aparecen en el orden inverso al normal, de arriba hacia abajo.

Kyle Cooper se hizo famoso el diseño de los títulos finales de la película, fundó el estudio de animación para Prologue Films, dedicados a la creación de títulos. Es recordado por la creación de los créditos de las cintas de “Spiderman” y “El amanecer de los muertos”. Zack Snyder comentaba que algunos directores se rehusaban a colaborar con él porque su trabajo es mejor que muchas de las películas.

– El último fotograma de la película hace un guiño igual que el de “El Club de la lucha“, añadiendo fotogramas subliminales.

– A raíz de su estreno se hicieron una serie de películas sobre psicópatas metódicos con un fin “intelectual” en su discurso, pero ninguno de estos filmes llegó a hacerle sombra.

– Nominada al Oscar en 1996 por el montaje. Ese mismo año, la Academy of Science Fiction, Fantasy and Horror Films la premió en las categorías de guión y maquillaje, y la nominó en los de película de acción/aventuras, director, música, actor (Freeman), actriz secundaria (Paltrow). En el Festival de Fantasporto ganó mejor película y guión. La International Horror Guild, en 1997, la nominó como mejor película. La revista Sci-Fi Universe la premió en 1996 mejor película de terror.

– En la portada de la película, en la parte inferior derecha, el creador pensó en marcar sólo cinco rayas de los “7” pecados capitales, para que así la gente sospechará el porqué de dos que no están tachadas.

– “Para el mundo, de mí” es la leyenda que reza en la caja llena de fotografías en la escena de Pereza.

David Cronenberg rechazó dirigir la cinta.

Entertainment Weekly le dio el octavo lugar entre las películas más aterradoras de todos los tiempos.

Michael Reid MacKay, quien obtuvo el papel de Victor, pesaba considerablemente poco al momento de las audiciones: 40,82 kilos. El director le dijo en broma que adelgazara un poco más, y en el momento de filmar el actor había perdido otros 2,72 kilos, para sorpresa de todo el equipo.

– En 1997 un tribunal neoyorkino falló a favor de la productora, ante una demanda de un fotógrafo. Éste aseguró que una fotografía suya fue usada sin su autorización. Se trata de una de las múltiples imágenes que aparece en el apartamento de John Doe.

– Andrew Kevin Walker, escribió el libreto durante dos años en sus horas de trabajo en un mostrador de la cadena de discos Tower Records.

– Los cuadernos encontrados en el departamento de John Doe son reales y escritos a mano. Se emplearon dos meses y costaron 15.000 dólares. Ese es el lapso de tiempo, que según Somerset, llevaría leer todos los cuadernos.

– Se realizó un remasterizado del color de toda la película, que se aprecia en el DVD “Platinum Series”. Se re coloreó todo directamente sobre los negativos, cuadro por cuadro, bajo la supervisión del director y es considerado el remasterizado oficial. Esta nueva versión arroja nuevos detalles que se pueden ver al detener algunas escenas.

– Existe una edición de DVD que incluye una secuencia de los títulos que se realizó en forma alternativa: consiste en imágenes estáticas, en lugar de las oscuras secuencias que sí se usaron.

– El guión original incluía referencias a un ex compañero de Mills, Parsons, muerto en un tiroteo, por ello Mills en algunas escenas parece ser sobre protector con su veterano compañero.

Rob Bottin, maquillador, señaló que el guión original daba detalles erróneos sobre cómo era la autopsia de la primera víctima. De hecho, en la cinta sólo se muestran costuras en la piel. Bottin, como parte de su formación para la película, presenció autopsias reales.

– La palabra “fuck” es repetida 74 veces durante la película, la mayoría de las veces por Brad Pitt.

– Dos días antes de comenzar la filmación Kevin Spacey realizó el cásting para su famoso papel.

– Antes de que Fincher dirigiese “Seven”, el director se encargaba de crear videoclips. Su debut como director de cine fue con “Alien 3”, y el proceso fue tan largo y miserable para él que aseguró que prefería tener cáncer de colon que volver a dirigir una película. Pero fue entonces cuando llegó a sus manos el guión de “Seven” y tuvo que retirar sus palabras.

– Morgan Freeman no fue la primera opción para interpretar a William Somerset. Walker tuvo en mente a William Hurt para interpretar al personaje. Por su parte los productores querían a Al Pacino, pero en aquel momento se encontraba rodando “La sombra de la corrupción”.

– Al igual que Freeman, Brad Pitt no fue la primera opción para dar vida a David Mills. De hecho, el actor obtuvo el papel después de que Denzel Washington y Sylvester Stallone rechazasen el papel. Kevin Costner y Nicolas Cage también fueron considerados para encarnar a Mills.

– Para hacer las ciudades de rodaje algo más irreconocibles, los productores generaban continuamente escenas con falsa lluvia: Agua mezclada con aceite para conseguir un efecto más espeso.

– Gwyneth Paltrow sí fue la primera opción de David Fincher para interpretar a la mujer de David Mills, pero la actriz rechazó el papel en un principio. Fue Brad Pitt y su participación en el film, lo que convenció a la actriz.

– La producción de Seven costó alrededor de 33 millones de dólares. La cinta recaudó 100 millones en Norte América, donde fue número uno en taquilla durante 4 semanas seguidas.

Guillermo del Toro fue una de las opciones de la productora para dirigir la película. Sin embargo, el director rechazó la película porque no le gusta involucrarse en guiones que muestran el lado oscuro del mundo.

– El maquillaje de la víctima de la Pereza tardó 14 horas en aplicarse.

– En esta misma escena podemos apreciar como el personaje de Víctor, tiene 3 brazos.

*Información extraída de diversas fuentes.

Como veis hay muchísimas cosas detrás de esta joya y estoy segura de que me dejo muchas más, pero siempre hay cosas que nos sorprenden y casualidades que llevan a la realización de obras que quedarán para siempre en nuestra retina. Nos vemos en Sitges, ¡comienza la aventura!

CINE: Regresión, de Alejandro Amenábar

Un artículo de Cristina Béjar aka Mitsuko Cinéfila

Título original: Regression

Año: 2015

Duración: 106 minutos

País: España

Director: Alejandro Amenábar

Guión: Alejandro Amenábar

Música: Roque Baños

Fotografía: Daniel Aranyó

Reparto: Ethan Hawke, Emma Watson, Aaron Ashmore, Devon Bostick, David Thewlis, Dale Dickey, Aaron Abrams, Adam Butcher, David Dencik, Kristian Bruun, Matija Matovic Mondi, Janet Porter, Goran Stjepanovic

Productora: Coproducción España-Canadá; MOD / Himenóptero / First Generation Films / Telecinco Cinema

Género: Thriller

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=-qJXX32U3Bk

Sinopsis:

“Minnesota, 1990. El detective Bruce Kenner (Ethan Hawke) investiga el caso de la joven Angela (Emma Watson), que acusa a su padre, John Gray (David Dencik), de abusar sexualmente de ella. John admite su culpa, aún sin recordar nada. El psicólogo Raines (David Thewlis) intentará sacar a flote esos recuerdos reprimidos a través de la “Regresión” una técnica basada en la hipnosis. Poco a poco se desentrañará una historia con misas negras y sectas satánicas.”

Muy buenas Incoherentes, antes de la reseña sobre “Seven“, quiero hablaros sobre la última de Amenábar: “Regresión”, una historia basada en hechos reales. He leído varias críticas sobre la película, las cuales me disuadían mucho de ir a verla, la tildaban de aburrida, lenta, o que simplemente decepcionaba. Así que con cierta reticencia, acudí al cine.

Después de ver la película, lo que pensé es que el tráiler nos vende una cosa y luego cuando vamos a la sala de cine, vemos algo que no nos esperábamos y por ello nos “decepcionamos”, pero en cambio, cuando no sabes nada de la película y vas con la mente limpia, la cosa cambia. El tráiler te vende el film como de terror, pues no, esto es un thriller policíaco y muy bien llevado. Los personajes son típicos, es cierto, pero son creíbles, son normales, podría pasar, de hecho pasó.

Ese es un punto fuerte a la hora de hacer cine, al menos para mí. Si me creo el personaje y me puedo poner en su lugar, conseguiré conectar con la película (siempre que hablemos de géneros que lo permitan), además el caso que se expone en el film lo conocía, de casualidad, por eso. Realicé una ruta guiada por Barcelona con la empresa GoBcn (sí, es un poco de publicidad subliminal, pero es que son muy buenos y si tenéis oportunidad de hacer una ruta con ellos, ni lo dudéis), quienes nos hablaron sobre misas negras y sectas satánicas y unos casos que se dieron durante los años 90 en norteamerica.

Me ha resultado muy curioso, hablar sobre ese tema y al poco ver una película que habla sobre ese hecho concreto. Por desgracia no os puedo desvelar el qué, porque sino os destriparía la peli, pero es algo que sucedió y que hoy en día no se sabe porqué. Y lo mejor de todo, para mí, es destacar que Amenábar no es un director con finales convencionales y aquí no es una excepción y eso es de agradecer. El pensar, ya sé como acaba, porque el cine siempre manda que tal o cual historia debe acabar así, él no lo hace. Juega con lo atípico, pero de una forma elegante.

Quizá en este caso podamos decir que la realidad supera a la ficción, pero la historia tiene mucho de fantástico, lo cual nos recuerda lo increíble que puede ser el comportamiento humano. “Regresión” es una película que no hay que dejar escapar, que hay que ver en detalle, y disfrutar del incombustible Ethan Hawke, cuya interpretación me ha gustado particularmente quizá por la naturaleza del personaje. No os digo más, porque realmente deseo que vayáis a verla.

CINE: Nightcrawler, de Dan Gilroy

Un artículo de Mitsuko C.

Título original: Nightcrawler

Año: 2014

Duración: 113 minutos

País: EEUU

Director: Dan Gilroy

Guión: Dan Gilroy

Música: James Newton Howard

Fotografía: Robert Elswit

Reparto: Jake Gyllenhaal, Rene Russo, Riz Ahmed, Bill Paxton, Kevin Rahm, Ann Cusack, Eric Lange, Anne McDaniels, Kathleen York, Michael Hyatt

Productora: Open Road Films / Bold Films

Género: Thriller

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=OGP02DvsqXc

Sinopsis:

“Lou Bloom, un hombre en busca de cualquier trabajo que le puedan ofrecer, acaba realizándose como camarógrafo en busca de la noticia más sangrienta, para poder vender las imágenes al mejor postor.”

Premios:

2014: Premios Oscar: Nominada a Mejor guión original

2014: Globos de Oro: Nominada a Mejor actor principal – Drama (Jake Gyllenhaal)

2014: Premio BAFTA: 4 nominaciones, incluyendo Mejor actor (Jake Gyllenhaal)

2014: American Film Institute (AFI): Top 10 – Mejores películas del año

2014: National Board of Review: Mejores 10 películas del año

2014: Independent Spirit Awards: 5 nominaciones incluyendo Mejor actor (Gyllenhaal)

2014: Premios Gotham: 2 nominaciones, incluyendo Mejor nuevo director

2014: Satellite Awards: 2 nominaciones incluyendo Mejor actor (Jake Gyllenhaal)

2014: Sindicato de Actores (SAG): Nominada a Mejor actor (Jake Gyllenhaal)

2014: Critics Choice Awards: 3 nominaciones, incluyendo Mejor película

2014: Críticos de Chicago: 3 nominaciones, incluyendo Mejor actor (Gyllenhaal)

Nightcrawler” no está nominada a “Mejor Película” para los Oscar, sino como “Mejor Guión Original”, aún así, creo que es mejor que algunas que sí lo están. Me ha gustado, no sólo por el tema que trata, un hombre que no sabe dónde están los límites del periodismo, sino también porque he creído percibir una ligera crítica social.

¿Por qué crítica social?, desde el minuto uno, ves con toda claridad que el personaje desarrollado por Jake Gyllenhaall, ya es un poco extraño, nada más verlo te da un yuyu que no veas (el actor está más que bien elegido), es decir, lo primero que me vino a la mente es un psicópata social. Y de este tipo de personas abundan muchísimo en nuestra sociedad y son detectables en las redes sociales, que tan de moda están.

Son personas incapaces de ponerse en lugar del otro, que tienen unos rasgos de megalomanía bastante marcados, pero que intentan disimularlos con estrategias relacionadas con la carrera laboral, donde no dudan en pisotear a cualquiera, cosa que también hacen en las relaciones con otras personas. Son seres maliciosos, mentirosos y por desgracia, tremendamente magnéticos. Son oradores natos y manipuladores.

Creo que ahí reside el encanto de esta película, en su protagonista y en las acciones que realiza y hasta dónde es capaz de llegar. Por mí parte, os recomiendo que le echéis un vistazo y si tenéis un momento dejad un comentario, ¿os gustó o no?