El portal de los obeliscos (La Tierra Fragmentada 2), de N.K. Jemisin (Nova, 2018)

Una reseña de FJ Arcos Serrano.

 

Así es como se acaba el mundo… por última vez.

Ha dado comienzo una estación de desenlaces.

Empieza con una gran grieta roja que recorre las entrañas del único continente del planeta, una grieta que escupe una ceniza que oculta la luz del sol.

Empieza con la muerte, con un hijo asesinado y una hija perdida.

Empieza con una traición, con heridas latentes que comienzan a supurar.

El lugar es la Quietud, un continente acostumbrado a la catástrofe en el que la energía de la tierra se utiliza como arma. Y en el que no hay lugar para la misericordia.

Hoy os traigo por aquí la esperada continuación de La Quinta Estación, novela que me dejó un estupendo sabor de boca  y que para servidor supuso una de las mejores lecturas del pasado año. Decir que El portal de los obeliscos fue ganadora de nuevo del premio Hugo como mejor obra de ciencia ficción del año 2017….detalle nada baladí y que ratifica de nuevo la calidad como escritora de N.K. Jemisin.

Me encuentro de nuevo en una tesitura especial al querer hablar de este libro sin incurrir en spoilers o datos importantes, así que doy por hecho de que quien vaya a leer esta reseña se ha leído la primera novela de la trilogía; en caso contrario: quedas advertido, amigo lector.

Si bien ya comentaba que La Quinta Estación tenía un pequeño problema de ritmo, es en esta segunda parte donde la autora ha cogido el timón de la narración para justamente de esta forma pulir posibles males de este tipo, presentándonos un libro totalmente adictivo.

Así conoceremos mejor a gran parte del elenco para empezar a atar cabos y descubrirnos nuevos misterios que rodean a la Quietud, sorprendiendo y estremeciendo al lector por el camino, senda bien surtida con una buena lista de preguntas (entre ellas están los diferentes bandos pertenecientes a esa guerra ancestral que lleva miles de años librándose entre la Tierra y sus habitantes y que debido a lo ambiguo del tema por parte de la escritora vamos a tener que ser nosotros, los lectores, quienes tendremos que ir uniendo las diferentes pistas que sobrevuelan por toda la novela y llegar a alguna conclusión con respecto a todas estas incógnitas).

Me ha gustado mucho cómo la escritora nos vuelve a narrar el mismo inicio de la novela anterior, pero desde un prisma totalmente diferente y original, potenciando esa sensación de sense of wonder que cualquier lector demanda en este tipo de narración.

La novela vuelve a estar escrita con una prosa muy potente, representando siempre los sentimientos de sus personajes de una manera muy directa…estilo muy complicado de alcanzar a este nivel, ya que es difícil encontrarse tanta visceralidad en un libro de corte fantástico.

En definitiva: El portal de los obeliscos es una segunda novela mucho más oscura y crepuscular que la primera parte, incluyendo además, uno de esos finales que te vuelve a agarrar donde más duele, dejándote tocado por su calado emocional. Con estos mimbres es inevitable el desear que llegue cuanto antes a nuestro idioma la tercera y última entrega de esta Tierra Fragmentada que tantos buenos momentos de lectura nos está brindando…

 

Ficha técnica

Título: El portal de los obeliscos

Autora: N.K. Jemisin

Editorial: Nova

Páginas: 400

ISBN: 9788417347079

Precio: 20,90 euros

 

 

La quinta estación, de N.K. Jemisin (Nova, 2017)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

Así es como se acaba el mundo… por última vez.

Ha dado comienzo una estación de desenlaces.

Empieza con una gran grieta roja que recorre las entrañas del único continente del planeta, una grieta que escupe una ceniza que oculta la luz del sol.

Empieza con la muerte, con un hijo asesinado y una hija perdida.

Empieza con una traición, con heridas latentes que comienzan a supurar.

El lugar es la Quietud, un continente acostumbrado a la catástrofe en el que la energía de la tierra se utiliza como arma. Y en el que no hay lugar para la misericordia.

 

Por fin podemos disfrutar de La Quinta Estación, una novela de N.K. Jemisin ganadora del Premio Hugo 2016 y, por ende, una de las escritoras más alabadas y reconocidas en los EEUU.

Los más viejos del lugar recordarán allá por el año 2010 Los Cien mil reinos y Los Reinos rotos, ambas publicadas por Minotauro, y que son parte de una trilogía que si mi memoria no me falla aun está sin finalizar hasta la fecha de hoy.

Parece que Nova ha apostado fuerte por la escritora, concertando varias visitas por España con gran afluencia y éxito de público, lo que se traduce por tanto en una de esas campañas de marketing que hablan por sí solas.

Entrando ya de lleno en La Quinta Estación, nos encontramos una historia de fantasía narrada en tres tiempos por mujeres orogenes (cuyos asombrosos poderes – predecir, provocar y evitar movimientos sísmicos y demás fenómenos naturales- son al mismo tiempo su bendición y su maldición), las cuales acabarán confluyendo en una sola trama; En definitiva: estamos ante unos personajes completamente alejados del prototipo de héroe que estamos acostumbrados a ver en este tipo de novelas.

El gran abanico de temáticas diferentes con el que Jemisin salpica la narración es otro de los grandes aciertos de la novela, dejando siempre al lector con un poso de reflexión alrededor de temas como el amor, la política, el racismo o del simple hecho de ser diferente a los demás.

La novela nos adentra en un increíble mundo con una poderosa ambientación, donde las diversas tramas se intercalan asegurando un excelente ritmo narrativo, originando así una sensación de sorpresa continua al lector con esas imponentes conexiones que se van estableciendo poco a poco entre ellas.

Es cierto, por otra parte, que el ritmo de la novela se resiente hacia la mitad de la misma, continuando en esta línea hasta su final, punto en el que parece que la historia remonta de nuevo para dejarnos con uno de esos cliffhangers de auténtico infarto y que deja con unas ganas tremendas de saber cómo va a continuar la historia…

Podemos mencionar también que la decisión estilística de narrar en segunda persona una de las partes puede chocar al principio, resolución que toma sentido una vez resuelto el porqué de ello, pero que imagino que a algunas personas no les convenza por romper un poco la lógica interna de la trama a través de este recurso.

La Quinta Estación es una original novela que cuenta con un elenco de protagonistas complejos y carismáticos que se transforman en el pilar básico del libro. Al inicio de esta reseña he comentado que se trata de una novela de fantasía, pero eso sería quedarse bastante alejado del significado que pienso ha querido darle la escritora a la historia, ya que lo más maravilloso de esta lectura es dejarse llevar por las luchas internas de estos cautivadores personajes en un mundo que está condenado a su desaparición desde el principio, y comprobar por el camino si llegan a descubrir quienes son de verdad y cuál es su lugar en este vasto Cosmos.

Sin lugar a dudas, y a pesar de esas pequeñas objeciones totalmente subjetivas que se le puedan achacar, se trata de una de las mejores novelas que he podido leer en este 2017.

 

Ficha técnica

Título: La Quinta Estación

Autora: N.K. JEMISIN

Editorial: Nova

Páginas: 448

ISBN: 978-84-666-6169-0

Precio: 19 euros