Premier de Transformers: El último Caballero, en AutoCine de Madrid Race

Por Karol Scandiu.

El jueves 27 de julio fui en compañía de mis hijos a la Premier de Transformers: El último Caballero”.

Gracias a El Athnecdotario, acudí al evento como parte de la prensa para asistir a la película en estreno, cita que tuvo lugar en el AutoCine de Madrid (Calle Antonio de Cabezón, 8, Fuenlabrada).

Un evento familiar al que muchos de los participantes invitados acudían con sus peques para disfrutar de la cuarta entrega de la saga

En la entrada nos encontramos con el Optimus Prime “Definitivo”, una figura hecha en España por artistas nacionales, que nació de la participación interactiva de los fans durante meses en su página web. Un Optimus de más de 6 metros de altura hecho en exclusiva para esta nueva entrega y que es toda una obra de arte.

Dos robots más nos hicieron compañía, uno de ellos Bumblebee; figurantes disfrazados, cuya “armadura” robótica, luces y sonidos incluidos, hicieron las delicias de los presentes (peques y mayores), pues estuvieron largo rato enfundados en sus trajes para que se tomaran fotos con ellos.

El photocall tuvo lugar sobre las 21 horas, y antes de eso, aproveché para disfrutar de unos perritos calientes al más puro estilo americano, sentados cómodamente al aire libre en la parte destinada a la zona de alimentación del AutoCine; varias caravanas de comida rápida, un restaurante que no tiene nada qué envidiar a los cafés americanos de los 60 o 70 que tanto han salido en los cines. Además, varios automóviles de época (desde un coche de policía a una furgoneta muy hippy), terminaban de darle el aire tan logrado al lugar.

Tras las secciones de fotos (aquí me quedé fuera pues había mucha gente y no pude acercarme como es debido), nos dirigimos a tomar asiento en las butacas puestas en exclusiva para el evento en primera fila, justo frente a la pantalla; tras nosotros, el espacio dedicado a los coches ya estaba casi al completo, y así, sobre las 22 horas (casi en punto) arrancaba la película.

La cinta se merecería toda una crítica ella sola (que llegará esta misma semana), así que mientras tanto contaré, sobre todo, mis impresiones y sensación cuanto al visionado en sí: la calidad de la imagen era excelente, el sonido nos rodeaba (gracias a salidas dispuestas de forma estratégica a lo largo y ancho del AutoCine, algunas de ellas, disfrazadas como si se trataran de rocas naturales), haciendo de la experiencia toda una gozada.

Los que disfrutaban de la película desde sus coches acabaron (una gran mayoría) sobre los capós, y es que la película se lo merecía: un espectáculo de sonidos, luces, acción e historia que han hecho de esta mi nueva favorita de la Saga Transformers.

La única pega que le pondría al evento ha sido que una vez empezado el pase, y como estaba totalmente prohibido el uso de cualquier dispositivo electrónico, los dos encargados de vigilar el área de las butacas (por si alguien decidía sacar el teléfono) se paseaban entre las tres filas de asientos como tal cosa, y puesto que eran como sillas de playa plegables (muy cómoda, eso sí), cada vez que pasaban por delante, se convertía en un festival de cuellos intentando ver tras el vigilante, sobre todo para los más peques del público.

Si tenéis la oportunidad de acudir al AutoCine Madrid, os recomiendo la visita sin dudarlo. Además, tras el evento han confirmado que el área de butacas no se retirará, y podrás elegir entre ver el evento desde tu vehículo o en los asientos

El evento ha sido una maravilla, la organización nos ha tenido informados con amabilidad a cada momento, y hemos disfrutado de la película en un entorno que, para mejor, solo descalzos con los pies sobre la mesa de centro en tu propia casa. Eso sí, ni pantalla, ni sonido, ni la experiencia que allí te ofrecen.