Primero de poeta, de Patricia Benito

pdp1Primero de Poeta son todos los papeles que rellené y quemé, todos los pasos que no di, las vidas que perdí. Todas las declaraciones de amor que callé, los sueños que rompí, los miedos de los que aprendí. Es mi impaciencia, mis ganas de sentir y el pánico. Es descubrir que mis miedos siempre ganan la partida. Es empujarte a irte por si te acercas demasiado. Es querer que te acerques demasiado. Primero de Poeta son todos mis errores. Y mi cura.

En Primero de poeta,  Patricia Benito se desnuda ante nosotros y se nos muestra tal y como es, sin maquillajes ni artificios. Despojada de armaduras, de vergüenza o intención,  nos abre su pequeña caja de secretos y nos confiará aquello que quizá (solo quizá), nunca se atrevió a decir  en voz alta, sin trampa ni cartón. Sus deseos, sus miedos, sus contradicciones. Aquello que siente, lo que la eleva, lo que la hunde. No hay lugar para máscaras ni apariencias. No hay excusas ni explicaciones. Solo el sentir, la emoción, el dolor, la duda, la frustración, los momentos de calma y la certeza de que estos  siempre son efímeros…

Una suerte de oda al amor, al desamor, a la fragilidad y a la dificultad de aceptar que no sabemos amar, que no llegamos o nos excedemos, que dejamos ir o asfixiamos.  La belleza de las pequeñas cosas, que no son tan pequeñas como pueden parecer. De los rasgos que nos definen, de nuestras carencias, de nuestros defectos, de aquello que nos hace ser quienes somos, para bien o para mal.

Poemas que son escenas. Escenas íntimas que son recuerdos. Recuerdos que nos duelen, que nos elevan, que nos hacen sonreír,  que nos abrasan por dentro, pero que no podemos ni queremos olvidar.  Esa es nuestra visión del mundo, como lo entendemos y la única forma de aceptarlo y aceptarnos a nosotros mismos, entre gritos, risas, lágrimas, cigarrillos y cervezas.

Poesía para definir un mundo tan complejo como lo somos nosotros, con el cual a veces nos sentimos conectados y por el contrario, en otras observamos desconcertados, inconformes,  sin entender ni su forma ni su lógica, a nuestros ojos tan absurda e incomprensible. Un reflejo de nosotros mismos, nada más…

No entiendo de poesía. Soy un lector ocasional de este género. No puedo hablar con propiedad, ni valorar con criterio su calidad, nivel, forma ni estilo. Solo puedo decir lo que he sentido, casi a un nivel primario y es empatía. Empatía por alguien a quien no conozco de nada. Comprensión ante hechos y actitudes que no comprendo, pero sí. Conexión a un nivel tan íntimo que me he sentido incluso incómodo, pero fascinado, por lo inesperado.

Poco más puedo decir. Leedlo, disfrutad de estos poemas. De estas reflexiones. De esta confesión.

 

Primero de poeta

Patricia Benito

Editorial: El País Aguilar (Verso y Cuento)

ISBN: 978-84-03-51745-5

Páginas: 144 pág.

PVP: 10,45€

http://www.centrallibrera.com/libro/primero-de-poeta_157911