Cuchillo de agua, de Paolo Bacigalupi

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy os traigo la reseña de Cuchillo de agua, de Paolo Bacigalupi, autor con el que mantengo una relación de amor/odio que no es difícil de explicar.

Como ya señalé en su día, Bacigalupi es un narrador extraordinario y nadie como él para transmitir al lector lo fascinante de los lugares que visitamos de su mano. Maravillosas y detalladas descripciones de los escenarios donde se desarrollan sus obras, en apenas unas pocas pinceladas, certeras  y efectivas con las que logra una magnífica ambientación. El autor es un maestro a la hora de crear atmósferas, de hacer que los elementos y personajes que los habitan se sientan reales, posibles y que las situaciones que nos propone y ante las que se enfrentan sus protagonistas, alimenten nuestra imaginación.

Pero cuando terminé La Chica Mecánica, me sentí un tanto decepcionado,  con un sabor agridulce en la boca. La novela me había encantado, los personajes secundarios me habían ganado por completo, pero el papel de la Chica Mecánica me pareció muy desaprovechado. El desenlace me desencantó, me supo a poco, dejándome con la sensación de que el viaje  fue una delicia, pero el destino final no estaba a la altura.

Eso hizo que lo odiase un poquito y que me preguntase cómo alguien que escribe tan bien, que desarrolla sus historias de una forma tan magistral, se pierde por el camino.

Cuando tuve oportunidad de ponerme con Cuchillo de Agua, lo hice por dos razones evidentes: la primera, disfrutar de su narrativa, ante un argumento que me llamó la atención a primera vista. La segunda, como es obvio, comprobar si el autor había hecho los deberes y en esta ocasión, aprovechaba al cien por cien todas las oportunidades que tanto la trama como los personajes le ofrecían, y nos daba una obra redonda, tanto en su desarrollo como en su resolución.

paobaci2Cuando el río Colorado se seca, el sur de Estados Unidos se convierte en el escenario desértico de una guerra por el agua.  

En un futuro no muy lejano, tras siglos de sobreexplotación, el río Colorado está secándose. La catástrofe obliga a miles de ciudadanos a emigrar a zonas más fértiles de Estados Unidos, pero los estados deciden construir barreras para impedir la marea de refugiados que se les viene encima. A medida que la sequía se extiende y se prolonga, el campo y las ciudades se convierten en páramos sin ley, presas de especuladores que empiezan a comerciar con la desesperación de los seres humanos.

En medio de esta desalmada guerra por el agua, el mercenario Angel Velasquez está al servicio de un poderoso cártel que busca nuevos acuíferos. Siguiendo su cometido se cruza con la curtida periodista Lucy Monroe, quien conoce de primera mano el peligro de saber demasiado, y con la joven Maria, hija de un inmigrante mexicano que sueña con escaparse al norte, donde dicen que la tierra sigue poblada de lagos y aún cae agua del cielo.

Con la ciudad de Phoenix viniéndose abajo, no queda más remedio que depender los unos de los otros para sobrevivir. Aun así, en un escenario donde el agua vale más que el oro, las alianzas resultan tan movedizas como la arena.

Debo admitir que iba con miedo, pero al césar lo que es del césar y toca levantarse de la silla y aplaudir. Bacigalupi  enmienda sus errores y nos presenta una obra bien ejecutada, manteniendo su estilo, pero aprovechando todos los recursos a su alcance y no dejando a nadie atrás, exprimiendo sus posibilidades hasta la última gota, si bien es cierto que en el último momento, uno note que la historia pierde un poco de fuelle y casi tropieza de nuevo con un final que muestra sus debilidades narrativas.  Afortunadamente, parece darse cuenta de ello y consigue remontar el vuelo, retomando de nuevo el pulso narrativo y logrando aterrizar de pie, aunque sea trastabillando con disimulo en el desenlace.

Basándose  en su propio relato “The Tamarisk Hunter“, el autor nos plantea un futuro cercano extremadamente verosímil, en la que apenas necesita unas mínimas gotas de ciencia ficción para mostrarnos una realidad que no solo guarda evidentes paralelismos a nuestros tiempos, sino que parece una suerte de destino inevitable al que estamos abocados, de una u otra forma. Tomando elementos tan tristemente actuales como son la inmigración, los refugiados, y las fronteras, el cambio climático, la desidia política y los tejemanejes de las multinacionales, como verdaderos centros de poder más allá de los estados, Bacigalupi  nos muestra a una nación como los Estados Unidos padeciendo una sequía sin precedentes, en la que unos pocos privilegiados con bastante dinero en sus bolsillos aún pueden permitirse derrochar agua, mientras el resto simplemente muere. Luchas por el preciado elemento, una guerra apenas encubierta entre distintas empresas que pugnan por tener el control absoluto de los acuíferos y las repercusiones económicas, políticas y sociales de todo ello. Miles de almas desesperadas y sedientas intentan cruzar al otro lado de la frontera como refugiados. Nadie los quiere allí y la gente muere. La vida humana no vale nada y cada día aparecen muertos, cadáveres sin nombre que a nadie le importan. Carne de cañón, presas fáciles  para las mafias que se aprovechan de su miseria, que los engañan, extorsionan, abandonan a su suerte o directamente asesinan.  Y al otro lado, el paraíso. Grandes complejos de lujo, donde el agua corre por las cañerías, por las fuentes, solo a disposición de unos cuantos adinerados, de los selectos, de la élite.  Páramos desolados, eriales desérticos, donde lo único que hay es polvo y muerte frente a la opulencia de los poderosos.

Bacigalupi construye una historia tan creíble que duele. Con su estilo, esa prosa directa, pero bien trabajada, consigue transmitirnos esa desolación, esa miseria. Sentimos la boca seca y los labios cortados. El polvo nos cubre por completo y nos escuecen los ojos.

Estamos ante una obra que cabalga a medio camino entre el thriller, la distopía y la novela de aventuras, con un ritmo vertiginoso que combina a la perfección las escenas de acción con las tramas políticas y las conspiraciones empresariales y gubernamentales. Personajes arquetípicos, pero bien construidos y con una profundidad poco habitual, que  nos dan a conocer lo que acontece desde sus distintos puntos de vista, lo que nos permite obtener una imagen global de la situación y comprobar como de jodidas están las cosas. Todos ellos con una motivación distinta en apariencia, pero similar en el fondo. Desde  la rica empresaria hasta el mercenario, desde la refugiada a la periodista, todos ellos comparten un rasgo en común: Son supervivientes. A cualquier precio, utilizando cualquier medio, siguen de pie. Siguen vivos. En un medio hostil, sea la aridez del desierto o las intrigas de palacio, siguen adelante.

Un ritmo ágil y fluido, en avance constante, en una narración que no se corta en absoluto a la hora de mostrarnos la crudeza del lugar, de las consecuencias de cualquier acto, de la repercusión de todos y cada uno de ellos. Escenas duras, imágenes que se graban en la retina y que de manera trágica, no nos resultan desconocidas si acostumbramos a ver las noticias en televisión.

paobaciEn resumen, Bacigalupi ha logrado que me reconcilie con él.  Una obra  tan intensa como entretenida, que te hace percibir lo poco de fantástica que tiene y lo mucho de real que hay entre sus páginas. Un reflejo de nuestro día a día y de lo que es a todas luces un futuro similar al que nos aguarda.  Personajes   carismáticos,  por los que llegas a preocuparte. Aparentemente prototipos de la variedad humana, se descubren pronto como individuos únicos, profundos, con personalidad propia, con sus miedos, sus anhelos e inquietudes y nos dan su propia visión del conflicto, a todos sus niveles.

Mención especial a excelente labor de traducción de Manuel de los Reyes, que de nuevo nos demuestra su buen hacer, logrando mantener intactos las singularidades del original y el estilo característico del autor, mostrándose atento y cuidadoso hasta con el más mínimo detalle, como ya es habitual en todos sus trabajos. También destacar la ilustración de portada, obra de Joseba Alexander, que ha sabido captar a la perfección la pura esencia de la novela.

 

Cuchillo de agua

Paolo Bacigalupi

Editorial: Fantascy

ISBN: 9788415831914

Páginas: 544 pág.

PVP: 21,90€

http://www.fantascy.com/libro/cuchillo-de-agua/

 

 

La Chica Mecánica, de Paolo Bacigalupi

Buenos días, queridos Lectores Ausentes.

Hoy vamos a hablar de una novela controvertida en cuanto a opiniones. Me consta que no ha dejado a nadie indiferente y sus lectores, han quedado muy diferenciados en lo que se refiere a defensores y detractores.

Se trata de “La Chica Mecánica”, de Paolo Bacigalupi y se la ha catalogado como una de las mejores novelas de Ciencia Ficción de los últimos tiempos. Personalmente, no comparto esa opinión y aunque es una buena novela y que el autor conoce su oficio, no ha conseguido llegarme.

Anderson Lake es uno de los pocos occidentales que ha obtenido permiso de trabajo y residencia en Tailandia. Sin embargo, la fábrica que dirige es una tapadera: su misión es descubrir la reserva de semillas no modificadas de plantas desaparecidas hace muchos años en el resto del planeta, que misteriosamente se han conservado en el aislado reino asiático, y entregarla a la multinacional biotecnológica para la cual realmente trabaja. Paolo Bacigalupi nos lleva al siglo xxii , un mundo donde el cambio climático ya se produjo, casi se han agotado el petróleo, el gas y el carbón, la tracción animal ha reemplazado los motores de combustión, la ingeniería genética se aplica en cultivos, animales e incluso humanos, y las multinacionales biotecnológicas controlan la principal fuente de alimentos: las semillas transgénicas. Un mundo donde las personas han de recordar de nuevo qué las hace humanas.”

Es una buena historia, el escenario imaginado es evocador y manifiesta un alarde de imaginación loable, el trasfondo resulta especialmente interesante y las ideas con las que trabaja dan para mucho juego.

Está bien escrita y la forma de narrar del autor, sus descripciones, denota que tiene tablas…..Pero no me he sentido atrapado.

Me ha creado quizá demasiadas expectativas para lo que luego me ha ofrecido. Sí es cierto que hay detalles que me gustan, en algunos elementos y decorados, pero quizá se alarga en demasía en determinados momentos, y sobre todo, le cuesta arrancar un buen montón de páginas.

No he logrado sentir empatía por los personajes. He sido incapaz de conectar plenamente con ellos. La causa: La sensación constante de arranque fallido y posterior deambular al ralentí sin tomar partido. Los protagonistas se pasean por las páginas sin llevarnos a ninguna parte y cuando por fin parece que va a suceder algo de trascendencia,  se queda todo en pólvora mojada.

El problema está  en que las cuatro sub-tramas de esta historia coral, pese a estar conectadas entre si, se mantienen distantes entre ellas. Si, son parte las unas de las otras, pero no he logrado dejarme llevar por el hilo que las une. Me parecen historias
independientes y a pesar de que todo esta relacionado y los hechos que se suceden implican de manera general a todos los personajes y acontecimientos, no he sido capaz de sentirla como un todo, de manera global.

Insisto que esta bien escrita y parte de unas premisas más que interesantes y al contrario de lo que muchos lectores cuyas opiniones  he leído, no me ha supuesto ningún problema el uso de palabras tailandesas y expresiones orientales o extrañas. En mi caso, el único hándicap es que me ha dejado frio, sin conseguir implicarme en la
historia.

La única parte en la que ha llegado a cautivarme, ha sido en la historia del Tigre, personaje grande donde los haya y cuyas aventuras daban por si solas para una novela, quizás más atrayente que la que tenemos en las manos. El resto de personajes, ha llegado un momento en que  como que me daba igual lo que ocurriese con ellos.

Y en definitiva, si hay uno que me ha decepcionado, ha sido el de la propia Chica Mecánica, ya que pese a  contar con todos los medios para forjarse como personaje principal, de arrancar con fuerza y crecer de manera progresiva, optando por ganarse el supuesto protagonismo que prometía, al final pasa sin pena ni gloria, sin haber hecho nada destacable.

No se si el problema soy yo, que no he sabido pillarle el punto. Es posible. Pero en mi opinión, eso de mejor novela de ciencia ficción como tal, que es lo que nos han querido vender, pues es una nominación que le queda grande.

 

La chica mecánica

Paolo Bacigalupi

Editorial: Plaza y Janés

Páginas: 535 páginas

ISBN:
978-84-01334900

PVP: 21 €