Secreto de Estado, de Pablo Sebastiá Tirado

Buenas tardes, mis queridos  Lectores Ausentes.

Hace apenas unos días os hablábamos del agente del CNI  Jon Beotegui,  personaje creado por Pablo Sebastiá Tirado y protagonista absoluto de ésa pedazo de novela que es La Agenda Bermeta.  Hoy, de nuevo, volvemos para contaros de las nuevas aventuras de nuestro particular espía y recomendaros su nueva novela Secreto de Estado.

Como ya comenté en su momento, Jon Beotegui se descubre como un personaje carismático, un tipo duro y con recursos que deja a la altura del betún a sus homólogos literarios y cinematográficos, siendo el español un tipo más mundano y creíble al utilizar sus dotes como investigador y echando mano de todos los recursos y medios a su alcance, sin necesidad de gadgets imposibles ni elementos más cercanos a la ciencia ficción que a la novela de espías.

 

En Secreto de Estado, Beotegui ha sido ascendido a Coronel y está al frente del departamento. Veremos como le han ido las cosas tanto en lo profesional como en lo personal y recordando como se las gasta el vasco, quien no duda en emplear tanto su inteligencia como otras tácticas menos sutiles y muchísimo más violentas para conseguir sus objetivos. Llama la atención el comprobar que Beotegui no tiene reparos en hacer cosas que puedan parecernos poco éticas, reprochables  e incluso ruines. Si hay que asesinar, se asesina. Si hay que torturar, se tortura. La defensa del Estado es lo único a tener en cuenta y no importan los medios utilizados para tal fin.

Pero Jon es humano. Una persona como cualquier otra. Con sus mismas necesidades, sus mismos sentimientos (aunque tenga que dejarlos relegados en un segundo plano en la mayoría de ocasiones) e incluso llegue a cuestionarse a si mismo y a su labor. Alguien que parece estar de vuelta de todo y aun así, sigue siendo capaz de tener sentimientos.

Concebida como una novela autoconclusiva  e independiente, a pesar de que sigue el orden cronológico establecido con La Agenda Bermeta y algunas de las tramas se enlazan directamente con lo sucedido en la misma, la novela puede leerse sin ninguna necesidad de conocer lo que va rumbo de convertirse en una gran saga. Eso supone todo un acierto, ya que el lector que se acerque a la novela, no tiene necesidad de saber nada de lo acontecido con anterioridad y en todo caso, interesarse por el título anterior por el simple placer de descubrir como empezó todo sin que ello sea imprescindible.

La novela resulta una lectura muy entretenida, donde la acción prima sobre el resto de elementos sin dejar de lado otro rasgo característico como son las relaciones del agente con las féminas. El rencuentro con cierta vieja conocida  le da a la novela el puntito justo y esperado de sensualidad que uno espera encontrar en cualquier lectura de este tipo que precie.

En ocasiones, el grado de violencia es más alto de lo que se podría esperar. Las peleas, redadas, incursiones armadas y otras escenas similares están narradas con realismo y con una soltura admirable, logrando que el lector se sienta en medio de la acción y se implique en los acontecimientos como si los viviese en primera persona.

Pura adrenalina, los amantes de la acción pura, el trhiller, la aventura y las conspiraciones terroristas sin duda disfrutarán de la lectura. Un título que engancha desde la primera página y mantiene al lector en vilo hasta el final. No hablamos de alta literatura, si no de puro entretenimiento, bien presentado y ofreciendo aquello que promete. ¿Acaso se puede pedir más?

 

Secreto de Estado

Pablo Sebastiá Tirado

Editorial: El Full

ISBN: 978-84-92819-60-7

Páginas: 415 pág.

PVP: 20€

http://www.editorialelfull.com/?p=27

.

La Agenda Bermeta, de Pablo Sebastiá Tirado

Buenas noches,  queridos Lectores Ausentes.

Los habituales a este sitio recordareis que hace apenas unas semanas reseñábamos aquí  mismo El Último Grado, de Pablo Sebastiá Tirado, un autor castellonense que ha resultado ser todo un descubrimiento para mí.

Pablo tiene un amplio recorrido a sus espaldas, con varias novelas publicadas. Como ya pudimos comprobar con El último Grado, Pablo demuestra un talento innato para el trhiller y con el título de hoy vuelve a demostrarlo.

La Agenda Bermeta reúne en sus páginas todos los ingredientes necesarios para ofrecer al lector una lectura intensa donde se mezclan con acierto acción, aventura, intriga y  conspiraciones. Una trama perfectamente orquestada en la que los protagonistas tendrán que darlo todo para salir ilesos.

Jon Beotegui es el personaje principal. Un agente del CNI cuyos métodos le han convertido en uno de los mejores hombres de la Agencia. Agente de campo, se verá involucrado en una investigación que le pondrá en el punto de mira y en la que no solo peligra su vida, sino la propia reputación del CNI.

Con una puesta en escena excelente, Pablo nos lleva a recorrer distintas localizaciones. Desde las cruentas callejuelas del Congo hasta el Madrid más sofisticado, pasando por  el marginal barrio de las Barranquillas o lo bellos rincones de París, nuestro personaje deberá utilizar todo su ingenio para descubrir quien mueve los hilos y evitar que le borren del mapa. Duro, inteligente, manipulador…  Jon es  todo un profesional que nada tiene que envidiarle  al archiconocido Bond o al amnésico Bourne.

Como no podía ser de otro modo, un tipo como él  tiene bastante  éxito con las mujeres y en su camino se cruzarán dos bellezas incompatibles. Lucía, cabo del ejército y única superviviente de un atentado contra tropas españolas en el Congo y Laura, hija de un importante abogado que puede tener en su poder la pista definitiva para aclarar el caso. El agente encontrará tiempo para flirtear con ellas, aunque quizás la cosa se complique más de lo que esperaba.

Con un estilo ágil, el autor encuentra sin dificultad el ritmo adecuado para que la lectura sea fluida y no nos durmamos en los laureles. La acción más trepidante se sucede página a página, únicamente interrumpida por nuevas revelaciones que pondrán a los personajes otra vez en marcha. No hay lugar para el aburrimiento y a medida que avanzamos en el libro, mayor  es  nuestra necesidad por saber que sucederá a continuación.

Una narrativa impecable que no busca florituras, sino atrapar al lector y sumergirle en la historia. Lo consigue con creces, en parte por unos personajes bien construidos y con carácter y sobretodo, por imprimirle un enfoque dinámico y muy cinematográfico, que ayudan a sentirse en medio de la escena y formar parte de ella.

Me ha parecido una lectura muy recomendable. Entretenimiento puro que como digo, está a la altura de otras obras del mismo estilo y que todos conocemos. James Bond se ha encontrado con la horma de su zapato y es que el vasco es un tipo con el que no se juega.

Si lo que buscáis es entretenimiento, no os defraudará. Como ya  comenté en su momento, Pablo es un autor que ha demostrado que no hace falta ser extranjero para escribir auténticos bestsellers y no me cabe duda de que su novela merece compartir estantería con gente como John Grisham, Robert Ludlum o Ian Fleming.

 

La Agenda  Bermeta

Pablo Sebastiá Tirado

Editorial: Ellago Ediciones

ISBN:  9788496720510

Páginas: 320 pág.

PVP: 19,80€

.

¡EXCLUSIVA! Entrevista a Pablo Sebastiá Tirado, autor de “El Último Grado”

Buenas tardes, amiguitos.

Hoy tenemos a un invitado muy especial en el Athnecdotario. Nada más ni nada menos que a Pablo Sebastiá Tirado, autor al que hace apenas unas semanas tuve el placer de descubrir y que no puedo dejar de recomendaros.

Pablo es ya zorro viejo en esto de publicar novelas. Para muestra, os dejo un poco de info que he sacado de su página oficial :

“…Pablo Sebastiá Tirado nació en Castellón de la Plana en 1973. Se  licenció en Derecho por la Universitat Jaume I de Castellón y  posteriormente realizó varios Masters y cursos de postgrado en España,  Bélgica y Estados Unidos.

Tras ocho años al frente del departamento de Marketing y Comunicación  de un importante grupo industrial decidió independizarse y abrir su  propia empresa de consultoría. Actualmente dirige la agencia SOLUCIONES  ESTRATÉGICAS, dedicada al asesoramiento comercial, organizativo y de  comunicación.

En su faceta literaria destacan las dos novelas editadas por ELLAGO  EDICIONES: El Último Proyecto del doctor Broch (2007) y La agenda  Bermeta (2008). Ha colaborado en varias publicaciones de relatos cortos y  posee su propia columna de opinión dominical en el diario Levante EMV. Así  mismo es contertulio habitual de la emisora de radio Onda Cero…”

Pero como esos datos son del dominio público, vamos a intentar que nos cuente  un poco más de si mismo. Os dejo con la entrevista:

 

1. AI -¿Quien es en realidad Pablo Sebastiá Tirado?

PST- Un tipo curioso. O al menos así me veo yo. Para la gente “sensata” soy un friki. Para los frikis soy un tipo cabal. Racional. Alguien en quien se puede confiar a la hora de realizar cualquier proyecto. Lo cierto es que no soy ni una cosa ni la otra. Entiendo que todos los hombres tenemos alma de niño, hasta los más ilustres y serios banqueros. Lo que ocurre es que a algunos nos gusta hacer gala de ello y a otros no. En cualquier caso, y pese a esto, siempre seré un tipo del mundo de la empresa. Ahí me hice como persona, y ya lo llevo tatuado en los genes.

2. AI- ¿De donde viene tu afición a la escritura?

PST-  Desde que era un crío quería ser escritor. Desde muy niño. Lo que ocurre es que empecé relativamente tarde por cuestiones de entorno. Mis padres jamás creyeron que esto de la escritura fuera algo que pudiese tomarse en serio. Hasta que no dejé el trabajo por cuenta ajena definitivamente, a mediados de 2007, no pude dedicarme a la literatura como siempre había deseado.

De hecho soy escritor gracias al incondicional apoyo de quien ahora es mi esposa. María. En verano de 2007 era director de Marketing y Comunicación en una multinacional que facturaba más de 1.000 millones de € al año. Tenía un seguro médico de esos para flipar a cuenta de la empresa, el mejor móvil que salía al mercado cada año, un Mercedes, retribuciones en especie dignas de un marajá y un sueldo que hoy podría incluso considerarse obsceno. Y de un día para otro, tras un proceso de maduración importante, eso sí, lo dejé todo. Me fui a mi casa, me senté en el despacho y empecé a escribir LA AGENDA BERMETA (Ellago Ediciones). Mi segunda novela. Recuerdo que aquel día me sentí inmensamente feliz. Y casi libre por primera vez en la vida.

3. AI- ¿Que fue lo que te empujó a escribir una novela como El Último Grado, revisionando antiguos mitos  y volando por los aires lo que creíamos saber de la historia del ser humano y el orígen de nuestra civilización?

PST- Una vez leí una entrevista a Arturo Pérez Reverte en la que decía algo así como que cada vez que se ponía delante del ordenador trataba de empezar una novela que nadie hubiera escrito antes. Me llegó el mensaje. Desde siempre me ha fascinado la antigüedad. El Antiguo Testamento contiene infinitos misterios por descubrir, y las explicaciones (tanto religiosas como históricas) que hasta ahora se han dado sobre muchos de los hecho que en él se comentan nunca me han convencido. Es difícil decir cómo pensé en escribir ese texto, simplemente salió. Creo, como dice Pérez Reverte, que era la novela que siempre quise escribir.

¿Como surgió la idea?

Tras el éxito de LA AGENDA BERMETA, que nos pilló a todos por sorpresa, a mis editores y a mí, creí que era el momento de cambiar de tercio. Aquella era un thriller al uso, y me hacía mucha ilusión adentrarme en una historia más oscura. Más densa.

4.- ¿Tienes algún autor favorito?

PST- De joven me encantaban Dean Koontz y Stephen King, como a todo el mundo, aunque ahora prefiero leer otras cosas. Me gustó mucho la novela Génesis, de Bernard Beckett. También El viejo que leía novelas de amor, de Sepúlveda, o Escupiré sobre vuestra tumba, de Boris Vian. Estilos bien distintos, para que el espíritu insaciable devorador de libros que llevo dentro no se canse nunca. Me encanta alimentarlo.

¿Alguien a quien tengas como referente?

De mayor me gustaría parecerme a Arturo Pérez Reverte, siempre tan incorrecto a la par que certero en sus críticas el muy cabrón.

5. AI- ¿Qué hace Pablo Sebastiá cuando no escribe?

PST- Antes hacía muchas cosas. Leer, ir al cine, jugar al tenis, al baloncesto, ir a la playa, etc. Ahora paso prácticamente todo el tiempo libre que tengo con mis dos hijos; Pablo y Juan. María (mi mujer) y yo nos hemos convertido en la versión española de la familia Trapp. Incluso nos acabamos de comprar dos bicis con sillitas porta bebés y cesta. Para ir ahora al cine, por ejemplo, tenemos que remover Roma con Santiago y movilizar a suegros, cuñados o lo que haga falta. Todo se ha complicado mucho. Aunque vale la pena. Cada vez que Pablo, el mayor (dos añitos y medio) me dice “papá te quiero mucho a ti” se me hace el culo Coca-cola.

6. AI- ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo editorial?

PST- No fueron fáciles, aunque tampoco diré que fueron un infierno. Escribí una novela titulada El jardín de los locos, la edité con un impresor amigo mío y la envié a editoriales. En poco tiempo me llamaron de Ellago Ediciones, concertamos una reunión y me dijeron que les había gustado bastante. Que se habían reído. Y me pidieron que les escribiera otra. Un año después publiqué con ello El último proyecto del doctor Broch, una historia enloquecida de humor negro que enseguida se convirtió en un éxito de ventas en Levante. A partir de ahí todo fue más sencillo.

Cuéntanos cómo fueron tus primeros pasos y cómo fue la experiencia.

Los primeros pasos siempre son difíciles. Envías tu trabajo con gran ilusión y ves que la gente no te llama, no te escribe, no te da cariño… Pero no hay que rendirse. Jamás.

7. AI- ¿En qué andas metido ahora? ¿Nos puedes decir cuáles son tus proyectos en este momento?

PST- Estoy a punto de editar, junto a otros escritores y periodistas de género, un libro de relatos negros. Ya lo hicimos hace tres años en Castellón y hace dos en Valencia. Ahora vamos a hacer algo más ambicioso. un libro negro de relatos a nivel nacional. Si hay suerte llegará a las librerías antes de Navidad. Mi relato se titula La muerte está de caza. Y no os cuento más para no desvelar cosas que no debéis conocer aún.

En cuanto a mis trabajos en solitario, estoy escribiendo La sonrisa de la higuanas. Un thriller algo cómico y enredado, como en mi primer trabajo, que no deja títere con cabeza. Cobra hasta el apuntador. La clase política, la pudiente, la banca, los médicos, el 15M, los medios de comunicación…

8. AI- ¿Cómo te ves… digamos… dentro de 5 años?

PST- Literariamente espero haber publicado La sonrisa de la higuanas,  La conexión báltica, tercera entrega de las aventuras de Jon Beotegui (La agenda Bermeta y Secrero de Estado) y un proyecto muy ambicioso que tengo en mente titulado Reikiavik. Tan extenso y complejo como El último grado, o más. Como ves, para meterme en una historia tengo que ponerle primero el nombre. Profesionalmente espero estar posicionado como me gustaría entre los escritores que más venden en este país. Y personalmente me gustaría seguir disfrutando de mis amigos y de mi familia tanto como ahora mismo hago.

9. AI- ¿Cuál es tu opinion referente al panorama actual de la literatura de género?

PST- Pues que está mejorando mucho. Hace unos años o escribías historias aburridas y melancólicas o no eras reconocido en el mundo literario más que como otro juntaletras. Afortunadamente eso está cambiando.

¿Piensas que tanto las editoriales como el público estan dandole por fin la importancia que se merece a los autores patrios, o por el contrario, siguen siendo un tanto marginados en favor de autores extranjeros?

Las editoriales prefieren comprar derechos de novelas que han funcionado fuera antes que apostar por escritores españoles noveles, por eso importamos mucha más literatura de la que exportamos. Es una pena, pero así son las cosas. Y esto no es una opinión, es un hecho. Es la política comercial de las grandes editoriales.

10. AI- Si Pablo Sebastiá no se dedicase a escribir, entre otras cosas, ¿hubiera sido…?

PST- Lo que era. Un hombre de empresa.

11. AI- A Pablo Sebastiá le asusta……

PST- Muchas cosas. ¡Qué pregunta! Por decirte una cosa… me aterra volar. No cojo un avión ni drogado hasta las cejas. He volado 17 veces. A Nueva York, a Bruselas, A La Habana, etc. Y si puedo evitarlo no volveré a hacerlo. Recuerdo con especial disgusto un vuelo de la Virgin de Bruselas a Valencia en el que el piloto hizo una especie de aterrizaje en plan kamikace que casi me revienta los tímpanos. Si hubiera podido me lo hubiera comido a bocados.

12. AI- Por último: Cuéntanos cuál es el último libro que has leido, la última peli que has visto y el último tema musical que has escuchado.

PST- En cuanto a lectura, estoy dándole fuerte a Madame Bovary, aunque reconozco que me está costando.La última peli que vi y que me gustó, las dos cosas, fue Pandorum, con Dennis Quaid. En cuanto a la última cuestión, no suelo escuchar mucha música… en general me gusta Queen.

AI- Muchas gracias por tu tiempo, Pablo. Un placer hablar contigo.

PST- Igualmente, un fuerte abrazo.

.