La quinta estación, de N.K. Jemisin (Nova, 2017)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

Así es como se acaba el mundo… por última vez.

Ha dado comienzo una estación de desenlaces.

Empieza con una gran grieta roja que recorre las entrañas del único continente del planeta, una grieta que escupe una ceniza que oculta la luz del sol.

Empieza con la muerte, con un hijo asesinado y una hija perdida.

Empieza con una traición, con heridas latentes que comienzan a supurar.

El lugar es la Quietud, un continente acostumbrado a la catástrofe en el que la energía de la tierra se utiliza como arma. Y en el que no hay lugar para la misericordia.

 

Por fin podemos disfrutar de La Quinta Estación, una novela de N.K. Jemisin ganadora del Premio Hugo 2016 y, por ende, una de las escritoras más alabadas y reconocidas en los EEUU.

Los más viejos del lugar recordarán allá por el año 2010 Los Cien mil reinos y Los Reinos rotos, ambas publicadas por Minotauro, y que son parte de una trilogía que si mi memoria no me falla aun está sin finalizar hasta la fecha de hoy.

Parece que Nova ha apostado fuerte por la escritora, concertando varias visitas por España con gran afluencia y éxito de público, lo que se traduce por tanto en una de esas campañas de marketing que hablan por sí solas.

Entrando ya de lleno en La Quinta Estación, nos encontramos una historia de fantasía narrada en tres tiempos por mujeres orogenes (cuyos asombrosos poderes – predecir, provocar y evitar movimientos sísmicos y demás fenómenos naturales- son al mismo tiempo su bendición y su maldición), las cuales acabarán confluyendo en una sola trama; En definitiva: estamos ante unos personajes completamente alejados del prototipo de héroe que estamos acostumbrados a ver en este tipo de novelas.

El gran abanico de temáticas diferentes con el que Jemisin salpica la narración es otro de los grandes aciertos de la novela, dejando siempre al lector con un poso de reflexión alrededor de temas como el amor, la política, el racismo o del simple hecho de ser diferente a los demás.

La novela nos adentra en un increíble mundo con una poderosa ambientación, donde las diversas tramas se intercalan asegurando un excelente ritmo narrativo, originando así una sensación de sorpresa continua al lector con esas imponentes conexiones que se van estableciendo poco a poco entre ellas.

Es cierto, por otra parte, que el ritmo de la novela se resiente hacia la mitad de la misma, continuando en esta línea hasta su final, punto en el que parece que la historia remonta de nuevo para dejarnos con uno de esos cliffhangers de auténtico infarto y que deja con unas ganas tremendas de saber cómo va a continuar la historia…

Podemos mencionar también que la decisión estilística de narrar en segunda persona una de las partes puede chocar al principio, resolución que toma sentido una vez resuelto el porqué de ello, pero que imagino que a algunas personas no les convenza por romper un poco la lógica interna de la trama a través de este recurso.

La Quinta Estación es una original novela que cuenta con un elenco de protagonistas complejos y carismáticos que se transforman en el pilar básico del libro. Al inicio de esta reseña he comentado que se trata de una novela de fantasía, pero eso sería quedarse bastante alejado del significado que pienso ha querido darle la escritora a la historia, ya que lo más maravilloso de esta lectura es dejarse llevar por las luchas internas de estos cautivadores personajes en un mundo que está condenado a su desaparición desde el principio, y comprobar por el camino si llegan a descubrir quienes son de verdad y cuál es su lugar en este vasto Cosmos.

Sin lugar a dudas, y a pesar de esas pequeñas objeciones totalmente subjetivas que se le puedan achacar, se trata de una de las mejores novelas que he podido leer en este 2017.

 

Ficha técnica

Título: La Quinta Estación

Autora: N.K. JEMISIN

Editorial: Nova

Páginas: 448

ISBN: 978-84-666-6169-0

Precio: 19 euros

 

Los últimos días de Nueva París, de China Miéville (Nova, 2017)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

udnp1Marsella, 1941. En el caos de la guerra, el ingeniero estadounidense Jack Parsons tropieza con un grupo clandestino antinazi, incluido el teórico surrealista André Breton. En los extraños juegos de los diplomáticos disidentes, los revolucionarios exiliados y los artistas de vanguardia, Parsons encuentra y canaliza la esperanza. Pero lo que involuntariamente desencadena es el poder de los sueños y las pesadillas, cambiando la guerra y el mundo para siempre.

Tenía ganas de leer algo nuevo de China Miéville, uno de los autores más admirados e icónicos de la fantasía actual y creador del llamado new weird o “fantasía antisistema”.

Cada flamante obra suya es capaz de redefinir los límites del género hasta límites insospechados (os recomiendo títulos como Embassytown o El rey rata) y en la novela que hoy os traigo por aquí vuelve a confirmar su enorme talento como escritor que no deja indiferente a nadie.

Antes de adentrarnos en mis impresiones sobre este libro es muy recomendable que os grabéis esto con fuego: China Miéville implica al lector en cada una de sus historias de una forma muy particular, así que mi consejo es que os dejéis llevar y entrar sin ningún tipo de prejuicio ya que cualquier cosa puede pasar en sus novelas.

Dicho esto a modo de introducción y centrándonos ya en Los últimos días de Nueva París nos encontramos a un pletórico Miéville con esa característica prosa suya enrevesada y densa acompañado para la ocasión de una reflexión contemplativa que se torna cada vez más importante conforme avanzamos en su lectura, todo ello bajo un plano artístico que sirve de impresionante telón de fondo para conceptos como la resistencia contra la opresión o las formas de pensamiento totalitario que aquí se nos muestran.

Con este escritor no puedes hacer una lectura rápida ya que lo recomendado es tomárselo con mucha calma y releer ciertas partes que no se han asimilado bien a priori (al menos a mí me ha pasado así…).

Estamos ante una novela que al principio cuesta entrar en su historia, incluso a más de uno se le puede atragantar la particular y confusa forma de narrar del escritor; Aparte de esto quiero daros un consejo para quienes os interese este libro: en la parte final hay un apéndice de las obras surrealistas que aparecen en la historia y que, una vez consultadas, se va menos perdido y se puede disfrutar mucho mejor de esta experiencia lectora (otras muchas quedan en el aire, para que sea el propio lector el que rellene esos huecos como muestra del sentido del humor tan especial del escritor inglés).

Los últimos días de Nueva París es una novela corta de aventuras donde lo onírico y lo surrealista se dan la mano y que sinceramente creo que no es el mejor libro para comenzar a leer a China Miéville, pero que desde aquí recomiendo si lo tuyo es el weird pasado de vueltas y si muestras interés alrededor de todo lo relacionado con el movimiento del surrealismo.

En definitiva: una lectura que recomendaría con reservas.

 

 

Ficha técnica

Título: Los últimos días de Nueva París

Autor: China Miéville

Editorial: Ediciones B (Nova)

Páginas: 240

ISBN: 978-84-666-6086-0

Precio: 18 euros