El Linaje de la Luna Negra, de David Mateo

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy venimos con El Linaje de la Luna Negra, el último trabajo de David Mateo, quien nos ofrece un intenso  thriller con tintes fantásticos, realmente aterrador. Terror, fantasía oscura, mitología y varios recursos típicos de la novela policiaca, son los elementos con los que el autor construye una historia dura y muy potente, que arranca ya con toda su crudeza en las primeras páginas y que  no hace más que tornarse cada vez más oscura a medida que avanzamos en su lectura.

eldllnBarcelona, 19 de julio de 1936. Amparándose en el caos reinante, Emilio Anglesola saca a un grupo de niñas del Hogar de Nuestra Señora de la Consolación y lo traslada hasta el Palacio Desvall. Nadie sospecha que a medianoche, algo oscuro y siniestro aguarda en el umbral de dos mundos separados por la Luna Negra.

Hoy, Dafne, estudiante de Bellas Artes, lucha contra un carcinoma degenerativo que trae consigo terribles pesadillas. La joven trata de recomponer su vida cuando llega un encargo inesperado de la misteriosa Fundación Exégesis: recuperar la ninfa Egéria, una de las piezas más valiosas de la colección del Laberinto de Horta.

A varios kilómetros de allí, el doctor Abel Barros emprende una búsqueda contrarreloj para dar con el paradero de Eli, una niña secuestrada hace años por un peligroso psicópata conocido como el Ogro de Lupiñén.

Las vidas de nuestros protagonistas se entrecruzarán en un thriller sorprendente en el que los pecados del pasado están condenados a repetirse como un eco maligno, generación tras generación.

David  sigue en su línea de siempre,  concienzuda y aplicada,  empeñado en que nos sumerjamos en la oscuridad, en esa atmósfera opresiva que se va cerrando alrededor de los personajes (maravillosamente perfilados, llenos de matices y con una personalidad y carisma arrolladores), atrapándolos y uniendo sus destinos hacia un desenlace que se adivina trágico  para algunos de ellos. Cuando el Mal  se muestra ante ti en sus distintas formas, resulta imposible escapar indemne. Una prosa cuidada,  donde cada frase cuenta, donde no hay nada al azar,  con un enfoque muy cinematográfico en su dinámica, gracias a ese ritmo fluido  al que nos tiene acostumbrados.  Un excelente  forma de desarrollar a los personajes y sus propias tramas, para encauzarlas hacia su nexo común, logrando generar una tensión que  crece de manera exponencial hasta llegar al desenlace, un tanto previsible pero no por ello menos intenso, y que como ya podéis imaginar, no es precisamente un final feliz. Algo que se agradece y que nos deja un muy buen sabor de boca, mientras plantea  la evidencia de que esto todavía no ha terminado…

Ha resultado toda una sorpresa el reencontrarse con  viejos conocidos. Y es que El Linaje de la Luna Negra, aunque es una obra auto-conclusiva, está enmarcada dentro de ese universo  creado por David a lo largo de estos años.  Uno rememora  la imaginería y el simbolismo religioso de Herederos de la Alquimia, y si bien es cierto que  no se menciona explícitamente,  cuando uno ha leído ambas obras, resulta imposible no ver la relación. De forma mucho más obvia es el encontrarse con cierto personaje de su anterior trabajo, Noches de Sal, que aquí tiene un papel protagonista (con permiso de Eli y Dafne, las verdaderas protagonistas absolutas) y cuyo rol en la obra viene bastante condicionado por todo  lo vivido, por sus propias experiencias, con lo cual es comprensible que le veamos actuar como lo hace, la razón de sus actos, de su implicación y su empatía, lo que le llevará a toparse de nuevo con el horror.

Otro punto a destacar son la ambientación y los escenarios, tan reales como inquietantes, vistos  a través de los ojos del autor. El parque laberinto de Horta y el palacio de la familia Desvalls se convierten en un lugar sombrío y aterrador, con una atmósfera opresiva, asfixiante y claustrofóbica, un enclave maldito donde anida el mal y lo perverso surge de sus entrañas, envenenándolo todo.

eldlln1Fantasía oscura de la buena. Terror con elementos paranormales, donde la naturaleza de la religión es tan antiguo como salvaje y despiadado, nada de luz y amor. Un periodista curtido pese a su juventud. Un médico que intenta hacer lo correcto. Dos mujeres jóvenes sin futuro ni esperanzas, pero con una fuerza interior arrolladora. Una corporación con oscuros intereses.  Y una poderosa y terrible entidad que se manifiesta con su influjo maligno, ansiando ser venerada en un mundo  de noche eterna, de dolor y sacrificios. Con todos estos elementos, nada puede fallar, si es David quien los pone en juego.

En definitiva, una novela con la que vais a disfrutar de muy buenos malos ratos. De lo mejorcito dentro del género de terror que he leído este pasado año.

 

El Linaje de la Luna Negra

David Mateo

ISBN: 978-84-16523-33-7

Editorial: Kailas Editorial

Páginas: 504 pág.

PVP:18,90€

http://www.kailas.es/catalogo/libros-ficcion/el-linaje-detail.html

 

 .

-Exclusiva- Entrevista con David Mateo, autor de “Carne Muerta” y ” Noches de Sal”

 Buenas noches, amigos.

.

Hoy tenemos con nosotros a un invitado muy especial. Alguien a quien respetamos muchisimo y admiramos aún más.
Nuestro invitado no es otro que David Mateo, autor de “Heredero de la Alquimia“, ( esa fantastica historia sobre la que hablabamos el otro dia ) y de otras tantas novelas y relatos que lo situan como uno de los mejores escritores de género de nuestro pais, quien además de habernos demostrado su inegable talento, nos deja claro que es un tipo que no se duerme en los laureles y que siempre anda metido en nuevos proyectos. Muestra de ello es la inminente publicación de sus dos últimos trabajos: “Carne Muerta” (que esta a puntito de salir, si no lo ha hecho ya) y  “Noches de Sal“, que saldrá a la venta a partir del próximo 4 de Abril.

Sin más preambulos, os dejo con el:

.
1-AI -¿Quien es en realidad David Mateo?

DM- Alguien a quien le fascinan las historias. Es más, alguien a quien le fascina que le fascinen, ya sea a través de un libro, de una película, de un cómic… o escribiendo.

.
2-AI- ¿De donde viene tu afición a la escritura?

DM- Suelo decir en mis talleres que la escritura equivale a un juego, un juego divertido y multidisciplinar. Empecé escribiendo siendo un niño. Copiaba cómics y les cambiaba el final. Despedazaba con mi Oliveti los argumentos de las películas. Escribir era como crear un gran videojuego donde el personaje no tenía limitaciones de movimiento y el escenario se transformaba en un universo infinito que explorar. Creo que eso es lo que más me gusta de la literatura: la falta de restricciones. Por eso me fastidia tanto que alguien trate de ponértelas.

.
3-AI -¿A qué se debe ese cambio de registro en tus dos últimas novelas? Por que resulta evidente que “Noches de Sal” y “Carne Muerta” tienen muy poco en común con tu anterior trabajo “Heredero de la Alquimia”…

DM- Es cierto, aunque en «Heredero de la alquimia» ya se dejan entrever muchos toques de horror.
Comencé a publicar terror antes que fantasía (aunque la etiqueta de autor de fantasía épica siempre me ha acompañado porque mi obra va por esos derroteros), pero antes de «Nicho de reyes» publiqué en la extinta revista Asimov Ciencia Ficción la novela corta «El enigma de Trujillo» o diversos relatos de terror que fueron recopilados en «Perversa». Hasta ahora había conseguido mitigar el gusanillo con cuentos y recopilaciones diversas, pero con «Noches de sal» necesitaba matar muchos demonios interiores y hacer una historia muy personal, a lo «It» de Stephen King. «Carne muerta», en cambio, responde a un estímulo que trata de saciar mi curiosidad. Un rollo en plan de: ¿qué pasaría si el mundo funcionase de otra forma?

 
4-AI- ¿Tienes algún autor favorito? ¿Alguien a quien tengas como referente?

DM- Muchísimos, tanto extranjeros como autóctonos, además variadísimos. Yo creo que al final la escritura de un autor nace del reciclaje de otros muchos autores. Encuentras tu propia voz tras sumergirte en un océano de metáforas, paradojas y demás figuras literarias que han escrito otros. Los personajes que creas, aunque comparten neuronas y ADN del escritor, también se alimentan de otros personajes que has leído. Creo que todo es un círculo vicioso de retroalimentación y aprendizaje continuo.

 
5-AI- ¿Qué hace David Mateo cuando no escribe?

DM- En estos tiempos trabajar mucho y pasar el mayor tiempo que puedo con mi familia, mi novia y mis amigos. Me gusta mucho el cine, leer y alimentarme de la cultura frikie que el mundo pone a tu disposición.

.
6-AI- ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo editorial? Cuéntanos cómo fueron tus primeros pasos y cómo fue la experiencia.

DM- Puedo decirte que no fue excesivamente frustrante. En cuanto dejé de hacerme pajas mentales con los personajes que creaban otros (películas, series y comics esencialmente), me puse a escribir una novela inacabable, la dejé a un lado y me centré en el primer borrador de «La tierra del dragón». Escribí más de mil páginas con letra chiquitita e interlineado sencillo y cuando llegué a la página mil cien, me di cuenta de que el primer capítulo no tenía sentido, mandé al archivo a la papelera de reciclaje y comencé de nuevo. Así surgió «Nicho de reyes» hace cinco años. Transversal la compró, la publicó, luego siguió con «El último dragón» y así sucesivamente.
El mundo editorial en sí mismo es contradictorio: injusto, fantástico, terrible y maravilloso, lleno de momentos decepcionantes y de momentos inolvidables. Es una experiencia de vertiginosos vaivenes que todos los amantes de la escritura deberían experimentar alguna vez.

 
7-AI- ¿En qué andas metido ahora? ¿Nos puedes decir cuáles son tus proyectos en este momento?

DM- Ahora mismo ando con un estudio sobre Lovecraft para una editorial local. Sigo con la segunda parte de «Heredero de la alquimia» y con algo de terror todavía en la recámara. Supongo que si los zombis de «Carne muerta» funcionan, abordaré la segunda parte. Creo que acabar todos esos proyectos me llevarán unos cuantos años más.

 
8-AI- ¿Cómo te ves… digamos… dentro de 5 años?

DM- Pues si los mayas, los supervolcanes, los Apocalipsis zombis y los tsunamis lo permiten, seguiré escribiendo. Si echo la vista cinco años atrás veo a un David Mateo inmerso en la escritura de «Nicho de reyes», supongo que si vuelvo la cabeza a la inversa veré a un David Mateo escribiendo Dios sabe qué. La escritura es una de las actividades más estimulantes y divertidas que he abordado jamás. No creo que me canse de ella. Renunciar a la escritura sería como negarse a tener sueños o pesadillas. Crear es un ejercicio muy reconfortante.

.
9-AI- ¿Cuál es tu opinión referente al panorama actual de la literatura de genero? ¿Crees que poco a poco vamos avanzando? ¿Piensas que tanto las editoriales como el público están dándole por fin la importancia que se merece a estos géneros nuestros (Fantasía, Terror y Ciencia Ficción),  o por el contrario, siguen siendo catalogados como géneros minoritarios?

DM- Sigo pensando que a excepción de contados escritores (como Javier Negrete o León Arsenal) todo esto sigue siendo un nicho, un circuito demasiado underground. El problema de la literatura fantástica es la falta de profesionalización que es, a su vez, el desencadenante de la falta de masa lectora. Cuando empecé a escribir, todo parecía volcado hacia el autor extranjero. Los mejores libros eran extranjeros, las mejores sagas eran franquicias, los autores poppets eran franceses, americanos o rusos. Poco a poco se abrieron nuevas vías para el autor español, pero sigo pensando que el trabajo de escribir un libro de género en España continua estando muy mal remunerado. Escribes por afición, no por recibir una retribución adecuada.
Por poner un ejemplo: la hermana pequeña de la literatura fantástica, es decir, la literatura fantástica juvenil, es una hermana aventajada porque ha sabido encontrar su público. Los autores de género juvenil trabajan en grandes editoriales que miman sus textos y los publican en tiradas voluminosos que permiten romper el yugo que impone la distribuidora. Las cifras de la literatura de género fantástico siguen siendo raquíticas, lo cual provoca que las editoriales no crezcan y vivan en la cuerda floja y, lo que es más triste, impiden que el autor se profesionalice.
Francamente, no sé si todo esto va a cambiar a corto plazo. Si va a ir a peor o a mejor. Nunca he sido un gran estudioso del mercado. Sé lo que me interesa. Comprendo las limitaciones del género y eso me ayuda a no animarme demasiado ni a coger grandes berrinches. Conocer las limitaciones impuestas por el mercado te permite capearlas con la mayor dignidad y te ayuda a iniciar nuevos proyectos.

.

10-AI- Si David Mateo no fuera escritor, ¿hubiera sido…?

DM- ¿Vendedor de sanitarios en el Corte Inglés? ¿Contable de una empresa dirigida por gangsters? ¿Un parado más víctima de los políticos inoperantes de este país? Ni idea, como diría Sheldon: hay infinitos universos alternativos donde podrían existir infinitos Davids alternativos. Me quedo con el David Mateo que escribe, prefiero no pensar en alternativas.
.

11-AI- A David Mateo le asusta……

DM- La ignorancia. La ignorancia propia o ajena. Creo que la ignorancia ha deparado las mayores tragedias del mundo y las equivocaciones más ínfimas que todos hemos lamentado una vez cometidas. Si acabáramos con la ignorancia, borraríamos los grandes y pequeños problemas de este planeta.

.
12-AI- Por último… Cuéntanos cuál el último libro que has leído, la última peli que has visto y el último cd que has escuchado.

DM- El último libro que he leído es «El circo de la familia Pilo», la última película «El santuario» (y estuve a punto de quitarla a mitad) y el último cd es un recopilatorio de lo mejor de Radiohead.

.
AI- Pues creo que eso es todo, David. Muchisimas gracias por todo.

DM- Gracias a ti. Un saludo.