NecróParis, de Fernando Cámara

Buenos dias, queridos Lectores Ausentes.
Recien llegado del Hispacon (sobre el que hablare en proximas entradas), os traigo hoy una novela que ya os puedo adelantar no va a dejar a nadie indiferente.

De manos de NGC Ficción nos llega la que resulta ser el primer titulo de su coleccion de terror y lo cierto es que la linea no podia inaugurarse con una propuesta mas acertada.
“Necroparis”, de Fernando Camara es una historia turbadora, con una atmosfera tan opresiva e inquietante que consigue llevar al lector al borde de la ansiedad, mientras sus protagonistas se ven abocados a la demencia o quizas algo peor.
De la mano del autor, conoceremos una ciudad que se aleja mucho de la imagen que todos tenemos de ella.

“La Ciudad de las Luces” se descubre en esta ocasion como todo lo contrario… Sus calles y sus pobladores encarnaran nuestras peores pesadillas y noche tras noche nos sumergiremos cada vez mas en este infierno personal que Fernando a inventado para nosotros y cuyos demonios acechan en cualquier lado, cualquier esquina, para caer sobre nosotros de la forma mas irracional e incomprensible.

Fernando Camara tiene un estilo muy particular, directo y sin florituras.
Con una estructura narrativa poco convencional  (nada mas empezar a leer, mi mente me llevo a compararla con “La Carretera”, de Cormac McCarthy, debido a las innegables semejanzas en las formas, como pueden ser la ausencia de guiones en los dialogos y la peculiar mezcolanza entre lo que se dice, lo que se piensa y lo que ocurre), con un enfoque claramente cinematografico que se hace evidente en la medida de que no hay tregua en los acontecimientos que se suceden y ademas, dirigiendo nuestros pasos con un ritmo agil y certero, el autor no deja presionarnos, exigiendonos seguir adelante, como una victima mas fruto de la paranoia que viven los protagonistas.

Otro tanto a su favor es la facilidad con la que conectamos con Dani y Eva. Esa empatia solo se explica si tenemos en cuenta lo “reales” que son los personajes. Ademas, el hecho de que funcionen como uno solo, como pareja, es lo que refuerza ese sabor a cotidiano, a conocido y por ende, que resulten creibles y consigan contagiarnos sus ilusiones y neuras al principio y sus miedos y su locura a medida que la ciudad los devora.
En la contraportada ya se nos advierte de que si nos atrevemos a adentrarnos en sus páginas, nos encontraremos ante un descenso a los infiernos en el que nada es lo que parece. Una afirmacion que se mantendra indisoluble  en la memoria del lector al comprobar que a medida que avanzamos en la lectura, nos veremos cada vez mas invadidos por la incerteza, la angustia y sobretodo, por esa sensacion onirica que se va haciendo cada vez mas patente en el relato.

Cuando iba adentrandome en la historia, me asaltaba una imagen recurrente que me era imposible obviar. Me daba la impresion de estar en una version alternativa de “Silent Hill”, aunque salvando las distancias, claro esta.
En este Paris de pesadilla, no es la niebla ni las sirenas lo que transforma la urbe y nos lleva al otro lado. Aqui es la noche la que con su manto deforma la realidad, de tal modo que uno no sabe si lo que ocurre es cierto, si esta soñando o es que directamente se ha vuelto loco. Durante el dia, la ciudad parece la de siempre y al amanecer, todo vuelve a la normalidad…o casi. Hay algunos matices: Pequeños detalles, aparentemente muy sutiles, que acaban por convencernos de que lo de anoche fue real. Ocurrio de verdad. Y eso es lo mas terrorifico.

 
Sin mas pretensiones que las de plasmar las propias neuras, miedos y fobias del autor ( y unas minivacaciones en Paris que fueron el caldo de cultivo donde germinaria la historia, como el mismo Fernando ha comentado ), “Necroparis” consigue llegar a ser un excelente libro de terror. Un terror que no necesita de monstruos ni otros elementos de “atrezzo”, ya que en este caso, se alimenta de nuestros propios miedos. Esos miedos infantiles, absurdos y ridiculos, pero que estan ahi, en nosotros y subyacen aletargados,pero latentes, mientras intentamos convencernos de que no pasa nada, que todo esta bien.
Un terror surrealista y realmente inquietante, que cobra vida al utilizar con arte esos miedos irracionales que todos sufrimos y echando mano de elementos y situaciones que no dejan de ser cotidianos, hasta transformarlos en una pesadilla de la que no podemos despertar.

.

Necróparis
Fernando Cámara
Editorial: NGC Ficcion
Terror 1
Diseño cubierta e ilustración: Felideus
Tamaño: 14,5*21,5 cm. 
199 págs.
PVP: 16€
ISBN: 978-84-937801-2-8