Presentación de Negra y Criminal, el nuevo programa de la Cadena Ser

Un artículo de José Antonio Campos `Toluuuu´

 

NYC3

El lunes veintinueve, a las cinco de la tarde, tuvo lugar la presentación de Negra y Criminal, el nuevo programa radiofónico ideado por la Cadena Ser y al que el Athnecdotario Incoherente fue invitado junto a un nutrido grupo de periodistas de la prensa tanto escrita como radiofónica del país. Estar allí, rodeado de tanta gente ilustre en el ámbito de las ondas ya me hacía presagiar que aquello no sería una presentación al uso. No me equivocaba. Un poquito de te —café no, que podría poner de los nervios a más de uno—, unas pastas y una onza de chocolate después —exquisitas, por cierto—, las luces se apagaron y una pequeña entradilla desde los altavoces dio inicio a la puesta de largo del programa.

De manos de Vicente Jiménez, director general de la cadena, pudimos conocer las intenciones del staff acerca del programa. Micrófono en mano, comentó la intención de la dirección en dar un producto de la más alta calidad y trascender la visión general que tenemos de la radio. Confirmó que tras cada programa los podcast ya tan famosos en este tipo de medios y la escucha en streaming serán dos de las bazas utilizadas para llegar mejor a los oyentes.

Para ello, se han marcado dos objetivos. El primero será el de dar miedo. Miedo del de verdad. La radio es un medio que facilita dicha sensación, ya que gracias a nuestra propia capacidad para rellenar huecos, cuando vayamos escuchando los programas nuestro cerebro reaccionará a lo que percibe, consiguiendo un efecto más intenso en nosotros. No cabe duda que es una apuesta arriesgada en estos tiempos en los que (casi) todo está inventado. El segundo objetivo y no menos importante, es el de recuperar el famoso radiodrama. Este formato fue muy utilizado en la época en la que el transistor formaba parte de la sociedad española y en la que los smartphones, tablets y demás gadgets tecnológicos aún no habían llegado a nuestros hogares. El oyente actual ha pasado de ser radioyente a audioyente.

nyc1

 Mona León será la encargada de llevar la batuta en el programa y cuando toma la palabra, su voz inunda todo el Teatro del Arte.

“La radio se lleva muy bien con la narración. Estamos demasiado acostumbrados al cine y sin embargo, este formato da mas pie a la imaginación y, además, era necesario. El montaje tiene un objetivo: ser lo mas visual posible. Centrándote en un sentido, en este caso el oído, los demás se amplifican, algo que nosotros vamos a explotar”

 “Apostaremos por dar un giro de tuerca a la narrativa. En el extranjero, países como EEUU o Francia, explotan este formato, que funciona muy bien. Aquí en España sin embargo se ha dejado de lado”.

Teo Rodríguez, autor de la novela Oscuro, es un viejo conocido en estas lides, ya que durante unos años fue el encargado de escribir las Historias de Terror y Misterio en Milenio 3 —programa que precisamente dejará un hueco en la parrilla radiofónica para este Negra y Criminal—. Con él y su calidad a los mandos, queda claro que la apuesta es sobre seguro, y que para nada buscarán rellenar el agujero temático dejado por Iker Jiménez y su equipo, sino más bien captar al mismo público con un programa nuevo y fresco, pero con muchas líneas en común con el anterior. Es una pena que el autor no nos dejara sus impresiones y permaneciera en segundo plano durante todo el acto. Supongo que es un poco tímido.

En varias ocasiones la luz de la sala se vuelve más tenue, y tenemos la ocasión de escuchar varios fragmentos de las dramatizaciones. La voz de Mona te llega de la mejor manera posible, con sonidos,  ambiente y narradores de todo tipo. Como ella misma afirma, su papel como presentadora no estará orientado a lo que estamos acostumbrados. Será como una consciencia, un ente que flota sobre las narraciones y que participará en todos los ámbitos de programa integrando unas partes con las otras, dándole homogeneidad al producto. En el primer corte del que somos testigos sonoros, la lluvia, un atropello, la melodía de un móvil, o un intermitente nos ayudan a entrar en la escena como si nosotros estuviésemos allí. El narrador hace hincapié en el aroma a vómito, a embrague quemado; todo tiene cabida para llegar lo más rápido posible al oyente. Todos están de acuerdo en que acercarse al programa con cascos es lo más idóneo, ya que la calidad del sonido en estéreo ayudará sobremanera a nuestra participación y percepción emocional de las historias.

untitledEn el primer segmento del programa, alternarán extractos de novelas y relatos clásicos. No podéis imaginar el gozo que sintió el que escribe cuando la sala se fundió en negro de nuevo y uno de los protagonistas de La caída de la Casa Usher tomó prestada la voz de Nacho Novo y comenzó a recitar extractos del mismísimo Poe. El efecto fue espectacular y sobrecogedor. Al cerrar los ojos, puedes sentirte dentro de la historia, caminar por las alfombras de la mansión, notar el crujido de las escaleras bajo tus propios pies, lo que provoca una nueva forma de leer los clásicos, algo que nuestros padres y abuelos disfrutaron hace décadas.

La segunda parte del programa estará dedicada a los casos reales. Para ello no han escatimado en calidad. Se han documentado acudiendo incluso a las fuentes, algo que sonaba lógico teniendo en cuenta la cantidad de periodistas especializados con los que trabaja la cadena. En este caso, será una mezcla entre documental y dramatización para que el oyente capte con facilidad la psicología del asesino al que le dediquen el espacio. Uno de los periodistas con los que contarán será Carlos Quílez, autor de la novela Psicópata, del 2005. Como ejemplo de lo que nos encontraremos en el programa, comentó:

“Uno de los casos que más me impactaron y que llegó a mí por casualidad es el de José Gascón Fonollosa. En aquella época investigaba al grupo criminal de los Jodorovich y llegué a German Delgado Girona, uno de los sicarios de la familia gitana. Me comenta que coincidieron en la cárcel y que, cuando escuchaba las historias de Fonollosa fuera del talego, hasta él mismo se acojonaba. Esto fue lo  que provocó el inicio de todo. Nos reunimos una veintena de veces. Pertenecía a una familia normal, nada de las típicas de estos casos con poco calado social. A los los siete años cae enfermo de polio y le afecta las piernas, lo que le obliga durante un tiempo a ir con los aparatosos hierros que se usaban en aquella época para corregir los estragos de la enfermedad. Se recupera con unos diez años y un día, en el colegio, tiene una pelea con otro chico, al que apaliza. Cuando los profesores se enteran y salen al patio a separarlos, se encuentran con Fonollosa, que tiene su pene entre las manos y orina sobre el cuerpo de su rival. Ese fue el flash que le dio pie a convertirse en lo que es. Atracos, peleas, sociópata…”

Pero la narración del escritor no queda ahí. El público, entregado, sigue con la atención puesta en las palabras de Carlos:

“Un día yo venía del hospital, ya que tenía a un familiar ingresado, y Fonollosa lo notó en cuanto entré por la puerta. Ahí cometí mi error. Nunca hay que dar información personal a un psicópata de estas características, es lo primero que te recomiendan los que saben de esto. Me habló de forma dulce, comprensivo, para consolarme y sacar beneficio de la situación. Yo pensaba «igual no es tan malo». Años más tarde, salió de la cárcel y  lo primero que hizo fue buscar al Morsa, uno de los carceleros que le habían vigilado durante su estancia a la sombra. Entró en su casa engañando a la mujer con la mentira de que era un compañero de trabajo y la maniató. Le esperó allí sentado plácidamente y cuando el funcionario llegó, le ató para que viera cómo violaba a su mujer en sus propias narices… Y este no es uno de los peores casos”.

Mónica González Álvarez, autora de la novela criminal Las caras del mal, es otra de las encargadas de asesorar al equipo del programa. Su melena rubia y su sonrisa contagiosa no nos hace pensar cuales son sus pasiones. Se declara apasionada de los asesinos en serie y tiene varios tratados sobre ellos. Nos comenta el caso de Andrei Chikatilo, el Carnicero de Rostov. Desde el punto de vista de los presentadores, es una de las grandes dramatizaciones del programa. Nos cuenta un poco su historia, cómo sufre una infancia dura, en la que su hermano es devorado por otros hombres hambrientos en los tiempos de la guerra, en Ukrania. Este hecho se le queda grabado en la mente y será uno de los detonantes que forjen la frialdad del asesino en el que más tarde se convertiría. Su primera víctima fue una cría a la que engaña con malas artes para llevarla a una pequeña caseta en el bosque y allí, al amparo de la población, acaba con ella. Tras esto, cincuenta y cinco personas más acabaron de la misma manera que la pobre chiquilla aunque, según palabras de la propia autora, “seguramente fueron muchos más”. Gran parte de los casos, —este es uno de ellos— vendrán con una advertencia en la que los miembros del programa comunicarán a los oyentes que el contenido puede herir la sensibilidad de algunas personas. Aseguran que huyen del morbo, pero dejan claro que los sucesos los narran de la forma en que sucedió para así no manipular nada de lo que se emita.

nyc2La tercera y última parte del programa estará dedicada al concurso de relatos o cuentos cortos. Van a intentar que el oyente participe todo lo posible durante el directo, con la ayuda de las redes sociales y los medios que la red pone ahora a nuestro alcance. Como prueba de la expectación que está teniendo el programa entre la gente, aseguran que ya han recibido más de doscientos cincuenta relatos, en comparación a los cuatrocientos que recibe semanalmente el programa La ventana, sin haber emitido aún ni un solo episodio. El Club de lectura de Las Casas Ahorcadas de Cuenca, serán los encargados de seleccionar los relatos ganadores de cada semana. Al final de cada mes, los finalistas de cada sábado se enfrentarán entre sí, alzándose con la victoria uno de ellos que pasará a la final anual, donde tendrá como contendientes a los vencedores de los respectivos meses de programa. El que gane este curioso duelo, recibirá un pack de autoedición valorado en tres mil euros, gracias al grupo editorial Penguin Random House. Graziela Romero, escritora de novela negra; María Fasce escritora y directora de la editorial Alfaguara; Paco Camarasa, dueño de la ya desaparecida librería Negra y Criminal —como habréis adivinado, este es el homenaje del programa a una de las más influyentes librerías especializadas en novela negra y policíaca—; y Sergio Vera, fundador de Las Casas Ahorcadas. Ellos serán los cuatro  jurados que, dirigidos por el escritor Carlos Salem y que hará de presentador de estos duelos de sangre, decidirán quien es el ganador de cada edición. Los relatos elegidos para cada noche tendrán un máximo de doscientas palabras y también serán dramatizados por el equipo del programa.

Por último y como toque original, insertados entre los distintos bloques, irán varios cortes en los que se explicarán las diferentes formas de asesinar típicas en las novelas y lo que ocurre en el interior del cuerpo humano cuando esto sucede. Venenos, armas blancas, balas… Todas las artes de matar se integrarán en pequeñas cápsulas breves que harán las delicias de los más morbosos.

Como podéis ver, la Cadena Ser se ha preparado muy bien el formato y han apostado muy fuerte por el programa. Mi opinión sincera es que esto puede ser un espacio muy interesante para todos los amantes de la literatura de género negro y del terror y puede servir de puente para todos aquellos autores que aún no se han hecho con un nombre en la escena literaria de nuestro país. Además, ¿a quien no le gustaría escuchar uno de sus relatos dramatizados por actores profesionales en un medio radiofónico nacional? Sin duda, un giro de tuerca para la parrilla española que, esperamos, sea un éxito rotundo, por el bien de la literatura patria.

Este mismo sábado cinco de Marzo a las 02:30 de la mañana, dará comienzo Negra y Criminal. Yo, desde luego, no pienso perdérmelo… ¿Y vosotros?

Más info en : Negra y Criminal Cadena SER y en la web oficial.