Cenizas, de Juan de Dios Garduño (Y pese a todo 2)

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy es el gran día. Hoy, veintitrés de junio, sale por fin a la  venta Cenizas, la nueva novela de Juan de Dios Garduño, una obra que muchos esperábamos con verdadera ansiedad y ganitas locas y de la cual vamos a hablar hoy aquí,  intentando no reventar nada de la historia, pero si dando nuestras primeras impresiones tras su lectura.

cjddg¿Qué puedo decir de Cenizas, para ir abriendo boca? Bueno, como todos sabéis, Cenizas es la continuación de esa verdadera joyita que fue Y pese a todo, novela que catapultó a nuestro querido Juande hasta la fama como autor nacional y en la que se basa la película Extinction, protagonizada por Matthew Fox.

Si bien podemos considerar a Cenizas como una segunda parte, lo cierto es que la novela es una obra que funciona por si misma de manera independiente y que más que enlazar directamente con la obra principal, lo que pretende es tomar a algunos de sus personajes y ese escenario post-apocalíptico que tanto nos gustó, para crear una historia totalmente nueva ambientada en ese mismo universo. Juande resuelve algunas de las dudas que nos quedaron a algunos sobre lo que les depararía el futuro a nuestros protagonistas y nos pone en situación diez años después. A partir de ahí, la inclusión de nuevos personajes y una trama que sirviéndose de lo ya conocido, toma otros derroteros inesperados, se convierte en una apuesta arriesgada que opta por alejarse del tono intimista de la obra original y adentrarse en un terror más puro, sangriento y desatado.

Si en Y pese a todo, lo que definía la historia era la relación entre los tres personajes principales, los sentimientos, la culpa y la redención, donde el hielo, la nieve y los albinos eran casi una excusa para recordarnos todo aquello que nos hace humanos, en Cenizas esa profundidad queda atrás y el autor nos ofrece una novela donde lo que prima es la acción, el horror, la sangre y las vísceras. ¿Eso es todo? En absoluto.

Juande se guarda un as en la manga y como buen tahúr, lo saca sobre la mesa cuando corresponde. Esa baza no es otra que hacer un crossover que en un primer momento, nos descoloca por completo e incluso nos puede rechinar un poco hasta que logra asentarse y encajar, pero que una vez lo hace, le da un giro de tuerca al argumento que le sienta de verdadero lujo, y que a su vez, se convierte en la verdadera trama de la novela.

Si, amiguitos. Una novela tan distinta y en apariencia, tan inconexa con este helado mundo de monstruos como es El arte sombrío, hace su aparición como el que no quiere la cosa y no solo eso, sino que se convierte en causa y efecto de la obra. Nos reencontraremos con dos personajes que tienen un peso vital en el devenir de los acontecimientos y nos hará caer en la cuenta de que los supervivientes del apocalipsis no se enfrentan a su extinción a manos de unos mutantes blancos que quieren devorarlos, sino que son simplemente las víctimas de un juego que escapa a su comprensión. Simples peones en un tablero en el  que se baten el cobre fuerzas que no pueden ni imaginar.

Si algo hay que destacar, es la presencia de uno de esos dos personajes. Conocemos de sobra la devoción que siente Garduño por la obra de Stephen King. El maestro de Maine ha sido una inspiración para Juande en todo momento y eso es evidente desde la propia ubicación del escenario de la  historia, como en otros tantos elementos y guiños. Cenizas no va a ser una excepción y si existe una referencia clara e innegable, al menos yo la he tenido presente en todo momento desde la aparición de este personaje, es a La tormenta perfecta, por citar la más relevante, aunque hay un porrón más relacionadas directamente. El individuo en cuestión, con su peculiar vestimenta y porte, su aire cínico, burlón y esa apabullante superioridad, ha tomado forma en mi mente bajo el aspecto del terrible y maravilloso Randall Flag… Y hasta ahí puedo leer.

Si eso no fuera suficiente, los Mitos de Lovercraft tienen también algo que decir en la novela, aunque sea tan solo de forma simbólica. La mitología judeo-cristiana. Las figuras Arquetípicas del Inconsciente Colectivo. Y tantos otros temas, guiños, referencias y huevos de pascua que uno puede encontrar, algunos sutiles y  bien introducidos y algún otro que, de obvio, descarado, explícito y metido a calzador, te salta a los ojos en exceso y no acabas de verlo bien incluido dentro de la narración, aunque eso ya es una apreciación subjetiva y personal.

En fin, vayamos terminando, que me enrollo con chorradas y se hace tarde. Resumiendo, la novela me  ha molado mucho. Es entretenida, en ciertos aspectos salvaje, muy original con el tema del crossover y  con unas dosis de terror muy, muy, muuuuy superiores a su antecesora.

Es evidente que Juande ha disfrutado escribiéndola. No hay límites ni cortapisas. Desenfreno y disfrute  puteando, masacrando, desmembrando y exterminando. El tío se lo ha tenido que pasar pipa. Muchas muertes y cada cual más jodida y violenta. Monstruos a mogollón y humanos cabrones liándola parda. Lo veo: Terror y mala baba mientras Juande sonreía dándole a la tecla. Y eso es bien, muy, muy bien. Yo me lo he pasado teta con ella, la he disfrutado muchísimo y doy fe de que es una excelente historia de terror crudo que no se queda solo en eso, sino que va más allá de la típica novela post-apocalíptica con criaturas. Considero que es un título imprescindible en cualquier biblioteca que se precie como tal.

Eso no quita que servidor, ante una hipotética situación en la que tuviera que verme en la jodida tesitura de tener que elegir entre Cenizas y su antecesora, me quedaría sin duda con Y pese a todo. Esa elección no tiene nada que ver con el nivel ni la calidad, ya que ambas gozan de una excelente salud en ese aspecto. La cuestión que me hace decantarme por Y pese a todo es algo tan simple como el que Juande me gusta más en su faceta más intimista, más psicológica y profunda. Al cabroncete se le da de miedo el drama. Para mí, su mejor obra hasta la fecha es sin discusión alguna El camino de baldosas amarillas y como ya le comenté en su momento al autor, esa novela es tan redonda, tan intensa, tan dura, que hubiera funcionado igual de bien sin la necesidad de ningún elemento fantástico en la trama.

cjddg2Lo dice alguien que ama el terror, que disfruta con él y que lo considera su género favorito con diferencia sobre el resto. Pero es que El camino, al igual que Y pese a todo, brillan por eso, por sus personajes, por su humanidad, por su profundidad. En Cenizas jugamos en una liga distinta. Incluso a un deporte distinto. No se deben ni se pueden comparar porque son dos cosas diferentes, con un enfoque e intención completamente dispar y sin nada que ver salvo estar ubicadas en un mismo universo. Ambas funcionan, cumplen con su objetivo, ofrecen aquello que prometen y dejan al lector más que satisfecho, con un buen sabor de boca, cada una a su manera. Y eso, amiguitos, es todo lo que importa.

Pues eso, ya sabéis. Que ya tardáis en haceros con ella, que el yate  no se paga solo y que el cabroncete de Juande se lo ha currado para que disfrutéis. No os va a decepcionar y vais a gozar como perras con su lectura, palabrita del niño Yisus.

 

 

Cenizas / Extinction (Y Pese a Todo…) 2

Juan de Dios Garduño

Editorial: Palabras de Agua

ISBN: 9788494654954

Páginas: 228 pág.

PVP: 16,10€

https://tienda.cyberdark.net/cenizas-extinction-y-pese-a-todo-2-n250117.html

 

 

 

 

 

CINE: Extinction, de Miguel Ángel Vivas

Un artículo de Cristina Béjar aka Mitsuko C.

Título original: Extinction aka Welcome to Harmony

Año: 2015

Duración: 110 minutos

País: España

Director: Miguel Ángel Vivas

Guión: Alberto Marini, Miguel Ángel Vivas (Novela: Juan de Dios Garduño)

Música: Sergio Moure

Fotografía: Josu Inchaustegui

Reparto: Matthew Fox, Jeffrey Donovan, Ahna O’Reilly, Quinn McColgan, Clara Lago

Productora: Coproducción España-Estados Unidos-Francia-Hungría; Vaca Films / La Ferme! Productions / Ombra Films / Telefonica Studios/ Laokoon Filmgroup

Género: Drama

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=G645sSQxdwE

 

Sinopsis:

“Después de una plaga desconocida que diezma la población, pocos son los supervivientes que quedan. En Harmony encontramos a Patrick, Jack y Lu, la hija de este último. Llevan nueve años viviendo uno junto al otro, pero no se dirigen la palabra hasta que un día aparecen unos seres que podrían ser aquellos infectados evolucionados”

Muy buenas Incoherentes, hoy me encuentro ante un reto, que ojalá me pasara más a menudo, que es reseñar sobre una película cuyo autor conozco, admiro y que probablemente leerá lo que aquí aparezca. Eso, aparte de molar un montón, da un miedo de la ostia y perdón por la expresión.

Extiction” es el nombre de la adaptación cinematográfica de la novela de Juan de Dios Garduño: “Y pese a todo…”. Como en toda adaptación los cambios son notables, sólo hace falta comparar la sinopsis del libro y de la película:

Durante el mandato del presidente Obama, EEUU tiene constancia de que Irán va a cometer un ataque contra sus bases en territorio aliado. Ante la estupefacción del mundo entero le declara la guerra. Rusia y China se alían con Irán; Gran Bretaña e Israel con las americanos y, así, país, por país, todos toman parte en la 3ªGM.

En pleno enfrentamiento, y ante la devastación que producen las armas nucleares, los rivales deciden utilizar armas químicas, más baratas y fáciles de fabricar. Se crean nuevas cepas de virus, utilizando el ADN recombinate y extinguiendo así a casi toda la población mundial.

En la ciudad de Bangor, Maine, sólo han sobrevivido tres personas. Peter, su pequeña hija y Patrick Sthendall, su odiado vecino. En una población totalmente nevada, gobernada por temperaturas inferiores a los diez grados bajo cero, los dos hombres se enfrentarán a algo más que al odio que sienten uno hacia el otro. Unos visitantes con los que no contaban…

Como veis, ambas historias difieren un poco. Cosas que pasan en la película, no están explicadas y pueden llegar a ser confusas y plantear interrogantes. Creo que el error fundamental de “Extinction” es venderla como una película de terror zombie, cuando realmente es un drama con todas las letras, donde aparece algún que otro ser extraño.

Poca acción para lo que se promete en un principio, pero una historia diferente y sólida,  “Extinction” merece ser vista en pantalla grande, aunque requiere de la lectura del libro para completar los cabos sueltos y comprender algunas situaciones. Esto es un fallo básico de guión y de adaptación de una novela, cosa que se da bastante a menudo en el cine. Este aspecto me da bastante rabia, ya que lo que podría haber sido una obra perfecta y lógica, se pierde con lagunas que se podrían haber salvado con una introducción escrita o algún que otro flash back.

En algunos momentos se puede hacer algo lenta, pero la fuerza del personaje de Patrick (interpretado por Matthew Fox) lo compensa con creces, así como la actuación de la pequeña Quinn McColgan (Lu) y la aparición de esos extraños seres, que está realmente conseguida y es muy mal rollera.

Una historia cercana: Dos vecinos que no se llevan bien ni en el “fin del mundo” y cómo todo puede cambiar por actos y hechos muy humanos, donde no hace falta que haya ningún súper héroe.

Mi enhorabuena a Juande y espero que en futuras adaptaciones, respeten más tu obra, porque bien lo merece.

Extinction (Y pese a todo), de Juan de Dios Garduño (Stella Maris, 2015)

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

 JUANDY pese a todo, el mundo continúa girando al final de la Tercera Guerra Mundial que ha enfrentado Estados Unidos e Irán con sus respectivos aliados. En la ciudad de Bangor, han sobrevivido tres personas. Peter, su pequeña hija y Patrick Sthendall, su vecino. En una población totalmente nevada y bajo cero, los dos hombres se enfrentarán a la larga y conflictiva relación que mantuvieron en el pasado marcada por los celos y el resentimiento. 

 Aprovechando por una parte el estreno de hoy viernes 14 de la película Extinction (basado en el libro ‘Y pese a todo’ de –a partir de ahora Juande Garduño), y la nueva edición de la novela a cargo de la editorial Stella Maris, hoy os traigo mi reseña de este título que posicionó a este escritor en nuestra escena de literatura fantástica y de terror, el cual no ha parado de escribir historias que nos dejan a todos con el corazón en un puño.

Tengo que decir también que es un título del que se han escrito infinidad de reseñas al respecto, así que espero que una más no creo que sature demasiado al personal.

Entrando en materia, ‘Y pese a todo’ es una novela que se publicó originalmente en el año 2010 por Dolmen, convirtiéndose rápidamente en un fenómeno editorial y alcanzando un status de libro de culto con el paso de los años.

En estas páginas a Juande le basta con tan sólo tres personajes y un Bangor inmerso en una eterna nevada para situar al lector en primera línea de los acontecimientos y sufrir como ellos sufren esta amenaza (silente al principio), todo ello con un estilo que atrapa y te mantiene en tensión creciente que ya no te suelta hasta su final.

Queda vigente durante toda la narración que el escritor ha parido una carta de amor hacia uno de sus escritores de referencia, y que no es otro que Stephen King (si eres un fan absoluto del escritor de Maine disfrutarás como un niño con los diversos cameos y huevos de pascua que uno encuentra por aquí y por allá).

A servidor le cuesta meter a esta novela dentro del género Z, ya que los Albinos son otro tipo de Mal y no se portan como los Podridos que todo el mundo conoce; de hecho podríamos hablar de que estos peculiares seres no son la única amenaza que vamos a encontrar en estas páginas (y hasta aquí puedo hablar…).

JUAND1Una de las características que más me gustaron cuando leí la novela (y que vuelvo a reafirmar en esta nueva relectura) es el equilibrio tan bueno que tiene, ya que gran parte de la acción está centrada en el trío protagonista, al que conoceremos cada vez un poco mejor gracias a los acertados flashbacks que inserta Juande en el momento justo y así entender las acciones y algunos comportamientos que de otra manera no quedarían tan justificados hasta cierto punto; y ya cuando parece que las cosas están “tranquilas”, no paran de llegar sorpresas para nuestros protagonistas.

Aún contando con esta armonía que comento anteriormente hay ciertas escenas que no terminan de convencerme (en su mayoría predecibles), lo cual no deja de ser algo personal y subjetivo.

La nueva edición a cargo de Stella Maris incluye un librito aparte con el guión original y un buen montón de fotos del rodaje, detalle que particularmente me encanta y que es el tipo de cosas que a cualquier amante de los libros nos gusta.

Respecto a la edición en sí del libro hubiera sido conveniente pegarle un repaso porque me he encontrado bastantes errores (palabras separadas, guiones de apertura de diálogo que faltan…) que espero se solucionen en futuras ediciones.

En definitiva: Extinction (‘Y pese a todo’) es una novela terrorífica, absorbente y con un pulso narrativo muy depurado que te hará pasar un excelente rato de lectura.

Yo estoy deseando comprobar esta adaptación: ¿y tú?

 

Ficha técnica

Título: Extinction (Y pese a todo)

Autor: Juan de Dios Garduño

Editorial: Stella Maris

Páginas: 320

ISBN: 978-84-16128-95-2

Precio: 19,50 euros