La opinión de Soraya: Transcrepuscular, de Emilio Bueso

Por Soraya Murillo.

Antes que nada, voy a transcribir una cita de Isaac Newton, que es lo primero que me vino a la cabeza cuando quise opinar sobre el libro que acabo de terminar:

No sé qué puedo haberle parecido al mundo, pero personalmente me he visto simplemente como un niño jugando en la playa, junto al mar, y que de vez en cuando se divierte al encontrar una piedrecita más pulida que otra, o una concha más hermosa que las demás, mientras el gran  océano de la verdad yace ante mí, inexplorado.

Nuestro protagonista, un alguacil eunuco que custodia la Ciudad Secundaria, es alertado por los bramidos de los caracoles de la entrada de un intruso. El ladrón huye sobre una enorme serpiente, mientras el alguacil lo persigue a lomos de su libélula rumbo al límite exterior del Circulo Crepuscular, también conocido como el Agujero del Mundo, donde sólo hay frío y oscuridad. Pero más allá es todo misterio, nunca había llegado tan lejos en una persecución, así que deberá volver. La Regidora y el Astrólogo le informarán de la desaparición de una antigua reliquia, debiendo aventurarse los tres en su búsqueda,  a lomos de una libélula, una avispa y un tábano. Comenzando aquí una maravillosa aventura por un mundo del cual ellos desconocían muchas cosas.

Bien, ahora me toca explicaros un poco lo que vais a leer cuando tengáis este libro en vuestras manos, algo que ni yo misma mientras escribo esto sé si podré hacer. Ante todo nos situaremos. ¿Dónde estamos?

Según la imaginación de su autor, este es un mundo en el que su estrella sólo ilumina siempre una misma cara, dejando la otra en la más completa oscuridad. Tenemos humanos que utilizan enormes insectos para desplazarse (hay un momento en el que incluso se habla de escorpiones tan grandes como montañas). Sabremos de avispas, libélulas, milpiés locomotoras, tábanos, arañas gigantes, escarabajos, un miriópodo (tuve que buscar qué era eso) y más criaturas que ya iréis sabiendo.

Media hora de caracol es la forma de medir el tiempo. Si imaginamos esos caracoles gigantes, nos será sencillo ir adaptándolo todo con nuestra imaginación. Vale, dejamos a los tres montados en sus bichos, volando hacia un lugar oscuro y frío al que temen y del cual saben poco, para recuperar aquello que les fue robado.

Tal como nos vayamos adentrando en la historia iremos conociendo detalles de la convivencia con los animales y como sacan beneficio mutuo de esta suerte de simbiosis. Incluso los utilizan para curarse y aumentar sus habilidades. Pronto se unirá al grupo un bandido llamado Trapo, que usará un guante para hacer de ventrílocuo y hablará con ellos de esa curiosa forma.

Queda mucha historia, pero creo que deteniéndome aquí ya tenéis una idea aproximada de lo que os podréis encontrar. Ahora os toca seguirlos y adentraros con ellos en lugares inimaginables: paisajes donde ver los mares de niebla, helechos gigantes, cimas tan gigantescas que harán diminutas las montañas del Tíbet, una increíble leyenda de enormes pisos enterrados con unas luces que se encienden algunas noches…y cómo no, lugares oscuros y fríos, más allá de los confines, de los cuales leeréis con tanto asombro como miedo.

¿Qué nos propone el autor?

Pues ante todo una maravillosa, pero maravillosa aventura con ciencia ficción de por medio, donde la humanidad vive en simbiosis con sus animales, donde el autor encadena en su obra distintas formas de ver la realidad y las describe de tal manera que todas parecen creíbles, yo diría más que reales. Un mundo sin tecnología, con un grupo de gente desterrada que forma clanes para seguir con vida. Con ellos el autor recrea una sociedad cerrada. Para aquél que no sepa lo que significa, es la que sigue unas normas doctrinales estrictas que impiden el libre desarrollo del individuo en dos sentidos. El uno, al constreñir su comportamiento bajo las estrecheces de un código ético cuya infracción conlleva la muerte, la expulsión del grupo o un castigo de gran severidad. Por otro se destruye la libertad de pensamiento, que es la base de todo desarrollo humano, al inculcarle desde la infancia el comportamiento que debe seguir transformándolo en simple rebaño, en una oveja sin voluntad y sin capacidad ni deseo de cuestionar el orden establecido.

Me preocupaba que convirtiera su historia en una especie de enciclopedia (a veces ocurre cuando se quieren crear mundos imaginarios), pero no lo hizo. Usa detalles precisos en sus descripciones, realzando la historia, con una prosa de fluidez asombrosa que hace que todo lo entiendas a la primera lectura.  Crea un grandioso universo imaginario con coherencia, con personajes atractivos,  construyendo un mundo tangible, real, alrededor de ellos.

Estamos ante la primera parte de una trilogía. El autor nos sitúa y dejará muchas cuestiones sin respuestas. Se supone que las iremos encontrando en las partes que quedan, pero ya nos vamos cuestionando qué planeta es ese. ¿Acaso le sucedió algo a la Tierra y ése es nuestro futuro más lejano? ¿O es otro mundo habitado por humanos? ¿La reliquia es la clave de todo conocimiento?

Recordad que os he comentado que hay una zona oscura de la cual apenas se sabe nada. ¿Por qué no se ha explorado nunca? ¿Es que la alienación a la que está sometida esa gente les ha arrancado la curiosidad? Gracias a ese robo y su viaje conocerán parte del mundo que habitan y desconocen, viviendo increíbles aventuras y desentrañando el misterio del oscuro mundo del jinete que cabalga sobre una serpiente mitológica. En algunos momentos me recordó una recreación del mito de Prometeo.

No sé si me he explicado correctamente, no quiero dar demasiados datos , pero sí los suficientes para que os sintáis atraídos por este libro. Dicen que no es el mejor libro de Emilio Bueso, porque le falta su alma, pero se equivocan. Yo la encontré. Se la dejó este hombre escribiendo esto, y si lo conociera diría que hasta la salud. Algo así tan grande, tan trabajado, tan bien descrito, no se logra sin pagar un precio. Es lo que hace grande a los verdaderos escritores.

Buenos diálogos, algunos hasta irónicos y con cierta mala leche. Poca fe, críticas de diferentes estructuras sociales y muy buenas descripciones de ese tremendo lugar imaginario. Yo os invito a conocerlo, a disfrutarlo, a saber quiénes eran los Antiguos…pero sobre todo, a leer el trabajo de un escritor español que se atrevió a hacer lo que otros sueñan.

Ahora intenta dormir, de Emilio Bueso (Valdemar, 2015)

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

 

AAID4HORA INTENTA DORMIR reúne los relatos de Emilio Bueso hasta la fecha, en los cuales se muestra la singularidad y versatilidad del autor para transformar la realidad en entornos de pesadilla. Los hay terroríficos y apocalípticos, poéticos y diabólicos, premiados e inéditos. Casi todos tienen un cierto impulso onírico, casi todos causan extrañeza, pero ninguno sirve para dormir. Felices sueños…

Valdemar nos presenta en una excelente y cuidada edición en cartoné la obra corta de Emilio Bueso. El escritor ganador de dos premios Celsius abre su alma en 18 relatos que fueron publicados en diferentes antologías y revistas, además de unos cuantos que permanecían guardados en un cajón hasta ahora, en los cuales desnuda  sus obsesiones y los terrores que lo asolan día tras día.

Una particularidad de este libro es que cada relato está presentado de alguna forma por el autor, y en cada una de esas introducciones nos cuenta en primera persona la génesis y el porqué de escribir estos textos.

No voy a hablar de la totalidad de estos relatos porque si no se convertiría en una reseña demasiado densa para el lector, pero lo que sí diré es que aquí encontramos a un escritor más experimental y que juega con diversas temáticas inéditas (recordemos que algunas de las historias aquí incluidas sirvieron de base para sus novelas posteriores), dando lugar a una lectura que nos lleva a posicionarnos como testigos de auténtico lujo de cómo ha ido evolucionando el estilo tan particular de Emilio.

AID3Como lector me gusta encontrarme en una antología de este tipo una gran variedad de géneros y estilos, y eso es justamente lo que he descubierto aquí, amén de una voz muy personal que partiendo de grandes clásicos como Poe, Lovecraft o Bukowski, siempre sorprende con un tono que se adapta a las mil maravillas a lo que nos quiere narrar.

Sin lugar a dudas, este escritor originario de Castellón se ha convertido novela tras novela en un auténtico referente para aquellos de nosotros que disfrutamos de una buena historia fantástica: por lo tanto esta selección está más que recomendada para todo incondicional de Emilio Bueso, una de las voces más personales que tenemos por estos lares.

 

Ficha técnica

Título: Ahora intenta dormir

Autor: Emilio Bueso

Editorial: Valdemar

Páginas: 384

ISBN: 97884-7702-814-7

Precio: 13,20 euros

 

 

Extraños eones, de Emilio Bueso (I)

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano eeeb1«La ciudad de los muertos» de El Cairo no es un barrio cualquiera, sino el cementerio más grande del planeta, un colosal océano de huesos en el que viven cientos de niños abandonados y en el que acaba de instalarse el emisario de unas fuerzas más antiguas que el hombre, las arenas del desierto y las órbitas caprichosas que trazan los astros en sus ciclos de locura.
Esta es la historia de un plan para arrasar el mundo, de una llave de plata escondida en una tumba de Barcelona, de un viaje en coche hacia de los límites la cordura… y de cinco miserables que intentarán frustrar los designios del primer motor del caos, de la antítesis de la creación, del necio sultán de los demonios, del que roe, gime y babea en el centro del vacío final.

Extraños Eones de Emilio Bueso es el cuarto volumen publicado dentro de Insomnia, la nueva colección de la editorial Valdemar .

Tras varias novelas leídas de este escritor oriundo de Castellón, no podía pasar la oportunidad de adentrarme en su nueva obra, la cual además supone la primera de un autor español en esta nueva colección  dedicada al terror contemporáneo.

En Extraños eones, Emilio Bueso cambia radicalmente de género y para la ocasión nos sumerge en una historia basada en el mundo de H.P.Lovecraft, saliendo airoso de la aventura, aunque con ciertos claroscuros que más tarde comentaré.

 Lo primero que llama la atención al lector en sus primeras páginas es la ubicación elegida por el escritor: «La ciudad de los muertos» en El Cairo, el mayor cementerio de Egipto y en el que nuestros cinco desfavorecidos personajes han asentado sus viviendas, al igual que muchos otros en similares condiciones.

 Emilio Bueso extrae lo mejor de este paisaje desolador, mostrando en sus primeros capítulos el día a día de estos niños abandonados a su suerte, y creando unos personajes que a pesar de las condiciones en las que les ha tocado vivir, se llevan como hermanos, ayudándose siempre los unos a los otros y creando un círculo de camaradería fuertemente contrastado con sus penurias como seres humanos.

 Muy pronto seremos testigos a través de uno de estos “hommies” que algo peculiar empieza a ocurrir en uno de los panteones, viendo a varios extraños personajes en un siniestro Mercedes que no dejan de entrar y salir, provocando la curiosidad y la duda que esto supone en una zona aparentemente “tranquila”.

 A partir de aquí entramos de lleno en la trama más lovecraftiana, y en la que aparecerán una pareja de españoles que particularmente no aportan demasiado a la historia (el autor se podría haber ahorrado esta subtrama , de aquí viene lo que comento más arriba sobre los claroscuros), lastrando así el ritmo de la historia principal.

 Una vez inmersos en su trama más fantástica, es de agradecer el diseño de las criaturas que van surgiendo por aquí, los cuales harán las delicias de todo buen amante del terror cósmico.

 buesoNo puedo acabar esta reseña sin avisar a los lectores que Emilio Bueso posee un estilo muy particular que no será del agrado de todo el mundo, pero lo que seguramente sí se puede decir de este escritor es que no deja indiferente a nadie tras la lectura de cualquier obra suya.

 En definitiva: Extraños eones es una historia escrita de forma ágil que aúna elementos sobrenaturales lovecraftianos y crítica social, la cual supone una interesante revitalización de los Mitos enmarcada dentro de una impecable edición por parte de Valdemar que cuenta además con una portada de Santiago Caruso, como ya viene siendo habitual en la colección Insomnia.

 Por cierto, sus últimas páginas contienen una sorpresa que dejará a más de uno descolocado……

 

Extraños eones

Emilio Bueso

Valdemar (Insomnia)

ISBN: 97884-7702-769-0

288 páginas

20 euros

.

 

Esta noche arderá el cielo, de Emilio Bueso

Buenos Días, queridos Lectores Ausentes.

ENAEC diseno finalHoy venimos con Esta Noche Arderá El Cielo, la última novela de Emilio Bueso,  una novela a la que le tenía muchísimas ganas y que no solo ha colmado mis expectativas, si no que las ha superado con creces. Los que conocemos la obra de Bueso, sabemos de su estilo crudo, visceral, impulsivo, donde no hay lugar para remilgos ni medias tintas. Las cosas por su nombre y siempre con ese punto macarra y de mala leche.

Aun así, decir que Bueso se mueve bajo un mismo patrón, sería inexacto. Una cosa es su estilo sucio, directo a los morros, y otra es que sus obras se parezcan. En absoluto. Nada tienen que ver Diástole y Cenital con el título que nos atañe.

“La Trans-taiga es la carretera más larga y solitaria que puede recorrerse en el vasto norte canadiense: seiscientos sesenta y seis kilómetros a través de un desierto boreal que mueren de pronto junto a un embalse abandonado. Un sitio que cruzar en moto, donde perderse con una mujer casada, acampar bajo la fosforescencia de la aurora y la lluvia de estrellas. Ése era en un principio el plan de Mac. Mac es un tipo que a veces necesita medicación y cuyos planes, a menudo, salen mal. Mac entiende de carburadores, de ataques de pánico y de rock and roll. De lo que no entiende Mac es de avionetas de contrabandistas en vuelo rasante, de armas biológicas y ancestrales secretos de los indios Cree. Y va a tener que aprenderlo todo en una noche…”

En esta ocasión, el autor nos cuenta sobre un perdedor, un tipo al que el mundo le viene grande. Ahogado por su propia incapacidad de hacer nada al respecto, siente en cada uno de los poros de su piel que la vida es solo una sucesión de oportunidades perdidas. Un motero que se ha recluido en su propia mísera existencia, añorando tiempos que no necesariamente fueron mejores, pero al menos FUERON. Ocultando su desidia y su fobia social tras las paredes de su taller, la vida transcurre entre carburadores, manillares cromados y grasa. No hay un futuro y por no haber, no hay ni un presente real. Se limita a dejarse llevar a la deriva, en un día que se repite infinitamente, mientras cada vez le cuesta más seguir a flote.

Pero cuando el pasado vuelve a llamar a su puerta, parece que se presenta una última oportunidad de cambiar las cosas. De sentirse vivo de nuevo, aunque sea tan solo por una vez más.

Bueso  ha creado un personaje complejo, un paria que no puede culpar a nadie de su miseria, salvo a sí mismo. Alguien que no sabe cual es su lugar en el mundo, que no comprende que es lo que se espera de él ni que debe hacer. Víctima deliberada de la No-acción, el Wu wei de los taoístas, pero en su versión más decrépita, indigente y autodestructiva. Será necesario un detonante, algo que rompa con todo lo establecido, para que nuestro personaje se decida a actuar, de asumir el desafío que se le presenta, pese al miedo y las dudas. Y de eso va la novela: De un tipo que por fin se ve obligado a tomar las riendas, a ponerle cojones, aunque sea empujado por unas circunstancias tan extrañas e incomprensibles, a hacerse cargo de la situación y a tomar decisiones. De asumir por vez primera el protagonismo en la historia de su vida, de apretar el culo y los dientes y salvar la situación… y de paso, la vida.

Una novela de terror y ciencia ficción, escrita en clave de western y road movie, en la que el autor hace aquello que mejor sabe: Obligar a sus personajes a despertar, aunque sea a base de hostias. Aquí no hay héroes,. Y resulta difícil señalar realmente a un villano. Todos hacen aquello que han de hacer, para bien o para mal, en su lucha por sobrevivir, sea como raza, especie o individuo. La Taiga, esa carretera casi infinita, más allá de los confines del mundo. Bosques antiquísimos e inexplorados, que ocultan en su interior toda clase de horrores. Indios Cree, cuyo orgullo guerrero y ancestral se diluye ante los nuevos tiempos. Criaturas imposibles, hijos de un dios loco llamado hombre, que han convertido este inhóspito paisaje en su hogar. Traficantes, militares, operaciones secretas, motocicletas y Rock and Roll. Todo sucederá en una noche especial, distinta, en la que el fuego, destructivo y purificador, arderá en la tierra, pero aun con mayor intensidad en los cielos.

Si en Solo ante el peligro, Gary Cooper se hallaba en un pueblo de calles polvorientas, madera reseca y sol abrasador, dependiendo únicamente de sí mismo, en Está noche arderá el cielo nuestro héroe sin vocación aparcará su caballo de hierro, tomará su pistola de bengalas a modo de colt 45 y se enfrentara a la fría noche de la Taiga y a sus miedos, dispuesto a salvar a la chica y vender caro su pellejo. Su mayor enemigo, sin embargo, no se oculta en las sombras, sino dentro de sí mismo. Luchará contra todo aquello que ha sido hasta ahora su forma de ser y  enfrentarse a la vida: Su aislamiento, su falta de decisión, su  debilidad… Fuegos, reales o metafóricos, que supondrán el principio y el fin, el alfa y el omega, la muerte y el renacer, bajo un bautismo de luces fantasmales y fuego redentor.

emilio-buesoBueso en su línea, directo y sin concesiones. Una prosa directa al hígado, construida a conciencia como el artesano que es. La estructura narrativa es como una obra de ingeniería, trabajada hasta el más mínimo detalle, como una máquina de precisión con una fuerza arrolladora. Maravilla que tanta complejidad, tanta minuciosidad, se ejecuten con tal perfección que el resultado nos parezca brillar por su sencillez. Bueso hace que lo difícil nos parezca fácil. Una prosa cargada de metáforas, hipérboles, metonimias y anáforas, pero a la vez, con un vocabulario crudo, descarnado, irreverente, incluso vulgar en ocasiones, como ya es habitual en él.

Bueso en estado puro, señores. Tan mordaz y analítico como suele ser. Un filósofo con chupa de cuero, con las cosas claras y contando historias como se deben contar.

Imprescindible.

 

Esta noche arderá el cielo

Emilio Bueso

Editorial: Salto de Página

ISBN: 9788415065487

Páginas: 288 pág.

PVP: 18€

 

Cenital, de Emilio Bueso

Buenas tardes, Lectores Ausentes.

Venimos hoy con una novela que de entrada ya os digo que a mí me ha dejado tocado. Una distopía  tan cercana, creíble y casi me atrevería a decir que inminente, que le deja a uno con un resquemor importante, sin poder dejar de pensar cuan cerca podemos estar de que se cumpla. Estoy hablando de Cenital, la última novela de Emilio Bueso, quien con este trabajo se atreve a predecir un futuro cercano, casi inmediato y basar su profecía en datos reales, contrastados y que nos hacen preguntarnos no si va a cumplirse, sino cuando sucederá lo que parece inevitable.

No pretendo ser alarmista, ni mucho menos, pero lo cierto es que las circunstancias actuales y el rumbo que ha tomado la sociedad en estos últimos años componen un escenario perfecto para que el autor lo utilice como punto de partida para desarrollar su historia. Una visión de un futuro tan catastrófico como posible.

«La mano invisible te ha robado la cartera y el futuro, y no se detendrá cuando algunos gobernantes dimitan. Esto no se arregla con unos años de ajuste ni inyectando capitales ni nacionalizando bancos. Esto no se va a quedar en los aeropuertos sin aviones, los trenes de alta velocidad sin pasajeros, la gente sin pisos y los pisos sin gente. Esto sólo acabará cuando un silencio sepulcral se enseñoree de todas las grandes ciudades, cuando el apagón se vuelva permanente y las bicicletas se desplieguen por las autopistas de peaje.

 Para entonces habrán muerto millones de personas.»

Convencido de que la actual crisis económica es resultado del agotamiento del petróleo, un colectivo antisistema se reúne en torno a un líder profético para enfrentarse al colapso de la sociedad y así sobrevivir. Cenital cuenta la historia de una ecoaldea fortificada que se parapeta contra un mundo en el que las mascotas devienen comida y el progreso es sólo el antepasado de la destrucción, la ruina y la barbarie.

En una civilización como la nuestra, superpoblada, donde se consume más de lo que el planeta puede producir, los recursos escasean y donde ya no queda petróleo ni otras alternativas energéticas capaces de mantener la maquinaria del mundo en marcha, nuestro modo de vida y nuestra sociedad están condenados a colapsar y desaparecer como tales. Solo aquellos que hayan sabido atar cabos y se hayan anticipado al desastre podrán sobrevivir. Autosuficientes, mentalizados, dispuestos a dejar de lado las comodidades y volver a vivir con lo estrictamente necesario,  tal y como lo hacían  nuestros ancestros, solo ellos conseguirán seguir adelante cuando llegue el apocalipsis.

Destral es uno de esos pocos que se dio cuenta a tiempo de lo que iba a ocurrir y tomó medidas al respecto. Primero, como profeta en la Red, advirtiendo del peligro a todo aquel que quisiera escucharle. Más tarde, fundando la ecoaldea, un bastión autosuficiente donde refugiarse y sobrevivir. Y ahora, después de que la sociedad se fuera al carajo, se yergue como líder de su pequeña comunidad, peleando cada día por un poco de comida y manteniendo a raya a aquellos desdichados que empujados por el hambre, pretenden hacerse con sus pocos recursos.

En el poblado, cada uno de sus habitantes tiene una historia que contar. Un pasado, en el que tuvieron una vida como la tuya o la mía y que tuvieron que dejar atrás para adaptarse a los nuevos tiempos y sobrevivir.

La novela se divide en distintas secciones que permiten ver de forma global el alcance del desastre. Mientras conocemos de primera mano lo ocurrido por boca de los personajes, rememoramos su pasado,  vemos como se las apañan en la actualidad y además, descubrimos a través de expedientes, informes y artículos reales extraídos de varios medios cuales son los factores que nos llevaron a esta situación, comprobando aterrados de que todo se remonta bastante atrás y que como decía al principio, parecen indicar que lo que Bueso nos está contando no es solo ficción y que nuestro destino va camino de equipararse al de los personajes en breve.

Esa forma de narrar le da a la novela un ritmo ágil y fluido, que nos permite conocer al detalle como se sucedieron las cosas sin que ello ralentice la lectura. Sin alardes ni excesivas florituras,  la prosa luce brillante y acertada, apostando por un estilo directo y realista que supone todo un acierto para darle mayor credibilidad si cabe.

Personajes con carisma y personalidad, que aunque en apariencia parecen solo esbozados, logran calar en el lector con lo que nos cuentan. Ver quienes eran y en quienes se han transformado a raíz del colapso supone una de las mejores bazas de la novela, ya que cualquiera de nosotros puede verse reflejado en ellos.

Una lectura tan recomendable como inquietante, que a buen seguro conseguirá que como mínimo perdáis algunas horas navegando por internet una vez finalizada, buscando información sobre lo que cuenta, así como sobre energías alternativas, ecoaldeas y supervivencia aplicada.

Lo que no han conseguido años de lecturas sobre zombies y otras formas de apocalipsis, lo ha logrado el señor Bueso con esta novela: El preocuparme y  obligar a plantearme si de verdad no viene siendo hora de empezar a buscar un lugar perdido en las montañas donde ubicar mi futuro refugio.

 

Cenital

Emilio Bueso

Editorial: Salto de Página

288 páginas

ISBN: 978-84-15065-26-5

PVP: 18 €

 

Diástole, de Emilio Bueso ( por Fco José Arcos Serrano)

Buenas noches, Lectores Ausentes:

La reseña de hoy viene de la mano de un nuevo colaborador: Francisco José Arcos, un nuevo fichaje que se pasará por aquí de vez en cuando, a dejarnos sus impresiones sobre los libros que van cayendo en sus manos.

Os dejo con él y con la reseña de Diástole, de Emilio Bueso.

Una de las particularidades de esta novela, es su acertada mezcolanza de estilos: Encontramos en ella retazos de terror, género negro y novela romántica, lo cual no hace más que potenciar el buen hacer de Emilio Bueso  para introducirnos en la historia, sin dejar lugar para el aburrimiento. Todo lo contrario: Es envolvente de principio a fin y eso es algo que se agradece.

Jérôme, su protagonista, es un pintor caído en desgracia y yonqui, que recibe el encargo de retratar a Iván, un misterioso extranjero cuyo pasado irá revelándose a medida que nos relate su historia durante las sesiones de posado.

Esta premisa, a priori convencional, nos sumerge en la vida de Iván con un pulso firme que deja al lector emocionado y con ganas de saber
más de las vivencias de este misterioso personaje, con distintas tramas que van desde su persecución por parte de agentes rusos, pasando por su complicada historia de amor, y terminando en su periplo por los restos nucleares de Chernóbil.

La estética que imprime Bueso a la novela se encuadraría dentro del ‘género gótico’, al igual que los destinos de ambos personajes.
Supervivientes,  llenos de recovecos y  pasillos oscuros que intentan llenar de forma definitiva y agónica, al haber llevado una vida lastrada por su pasado, el cual es bastante tormentoso.

La atmósfera es oscura y deprimente, alcanzando muy buenos resultados en cómo describe el día a día de Jérôme, cabalgando siempre entre su
trabajo a media jornada, sus vivencias con su compañero de piso, yonqui al igual que él, y su infierno particular, las drogas, dando como resultado formal una radiografía social muy bien resuelta, de las mejores que recuerdo últimamente.

Algo de lo que es de alabar también de la novela es cómo está estructurada la misma y el uso tan acertado del binomio ‘sístole – diástole’, ‘contracción y relajación’, utilizado en distintas acciones de uno de sus personajes principales,  Jérôme, en un contraste muy original, poco visto en el tipo de literatura que hoy nos ocupa.

No se me puede olvidar su exquisita portada, de terrorífico diseño, de las mejores que han pasado últimamente por mis manos.

En definitiva, una novela escrita con muchísimo amor por el género, de prosa minimalista, y llena de metáforas que da una nueva vuelta de
tuerca al tema vampírico.

Mi enhorabuena más sincera para Emilio Bueso, dejándome con muchísimas ganas de leer otras obras suyas. Hay que seguirle los pasos muy de
cerca.

No se la pierdan, una de las voces más personales de la nueva narrativa fantástica española.

 

Diástole.

Autor: Emilio Bueso.

Editorial: Salto de Página.

Páginas: 240.

ISBN: 978-84-15065-07-4.

PVP: 18 euros.

.