El ojo de Dios, de Marco Noriega

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

eodd01Hoy venimos con El ojo de Dios, de Marco Noriega, una obra curiosa en la que el autor nos ofrece toda una lección de coaching personal  bajo la apariencia de un thriller. Noriega utiliza la novela para dar cuerpo a un tratado de superación personal,  partiendo de un argumento más que interesante para desarrollar y ejercer su profesión. Lecciones de vida, filosofía y terapia que  a mi entender, tienen más relevancia por si mismas que la propia trama y que logran eclipsar lo que prometía ser una obra de intriga, misterio y tintes de ciencia ficción  de alto nivel.

No sé si esta era en realidad la finalidad del autor, la de ofrecernos técnicas de coaching en un nuevo formato,  consciente de la mala prensa dentro del mundillo literario que tienen ese tipo de publicaciones y decidiendo a apostar por nuevas maneras de llegar al público, aprovechando por su afición al fantástico y al thriller para ello. Ejercicio atrevido y valiente que merece todos mis respetos y que he de admitir que más o menos funciona. En mi caso concreto, como lector de género,  la balanza no estaba equilibrada y el peso de  la parte positivista y en cierto modo, paternalista y mentora  se lleva todo el mérito, dejando a los elementos y tramas propias del thriller en poco más que eso, una excusa, que si bien funciona como fondo y forma (insisto en que hay chicha de la buena ), no alcanza las cotas de satisfacción esperadas por un servidor en una aventura de esta índole, al no ser en realidad su leit motiv .

No puedo negar lo evidente: Buen pulso en una obra que  te obliga a leer y entretiene. El estilo del autor es ágil y fluido, con una prosa cuidada y que demuestra talento, sobre todo en la forma de tratar a los personajes. Buen ritmo, tocando temas candentes que abarcan desde la psicología hasta la política, las influencias sociales, el sectarismo, las guerras y tácticas empresariales, el humanismo y sobre todo, el miedo a la muerte y el miedo a vivir. La acción y la intriga obligan a seguir adelante, pese a los obstáculos que traía yo conmigo frente a ella. La premisa de la que parte es una idea excelente y tal y como se desarrollan los acontecimientos y revelaciones, tienen al lector enganchado y resultan atractivas. Es una buena historia y está bien narrada, pero como digo, en mi caso concreto (alguien que no comulga con los temas de orientación positivista y tanto “profesional altamente cualificado para hacer de ti alguien de provecho´´, se me ha hecho un poco cuesta arriba, más si tenemos en cuenta que el personaje, si bien se comprende el temor, los traumas y la incertidumbre que arrastra por las experiencias vividas y las perspectivas de futuro,  me parece alguien que se deja llevar, bastante perdido y un tanto neurótico, influenciable en exceso por elementos externos e incapaz de aceptar o de siquiera afrontar las cosas como vienen y adaptarse a ellas e intentar pelear, que se pasa tres pueblos o no llega en cuanto a cuestionarse sus propias decisiones o responsabilizarse de sus actos y con una actitud victimista/derrotista que le hacen parecer un pelele al que todo le viene grande, aunque su evolución es evidente a medida que avanzamos en la lectura.

Ojo, no quiero que se me malinterprete. Todo esto es solo una apreciación puramente personal basada en mis propios criterios y perjuicios. Si me preguntas si la novela me gusta, mi respuesta es SI, con reservas, pero SI.  Me ha tenido entretenido, me ha hecho pasar un rato ameno, el autor sabe de lo que habla y escribe todavía mejor. Tiene gran variedad de herramientas disponibles y sabe hacer uso de ellas, e incluso me ha llevado a ciertos momentos de reflexión. Si el autor hubiera dejado a un lado la blancura, positivismo y superación (el hacer de entrenador, vamos);  la excesiva introspección victimista; si hubiese apostado por ensuciarse un poco, por aceptar el lado oscuro y embrutecido de la vida, la parte real del mundo (que es fea y cabrona, aunque no necesariamente fatalista, y tener en cuenta que en la mayoría de ocasiones  las buenas intenciones, los buenos consejos, los supuestos aliados o maestros del camino y los gurús no sirven para nada cuando las cosas están realmente jodidas, y que nadie más que tu va a poder sacarte las castañas del fuego y tragar mierda); si la novela hubiese sido un poco más realista en ese sentido, asumiendo que la vida es una puta cabrona que se descojona en tu puta cara y la maldad casi siempre gana , y que  cuando te toca, solo te queda joderte,  la obra hubiera ganado enteros y estaríamos hablando de un novelón. Pero es que quiero entender que esa no era su intención y la propuesta del autor no iba por esos derroteros, sino como decía al principio, lo que busca es ofrecernos un producto nuevo, un experimento literario en el que unir sus dos pasiones y aportar sus conocimientos, de forma similar a como ya lo hizo en su día  en el género de aventuras  James Redfield con su novela Las nueve revelaciones, por poner un ejemplo parecido y salvando las distancias, claro está.

eodd02De todos modos, os invito a que seáis vosotros mismos quienes deis vuestra opinión sobre la obra. Os animo a leerla, a experimentarla y que me dejéis vuestras impresiones. Os garantizo, como mínimo, un rato de entretenimiento que intenta aportar algo más. Creo que solo por eso, se merece mis respetos y una oportunidad.

Solo una cosa más: Atención especial al pedazo banda sonora que el autor nos presenta en la novela. Todos y cada uno de los temas que aparecen están escogidos con un acierto increíble, con una intencionalidad absoluta y que encajan a la perfección con el momento elegido. Me quito el sombrero ante la premeditación y talento de Noriega, quien demuestra conocer muy bien cómo funciona nuestra cabeza y lo que vamos a sentir.

 

¿QUÉ HARÍAS SI MAÑANA FUESE TU ÚLTIMO DÍA?

Nacho Oriol acude a la consulta del coach Alberto Braün con la esperanza de que le ayude a enfrentarse a la muerte.

El origen de esta muerte prematura se sitúa en el Proyecto Estrella, un ambicioso programa basado en un implante que puede influir sobre los pensamientos y las emociones ajenas.

El resultado. UNA GENERACIÓN MALDITA.

Nacho comienza a experimentar una serie de apariciones, en donde una mujer le transmite un misterioso mensaje de advertencia.

A partir de este momento su vida empieza a rodearse de personajes inesperados y a convertirse en un laberinto donde todo parece escapar a su control: Ada, una misteriosa compañera de juegos del pasado; Cris, una mujer de negocios que esconde un secreto; don Camilo, un empresario a punto de despeñarse; Erika, una joven boxeadora con una insólita propuesta.

Nacho desea, a toda costa, escapar de ese fatídico juego, para ello deberá hacer frente a los obstáculos que van apareciendo, unas veces provocados por el azar y otras, por algo que va más allá de la naturaleza humana…

Un viaje iniciático a través de las sectas, las relaciones de pareja, el mundo laboral, el miedo a morir y el desafío de la vida, teniendo como escenario la ciudad de Madrid.

El juego por la SUPERVIVENCIA ha comenzado…

Marco Noriega nos sube al cuadrilátero de la vida donde a base de golpes va introduciéndonos en el mundo de las emociones por el que se mueve desenvuelto, adentrándonos con magistrales pinceladas en el mundo interior que guía a los personajes.

 

 

EL OJO DE DIOS: ¿Qué harías si mañana fuese tu último día?

Marco Noriega

Páginas: 294 pág.

ASIN: B014MN7EWW

PVP: 0,99€ (Papel: 14,25 €)

https://www.amazon.es/EL-OJO-DIOS-har%C3%ADas-ma%C3%B1ana-ebook/dp/B014MN7EWW