Bifrost (El Ciclo de Drímar #9), de Rodolfo Martínez

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

bifrostHoy venimos con Bifrost, de Rodolfo Martínez, título con el que se cierra esa fantástica y compleja saga que es El Ciclo de Drímar. A través de su editorial, Sportula,  el autor nos ofrece esta obra que incluye un total de cuatro historias que forman parte del ciclo (las tres anteriores integradas en el volumen, más la nueva novela en sí), en forma de un tomo único en su versión en papel.

 “Han pasado varios miles de años desde los acontecimientos narrados en Jormungand. En ese tiempo, la Galaxia se ha visto envuelta en una guerra atroz mientras la Dispersión seguía imparable y sistemas estelares enteros se perdían para siempre. La guerra, sin embargo, ha terminado: Dios y sus huestes han caído sobre ambos bandos y han impuesto una paz cuya alternativa es el exterminio.

A bordo de la Bifrost, una tripulación compuesta de humanos, delfines y ratas inteligentes regresa a la Galaxia para arrebatársela a Dios y devolvérsela a sus habitantes. A lo largo del viaje, el humano Sordo, el delfín Rompiente y la rata Fértil explorarán los senderos del pasado y descubrirán las raíces de la actual situación: averiguarán el origen de Dios, investigarán los primeros días de lo que ahora es el Cielo y en sus días fue una estación espacial conocida como la Peonza, caminarán por los recuerdos del ciberpirata Vaquero y, finalmente, se adentrarán en su propio pasado al recordar el destino de Tierra de Nadie y lo que les ocurrió a sus habitantes. Así, mientras avanzan hacia un futuro incierto, desentrañan un pasado lleno de misterios.

Con Bifrost concluye la publicación del Ciclo de Drímar en cuatro volúmenes recopilatorios en papel y en nueve ebooks individuales, una de las sagas españolas de ciencia ficción que más premios ha acumulado a lo largo de su publicación.”

Las referencias  que encontraremos en esta obra empiezan ya por su propio título: Bifrost, el puente que comunica  Migrad, la tierra de los hombres, con Asgard, el mundo de los Dioses.  Nada de esto es casual y la alusión a la mitología  vikinga  adquiere por sí misma una simbología implícita que nos da una clara idea del papel de la nave en la novela, como punto de unión entre el cielo y la tierra, lo mortal y lo divino, en un viaje que se convierte en toda una epopeya digna de ser leyenda por derecho propio. Las alusiones  a mitos, tradiciones, religiones, leyendas y mitología son una constante en esta serie y de hecho, su leit motive a la hora de dar sentido a la misma, ya que en definitiva, no son más que un reflejo de la búsqueda intrínseca del conocimiento, de la verdad, de la revelación final sobre nuestro origen y destino.

Bifrost  se puede encontrar como una novela independiente en su versión digital y es, en esencia, la respuesta a la mayoría de cuestiones abiertas a lo largo de la saga. Con ella se pone punto y final, al menos en gran parte, a una historia que se remonta muy atrás en el tiempo y que ha tenido cientos de frentes abiertos y dudas no resueltas. Con ella, llegamos al final del camino, si bien es obvio que otro nuevo se abre frente a nosotros y que es labor de los lectores decidir si su curiosidad y necesidad de saber queda satisfecha o, como suele suceder en nuestra propia vida, planean sobre nosotros nuevas dudas.

En su versión en papel, la obra funciona como un tomo recopilatorio o una versión remasterizada y extendida,  que incluye en sus páginas algunas de las novelas anteriores, lo que hace del libro un volumen excepcional. Los celos de dios, La sonrisa del gato y Un jinete solitario, junto a la propia Bifrost, convierten el libro en la culminación definitiva del Ciclo.

Al albergar en si misma a las tres anteriores novelas,  Bifrost  actúa como un recipiente, como nexo de unión,  pero es mucho más que eso y pese a que en algunos momentos pueda parecer que  su armazón esté creado explícitamente para ello, para servir de puente de unión, lo cierto es que funciona por sí misma y de manera  independiente, con cuerpo, alma y razón de ser. Los lectores que se acerquen al Ciclo por primera vez, podrán disfrutarla de forma independiente, como una obra autoconclusiva y autónoma, sin problemas, aunque como es lógico, se disfrutará muchísimo más de ella si se tienen en cuenta sus antecedentes y su lugar dentro del Ciclo.

Con voz propia, a medida que se desarrolla adquiere una consistencia sólida de forma  individual y por si misma,  dando respuestas  y cerrando cabos que llevaban sueltos desde hace mucho tiempo. Mientras se resuelven dudas, seremos testigos de un viaje que no deja de ser iniciático, por extraño que parezca a estas alturas. El tratamiento de los personajes no podía tener mayor sentido y coherencia: Descubrir, comprender, aprender, asumir y aceptar quiénes son,  las razones que les han llevado a un destino que se antoja inevitable y cuál es su papel en esta función.

200px-Rodolfo_Martínez_3960Con ese estilo tan particular que le caracteriza y un tono ligero que choca, por lo bien que cuaja, con ese modo de narrar tan poco habitual con el que le gusta experimentar al autor, la novela fluye con un ritmo ágil que hace de la lectura una experiencia deliciosa. La prosa, trabajada y con algunos momentos sublimes,  logran envolver por completo al lector en la historia, sumergiéndolo en las distintas tramas y haciendo que el avanzar en la historia resulte una aventura sorprendente, tanto por lo que cuenta como el tono,  tan especial y diferente a nada que hayamos leído antes. Historias desenfadadas y sin complejos, pero siempre tejidas con inteligencia y cargadas de intención que uno disfruta por completo, demuestran que el autor tiene muy claro que es lo que buscaba  que consigue hacerlo de un modo envidiable.

Un modo magnífico de cerrar una etapa, de terminar y concluir  el Ciclo, a lo grande y dejando espacio para que el lector, demasiado acostumbrado  y en muchas ocasiones molesto por el hecho de que se lo den todo masticadito, pueda decidir por sí mismo si ha encontrado las respuestas que buscaba, si las conclusiones que se le ofrecen son suficientes o si como suele suceder en el mundo real, siempre queda algo por contar.

 

Bifrost –El Ciclo de Drímar 9-

Rodolfo Martínez

Editorial: Sportula

Portada: Juan Miguel Aguilera

Páginas: 458 pág (158 pág. en la versión digital, no incluye el resto de novelas)

ISBN: 9788415988236 (ebook : 9788415988250)

PVP: 21€ (ebook: 2,68€ sin DRM)

 

.