Después del Anochecer, de Stephen King

Buenas tardes, amigos.

Volvemos a la carga con un nuevo recopilatorio de relatos del  tito King. No se me ocurre mejor forma de empezar el fin de semana que recomendando Después del Anochecer, donde el maestro vuelve a demostrar que se maneja como nadie en las distancias cortas. Y es que aunque me gustan sus novelas, es con los relatos cuando el señor Stevo nos muestra todo su potencial como narrador de historias.

Trece son los relatos que  se incluyen en este recopilatorio,  en el que King maneja a su antojo ese estilo que tan bien le funciona siempre. Situaciones en apariencia normales, mundanas,  que terminan por convertirse en la antesala del horror para sus protagonistas, quienes se topan con algo que va más allá de su comprensión y que les permitirá vislumbrar lo que aguarda tras el frágil y apolillado velo  de la realidad: Un lugar desconocido, casi siempre aterrador, que permanece oculto bajo el manto de lo
cotidiano y terrenal.

Tras una entretenida introducción, algo a lo que el Maestro ya nos tiene acostumbrados, llegan los relatos, que a continuación iremos comentando.

 

-Willa :  Un escenario  muy adecuado para la historia que nos cuenta.  Una estación perdida en medio de ninguna parte y un grupo de pasajeros esperando un tren que no llega. Una historia en la que pronto adivinamos que ocurre realmente, pero que consigue mantenernos interesados por el modo en que está escrita.

-La Chica de Pan de Jengibre:   Uno de los mejores relatos del  libro. Potente, intenso, bien narrado y con una facilidad increíble para hacer que la adrenalina nos salga por las orejas. La primera parte del relato es buenísima, pero es en la segunda  cuando logra unos picos de tensión difíciles de olvidar.Magnífico.

– El Sueño de Harvey:   Extraño, casi tan onírico como su título indica. Sencillo, bien escrito, aunque   bastante previsible.

Área de descanso: Relato recurrente sobre el tema de los pseudónimos y de como nuestro alter ego personal es capaz de hacer lo que nosotros mismos no nos atrevemos.  Siendo un buen relato, es quizás uno de los más flojos del libro.

 -La Bicicleta Estática Un relato extraño. Bien narrado y mostrando a King en su faceta más psicotrópica, nos lleva de nuevo a esos universos paralelos, lugares imposibles que tanto le gustan y a los que solo los protagonistas pueden llegar. Con ciertos parecidos con El Retrato de Rose Malder (un cuadro cobra vida y se convierte en la puerta a otro mundo), resulta una historia un tanto surrealista, aunque tras releerlo gana enteros.

-Las cosas que dejaron atrás: Otro de los platos fuertes del recopilatorio. Emotivo,
cuidado hasta el más mínimo detalle, nos cuenta una historia tan  sentida como bien narrada, sirviéndose del elemento fantástico para rendir un tributo a las victimas del 11-S. Sin caer en el dramatismo innecesario, con muy buen gusto, engancha y convence, logrando que nos sintamos implicados en la historia.

-Tarde de Graduación: Corto, pero intenso.  Duro y sin concesiones. Sencillo, pero contundente. Y es justamente por esa simplicidad, que funciona tan bien como lo hace.

 -N.: Otra de las joyas del libro y quizás, el relato que más me ha gustado. Los desordenes de tipo obsesivo compulsivo, utilizados como hilo conductor en una historia que reúne los mejores ingredientes de la obra de Lovecraft. Hay mucho de los Mitos de Cthulhu y del resto del panteón Lovecraftiano en sus páginas y el resultado no podía ser mejor.

-El Gato del Infierno: Un relato de corte clásico, que nos evoca irremediablemente a Poe y que Stephen King escribió en 1977.  Si no me falla la memoria, juraría que ha sido llevado a la pantalla, en forma de capitulo de alguna serie o telefilm.
Interesante y muy logrado, es  una buena lectura.

-The New York Times a precio de ganga: Otro de esos relatos que,  a pesar de no ser nada del otro mundo, personalmente me ha gustado muchísimo. En la sencillez se encuentra su mejor baza y  con un planteamiento simple, logra crear una historia que me ha llegado. El teléfono se convierte en el último lazo de unión para los protagonistas y el lector no puede evitar sentir empatía por ellos, esperando que vuelva a sonar.

– Mudo: Buen relato.  Comienza como una confesión y justamente juega con eso, con la necesidad de desahogarnos, del poder hablar con alguien sin que se nos juzgue. Alguien que nos escuche, sin más. Pero, ¿qué pasaría si ese alguien decide actuar? Un interesante planteamiento al que el autor  sabe sacar provecho, con una historia que nos atrapa desde las primeras líneas y nos lleva por caminos inesperados.

– Ayana: Curioso el modo con el que este relato se adentra en el terreno de la Fé, los sentimientos, las emociones, el  dolor y la perdida, a través de los Milagros. Elegante y con un tono muy acertado, resulta una lectura más profunda de lo que podría parecer.

 -Un lugar muy estrecho:   Relato que cierra el recopilatorio y otro de los más intensos, recomendables y que hacen que con su sola presencia, el libro valga la pena. Adictivo, no hay forma de dejarlo hasta llegar al desenlace, que por cierto, es brillante. Duro, claustrofóbico, escatológico y terrorífico, nos pone en la piel de un personaje que tendrá que llegar hasta extremos inimaginables para poder sobrevivir.
Sencillamente brutal.

En definitiva, he disfrutado muchísimo con este recopilatorio. La mayoría de relatos valen la pena y el nivel es alto. Lo mejor, el tono que respira la antología, variada y con todos los elementos que caracterizan la obra de King. Creo que es de los mejores recopilatorios que he leído del Maestro, siendo muy superior a Todo Oscuro, Sin Estrellas e incluso a Todo es Eventual, dos obras que son ya de por si más que recomendables.

Así que ya lo sabéis. Si os apetece una buena lectura, esta lo es.

 

Después del Anochecer

Stephen King

Editorial: Random House Mondadori

ISBN:  9788401337321

Páginas: 464 Pág.

PVP: 21,90 € (Edición de Bolsillo 9,95€)

.