Carne Muerta, de David Mateo

 

Buenas noches, amigos.

Supongo que es inevitable que los que nos dedicamos a esto de las reseñas, acabemos sintiendo una evidente preferencia y simpatia por ciertos autores en detrimento de otros. No se trata de menospreciar el trabajo de unos en beneficio de otros, ni mucho menos, si no mas bien en que se nos nota a la legua cuando un autor en concreto ha captado nuestra atención y nos convertimos en fieles seguidores de su obra y de su persona, de modo que nuestra objetividad queda en cierta forma en entredicho, por decirlo de algún modo.
Digo esto porque, a pesar de que siempre he dejado claro que cuando hago una reseña  hablo desde MI punto de vista, dando unicamente MI opinión personal sobre la obra en cuestión (una opinión siempre debatible y que no tiene porque ser compartida por nadie), me consta que a veces, esa admiración que sentimos puede ser malinterpretada y convertida en objeto de critica o reproche.
Si he de ser sincero, eso es algo que me la trae al pairo. Hace ya tiempo que decidí ser sincero conmigo mismo y tengo claro que si tuviese que estar condicionado por “el que dirán”, este sitio habria cerrado sus puertas hace dias. Yo reseño por gusto. Es asi de simple. Comparto con vosotros aquellas novelas que han captado mi atención, que me han gustado o sorprendido y sobre las cuales me apetece comentar. Se trata de MIS impresiones, que insisto, no tienen porqué ser las mismas que las tuyas o las de cualquier otro.
Incluso me atreveria a decir que esas discrepancias son buenas, saludables y deseables, ya que considero que debatir sobre literatura es algo que deberiamos hacer mas a menudo.

Os preguntareis a santo de que tanta introducción en plan “Declaración de Principios“. El motivo es que al parecer, hay quien cree que servidor, como muchos otros compañeros de afición, pecamos de amiguismo y colegueo, cuando no directamente somos unos vendidos a ciertos autores y editoriales.
“Po fueno. Po fale. Po m´alegro”, como dirian los buenos de Maki Navaja y “er” Popeye…..Que si, que pa ti la perra chica, chavalote. Yo voy a seguir con lo mio y si no te gusta, tan facil como no leer. Y si te apetece discutir, con argumentos y razonamientos lógicos, entra y comenta. Crearemos un debate interesante e ilustrativo, que puede aportarnos mucho a ambos. Pero deja de dar el coñazo en privado o ponernos a parir por todos lados.

.

En fin. Tras tan larga introducción, que espero sepais disculparme, vamos a lo que realmente nos interesa.
Hoy vamos a hablar de la novela de un tipo al que aprecio tanto como escritor como persona. Se trata de “Carne Muerta“, de David Mateo. Con ella, el autor demuestra una vez mas su valia y oficio, virtudes que lo convierten en uno de los mejores escritores de género de nuestro pais a dia de hoy.

David tiene un talento natural que se evidencia en sus escritos. Un estilo virtuoso y personal que hace de sus lecturas toda una experiencia. Incluso en un género tan explotado como es el de los zombies, David sabe darle ese toque suyo para hacer algo original y distinto, enfocando su novela desde un punto de vista  tan particular, que logra darle una profundidad inusitada a lo que en un principio, no era si no otro titulo Z mas.
 
Partiendo de una premisa similar a la de “Y, El Último Hombre” (comic que no he tenido el placer de leer, pero del cual he odio hablar mucho y bien), David nos muestra un mundo habitado unicamente por mujeres, tras el exterminio total de los hombres a causa de una epidemia. La novela empieza relatando como se inició la misma y ya en las primeras paginas se aprecia el prisma bajo el que David ha enfocado su historia, dotandola de un ritmo ágil y muy visual, a la vez que generosa en cuanto a los pequeños detalles y descripciones, con lo que la lectura adquiere tintes cinematograficos, permitiendo visualizar cada una de las escenas a la perfección.

El modo en que se describe a los personajes, dotados de unos rasgos distintivos que los hacen sumamente creibles, unido a una cuidada construcción de los mismos y coherente con su papel en la novela, les otorga una personalidad propia muy convincente, algo que contribuye a que la historia transcurra por los cauces que el autor pretendia y que le dan a la obra una base consistente y afianzada, lo que le permite  desarrollar las distintas tramas de forma natural y fluida.

Sorprende la forma tan aparentemente sencilla en que el autor logra ponernos en situación, en que nos sintamos testigos de lo que acontece, como si estuviesemos alli. Son esos detalles, esos pequeños apuntes, a veces muy sutiles y otras mas desarrollados, los que nos pemiten  imaginar a la perfección los distintos escenarios y situaciones por los que David conduce a sus personajes. Es evidente que el autor sabe llevarnos por donde quiere, haciendo hincapie en aquellas cosas que sabe de antemano que captaran nuestra atención y lograran convencernos.

.
Esa aparente facilidad queda patente al ver el perfecto equilibrio existente entre la acción y las descripciones. El detenernos a contemplar la magnitud del desastre, lo tétrico y desolado del paisaje, lo decadente y agónico del escenario en cuestión, no repercute en modo alguno en la fluidez de la narración, si no todo lo contrario. La simetria entre ambos factores es absoluta y conlleva al ritmo adecuado que la obra requiere.

.
No estamos ante una novela de zombies al uso. Al comentado estilo del autor hay que sumarle la capacidad de darle diferentes planteamientos. Hay momentos en que estamos leyendo una novela de terror pura y dura. Otros donde el tema post apocaliptico es el leiv motiv. En algunos capitulos, predomina la aventura y en otros, el drama. Incluso el thriller tiene cabida, sobretodo en la parte que concierne al porque de soltar el virus y quien esta detras de todo. Parte de la narración que resulta intrigante y que supone quizas la mayor incognita de la novela.
La historia no se limita a contarnos las vicisitudes de las supervivientes tras la extinción de los hombres y la posterior resurrección de estos como zombies. David no se queda en la superficie y se preocupa en profundizar en los personajes, en lo que los mueve, en lo que les hace ser como son. En como afrontan  su situación y en los motivos que los empujan a actuar como lo hacen.

El orígen de la epidemia y el misterio que lo rodea. La distintas formas en que se agrupan las supervivientes y las diferentes actitudes frente a un futuro desolador. El poder de convicción de algunas personas y el fanatismo absoluto de sus seguidores. Lo absurdo de algunos planteamientos y lo absurdo de su aceptación.
Las supervivientes han pagado un alto precio por seguir vivas: Su cordura. En un mundo muerto, sin apenas esperanza, da la impresión de que nadie, ninguna de ellas, ha salido indemne. Todas, en mayor o menor medida, han perdido parte de su humanidad. De su sensatez. De su conciencia.  En algunos casos esa perdida es evidente. En otros, los daños apenas son visibles, pero estan ahi.

Son muchos los elementos que hacen de esta una obra distinta y recomendable. David Mateo ha contribuido al género con una novela que reune todos los requisitos para convertirse en imprescindible.

Si hay que ponerle una pega y en esta ocasión, hay que hacerlo, es el que la novela termine con el odioso “Continuara”. Tras engancharte a ella y devorar sus páginas con gula, en un afan terrible por descubrir quien esta detras de todo y cual es el destino que aguarda a las protagonistas, supone un duro golpe tener que esperar la segunda parte. Resulta un tanto frustante, si se me permite la expresión.  
Nos consuela pensar que podremos disfrutar de la segunda parte como una nueva novela, donde seguiremos las  aventuras de las supervivientes hasta descubrir de una vez por todas cual es la solución del misterio.

La espera se va a hacer muy larga, pero estoy convencido de que valdrá la pena.

Carne Muerta
David Mateo
Editorial: Dolmen
ISBN: 978-84-938143-8-0
Páginas: 448
PVP: 17,95€

.

-Exclusiva- Entrevista con David Mateo, autor de “Carne Muerta” y ” Noches de Sal”

 Buenas noches, amigos.

.

Hoy tenemos con nosotros a un invitado muy especial. Alguien a quien respetamos muchisimo y admiramos aún más.
Nuestro invitado no es otro que David Mateo, autor de “Heredero de la Alquimia“, ( esa fantastica historia sobre la que hablabamos el otro dia ) y de otras tantas novelas y relatos que lo situan como uno de los mejores escritores de género de nuestro pais, quien además de habernos demostrado su inegable talento, nos deja claro que es un tipo que no se duerme en los laureles y que siempre anda metido en nuevos proyectos. Muestra de ello es la inminente publicación de sus dos últimos trabajos: “Carne Muerta” (que esta a puntito de salir, si no lo ha hecho ya) y  “Noches de Sal“, que saldrá a la venta a partir del próximo 4 de Abril.

Sin más preambulos, os dejo con el:

.
1-AI -¿Quien es en realidad David Mateo?

DM- Alguien a quien le fascinan las historias. Es más, alguien a quien le fascina que le fascinen, ya sea a través de un libro, de una película, de un cómic… o escribiendo.

.
2-AI- ¿De donde viene tu afición a la escritura?

DM- Suelo decir en mis talleres que la escritura equivale a un juego, un juego divertido y multidisciplinar. Empecé escribiendo siendo un niño. Copiaba cómics y les cambiaba el final. Despedazaba con mi Oliveti los argumentos de las películas. Escribir era como crear un gran videojuego donde el personaje no tenía limitaciones de movimiento y el escenario se transformaba en un universo infinito que explorar. Creo que eso es lo que más me gusta de la literatura: la falta de restricciones. Por eso me fastidia tanto que alguien trate de ponértelas.

.
3-AI -¿A qué se debe ese cambio de registro en tus dos últimas novelas? Por que resulta evidente que “Noches de Sal” y “Carne Muerta” tienen muy poco en común con tu anterior trabajo “Heredero de la Alquimia”…

DM- Es cierto, aunque en «Heredero de la alquimia» ya se dejan entrever muchos toques de horror.
Comencé a publicar terror antes que fantasía (aunque la etiqueta de autor de fantasía épica siempre me ha acompañado porque mi obra va por esos derroteros), pero antes de «Nicho de reyes» publiqué en la extinta revista Asimov Ciencia Ficción la novela corta «El enigma de Trujillo» o diversos relatos de terror que fueron recopilados en «Perversa». Hasta ahora había conseguido mitigar el gusanillo con cuentos y recopilaciones diversas, pero con «Noches de sal» necesitaba matar muchos demonios interiores y hacer una historia muy personal, a lo «It» de Stephen King. «Carne muerta», en cambio, responde a un estímulo que trata de saciar mi curiosidad. Un rollo en plan de: ¿qué pasaría si el mundo funcionase de otra forma?

 
4-AI- ¿Tienes algún autor favorito? ¿Alguien a quien tengas como referente?

DM- Muchísimos, tanto extranjeros como autóctonos, además variadísimos. Yo creo que al final la escritura de un autor nace del reciclaje de otros muchos autores. Encuentras tu propia voz tras sumergirte en un océano de metáforas, paradojas y demás figuras literarias que han escrito otros. Los personajes que creas, aunque comparten neuronas y ADN del escritor, también se alimentan de otros personajes que has leído. Creo que todo es un círculo vicioso de retroalimentación y aprendizaje continuo.

 
5-AI- ¿Qué hace David Mateo cuando no escribe?

DM- En estos tiempos trabajar mucho y pasar el mayor tiempo que puedo con mi familia, mi novia y mis amigos. Me gusta mucho el cine, leer y alimentarme de la cultura frikie que el mundo pone a tu disposición.

.
6-AI- ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo editorial? Cuéntanos cómo fueron tus primeros pasos y cómo fue la experiencia.

DM- Puedo decirte que no fue excesivamente frustrante. En cuanto dejé de hacerme pajas mentales con los personajes que creaban otros (películas, series y comics esencialmente), me puse a escribir una novela inacabable, la dejé a un lado y me centré en el primer borrador de «La tierra del dragón». Escribí más de mil páginas con letra chiquitita e interlineado sencillo y cuando llegué a la página mil cien, me di cuenta de que el primer capítulo no tenía sentido, mandé al archivo a la papelera de reciclaje y comencé de nuevo. Así surgió «Nicho de reyes» hace cinco años. Transversal la compró, la publicó, luego siguió con «El último dragón» y así sucesivamente.
El mundo editorial en sí mismo es contradictorio: injusto, fantástico, terrible y maravilloso, lleno de momentos decepcionantes y de momentos inolvidables. Es una experiencia de vertiginosos vaivenes que todos los amantes de la escritura deberían experimentar alguna vez.

 
7-AI- ¿En qué andas metido ahora? ¿Nos puedes decir cuáles son tus proyectos en este momento?

DM- Ahora mismo ando con un estudio sobre Lovecraft para una editorial local. Sigo con la segunda parte de «Heredero de la alquimia» y con algo de terror todavía en la recámara. Supongo que si los zombis de «Carne muerta» funcionan, abordaré la segunda parte. Creo que acabar todos esos proyectos me llevarán unos cuantos años más.

 
8-AI- ¿Cómo te ves… digamos… dentro de 5 años?

DM- Pues si los mayas, los supervolcanes, los Apocalipsis zombis y los tsunamis lo permiten, seguiré escribiendo. Si echo la vista cinco años atrás veo a un David Mateo inmerso en la escritura de «Nicho de reyes», supongo que si vuelvo la cabeza a la inversa veré a un David Mateo escribiendo Dios sabe qué. La escritura es una de las actividades más estimulantes y divertidas que he abordado jamás. No creo que me canse de ella. Renunciar a la escritura sería como negarse a tener sueños o pesadillas. Crear es un ejercicio muy reconfortante.

.
9-AI- ¿Cuál es tu opinión referente al panorama actual de la literatura de genero? ¿Crees que poco a poco vamos avanzando? ¿Piensas que tanto las editoriales como el público están dándole por fin la importancia que se merece a estos géneros nuestros (Fantasía, Terror y Ciencia Ficción),  o por el contrario, siguen siendo catalogados como géneros minoritarios?

DM- Sigo pensando que a excepción de contados escritores (como Javier Negrete o León Arsenal) todo esto sigue siendo un nicho, un circuito demasiado underground. El problema de la literatura fantástica es la falta de profesionalización que es, a su vez, el desencadenante de la falta de masa lectora. Cuando empecé a escribir, todo parecía volcado hacia el autor extranjero. Los mejores libros eran extranjeros, las mejores sagas eran franquicias, los autores poppets eran franceses, americanos o rusos. Poco a poco se abrieron nuevas vías para el autor español, pero sigo pensando que el trabajo de escribir un libro de género en España continua estando muy mal remunerado. Escribes por afición, no por recibir una retribución adecuada.
Por poner un ejemplo: la hermana pequeña de la literatura fantástica, es decir, la literatura fantástica juvenil, es una hermana aventajada porque ha sabido encontrar su público. Los autores de género juvenil trabajan en grandes editoriales que miman sus textos y los publican en tiradas voluminosos que permiten romper el yugo que impone la distribuidora. Las cifras de la literatura de género fantástico siguen siendo raquíticas, lo cual provoca que las editoriales no crezcan y vivan en la cuerda floja y, lo que es más triste, impiden que el autor se profesionalice.
Francamente, no sé si todo esto va a cambiar a corto plazo. Si va a ir a peor o a mejor. Nunca he sido un gran estudioso del mercado. Sé lo que me interesa. Comprendo las limitaciones del género y eso me ayuda a no animarme demasiado ni a coger grandes berrinches. Conocer las limitaciones impuestas por el mercado te permite capearlas con la mayor dignidad y te ayuda a iniciar nuevos proyectos.

.

10-AI- Si David Mateo no fuera escritor, ¿hubiera sido…?

DM- ¿Vendedor de sanitarios en el Corte Inglés? ¿Contable de una empresa dirigida por gangsters? ¿Un parado más víctima de los políticos inoperantes de este país? Ni idea, como diría Sheldon: hay infinitos universos alternativos donde podrían existir infinitos Davids alternativos. Me quedo con el David Mateo que escribe, prefiero no pensar en alternativas.
.

11-AI- A David Mateo le asusta……

DM- La ignorancia. La ignorancia propia o ajena. Creo que la ignorancia ha deparado las mayores tragedias del mundo y las equivocaciones más ínfimas que todos hemos lamentado una vez cometidas. Si acabáramos con la ignorancia, borraríamos los grandes y pequeños problemas de este planeta.

.
12-AI- Por último… Cuéntanos cuál el último libro que has leído, la última peli que has visto y el último cd que has escuchado.

DM- El último libro que he leído es «El circo de la familia Pilo», la última película «El santuario» (y estuve a punto de quitarla a mitad) y el último cd es un recopilatorio de lo mejor de Radiohead.

.
AI- Pues creo que eso es todo, David. Muchisimas gracias por todo.

DM- Gracias a ti. Un saludo.