La opinión de Soraya: Las matemáticas del caos, Javier Vivancos

Por Soraya Murillo.

 

Un misterioso hombre  que oculta su rostro tras una bufanda  busca a quien destruyó su ciudad  y a su familia. 

 Con un diario en la mano,  caminando entre  cuerpos destrozados, grupos de gente que se atacan entre ellos,  sangre, hedor a muerte y explosiones,  intentará entender  que llevo el Caos a  Cartagena.

Terror realista, tocando  con mucha claridad el tema de las sectas.  En esta historia será la numerología quien tome el control de la novela.  Escrita a saltos entre el pasado (cuando su otra protagonista, María, fue captada por el jefe sectario  Hutter)  y la actualidad,  con ese hombre misterioso que busca respuestas .  La parte del pasado la leeréis con tranquilidad, siendo testigos de cómo se llegó a la actual situación.  En cambio, el presente tiene mucha acción y grandes revelaciones.

La numerología es  la adivinanza a través de los números.  Sólo existe el libre albedrío, todo es manejarte con lo que te encuentras. Ellos saben que no hay nada escrito y por eso juegan con las casualidades para captar incautos. El futuro no existe, pero el azar (es decir, algo  que sucede por casualidad), sí. De  todo esto  se aprovechará  Hutter para atraer a la gente,  en lo que en un principio parecen simples clases curiosas de simbología  y del tema de los pitagóricos.  Estos creían que todo en el Universo se regía por las matemáticas, por los números y había una armonía entre los mundos. Todo ello salido de sus cálculos.

Mientras,  vamos leyendo sobre cosas que les ocurren  y  que parecen increíbles. Cualquier persona con menos fortaleza de principios pensaría que hay algo, alguna relación, pero no es así. Es solo un accidente, una casualidad. Y es ahí que el jefe sectario  aprovecha esas casualidades que impresionan para convencerlos.  Entre líneas leeremos sus burlas  hacia las personas que adoctrina.

Pero esta vez hay si hay un fondo, algo que desconocen. Van a jugar con  aquello que no deberían  tocar. Van a  destruir la armonía, porque no todo está en los cálculos numéricos y también  manipular ciertos elementos  pueden mover ciertas energías que despertaran y provocarán una reacción en cadena.

Entre sexo, drogas y alcohol llegará la locura,  que explotará en el viejo Santuario y allí, en ese preciso instante, comenzará el presente.  Ese ahora  de gente huyendo  de los que antes eran sus vecinos, de un aire enrarecido y un sol que calienta diferente.  Sobreviviendo  al precio que sea, esperando una ayuda que no termina de llegar.  El hombre de la bufanda socorrerá algunos supervivientes  mientras sigue su camino…

Bien escrita, el tema de la numerología se entiende a la perfección.  Me gustan los cambios de ritmo cuando pasa del pasado a la actualidad.   Una Cartagena  que aparece como invadida de muertos vivientes, pero  que en realidad y pensándolo bien, no sabes  ni lo que son. Simplemente algo que se transformó o envenenó  con el Caos.  El autor no deja muy claro que es lo que despertó, prefiere que seas tú quien busque y deduzca.

Una buena novela sobre el tema de las sectas, la vulnerabilidad de algunas personas, la captación y sus mentiras; pero sobretodo  del peligro de ver la realidad y querer huir.  Su autor sabe bien de lo que nos escribe. En ningún momento sentirás la sensación de falta de credibilidad ante lo que nos narra.

Felicidades por tu novela, Javier.

https://www.amazon.es/Las-matematicas-del-caos-Finalista/dp/1511826894/ref=sr_1_1?

 

 

La opinión de Soraya: La belleza del Uróboros, de Javier Castañeda De La Torre

Nuestro protagonista, un joven policía a punto de ser padre, encuentra un telegrama en la puerta de su casa con un mensaje numérico. Este detalle de por sí ya misterioso, lo será aún más cuando descubra que el remitente es su progenitor, que ya lleva años muerto.

Obsesionado por un padre que no conoció, un profesor de física que se disparó a si mismo después de asesinar a doce alumnos, seis chicos y seis chicas. Intentando encontrar una explicación que no sea una locura, buscará una verdad que le ayude a entender si pudo haber un motivo lo suficiente importante para lo que hizo. Un becario de su padre desaparecido y una máquina llamada Uróboros, con la que se pueden enviar mensajes en el tiempo tanto del pasado del como futuro, serán parte de la clave para saber qué ocurrió en realidad para llegar a esa matanza.

Javier nos dejó una historia que navega entre la ciencia ficción y el misterio. Escritor inteligente y sabedor de que la ciencia es complicada y no apta para todos, intentó y consiguió que lo expuesto en su novela sea lo bastante comprensible para podamos entenderlo todos, sin tratarnos como a tontos, algo que es en sí la base de un buen libro.

El autor comenta la tesis resumida en la teoría de la información integrada: debemos sostener que el universo es un ser autoconsciente, lo cual hoy en día sabemos que un ser existe sin necesidad de ello, ¿verdad? Nos expondrá una interesante pregunta: ¿Nuestras vidas se rigen por la Lógica? Para mí, la propia vida no tiene lógica alguna.

Nos escribe sobre las paradojas. La ciencia es, en su diversidad, un instrumento para alcanzar el conocimiento y, más que el conocimiento, unos modelos para predecir el comportamiento de los fenómenos, prevenirlos y, a ser posible, usarlos en nuestro beneficio. ¿Por qué os cuento esto? Porque el padre de nuestro protagonista estaba convencido de que el mensaje que recibió era una síntesis de tres paradojas. Seguir ese razonamiento e intentar comprenderlas será parte importante de la novela; el autor nos dejará sus razonamientos, acompañándolos con fábulas y cuentos que os ayudaran a entenderlo.

Javier tuvo que pasar por encima de algunas teorías, cosa que se agradece o de lo contrario, la historia hubiera sido demasiado científica. Sin embargo, hace referencia explícita a cosas como la “Paradoja de Tristam Shandy´´, que para quien no lo sepa, aparece en la novela La vida y las opiniones del caballero Tristram Shandy, obra del autor británico Laurence Sterne y fue analizada después, gracias a la premisa que más tarde desarrolló Bertrand Russell y que tiene enorme importancia en la novela de Castañeda.

Me he sentido tranquila mientras lo leía; no soy muy de cosas de ciencia y esta clase de libros siempre me dan un poco de miedo. Pero en esta ocasión está todo muy bien explicado e incluso abandona el hilo de la historia en algunos momentos para que podáis ir asimilando lo que va narrando y aclarando ciertos aspectos, siempre con la intención de que nadie se pierda y el lector se sienta cómodo en su lectura.

La historia avanza entre datos científicos, con ese protagonista asustado de lo que llegue descubrir, temiendo que la historia se repita y pueda dejarle a su hijo la misma herencia de dudas que le dejó su padre. Todo esto destrozará su vida familiar, llevándolo a la paranoia y buscando refugio, una vez más, en los cómics, donde de pequeño encontraba su escape personal. Aunque ahora, más seguro de sí mismo, entenderá que los héroes no lo son por tener poderes, sino por saber tomar decisiones.

Él deberá tomar la suya, no será fácil hacerlo, pues ¿tienes opción de elegir cuándo está todo ya escrito?

Una novela, para disfrutar, pero sobre todo para pensar y entender.

Felicidades por tu libro, Javier.

 

La opinión de Soraya: La voz del abismo, de Yoss

Por Soraya Murillo

 

En la Cuba actual, un babalao negro, o lo que viene a ser un santero cubano, nos relatará en primera persona la historia sobrenatural que le tocó vivir para salvar al mundo del apocalipsis de la entrada de los Antiguos, aquellos de los que el gran escritor Lovecraft nos advirtió en sus libros.

Obdulio Casamayor, nuestro protagonista, fue tocado desde su nacimiento por la Diosa de la muerte, dedicándose desde muy joven a ver el futuro en las caracolas.

Años más tarde, Saúl Acosta (antes mudo) triunfará como cantante de rock metal, con letras extrañas. En ese concierto se rencontrará con nuestro protagonista y si bisnieta. Lo que debería ser una tarde de música se convertirá en terror y muerte cuando de la boca del cantante, una voz muy antigua pronuncie estas palabras:

Yog Sotthoh R’lyeh ptaghf

Ankh Cthulhu hybil fuagth arghh.

Un sacerdote católico, un rabino judío, un mago taoísta, un babalao y un bocor vúdu intentarán impedir que regresen lo seres abismales, ahora y para siempre.

Ya teniendo el pequeño resumen hecho, vamos hablar del libro.

Personalmente, cuando leí de qué iba la historia me quede así un poco parada, no sé, esperaba algo más, me parecía muy poca cosa, pero el libro me venía recomendado, por lo tanto había algo ahí que yo debía ver; y lo vi, tanto que lo vi.

Dicen que narrar es un arte. Cuando un escritor es capaz de transformarlo en palabras escritas haciéndote vivir la historia, comprendes que no te encuentras ante cualquier obra. Es lo que a mí, como lectora, me maravilla: ese instante en el que entiendes que el escritor ganó a su propio libro.

Una historia de terror, una explosión de voz que arrastrara con ella el sonido de pasos chapoteando, el aleteo de unas alas de murciélago…

Mientras tanto, sabremos de una Cuba que intenta arrancar hacia el futuro. De su educación, de su clase política, su sanidad y unos hombres que aman demasiado la tierra. Una Cuba envuelta en santería y el humo de habanos. Nos encontraremos un par de páginas muy interesantes sobre el escritor Lovecraft. Leeremos sobre sus mitos creados con esa duda que tienen los personajes y que yo en alguna ocasión también he llegado a pensar. ¿Fue todo fruto de su imaginación o vio algo en otra realidad? Yog-Shotth, Hastur, Nyartattholep… Incluso nombraran al Wendigo de Algernon Blackwood, intentando entender que es lo que quiere entrar por la puerta invisible.

Una interesante historia que el escritor supo escribir (sí, lo sé, parece una tontería, pero no lo es), donde él mismo se impuso, como escritor, al mundo creado por su ingenio. Una pena que se haya quedado tan corta, de verdad. Una pena que el final llegara tan precipitado, porque si no fuera por eso, ahora mismo estaría comentando una obra difícil de superar. Porque no me cansare de repetir que por la que forma en que nos la narra, con esa prosa, por un instante creí estar leyendo a Gabriel García Márquez. Lástima que no la alargara más.

Pero no importa. Disfruté tanto ese estilo que no puedo hacer otra cosa que opinar maravillas sobre ello. Por cierto: los nombres que utilizó con sus personajes me encantaron,. Cualquier otro escritor le hubiera puesto un nombre inglés al cantante cubano, pero nuestro escritor supo mantenerse en su Cuba.

El regreso para Cthulhu, cosa que yo siempre agradezco, y un cura cristiano que sabe que la mayor astucia del diablo es hacernos creer que no existe…

Gracias, Yoss, por saber escribir historias como un lector espera leerlas.

http://tienda.apachelibros.com/es/pluma-terror/36-lavozdelabismo-9788494523694.html

 

 

La opinión de Soraya: Fobos, de Manuel Amaro Parrado

Por Soraya Murillo.

En la mitología griega, Fobos (en griego antiguo ‘pánico’) era la personificación del temor y el horror. Su título fue lo primero que me interesó cuando escuché hablar de este libro de relatos. Pero para mi sorpresa no era terror lo único que iba a encontrar en su interior. Hay un poco de todo: miedo, cuentos, leyendas, ciencia ficción… No os quiero desenmascarar mucho; quiero que disfrutéis como yo lo hice.

Esa ansiedad que sentiréis, ese instante en que cambiará el rumbo de lo leído, la revelación de lo inesperado. Creo que a eso siempre se le ha llamado el arte de contar historias. Veintidós historias, veintidós relatos.

Dicen que cuando algo muy simple trae el miedo, es que el autor acertó con el escrito, y es posible que sea así. En el primer relato, “La agenda” vemos cómo un detalle tan sencillo, tan cotidiano, algo que todos tenemos y usamos, nos lleva al terror (por cierto relato que ganó un primer premio). Seguiremos con una especie de cuento y nos adentraremos en un lugar llamado Tierras Verdes para conocer un ser llamado Diorde. En “Caos”se nos sitúa en un mundo post-apocalíptico, del cual nuestro autor no nos deja ningún detalle de cómo se llegó ahí (cada cual deberá poner su imaginación en marcha), y nos hace partícipes de la soledad, la locura y la supervivencia. “Artesanos” (el más corto de todos)  es otro hermoso cuento que romperá creencias. “Kilómetro 301”, con el que regresamos al terror con una historia que no os dejará indiferentes, tal vez porque en más de una ocasión hayáis pensado en ella y en vosotros mismos. “El vendedor de sueños”: ¿y si un día alguien apareciera en vuestra vida para compraros vuestros sueños? Una hermosa historia con un final imposible de olvidar. “Ítaca” (a donde regresa Odiseo, el autor es un amante de la obra de Homero), donde volver al hogar y a lo único que importa es lo que hace que el protagonista siga luchando. “Ego”, el relato más difícil para mí de entender, pero con una pregunta clave…

Nos quedan unos cuantos más por comentar, pero dejadme primero que os haga algunas observaciones. Hay un abismo entre cada uno de ellos, algunos están escritos en primera persona y otros en tercera. ¿Y sabéis la sensación que tuve? Era como si no estuviera leyendo al mismo autor. Usó para cada uno un tipo de escritura diferente, construyó y dio tantos giros inesperados, supo dejar tal adicción dosificando la información, que nunca creí estar leyendo en todos ellos a Manuel Amaro Parrado. Desde luego es un placer ver cómo domina cualquier tema que le sirva para dejar un corto, desafía a los propios protagonistas con tal que vosotros disfrutéis, impulsando su tremenda imaginación más allá de la realidad de éste y otros mundos. Leerlo es dejar que el tiempo pase sin daros cuenta y sin que os importe que él se lo lleve.

Pequeñas cosas”, un canto a la esperanza. “Fobos”, relato que da título al libro, una historia acerca de cómo un fin de semana soñado puede terminar con la llegada de un ser sin rostro. “En las estrellas“, estoy segura que de haberla relatado un indio al lado de un gran fuego hace siglos hoy formaría parte del acervo de la humanidad, es la leyenda más hermosa que recuerdo haber leído. Ya resumiendo más rápido para no dejar tanta información, sabremos de un vidente y “El fin del mundo”. “La traductora“, un nuevo cuento con una nueva raza que esconde otra leyenda. “No sabemos nuestros nombres“, nos situamos en aquellos tiempos de la Guerra Civil española, pero con hombres salvando vidas. “Los más inteligentes“, un muy buen relato de ciencia ficción. “Dios del tiempo“, una historia mitológica sobre la presencia de Cronos, el rector de las horas. Los íncubos, esas criaturas que se posan en el pecho de los durmientes. “Cuando cese la lluvia“, un buen relato para contar a vuestros hijos y seguir creyendo. En “Mirón en un juego de cartas“, leeremos sobre una dimensión imaginaria donde los personajes cobran vida. “El observador“, o cuando una debilidad humana lo cambia todo. Sigue “La leyenda del ave Fénix“, otra forma de ver el mito, para terminar con “El macabro juego de Sal Beinit“, la historia más terrorífica de todas a mí entender.

Bien, dejé muy poco, lo suficiente para que sintáis interés por este maravilloso libro de relatos. No, no es casualidad que en pocas semanas me haya leído todos los libros que Manuel Amaro Parrado escribió en los últimos diez años, ni que dejara mis horas opinando de ellos. Los compré y no me arrepiento de haberlo hecho, es el mejor dinero que podéis gastar, os lo aseguro. Los libros caen muy fácilmente en el olvido, los buenos libros no siempre se dan a conocer. Yo, mientras pueda, seguiré descubriéndoos estas lecturas. Hoy ha sido Fobos, de Manuel Amaro Parrado, su primera obra y un gran recopilatorio de relatos que guardaré en un sitio especial de mi biblioteca, para tenerlo siempre a la vista.

Manuel: con este libro terminé lo que tenías escrito, sólo puedo agradecerte los buenos momentos que he pasado leyéndote. Siempre me dices que no eres escritor, que eres profesor de matemáticas, pero lo siento mucho, no es así. Al escritor lo hacemos los lectores y yo soy una lectora y no de pocos libros. Gracias por tener este don, este talento para escribir.

 

La opinión de Soraya: Las tres niñas brujas, de Simón León.

Por Soraya Murillo

Cada noche, nuestro escritor baja al sótano donde tiene su máquina de escribir. Él no le tiene miedo al síndrome de la página en blanco. No, él tiene tres musas, tres niñas brujas que en realidad son muy viejas, mucho.

Ante su pregunta:

—¿Qué tienen para mí esta noche?

Ellas le responderán:

—Una historia de aparecidos…

—Una historia de monstruos…

—Una historia de muerte…

Lo que leeremos serán seis relatos de las niñas brujas y dos interludios, terminando con una pequeña biografía de su autor.

Normalmente suelo empezar resumiendo las historias que leo, pero esta vez veo necesario escribir un poco sobre Simón León, para que entendáis qué vais a leer.

Son unos relatos extraños y fascinantes, escritos por un autor con una imaginación delirante y yo diría que hasta enfermiza. Desgarra la lucidez del lector, perturbándolo con su escritura oscura, tocando de forma macabra el tema sexual llevándolo a la perversión, mientras lo une con leyendas tradicionales. Se nota su gusto por lo gótico, lo detalla todo hasta un extremo que asusta. Una manera de escribir desequilibrada pero brillante. Cediendo a las tres brujas la narración de sus historias, olvidaremos que todo ello salió de la cabeza de su autor, un hombre que siempre fue consciente de que a veces, sacaba al monstruo que llevaba dentro mientras escribía.

-Primer relato de las tres niñas brujas.

Invocación: —Las brujas… las brujas siempre son malas en los cuentos, ¿no? Pero en realidad, los malos son los reyes y los príncipes…

Dice la nueva chica que acaba de llegar al edificio habilitado como cárcel de tortura. Allí, junto a una compañera también vencida por el miedo y el dolor, invocará a aquellos que no deben ser nombrados…

-Primer Interludio

La niña que amaba a los lobos: ¿Lo que es bestialismo para ella, es bestialismo para él? Ella ve un lobo cuando mira, él ve a una muchacha.

Es cuento de caperucita que deberían de habernos contado…

-Segundo relato de las tres niñas brujas.

Él: En el interior de un bosque habita un duende. Los hombres del lugar miran hacia otro lado cuando se cobra su ofrenda…

-Tercer relato de las tres niñas brujas.

Pedro: Una casa abandonada con una extraña historia de tres hermanas desaparecidas en su interior. Pedro, un niño lleno de odio, humillado en el colegio…

-Cuarto relato de las niñas brujas.

Un cuento de vampiros: Un escritor que desea escribir un cuento sobre vampiros. Pasará años documentándose, viajando, intentando descubrir si en realidad existen. Hasta que un día entenderá…

Me detengo un momento para explicaros que los relatos son muy cortos, de apenas un par de páginas, lo cual hace que no pueda expandirme mucho, pues terminaría por contarlo y todo perdería interés. Recordad que yo no soy el escritor, yo os lo escribo desde la sencillez, apenas bocetando lo que son las historias que se nos muestran. Él no, él era un escritor con una mente  compleja, el cuál llego a decir: «Siempre tuve fe en el horror que habita en mi interior». Por lo tanto, mis palabras no hacen honor a como nos escribe sus historias. Simón León, de nacionalidad  argentina, deja esta pequeña obra escrita en su lengua natal, ese español, que a nuestros ojos puede resultar curiosa en sus formas, lo cual la dota de una personalidad muy especial…

-Quinto relato de las niñas brujas.

Malvina: Una oscura fábula sobre una niña encerrada en un internado gobernado por monjas, donde todo lo sexual será castigado de la forma más repugnante que ser humano haya imaginado.

-Segundo Interludio

La tragedia de los hermanados: Con el fondo del famoso cuento Hansel y Gretel, llegaremos hasta un relato de orgias y lujuria.

-Sexto relato de las niñas brujas.

Marina: Un retratista se gana la vida pintando a su amada. Hasta que un día, en un terrible accidente, ella termina desfigurada para siempre.

Y aquí termina nuestro autor de transcribir lo que sus musas le han dictado. Ahora leeréis una muy buena biografía suya que de no debéis pasar por alto si queréis saber porque motivo escribe así. Yo creo que la frase que mejor lo define fue esta: «Cuando decidí convertirme en escritor, decidí al mismo tiempo dejar de ser persona».

Nada más que deciros, salvo que por muy macabro que haya sido, desde luego siempre se le recordará como un gran escritor de culto.

http://sacodehuesos.com/a-sangre/las-tres-brujas-ninas

 

La opinión de Soraya: Yo vi tu silueta, de Javier Vivancos

Por Soraya Murillo

Hay libros que necesitan ubicarse en países lejanos, con nombres ingleses, americanos, franceses… Cuando terminé de leer esta historia supe que España era su lugar, me es imposible imaginármela en cualquier otra parte del mundo.

Personajes: Alicia una chica que estudia psicología; Sara, su compañera de piso es joven, muy atractiva y provocadora; Carlos, el único chico del piso compartido, friki, algo tímido blanco de las burlas de sus dos compañeras sin saberlo. Vonotar, ex novio de Alicia.

Los hermanos Cabeza de Vaca: Demetrio, el hermano mayor que hace de padre protector de sus hermanos. Miguel, un hombre ya maduro y desequilibrado, que de pequeño torturaba pájaros; y Félix, con un fuerte retraso desde su nacimiento. Los tres están traumatizados por una infancia dura.

Alicia recibe un mensaje de Vonotar, su ex novio, pidiéndole otra oportunidad, cosa que la desconcierta y acaba con la paz que había logrado desde su distanciamiento. Vive en un piso compartido con otros dos estudiantes, Sara y Carlos. Aconsejada por su compañera de piso le dará respuesta al mensaje telefónico de su ex novio, causando con ello una provocación que traerá consecuencias…

Comparten rellano con dos hermanos de la familia Cabeza de Vaca. Miguel está obsesionado con Sara, busca cualquier mujer con la que idealizar a su madre, mientras cuida de su hermano adolescente Félix, que sufre un grave retraso mental. Ambos guardan un secreto de lo ocurrido un fin de semana en una cabaña, una chica, un martillo…

Un thriller donde nos demuestra que no hace falta recurrir a una villa de los USA para conocer el terror. La novela que vais a leer tendrá como escenario Murcia y un pueblo de los alrededores. Unos personajes muy bien construidos, tanto que en sí no hay uno principal, a todos su autor les otorgo suficientes razones y vida para que sean necesarios en la trama. Javier Vivancos intentará que entendamos qué llevó a los tres hermanos Cabeza de Vaca a mover toda esta locura; lo escribirá con tanta destreza contándonos su infancia que nos sentiremos atraídos por ellos. Aunque sin llegar a empatizar, sí podremos entender los motivos que les llevaron a ese desequilibrio mental.

Terror realista donde las cosas que no deberían suceder, suceden. Violencia real, atrocidades que llevan al lector más allá del clímax hasta llegar al desenlace. En el texto aparecen multitud de detalles que lejos de hacer la lectura pesada la hacen más grata, apelando a los sentidos del lector.

Poco a poco según vayáis avanzando, os daréis cuenta de un detalle: Todo va a peor. Seréis conscientes de ello, la tragedia no puede detenerse, la maquinaria se puso en marcha y cada puerta que se abra, cada ascensor que suba… traerá más muertes. Javier es experto en esto, lo escribe para que podáis visualizarlo, sabiendo quien va a ser el siguiente, pero no por eso perderá emoción, es tan descriptivo que solo os empujará a seguir leyendo.

La novela que me convenció de que usando personajes españoles, pueblos españoles, se puede crear algo muy bueno; que un nombre tan simple como «Miguel» es suficiente, si sabes llenarlo de traumas puedes tener al mayor asesino por vecino.

Ese final que esperas, no podía acabar de otra manera.

Pero entonces antes de cerrar el libro lees el prólogo… ¿Un prólogo al final? Si, ese maldito prólogo que lo cambiará todo, que lo destruirá todo. Cuatro páginas de nada donde solo puedes aplaudir. Hay finales de libros mejores, peores o como este, que se ve venir según te acercas. Pero que a un final lo destruya un prólogo, eso no, no ocurre siempre.

Yo vi tu silueta mientras…

Porque, recordad, Alicia estudia psicología. Un prólogo nunca, nunca está en el final de una novela… ¿O sí?

Pedazo libro has escrito, Javier Vivancos.

http://sacodehuesos.com/a-sangre/yo-vi-tu-silueta

.

La opinión de Soraya: GHOUL, de Juan Díaz Olmedo

Por Soraya Murillo.

En la noche de los tiempos, junto a grandes fogatas, contaban verdaderas historias de miedo. Hablaban de jaurías que llegaron cruzando el abismo que hay entre la tierra de los sueños y el mundo de la vigila. Se juntaban con humanos y crearon un linaje mestizo que se conocería como GHOUL, los devoradores de cadáveres.

Empezaremos con un llamativo prólogo escrito por David Jasso, en el que deja su sello personal.

Nuestra protagonista, una adolescente, nos contará en primera persona que pertenece a esa raza. Llena de odio hacia todo, busca un lugar para esconderse de los suyos. Solo la acompaña un hambre insaciable de carne humana muerta y una canción, esa melodía de la cual busca el origen. Conocerá a Deedee, bailarina exótica gótica algo desequilibrada que trabaja en un club nocturno, en el cual le ofrecen a ella trabajo. Juntas empezarán una historia donde el sexo y los sentimientos predominan a partes iguales, pero nuestra protagonista, consciente de que su vida está en manos de sus perseguidores, intentara huir de nuevo.

Hasta aquí puedo resumir. ¿Y ahora? Ahora me toca hablaros de cuerpos devorados a mordiscos, de muerte, sudor y sangre caliente. Ella, cuyo nombre pronunciará, pero que no leeréis, sacará sus cuchillos, se desnudará en el suelo , como si de un ritual se tratase, y cortará y devorará un humano, describiendo la escena con un placer casi orgásmico, brutal, de tal forma que sentiréis un escalofrío por toda vuestra piel. Ni siquiera las escenas de sexo con su amiga os harán sentir algo igual.

Nos relatará parte de su pasado, el que ella cree recordar, de cuando junto a los suyos sacaban cadáveres de accidentes de coches que terminaban en barrancos; o nos transportara aquellos tiempos de la peste negra donde no faltaba comida para su estirpe. Pero ella recuerda más  atrás, mucho más. Ni siquiera es capaz de ponerse siglos en su cuerpo.

Historias vividas junto a su madre, recuerdos de su Dios llamado Mordiggian.

Y siempre con el aroma de la sangre y de la carne en vuestro olfato, un olor que nunca abandonareis en toda la historia, mientras vive el tiempo prestado que le queda hasta que su jauría la encuentre.

No, no la vais a odiar, ni a temer. La escuchareis rasgar la carne, sorber sangre, pero en ningún momento sentiréis el asco que todo eso causa, ya que es una chica hambrienta, no una asesina. Solo podréis sentir ternura por ella, compasión. Os excitará lamiendo sangre, mascando cartílagos, pasando la lengua sobre los trozos que quedan adheridos en los huesos, todo lo que hace lo dejara envuelto en un deleite de gozo.

Escrita de forma muy sencilla siguiendo su narración, llevándonos por donde ella quiera para que entendáis su vida, su linaje, su secreto, la leyenda de no tener nombre para que la muerte no pueda reclamarla…

Me gusta con que naturalidad relata el canibalismo. El autor deja que todo fluya con tranquilidad, sin sobresaltos; no es su intención asustarnos. Simplemente va trabajando una leyenda, la de unos seres olvidados que habitan entre nosotros. Yo no entendía muy bien ese motivo ¿Por qué no quiere que pasemos miedo? Y es que sólo jugará con nosotros, preparándonos…

Esa chica temerosa, huyendo, contándolo todo. Todo menos la verdad… Porque si lo que habéis leído de lo escrito aquí os ha dejado un poso de excitación o miedo, no tenéis ni idea de nada, la verdad. La única verdad será desvelada al final, y ahí sí podréis gritar. Es más, os doy permiso para que lo hagáis. Gritad fuerte por vosotros, por mí, por los futuros lectores cuando este libro caiga en sus manos.

Una historia de terror con un fondo gótico y una verdad demasiado escalofriante y difícil de aceptar. Ya lo decía el gran Jack Ketchum: El peor terror es el que puedes tocar.

Muy buen libro, Juan Díaz Olmedo.

http://sacodehuesos.com/a-sangre/ghoul

 

.

La opinión de Soraya: Transcrepuscular, de Emilio Bueso

Por Soraya Murillo.

Antes que nada, voy a transcribir una cita de Isaac Newton, que es lo primero que me vino a la cabeza cuando quise opinar sobre el libro que acabo de terminar:

No sé qué puedo haberle parecido al mundo, pero personalmente me he visto simplemente como un niño jugando en la playa, junto al mar, y que de vez en cuando se divierte al encontrar una piedrecita más pulida que otra, o una concha más hermosa que las demás, mientras el gran  océano de la verdad yace ante mí, inexplorado.

Nuestro protagonista, un alguacil eunuco que custodia la Ciudad Secundaria, es alertado por los bramidos de los caracoles de la entrada de un intruso. El ladrón huye sobre una enorme serpiente, mientras el alguacil lo persigue a lomos de su libélula rumbo al límite exterior del Circulo Crepuscular, también conocido como el Agujero del Mundo, donde sólo hay frío y oscuridad. Pero más allá es todo misterio, nunca había llegado tan lejos en una persecución, así que deberá volver. La Regidora y el Astrólogo le informarán de la desaparición de una antigua reliquia, debiendo aventurarse los tres en su búsqueda,  a lomos de una libélula, una avispa y un tábano. Comenzando aquí una maravillosa aventura por un mundo del cual ellos desconocían muchas cosas.

Bien, ahora me toca explicaros un poco lo que vais a leer cuando tengáis este libro en vuestras manos, algo que ni yo misma mientras escribo esto sé si podré hacer. Ante todo nos situaremos. ¿Dónde estamos?

Según la imaginación de su autor, este es un mundo en el que su estrella sólo ilumina siempre una misma cara, dejando la otra en la más completa oscuridad. Tenemos humanos que utilizan enormes insectos para desplazarse (hay un momento en el que incluso se habla de escorpiones tan grandes como montañas). Sabremos de avispas, libélulas, milpiés locomotoras, tábanos, arañas gigantes, escarabajos, un miriópodo (tuve que buscar qué era eso) y más criaturas que ya iréis sabiendo.

Media hora de caracol es la forma de medir el tiempo. Si imaginamos esos caracoles gigantes, nos será sencillo ir adaptándolo todo con nuestra imaginación. Vale, dejamos a los tres montados en sus bichos, volando hacia un lugar oscuro y frío al que temen y del cual saben poco, para recuperar aquello que les fue robado.

Tal como nos vayamos adentrando en la historia iremos conociendo detalles de la convivencia con los animales y como sacan beneficio mutuo de esta suerte de simbiosis. Incluso los utilizan para curarse y aumentar sus habilidades. Pronto se unirá al grupo un bandido llamado Trapo, que usará un guante para hacer de ventrílocuo y hablará con ellos de esa curiosa forma.

Queda mucha historia, pero creo que deteniéndome aquí ya tenéis una idea aproximada de lo que os podréis encontrar. Ahora os toca seguirlos y adentraros con ellos en lugares inimaginables: paisajes donde ver los mares de niebla, helechos gigantes, cimas tan gigantescas que harán diminutas las montañas del Tíbet, una increíble leyenda de enormes pisos enterrados con unas luces que se encienden algunas noches…y cómo no, lugares oscuros y fríos, más allá de los confines, de los cuales leeréis con tanto asombro como miedo.

¿Qué nos propone el autor?

Pues ante todo una maravillosa, pero maravillosa aventura con ciencia ficción de por medio, donde la humanidad vive en simbiosis con sus animales, donde el autor encadena en su obra distintas formas de ver la realidad y las describe de tal manera que todas parecen creíbles, yo diría más que reales. Un mundo sin tecnología, con un grupo de gente desterrada que forma clanes para seguir con vida. Con ellos el autor recrea una sociedad cerrada. Para aquél que no sepa lo que significa, es la que sigue unas normas doctrinales estrictas que impiden el libre desarrollo del individuo en dos sentidos. El uno, al constreñir su comportamiento bajo las estrecheces de un código ético cuya infracción conlleva la muerte, la expulsión del grupo o un castigo de gran severidad. Por otro se destruye la libertad de pensamiento, que es la base de todo desarrollo humano, al inculcarle desde la infancia el comportamiento que debe seguir transformándolo en simple rebaño, en una oveja sin voluntad y sin capacidad ni deseo de cuestionar el orden establecido.

Me preocupaba que convirtiera su historia en una especie de enciclopedia (a veces ocurre cuando se quieren crear mundos imaginarios), pero no lo hizo. Usa detalles precisos en sus descripciones, realzando la historia, con una prosa de fluidez asombrosa que hace que todo lo entiendas a la primera lectura.  Crea un grandioso universo imaginario con coherencia, con personajes atractivos,  construyendo un mundo tangible, real, alrededor de ellos.

Estamos ante la primera parte de una trilogía. El autor nos sitúa y dejará muchas cuestiones sin respuestas. Se supone que las iremos encontrando en las partes que quedan, pero ya nos vamos cuestionando qué planeta es ese. ¿Acaso le sucedió algo a la Tierra y ése es nuestro futuro más lejano? ¿O es otro mundo habitado por humanos? ¿La reliquia es la clave de todo conocimiento?

Recordad que os he comentado que hay una zona oscura de la cual apenas se sabe nada. ¿Por qué no se ha explorado nunca? ¿Es que la alienación a la que está sometida esa gente les ha arrancado la curiosidad? Gracias a ese robo y su viaje conocerán parte del mundo que habitan y desconocen, viviendo increíbles aventuras y desentrañando el misterio del oscuro mundo del jinete que cabalga sobre una serpiente mitológica. En algunos momentos me recordó una recreación del mito de Prometeo.

No sé si me he explicado correctamente, no quiero dar demasiados datos , pero sí los suficientes para que os sintáis atraídos por este libro. Dicen que no es el mejor libro de Emilio Bueso, porque le falta su alma, pero se equivocan. Yo la encontré. Se la dejó este hombre escribiendo esto, y si lo conociera diría que hasta la salud. Algo así tan grande, tan trabajado, tan bien descrito, no se logra sin pagar un precio. Es lo que hace grande a los verdaderos escritores.

Buenos diálogos, algunos hasta irónicos y con cierta mala leche. Poca fe, críticas de diferentes estructuras sociales y muy buenas descripciones de ese tremendo lugar imaginario. Yo os invito a conocerlo, a disfrutarlo, a saber quiénes eran los Antiguos…pero sobre todo, a leer el trabajo de un escritor español que se atrevió a hacer lo que otros sueñan.

El latido de Olimpia, Manuel Amaro Parrado

Por Soraya Murillo

Estamos ante un libro de fantasía donde la historia comienza en el prólogo, así­ que si sois de saltaros los prólogos, aquí nada de eso. Hay que leerlo porque si no, no entenderéis el origen del maravilloso mundo en el que vais a entrar. De uno de los personajes del corto nacerá la novela que vais a leer, lo que ocurrirá en ese prólogo romperá el equilibrio que hasta ahora había en Olimpia. ¿Qué puedo deciros de este pequeño trozo que vais a leer? Nos creemos muy fuertes, totalmente intocables, pero en el fondo nos pueden nuestras debilidades humanas.

En los primeros capí­tulos igual os cuesta arrancar, ya que el autor nos debe de situar en ese mundo y enseñarnos los personajes principales, pero una vez lleguemos ahí­, ¡bienvenidos al mundo de Olimpia!

eldoMientras la luz del atardecer se colaba por los amplios ventanales del palacio de Bredablims, el semidios Balder XI recibe a un heraldo que le trae la peor noticia que podí­a recibir: una soñadora ha despertado y su cuerpo ha sido expulsado de la catedral. Alethea, la soñadora, despertará en Olimpia, aunque pronto viajará de vuelta a Midgard, nuestro mundo, para ellos su tierra prometida. Allí­ conocerá a Araziel y juntos deberán regresar a Olimpia para recomponer el equilibro quebrantado. Y aquí­ comenzará la verdadera historia, sentaos cómodos porque hay todo un mundo de fantasía que os espera: la Ciudad de las Mentiras, donde el viento trae susurros que enloquece a sus habitantes. Buscareis más allá de las tierras yermas, donde se guardan los sueños olvidaos y subiréis a la barca de Caronte para llegar a la puerta del horizonte. Tendréis compañeros de diversas razas e índoles como un gigante jotun, un semidios, un visionario, sacerdotes que leen la mente, sabios, caballeros blancos, demonios, habitantes del pueblo gris… y tantos otros. Sabréis de increí­bles leyendas olvidadas en el tiempo, guardianes Esfinge que os pondrán a prueba con acertijos imposibles, cruzaréis puentes con un misterio por resolver…

Sí­, todo eso mucho más. Porque viviréis la historia, está escrita para vivirla. Recordad que ya os comente de este escritor por su libro Dioses y Corderos, haced memoria. Os dije que no era un escritor normal, le gusta que sus lectores piensen. En Olimpia lo deja todo atado, muy atado, pero deberéis ser lectores pacientes pues esta historia que creó para vosotros tiene muchos giros, muchas cosas inesperadas. Aunque es un mundo fantástico, es muy fácil ponerse en su piel, sus acciones son como las nuestras. La novela está viva, y eso la hace difí­cil de describir. Poco a poco notaréis cómo va evolucionando, cómo los objetivos mutan, las circunstancias cambian, las prioridades son otras, los malos no serán tan malos ni los buenos tan buenos… y es que al final odiamos si nos enseñan a odiar. Un mundo de fantasía o un mundo humano de fantasía, creo que ambas expresiones valdrían. Escrito de forma perfecta, buscando palabras poco usadas, sin caer en la pedanterí­a, sino con una prosa cuidada y con un vocabulario rico, nada repetitivo. Lo primero que pensé mientras lo leí­a es que me encontraba ante un libro muy, muy inteligente. Leedlo, seguid su estilo, sus formas de narración, esa sensación de quedar atrapado en la historia según avanzas con los protagonistas, es algo que desearía haceros sentir con palabras. Manuel Amaro es un autor que sabe jugar con los lectores y no hay duda de ello cuando logró hacerme soñar, me emocionó (e incluso sufrí) con los giros de la historia y supo hacerme vivir como si no fuera un lector y sí­ alguien dentro de su historia.

mapEn este libro se fusionan prácticamente todas las mitologías, aunque predominará la nórdica. Pero también encontraréis nombres de diosas griegas, referencias al folclore azteca y vasco, demonios sacados de la tradición china y como no, magos inspirados en los druidas celtas. Algunos personajes están sacados de la Mitología Clásica, tal cual. ¿Acaso no os suenan los nombres de las Esfinges, o de Caronte? Hasta se permitió el lujo de añadir un pequeño guiño a La divina comedia que os reto a buscar. En definitiva, un gran, gran libro de fantasía, escrito rozando la perfección. Un mundo en que os sentiréis identificados, donde sus vidas, sus miserias, sus luchas, son tan parecidas a las nuestras que bien podrí­a ser esa nuestra tierra prometida y debamos ir en busca de esa puerta que separa ambos mundos.

Lo dije en su anterior libro­, Dioses y Corderos, y no puedo más que repetirme y escribir: maravilloso libro, maravilloso libro, maravilloso libro.

 Puedes encontrar el libro en http://www.killertoons.kingeshop.com/MANUEL-AMARO-dbfaaaaae.asp

 

.

La opinión de Soraya: El olor de las hojas muertas, de Sergio Moreno Montes

Por Soraya Murillo

Darío, nuestro protagonista, tiene once años. Se encuentra solo, intentando entender la tragedia que le ha tocado vivir, mientras mira la luna. Una sombra la ha cubierto casi por completo y un cielo sin nubes deja caer una lluvia roja, como si fuera óxido, cubriendo edificios, árboles, asfalto…

smmp1Madrid es el escenario de la historia, aunque la lluvia roja tiene lugar en todo el planeta, pero, por algún motivo, el caos se desata en Madrid.

Con una mochila a cuestas, caminará guiándose por un mapa, buscando respuestas a preguntas que no entiende. En su marcha, ya sea bajo la luna o el sol, la lluvia roja empapará su escasa esperanza. En el camino conocerá a otra de nuestras protagonistas: Julia; e intuirá la presencia de Vicente Alaya, alguien que desempeña un papel muy especial.

Es una historia triste, sobrecogedora, terrorífica y, lo peor de todo: ya había un libro escrito que nos lo advertía.

Yo he leído pocos temas apocalípticos, no sabría decir si faltan cosas o sobran, pero si estoy escribiendo sobre este libro, es porque me gustó y entendí que el autor se tomó muy en serio su trabajo. En las primeras líneas ya deja constancia de que el niño, aunque tiene solo once años, plantea preguntas inteligentes a sus padres, bien jugada esa baza, sí señor. Con ese detalle ya entendemos que con tan corta edad luche solo, pensando en conseguir algunos víveres mientras intenta seguir con vida. Bien, queda claro que Darío no es un niño normal. Seguimos. Busca a su padre a pie, eso hará que avance despacio. Tendremos la sensación de que no vamos a leer grandes cosas, pero no es así, el autor supo rellenar ese tiempo con escenas impactantes: monstruos, luchas, gritos de dentro de… y esa sombra que está en la luna que de vez en cuando se mueve.

Sergio decidió ponérselo difícil a su personaje. ¿Por qué dejar puertas abiertas pudiendo ir al vestíbulo a buscar las llaves? Con ello viviremos escenas de verdadera desesperación y miedo.

Es una impactante novela, en la que las calles solitarias acogen un silencio de ultratumba que nunca deja de acompañar a nuestro protagonista, aunque algunos gritos esporádicos escuchados en una esquina o el interior de un comercio rompan esa quietud.

Me gusta cómo narra las historias, alternando capítulos del pasado y el presente. En el presente, intentando seguir vivo; y en el pasado, recordando cómo empezó todo mientras vivía feliz con su familia. Sin olvidar a ese tal Vicente Ayala

Es difícil ponerle forma al caos, aquí cada uno de vosotros deberá moldearlo a su estilo. Se requiere imaginación porque, aunque Sergio describe todo de manera soberbia, ya veréis como vuestra cabeza irá por su cuenta creando lo inimaginable.

Sergio, nos relata otra “llegada”, una que más vale que no se haga realidad nunca. Me agrada que los hechos sucedan en España, no me gusta que las historias de esta índole transcurran siempre en los USA. El autor trabajó bien la trama, pensó en los pequeños detalles, desarrolló un escenario en el que no es preciso que llegue la noche para vivir el miedo; a pleno sol sentiréis la misma angustia. Y, como dijo alguien una vez: El autor que sabe estremecer al lector con un día soleado, hizo un buen trabajo.

Solo quien escribe está historia conoce la verdad, intentara esconderla para que vosotros sigáis leyendo, esperando cualquier cosa que ayude a que todo cambie, pero, ¿qué queréis que os diga? Madrid se tiñó de rojo, el cielo llora lluvia roja y las hojas muertas son pisoteadas, al igual que cualquier otra forma de vida.

Una historia para leer tranquilos de noche, una muy buena historia donde el final es una aplastante prueba de lo insignificante que somos.

Ya había leído otros trabajos de este autor, sabía que tenía potencial, no suelo seguir autores si no les veo algo especial en su forma de escribir, y con Sergio Moreno no me equivoqué. Nos ofrece una gran historia, bien escrita, rellenando los vacíos  y creando tensión para que no dejéis en ningún momento la lectura. Solo puedo deciros que tal y como trabajó este libro, estamos ante un nombre de escritor del que se hablará mucho en el futuro.

Felicidades, Sergio.

https://tienda.cyberdark.net/el-olor-de-las-hojas-muertas-n250076.html

 

.