La opinión de Soraya: La guarida, de Jaime Blanch y José María Ferreira

Por Soraya Murillo

blablaHe de reconocer que lo primero que me llamo la atención fue su portada. Para mí son muy importantes,  eso  y el título. Quieras o no,  es en lo primero en lo que te fijas cuando ves un libro. No sé, me pareció  una portada auténticamente  terrorífica. No sabía lo que había dentro, pero por fuera ya gritaba ¡TERROR!, así que me decidí  a comprarlo.

Me encontré  con una historia sencilla, que no simple, de posesiones demoniacas.  Tal vez  esa misma sencillez es lo que me gustó. Una novela  no necesita estar escrita con frases y palabras rebuscadas o complejas;  la naturalidad también facilita la lectura. Aquí  leeréis una historia que nos es conocida (por tantas veces ya escrita), pero no por ello os cansará leerla, ni volver a ella de nuevo.  ¿A quién no le gustan las posesiones? Nuestros autores tocarán este tema recurrente  jugando en todo momento con la premisa de que Dios existe. E igual que existe el bien, existe el mal,  y que cualquiera de ellos puede ganar según la circunstancia.

Una niña tocada por Dios. Si, aunque para muchos de vosotros (los  no creyentes), esto pueda parecer una tontería, yo como cristiana sé que es posible. No todos son lo que la vida les llevo a ser. Estoy segura que muchos individuos ya nacen con el mal en ellos, y algunos otros, unos pocos,  con la capacidad de reconocerlos.  Nuestra protagonista puede hacerlo. Los siente, sabe que dentro de ellos solo hay destrucción y dolor para todos aquellos que se encuentren en su camino.  Su padre, psiquiatra,  no entenderá en un principio. Para él, como para muchos de vosotros el mal que llamamos posesión  lo causa una enfermedad y para eso hay medicación…

Pero vamos con la historia.  Una niña, un poder, una madre internada por una enfermedad  a la que ninguna medicación puede curar.

Su padre recibe el informe que un antiguo profesor suyo le hace llegar, con los historiales de tres pacientes sobre los que sospecha que hay algo más que una enfermedad.   Con la ayuda de un sacerdote y un hombre que lo vigila desde la sombra, deberá enfrentarse a una ancestral sociedad secreta que adora al Maligno.

Mientras, la pequeña  Lucy tiene terribles pesadillas que terminan por ser reales: La secta, amparada por el poder oscuro,  intentará convertir la noche de muertos en una auténtica pesadilla.

La novela se lee casi de una sentada. No importa que ya conozcamos las formas de sacar los demonios del cuerpo y toda clase de exorcismos. Como digo, los autores no han querido en ningún momento hacerla complicada. Al revés, han querido únicamente  dejarnos una historia de posesiones  como las que nos gustan y os digo ya que lo han logrado.

La eterna lucha del Bien y el Mal, cuando llegar a lo más alto es la meta de algunos, queriendo buscar el camino más corto. Esa duda de si en realidad hay un Dios y con ello aceptar  también  que exista el Demonio.  En la Edad Media todo era más oscuro y tétrico. Para ellos cualquier enfermedad mental era la causa de una posesión.  Hoy en día sabemos que  las enfermedades mentales existen y tienen un nombre y un tratamiento. Pero…

Una novela para leer de noche. Una novela para creyentes y no creyentes. Una novela de terror  que no debería contaros nadie, ni siquiera yo. Leedla.

 

La Guarida

Jaime Blanch  y José María Ferreira

Apache Libros

ISBN 9788494523625

 

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “La opinión de Soraya: La guarida, de Jaime Blanch y José María Ferreira

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *