El último Uraya, de Luís Martínez Vallés

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy os traigo una lectura ligera, de esas que uno se mete entre pecho y espalda en apenas un par de horas y que si bien no inventan la rueda y jamás estarán nominadas a ningún premio en el mundillo literario, cumplen con su cometido que no es otra cosa que entretener al lector, si acepta la propuesta de una historia sin otra pretensión que esa.

Estoy hablando de El último Uraya, de Luís Martínez Vallés, autor al que muchos conoceréis por su faceta de locutor en el magnífico programa de radio y podcast Luces en el Horizonte.

Luís, además de un apasionado de la radio, es un cinéfilo empedernido y eso se nota. Criado entre cintas VHS y estanterías de videoclub, es sencillo adivinar cuáles son sus gustos y referentes y no nos extraña en absoluto que la literatura de género sea otra de sus aficiones.

euu2Óscar despierta en plena noche, sobresaltado por la presencia de un extraño en su dormitorio. Estupefacto, observa cómo el visitante se desvanece ante sus ojos, dejando como única prueba de su aparición unos restos de tierra. El análisis de estos restos supone el punto de partida para una investigación en la que contará con el apoyo de su amigo Richard y la colaboración de un locutor de radio y un experto en fenómenos paranormales. Juntos, descubrirán y se adentrarán en un nuevo mundo paralelo, iniciando una aventura fantástica en la que no faltarán el humor, el crimen, el terror o el drama.

Como el propio Luís pone de manifiesto, estamos ante una novela de aventuras pura y dura, donde el elemento fantástico comparte nicho con la acción, el misterio, el humor y el romance. Es por eso que no debe extrañarnos en absoluto ese aire pulp que desprende el libro desde la primera página, sin llegar a poder catalogarse exactamente en ese subgénero, pero coqueteando con él en todo momento.  Prosa  directa y sencilla, directo al grano, más preocupado en contarnos su historia que  en las formas ni el estilo.  No busquéis nivel estilístico ni prosa elaborada, porque no la hay. Es así de simple.  Ni la tiene ni la necesita, porque no aspira a ello. Su única pretensión es mantener al lector entretenido durante un rato, hacerle sentir, contarle una historia que le permita evadirse de la realidad, del modo en que lo hacíamos cuando éramos jovenzuelos imberbes, manteniendo ese espíritu de historias que leer en la cama y que no tienen otra finalidad que la más obvia. Personalmente, su anterior trabajo me pareció mucho más intenso y elaborado, pero con un enfoque bastante distinto al de este título que nos concierne.

euu1¿Hace eso que sea una mala novela? Depende de a quién le preguntes.  A los más curtidos en lecturas, les podrá parecer un tanto simple, poco elaborada para semejante extensión. El exceso de diálogos en perjuicio de la propia narrativa y de las descripciones que uno esperaría, puede tomarse como un hándicap y no podemos negarlo, pero también logran dotar a la obra de un ritmo ágil y dinámico que se agradece y que hace que conectemos desde el minuto uno con los personajes y que pasemos páginas a toda leche, merendándonos el libro en un abrir y cerrar de ojos.  ¿Es la forma correcta? Pues no. Pero si aceptamos su propuesta y dejamos a un lado  etiquetas y postulados, si nos olvidamos de lo convencional y de las normas, pese a que es evidente que a Luís le queda mucho que aprender del oficio, la obra consigue lo que buscaba desde un principio: Habernos tenido  entretenidos e incluso emocionados,  contándonos una historia fantástica  que nos devolverá a otros tiempos, repleta de guiños y referencias que todos vamos a reconocer.

 

El último Uraya

Luís Martínez Vallés

Amazon

ISBN-10: 1530390818

ISBN-13: 978-1530390816

Páginas: 482 pág.

PVP: 14,23€ (eBook:2,99€)

https://www.amazon.es/ltimo-Uraya-Luis-Mart-nez-Vall-s/dp/1530390818/ref=tmm_pap_swatch_0?_encoding=UTF8&qid=&sr=

 

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *