Cuchillo de agua, de Paolo Bacigalupi

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy os traigo la reseña de Cuchillo de agua, de Paolo Bacigalupi, autor con el que mantengo una relación de amor/odio que no es difícil de explicar.

Como ya señalé en su día, Bacigalupi es un narrador extraordinario y nadie como él para transmitir al lector lo fascinante de los lugares que visitamos de su mano. Maravillosas y detalladas descripciones de los escenarios donde se desarrollan sus obras, en apenas unas pocas pinceladas, certeras  y efectivas con las que logra una magnífica ambientación. El autor es un maestro a la hora de crear atmósferas, de hacer que los elementos y personajes que los habitan se sientan reales, posibles y que las situaciones que nos propone y ante las que se enfrentan sus protagonistas, alimenten nuestra imaginación.

Pero cuando terminé La Chica Mecánica, me sentí un tanto decepcionado,  con un sabor agridulce en la boca. La novela me había encantado, los personajes secundarios me habían ganado por completo, pero el papel de la Chica Mecánica me pareció muy desaprovechado. El desenlace me desencantó, me supo a poco, dejándome con la sensación de que el viaje  fue una delicia, pero el destino final no estaba a la altura.

Eso hizo que lo odiase un poquito y que me preguntase cómo alguien que escribe tan bien, que desarrolla sus historias de una forma tan magistral, se pierde por el camino.

Cuando tuve oportunidad de ponerme con Cuchillo de Agua, lo hice por dos razones evidentes: la primera, disfrutar de su narrativa, ante un argumento que me llamó la atención a primera vista. La segunda, como es obvio, comprobar si el autor había hecho los deberes y en esta ocasión, aprovechaba al cien por cien todas las oportunidades que tanto la trama como los personajes le ofrecían, y nos daba una obra redonda, tanto en su desarrollo como en su resolución.

paobaci2Cuando el río Colorado se seca, el sur de Estados Unidos se convierte en el escenario desértico de una guerra por el agua.  

En un futuro no muy lejano, tras siglos de sobreexplotación, el río Colorado está secándose. La catástrofe obliga a miles de ciudadanos a emigrar a zonas más fértiles de Estados Unidos, pero los estados deciden construir barreras para impedir la marea de refugiados que se les viene encima. A medida que la sequía se extiende y se prolonga, el campo y las ciudades se convierten en páramos sin ley, presas de especuladores que empiezan a comerciar con la desesperación de los seres humanos.

En medio de esta desalmada guerra por el agua, el mercenario Angel Velasquez está al servicio de un poderoso cártel que busca nuevos acuíferos. Siguiendo su cometido se cruza con la curtida periodista Lucy Monroe, quien conoce de primera mano el peligro de saber demasiado, y con la joven Maria, hija de un inmigrante mexicano que sueña con escaparse al norte, donde dicen que la tierra sigue poblada de lagos y aún cae agua del cielo.

Con la ciudad de Phoenix viniéndose abajo, no queda más remedio que depender los unos de los otros para sobrevivir. Aun así, en un escenario donde el agua vale más que el oro, las alianzas resultan tan movedizas como la arena.

Debo admitir que iba con miedo, pero al césar lo que es del césar y toca levantarse de la silla y aplaudir. Bacigalupi  enmienda sus errores y nos presenta una obra bien ejecutada, manteniendo su estilo, pero aprovechando todos los recursos a su alcance y no dejando a nadie atrás, exprimiendo sus posibilidades hasta la última gota, si bien es cierto que en el último momento, uno note que la historia pierde un poco de fuelle y casi tropieza de nuevo con un final que muestra sus debilidades narrativas.  Afortunadamente, parece darse cuenta de ello y consigue remontar el vuelo, retomando de nuevo el pulso narrativo y logrando aterrizar de pie, aunque sea trastabillando con disimulo en el desenlace.

Basándose  en su propio relato “The Tamarisk Hunter“, el autor nos plantea un futuro cercano extremadamente verosímil, en la que apenas necesita unas mínimas gotas de ciencia ficción para mostrarnos una realidad que no solo guarda evidentes paralelismos a nuestros tiempos, sino que parece una suerte de destino inevitable al que estamos abocados, de una u otra forma. Tomando elementos tan tristemente actuales como son la inmigración, los refugiados, y las fronteras, el cambio climático, la desidia política y los tejemanejes de las multinacionales, como verdaderos centros de poder más allá de los estados, Bacigalupi  nos muestra a una nación como los Estados Unidos padeciendo una sequía sin precedentes, en la que unos pocos privilegiados con bastante dinero en sus bolsillos aún pueden permitirse derrochar agua, mientras el resto simplemente muere. Luchas por el preciado elemento, una guerra apenas encubierta entre distintas empresas que pugnan por tener el control absoluto de los acuíferos y las repercusiones económicas, políticas y sociales de todo ello. Miles de almas desesperadas y sedientas intentan cruzar al otro lado de la frontera como refugiados. Nadie los quiere allí y la gente muere. La vida humana no vale nada y cada día aparecen muertos, cadáveres sin nombre que a nadie le importan. Carne de cañón, presas fáciles  para las mafias que se aprovechan de su miseria, que los engañan, extorsionan, abandonan a su suerte o directamente asesinan.  Y al otro lado, el paraíso. Grandes complejos de lujo, donde el agua corre por las cañerías, por las fuentes, solo a disposición de unos cuantos adinerados, de los selectos, de la élite.  Páramos desolados, eriales desérticos, donde lo único que hay es polvo y muerte frente a la opulencia de los poderosos.

Bacigalupi construye una historia tan creíble que duele. Con su estilo, esa prosa directa, pero bien trabajada, consigue transmitirnos esa desolación, esa miseria. Sentimos la boca seca y los labios cortados. El polvo nos cubre por completo y nos escuecen los ojos.

Estamos ante una obra que cabalga a medio camino entre el thriller, la distopía y la novela de aventuras, con un ritmo vertiginoso que combina a la perfección las escenas de acción con las tramas políticas y las conspiraciones empresariales y gubernamentales. Personajes arquetípicos, pero bien construidos y con una profundidad poco habitual, que  nos dan a conocer lo que acontece desde sus distintos puntos de vista, lo que nos permite obtener una imagen global de la situación y comprobar como de jodidas están las cosas. Todos ellos con una motivación distinta en apariencia, pero similar en el fondo. Desde  la rica empresaria hasta el mercenario, desde la refugiada a la periodista, todos ellos comparten un rasgo en común: Son supervivientes. A cualquier precio, utilizando cualquier medio, siguen de pie. Siguen vivos. En un medio hostil, sea la aridez del desierto o las intrigas de palacio, siguen adelante.

Un ritmo ágil y fluido, en avance constante, en una narración que no se corta en absoluto a la hora de mostrarnos la crudeza del lugar, de las consecuencias de cualquier acto, de la repercusión de todos y cada uno de ellos. Escenas duras, imágenes que se graban en la retina y que de manera trágica, no nos resultan desconocidas si acostumbramos a ver las noticias en televisión.

paobaciEn resumen, Bacigalupi ha logrado que me reconcilie con él.  Una obra  tan intensa como entretenida, que te hace percibir lo poco de fantástica que tiene y lo mucho de real que hay entre sus páginas. Un reflejo de nuestro día a día y de lo que es a todas luces un futuro similar al que nos aguarda.  Personajes   carismáticos,  por los que llegas a preocuparte. Aparentemente prototipos de la variedad humana, se descubren pronto como individuos únicos, profundos, con personalidad propia, con sus miedos, sus anhelos e inquietudes y nos dan su propia visión del conflicto, a todos sus niveles.

Mención especial a excelente labor de traducción de Manuel de los Reyes, que de nuevo nos demuestra su buen hacer, logrando mantener intactos las singularidades del original y el estilo característico del autor, mostrándose atento y cuidadoso hasta con el más mínimo detalle, como ya es habitual en todos sus trabajos. También destacar la ilustración de portada, obra de Joseba Alexander, que ha sabido captar a la perfección la pura esencia de la novela.

 

Cuchillo de agua

Paolo Bacigalupi

Editorial: Fantascy

ISBN: 9788415831914

Páginas: 544 pág.

PVP: 21,90€

http://www.fantascy.com/libro/cuchillo-de-agua/

 

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *