Las puertas del infinito, de Víctor Conde y José Antonio Cotrina

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy venimos con Las puertas del infinito, de Víctor Conde y José Antonio Cotrina, una novela arriesgada tanto en su concepto como en su desarrollo, debido a la originalidad de lo que nos propone y la forma de hacerlo.

lpdi0La aperimancia, la capacidad de abrir portales dimensionales, está al alcance de muy pocos. El poder de estos elegidos, complejo y peligroso, permite conectar universos antes apenas soñados, pero también puede tener consecuencias catastróficas e imprevisibles.

Riddly, aprendiz de aperimante, intenta descifrar los misterios de la Mansión Infinita y salvar un Londres devastado por los guerreros ikari, que amenazan con destruirlo todo a lomos de sus dragones. Mientras, en Colapso, un mundo enloquecido en el que confluyen mil realidades distintas, Rebeca ha pasado de esclava a discípula de un misterioso amo que la envía a misiones cada vez más suicidas con el fin de construir una llave secreta.

Rebeca y Riddly aún no se conocen, pero sus destinos y el de nuestro mundo dependerán de su capacidad para aliarse. Porque, al fin y al cabo, toda puerta que se abre, en algún momento debe volver a cerrarse.

Fantasía Oscura, Ciencia Ficción, pinceladas Steam-punk, aventuras  y escenarios post-apocalípticos son la miscelánea que se han sacado de la manga para contarnos su particular historia, todo ello bajo una atmósfera onírica en extremo,  lisérgica en muchos capítulos, que personalmente me ha encantado y que es justo por lo que ha recibido mayores críticas.

Parece que si nos salimos de lo cotidiano, de lo establecido dentro del género fantástico (por muy Dark que sea) y nos atrevemos a jugar con el surrealismo, con la excentricidad, el lector no se atreve a entrar en nuestro juego y es algo que me sorprende de veras. He leído reseñas de toda índole, pero que siempre coinciden en lo mismo: que hay escenas que son una auténtica fumada, que son demasiado `raras´, que se les ha ido la pinza a los autores y demás. Bien, creo que en ese caso, ni la saga de La Torre Oscura, de King  ni Alicia en el País de las Maravillas, el gran clásico de Lewis Carroll tampoco serian de su agrado, porque no veo tanta diferencia entre una oruga que fuma opiáceos o un gato que desaparece, o como en esta ocasión, el inesperado y enigmático guardián entre dimensiones, por poner un solo ejemplo.

Es innegable la naturaleza onírica, casi psicotrópica de esos pasajes en concreto, pero  es que partimos de la base de que hablamos de una novela de fantasía que habla de portales interdimensionales, de una encrucijada entre miles de mundos dispares, de épocas distintas, de universos paralelos y de transgredir tiempo y espacio y llegar al núcleo, a la fuente, al origen…Además, esos episodios son puntuales, enclavados en momentos muy concretos en los que tienen toda la razón de ser, siendo de capital importancia para lo que sucede, pero siendo exclusivos de ese lugar, sin que semejante atmósfera surrealista se dé en el resto de escenarios y situaciones.

En mi opinión, la obra que tenemos entre manos es un alarde de imaginación desbocada, de originalidad absoluta a partir de unas premisas por desgracia demasiado manidas y que por suerte, en esta ocasión han sido llevadas más allá, sacándoles un inesperado partido que debería hacer las delicias de cualquier aficionado al género fantástico. Una prosa rica y elegante, muy cuidada y que se reafirma en su propósito de seducir además de entretener, con un estilo trabajado y que demuestra que una buena historia siempre mejora si está escrita con oficio.

En todo caso, si en realidad hay algo que se pueda señalar como debilidad en la obra, y es solo por mencionar un punto siempre según mi propia experiencia, es que la sorpresa final me ha resultado un tanto predecible a partir de más o menos la mitad de la novela. Me lo he olido, no sé muy bien porqué, pero me daba en la nariz que esa revelación era evidente.

lpdi5Por lo demás, decir que la he disfrutado es poco. El uso que se hace de la magia, enfocada únicamente a ese don de abrir los portales, y la forma en que se trata, me ha encantado. Descifrar enigmas, rompecabezas, con trampas para los incautos y los confiados, es una delicia.  Otro asunto destacable es la invasión a ese Londres victoriano, en la mejor línea de La Guerra de los Mundos, de H.G. Wells. Y para finalizar con lo más destacable,  mencionar a  Colapso, ese lugar conquistado, decadente y en ruinas, pero vivo. Un lugar devastado, un mundo post-apocalíptico donde se derrumban distintas realidades y se mezclan sus  restos, sus supervivientes, sus culturas, en una mezcolanza tan sugerente que daría para una novela por sí misma y que admito que me ha dejado con ganas de saber más del lugar y del resto de mundos que aparecen.  No sé si soy yo, pero por alguna extraña razón, no he podido dejar de imaginarme ese mundo como si del mismo Tatoinne o Jakku se tratasen, no por la aridez de esos planetas, sino por la heterogénea mezcla de seres, civilizaciones y despojos de sus culturas, mezcladas  entre sí, sobreviviendo a cualquier precio y pese a la adversidad, aún en los albores del fin.

Personajes bien perfilados, con personalidad y que consiguen ser creíbles y coherentes con sus actos, pese a verse superados en muchas ocasiones por las circunstancias. Su evolución es evidente y el giro que dan los acontecimientos, pese a resultarme un tanto predecible como decía antes, me parece muy conseguido, logrando mantenernos expectantes y deseando descubrir más sobre lo que va a acontecer.

En definitiva, solo deciros que yo que vosotros le daba una oportunidad, sin dejaros llevar por prejuicios sobre lo alucinógeno de algunas escenas (que a mi entender no son algo negativo, sino todo lo contrario) y simplemente dispuestos a disfrutar de una obra tan atrevida como brillante.

 

Las Puertas del Infinito

Víctor Conde y José Antonio Cotrina

Editorial: Fantascy

ISBN: 9788415831822

Páginas: 480 pág.

PVP:  17,90 €

Las puertas del infinito

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *