DÍA 5. Del Festival a la Incoherencia. Especial Sitges 2015.

Un artículo de Cristina Béjar aka Mitsuko Cinéfila

Hola de nuevo Incoherentes, he conseguido escaparme otro ratillo, entre mis quehaceres diarios para traeros otro día de peripecias vividos en el Festival. He de decir que en el meridiano del mismo, me sentía morir. Las horas de sueño se podían contar prácticamente con los dedos de una mano y no abandonarse en las salas era toda una proeza, pero lo conseguí. Proclamo con orgullo que no me dejé caer en ninguna de las proyecciones.

DEMON, de Marcin Wrona.

http://www.dailymotion.com/video/x32ew0y

Una de las apuestas fuertes para mí del festival, sobretodo porque me llama la atención el cine polaco e israelí y más si tocan temas del folklore, en este caso del judaísmo. Aquí nos encontramos la historia de un matrimonio recién estrenado que construyen su hogar sobre restos humanos. Aquí se habla del dybbuk, es decir, aquí tratamos el tema de las posesiones. Con un gran trabajo de fotografía, este es uno de los filmes que de momento, más me convence y que quiero volver a ver con más tranquilidad.

OFFICE, de Hong Won-Chan.

https://www.youtube.com/watch?v=W1A_UIc4hSA

Aquí nos encontramos con cine sur coreano del bueno. Esta es una historia, que aunque sea en nuestra mente, todos hemos vivido de una manera u otra: El trabajo, la oficina, los jefes, los compañeros de trabajo, el tedio, las presiones, las traiciones, las intrigas, las puñaladas traperas… Los trepas y las ganas de que les llueva napalm encima. Un film exquisito que retrata a la perfección la locura a la que nos enfrentamos día a día para intentar sobrevivir a cambio de un sueldo digno.

TAG, de Sion Sono.

https://www.youtube.com/watch?v=-08_h8LNYEI

Admito que Sion Sono es uno de mis directores fetiche, me es muy difícil ser imparcial con él y menos con “Tag“, una locura de película con colegialas, bodas, carreras, muertes, gore y sin sentidos, pero trepidante a más no poder. Colorista y muy representativa de quién es este director no apreciado en su tierra, pero adorado fuera de Japón. Un reflejo de su mente perturbada si queréis, que no deja indiferente. Además su protagonista se llama Mitsuko ;P Os encomiendo a verla sin dilación.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *