CINE: El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos, de Peter Jackson

Un artículo de Mitsuko C.

Título original: The Hobbit: The Battle of the Five Armies (The Hobbit 3)

Año: 2014

Duración: 144 min

País: USA

Director: Peter Jackson

Guión: Philippa Boyens, Peter Jackson, Fran Walsh, Guillermo del Toro (Novela: J.R.R. Tolkien)

Música: Howard Shore

Fotografía: Andrew Lesnie

Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Luke Evans, James Nesbitt, Aidan Turner, Evangeline Lilly, Ken Stott, Graham McTavish, Jed Brophy, Stephen Hunter, John Callen, Adam Brown, Dean O’Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Cate Blanchett, Lee Pace, Orlando Bloom, Hugo Weaving, Billy Connolly, Christopher Lee, Stephen Fry, Ryan Gage, Ian Holm, Sylvester McCoy, Manu Bennett

Productora: MGM / New Line Cinema / WingNut Films

Género: Fantástico, aventuras, acción

Web oficial: http://www.thehobbitblog.com/

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=ZlOwYNS7-ec

 

Sinopsis:

“Los trece enanos y Bilbo llegan al final de su aventura, se enfrentarán a la muerte en una batalla épica por mantener la paz y restablecer el orden en la Tierra Media”

 

Ante todo, quiero dejar claro que he ido a ver “El Hobbit” bajo los efectos de una poderosa gripe y que puede ser que mi opinión o mi visión de la película esté un poco alterada, ya que me he dado cuenta, leyendo otras críticas, que no coincido en absoluto con lo que se dice por ahí de esta tercera entrega. Además no he podido esperar para hacerla reseña y aquí estoy, casi a las cuatro de la mañana escribiendo sobre lo que acabo de ver.

Bien, remarcando que me considero bastante fan del universo Tolkien, y de las adaptaciones que ha hecho durante estos últimos trece años Peter Jackson, creo que en “La Batalla de los Cinco Ejércitos”, este buen hombre se ha pasado cinco pueblos y alguna que otra aldea. No sé si alguno de vosotros recuerda un vídeo que circuló por “YouTube” en el que aparecía “Gollum” diciendo: Se aprovechan de que eres un friki.

Pues he aquí la prueba fehaciente de ello, un libro, de apenas trescientas páginas, se ha convertido en una amplia trilogía (que en principio, iban a ser dos partes, lo cual ya es bastante locura, pero bueno) que mires por donde lo mires, no hay por dónde cogerla: Venga… Vamos a meter a estos personajes que no existen, y… Légolas ¿te apuntas a esta adaptación en la que no se te nombra en ningún momento del libro?, y… Orcos que no sabemos de dónde vienen ni a dónde van… ¿Cinco ejércitos?… Un gallifante de regalo a quien me los diga sin haberse leído el libro.

Viendo la última parte, te quedas con cara de imbécil y con muchas preguntas en tu mente:

Errores de continuidad que se intentan salvar diciendo que las escenas saldrán completas, en la edición doméstica, pero a ver, que yo voy al cine a ver una película en sí, no a esperarme un año entero a que me saquen la edición de coleccionista para entender qué ha pasado.

Incongruencias en cuanto a los personajes, como por ejemplo ¿hasta qué punto son poderosos los elfos?, porque a veces parece que son la bomba y otras veces que son más endebles que la gelatina; Gandalf ¿qué pinta en todo esto? Para mí acaba siendo el Mago Marrones: ¡Ey!, buen amigo, ¿quieres vivir una aventura? Y  ¡zasca! Ya te ha liado y te ves tirándoles piedras a unos orcos del tamaño de la Torre Eiffel y él tan tranquilo, es que ni un truco de cartas, oiga.

-La aparición de Galadriel, Elrond y Saruman, cutre, pero cutre… Bueno… Es que es indescriptible. Cabe decir que Saruman se salva, porque el Christopher Lee lo mola todo y al menos este mago pelea, no como Gandalf, que se mueve menos que los ojos de Espinete.

-Tema enanos, Légolas y Tauriel… Yo no sé qué le pasa a Peter Jackson con Orlando Bloom, pero aquí tiene que haber algo, porque lo ha metido con calzador en todas las escenas posibles y siendo indestructible. Que si tan fuerte y estupendo es ¿por qué pasa lo que pasa en la batalla con los elfos? ¿Es que éste es el único súper elfo de la Tierra Media?

¿Qué queréis que os diga?, me ha decepcionado mucho, se nota de calle que está hecha para sacar el dinero a los que somos fans… Pero tranquilos, no todo está perdido, porque hay cosas buenas, claro que sí: Las batallas, de eso no me puedo quejar, hay para dar y tomar. Esta parte es pura acción, es un no parar, empieza directamente donde terminó la anterior, con Smaug sobrevolando la ciudad y de ahí tira pa’lante con todo que se lía parda. Los diseños de los personajes, del vestuario, la caracterización, es decir, la recreación de la Tierra Media, es espectacular y se agradece, pero no puedo evitar ese sabor agridulce de quedarme con la idea de que he ido a ver una mala película…

¡Ah! Y otra cosa que me parece digna de comentar es que, en el círculo de cinéfilos que vamos a ver juntos las pelis, hemos observado que en según qué salas han manipulado el sonido y la imagen de la película en proyección, para que te vayas a la sala Dolby, Isens, 3D… o la sala donde te cobren 1,5€ más, mínimo. Esto ya me parece escandaloso, mucha ley de propiedad intelectual y cerrar páginas en internet de visionado directo o descarga, pero luego permitimos que nos den un servicio de pena en multisalas, cobrando un 21% de IVA y sin decirles nada ¿eh? Bravo por esos organismos que están matando poco a poco la pasión por el cine y los buenos servicios, en pos de más dinerito para los de arriba, bravo por vosotros. Vergonzoso.

Be Sociable, Share!

3 pensamientos en “CINE: El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos, de Peter Jackson

  1. Yo soy también crítico con la trilogía del Hobbit, pero no tanto. El problema principal es querer hacer tres películas cuando sólo da para una. Arreglando este punto todo cambia. Luego están las licencias. Recuerda que en El señor de los anillos Jackson también se tomaba las suyas 😉 Pero en el Hobbit es demasiado. Me chirria el idiota ese lameculos (¡ni siquiera muere!) y la relación entre el enano y la elfa. Sólo con la aparición de Legolas, una aparición fugaz al lado de su padre, todo sería mucho mejor.
    Por otro lado las escenas de acción sobran en todas las partes menos en la tercera, que se lo monta muy bien. Y la compañía de los enanos parece perder trascendencia, allí encerrados como muñecos de paja, sin interactuar ni enfrentarse a Thorin…
    Pero claro, hay que rellenar el metraje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *