Viviré Mañana, de Héctor Alonso

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Para empezar el año como dictan los Dioses de Kobol y tras una noche que espero haya sido de esas dignas de recordar, venimos con la primera reseña del 2014 y que mejor forma de hacerlo que con una buena novela de zombies.

51xT+wiW7eL__AA258_PIkin4,BottomRight,-32,22_AA280_SH20_OU30_Su título no puede ser más sugerente. Viviré Mañana, de Héctor Alonso, no se anda con tapujos y a pesar de no aportar nada nuevo al género Z, hace gala de algunos detalles que hacen de ella una lectura recomendable para todos aquellos que disfrutamos con historias de este tipo. En una línea muy clásica, sin pretender otra cosa que entretener y hacernos pasar un buen rato, la novela nos narra cómo se originó el apocalipsis y como se enfrentan a la situación los personajes que nos presenta. Atrapados en medio del horror, lucharán por sobrevivir a cualquier precio.

Partiendo de esa premisa, que como digo y podéis comprobar  se mantiene dentro de los cánones habituales de este tipo de narraciones, Viviré Mañana no deja de ser una novela coral en la que los distintos personajes se verán obligados a afrontar como buenamente pueden una situación incontrolable que pone en jaque su supervivencia y que empeora a cada minuto que pasa.

 “¿Alguien podría imaginar que la primera víctima del nuevo virus fuera el Papa?

Un millón de peregrinos de todo el mundo se han reunido en el caluroso verano madrileño en el aeródromo de Cuatro Vientos de Madrid para asistir a la misa que el Papa Benedicto XVI celebra en el marco de las Jornadas de la Juventud ante las cámaras de medio mundo. Un sacerdote africano enfermo ataca al Papa. En pocas horas el enorme recinto se convierte en un escenario de pesadilla que pronto supera a la capacidad de reacción de las autoridades civiles. Con el Gobierno y el Parlamento de vacaciones los militares toman el control del Estado suspendiendo todos los derechos y estableciendo el toque de queda, pero no pueden evitar que centenares de miles de zombis se dirijan hacia Madrid. Los militares inician una limpieza casa por casa de los posibles infectados que resulta inútil.”

Una de las cosas que más me ha gustado ha sido como se inicia el desastre. Y es que elegir un acto tan emblemático y controvertido como la visita de su Santidad el Papa a nuestro país (un hecho como la JMJ, aún fresco en la memoria y cargado de controversia) y convertir al Sumo Pontífice en la primera víctima del Paciente Cero, tiene mucho mérito. Una sonrisilla cabrona aflora en mis labios de agnóstico redomado y anti-eclesiástico total, cuando me imagino a esas hordas de niñas bien y muchachuelos rubicundos, esas monjitas casadas con dios, esos gerifaltes engominados y esas señoras devotas y pseudo beatas, corriendo en desbandada, tropezando, cayendo y siendo arrollados por la multitud que huye en estampida, para terminar siendo devorados. La carne y la sangre, tomad y comed y bebed de ellas. No me negaréis que no resulta poético….Solo por ese inicio, la novela vale la pena.

A partir de ahí, el caos y la destrucción se adueñaran de todo y el sobrevivir al desastre será todo un reto para los diversos protagonistas que iremos conociendo capítulo a capítulo. La acción se desarrolla  alternando las distintas historias, aunque será uno de los personajes en concreto en quien se centrará la atención y que servirá como una suerte de columna vertebral, convirtiéndose en la trama principal.

Me ha gustado como ha planteado el autor las muchas formas de enfrentarse a lo que sucede por parte de los personajes, adaptando un estilo particular y unas habilidades concretas en cada uno de ellos para intentar salir con vida. Tanto los civiles, gente común superada por las circunstancias, como lo que concierne a los militares o a la cúpula del gobierno, suponen un aporte interesante, que nos permite ver el desastre desde todas las perspectivas. Sus decisiones, sus ideas, su forma de afrontar lo que está ocurriendo, difieren bastante en cada caso, otorgándole a la historia un sinfín de posibilidades. Las relaciones personales tienen también un gran peso en la trama y eso supone conferirle ciertos toques de drama a una historia cargada de acción, algo que se agradece, porque le aporta credibilidad y sustancia, más allá de quedarse en un corre, corre y mata, mata…

Como punto negativo, al menos en parte, quizás resulten un tanto excesivas las increíbles aptitudes de los personajes. La gente normal, la del mundo en el que vivo, no tiene tantos recursos cuando se ven en situaciones límite. Hay momentos en los que no he podido dejar de pensar “Joder, que nivel, que craks, ni El Equipo A, ni Mc Gyver, ni leches”. Otro punto en contra, el hecho de que no sea auto conclusiva. Después de todo lo vivido, de tanta tensión, de estar metido por completo, resulta un tanto frustrante el quedarse a medias, teniendo que esperar al próximo volumen.

Para compensar esta pequeña falla (que no deja de ser algo anecdótico y quizás simplemente cuestión de gustos personales), el lector encontrará en el texto un surtido de guiños, homenajes y referencias a varias pelis y libros que son ya clásicos del género, cosa que hace que sintamos una innegable complicidad con el autor al reconocerlos. No faltará tampoco la esperada y necesaria dosis de sangre y vísceras, con unas cotas de gore y mala ostia perfectas para lo que se nos quiere contar.

Como curiosidad, dejo para el final otra cosita que me ha encantado: Las otras amenazas, tan letales e inesperadas como los propios zombies. No voy a decir nada más, pero dejo caer que la fauna, a veces, mejor en la tele… Y no puedo olvidarme de Carlitos, criaturita entrañable que os va a encantar.

Resumiendo: Nada nuevo bajo el sol, pero sí que dentro de lo que suele ser habitual, no solo cumple, si no que ofrece algunos detalles realmente sugerentes y que le dan el toque de distinción. Dadle una oportunidad y ya me diréis.

 

Viviré Mañana

Héctor Alosnso

Páginas: 289 aprox.

Formato Digital

PVP: 0,89€

http://www.amazon.es/Vivir%C3%A9-ma%C3%B1ana-H%C3%A9ctor-Alonso-ebook/dp/B00E5NAINM

 

 

.

Be Sociable, Share!

7 pensamientos en “Viviré Mañana, de Héctor Alonso

  1. Muchas gracias por la reseña. Me anima para acelerar la publicación de la segunda parte. Un abrazo,
    Héctor Alonso

  2. Acabo de terminar la segunda parte y no me a defraudado, me la he leído de un tirón, para no extenderme. Mi opinión está en Amazon donde compre el ebook,pero tengo una duda….. El final a quedado abierto para una tercera parte, seguirá Héctor con la historia para todos los que somos ya adictos a viviré mañana, gracias Héctor por tan buena historia me lo he pasado en grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *