Wolfgang Stark: El último Templario, de Alexis Brito

Buenas noches, amigos.

386852_10151043318145163_513171530_nHoy venimos con Wolfgang Stark: El último Templario, de Alexis Brito, un título que se ajusta al género de aventuras en su vertiente más pulp y que como podréis comprobar, se convierte en todo un homenaje a Solomon Kane, personaje creado por el maestro Robert E. Howard.

En el siglo XIV, la avarícia de Felipe IV y la traición del Papa Clemente V supondrán el fin de la Orden del Temple. Los Caballeros Templarios, hasta entonces tan poderosos, se ven expoliados, perseguidos y asesinados, y tan solo unos pocos lograrán escapar a la persecución del Santo Oficio. Uno de esos fugitivos es Wolfgang Stark, un caballero aleman, taciturno y malcarado, que desde ese momento se dedicará a recorrer mundo intentando aplacar un sentimiento de culpa que lo atenaza y a exponer su vida en defensa de sus convicciones. Unos principios que poco a poco y de manera inexorable, van perdiendo su firmeza en detrimento de otros valores mucho menos elevados, aunque sin  llegar a perder por completo esa Fe a la que se aferra con todas sus fuerzas para no rendirse.

Su carácter, arisco y misántropo por naturaleza, se tornará todavía más irrascible e intratable, lo que nos lleva a constatar la dificultad por sentir empatia por el personaje a lo largo de la lectura. Creo que eso, lejos de ser un problema, resulta algo destacable. El autor se ha arriesgado a construir un protagonista muy alejado de lo que suele ser habitual, con más defectos que virtudes y que no tiene porqué caernos bien al contarnos su historia.

Cuando comentaba que Wolfgang Stark esta inspirado en cierta forma en el inquebrantable Solomon Kane, tenía mis razones. Al igual que el puritano, el templario caido en desgracia recorrerá el mundo, enfrentándose a toda clase de peligros, terrenales o sobrenaturales, sin distinción. Desde combatir a la Santa Inquisición, sectas diabólicas, tribus antropófagas, bandidos o piratas y esclavistas, hasta seres y aberraciones que no son de este mundo. Demonios, monstruos marinos y otras tantas criaturas de naturaleza fantástica, se las verán con el caballero teutón, quien se hará valer e impondra la voluntad divina a golpe de espada.

Esa mezcla entre la novela histórica y el género fantástico le viene bien a la historia, permitiendo al lector de disfrutar una lectura donde predomina la acción, pura aventura y entretenimiento.  Combates a sangre y fuego, luchas dignas de ser leyenda, se alternan con otras partes mucho más tranquilas, donde se nos da un respiro y se nos permite conocer un poco mejor al personaje. Son momentos para comprender que es lo que apesumbra a nuestro protagonista, Cual es su carga, que es lo que siente y porqué sigue adelante. Que es lo que busca y como se enfrenta a sus propios miedos y debilidades.

53_imagenUn estilo ágil, en el más puro estilo pulp de antaño, casi a modo de folletín. Narrada a modo de capitulos independientes, como distintas historias unidas en un mismo volúmen,  crean un todo, una misma trama general, pero formada por distintas historias  que no tienen ni precisan de sensación de continuidad. Eso se convierte a su vez en su mejor baza y su peor defecto, ya que no todos sabrán disfrutar de ese regusto clásico a folletín, que en mi caso, me ha parecido una delicia, pero que entiendo habrá quien lo repudiará a expensas de no seguir los parámetros habituales de lo que entendemos es la estructura de una novela al uso.

Como punto negativo, he de destacar la portada. La ilustración no le hace justicia a la obra en absoluto y lo que es más preocupante, no invita al posible lector a interesarse por el libro. No voy a entrar a meterme con el ilustrador, respetando su trabajo, pero si he de decir que no me parece una elección acertada.

Resumiendo, a mi me ha parecido muy entretenida. A los amantes de las viejas historias de antaño; a los que disfrutan de historias sencillas, sin complicaciones argumentales y que se lo pasan pipa con las historias de espada y brujeria; a los que les fascina todo lo relacionado con los Templarios: les encantará. Si además consideran a Robert E. Howard como un escritor de lectura obligada y disfrutaron con ese peregrino loco llamado Solomon Kane, puedo afirmar con total rotundidad que esta es su novela.


Wolfgang Stark: El último Templario

Alexis Brito

Editorial: Seleer

Páginas: 160 pág.

ISBN:9788415615514

PVP: 15,95€

 

.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *