Time Riders (Los vigilantes del Tiempo), de Alex Scarrow

Buenas tardes, queridos Lectores Ausentes.

Venimos hoy con una novela que supone el inicio de una nueva saga de ciencia ficción, que juega con los viajes en el tiempo y las aventuras de un grupo de jóvenes en su  tarea por vigilar que no se produzcan cambios que puedan alterar la historia del mundo tal y como la conocemos. Clasificada como literatura juvenil, debo decir que como viene siendo habitual, encuentro esa clasificación totalmente innecesaria, ya que tanto el elaborado argumento como el tono oscuro en la que se mueve, la hacen disfrutable para todo tipo de público, con independencia de la edad.

La serie TimeRiders narra los diferentes viajes en el tiempo de tres jóvenes de muy diversa procedencia, en todos los sentidos. Liam O´Connor fue rescatado de morir cuando, siendo camarero, estaba a punto de hundirse con el Titanic (1912), Maddy Carter estuvo al borde de la muerte en un avión en 2010 y Sal Vikram fue salvado de un horrible incendio en el año 2029. Nadie sabe de la existencia de la agencia que los ha reclutado, y cuya misión es intervenir en diferentes momentos del pasado para evitar determinados desastres que podrían alterar el presente. En la primera entrega de la serie, la acción alterna el Nueva York que vivió el ataque contra las torres gemelas con la Alemania de los últimos días de Hitler, en una trama marcada por la tensión, las sorpresas y la acción.

Me llamó mucho la sinopsis y he de decir que ya desde el mismo principio de la lectura, me ha gustado el enfoque que le ha dado el autor. La forma en que se nos presenta a los personajes resulta un modo excelente para captar nuestra atención y nos permite anticipar una novela intensa,  en la que los protagonistas van a tener que ganarse a pulso esa nueva oportunidad que se les ha brindado. Y que en más de una ocasión, se plantearán si quizás no hubiera sido más sencillo asumir su destino  y aceptar que había llegado su hora.  Han sido rescatados de las mismas garras de la muerte, pero sus vidas quedan relegadas a un único objetivo,  sin posibilidad de elección.

Tras esa inexplicable experiencia, Liam, Maddy y Sal comenzarán su formación para convertirse en Vigilantes. Su función es la de proteger nuestro presente y el futuro del planeta de las posibles amenazas que surgen de  los viajes en el tiempo no autorizados. Si, a mi también me ha recordado a esa peli de nuestro amiguete Van Damme titulada “TimeCop”, pero aunque la premisa es la misma, ahí termina cualquier parecido.

Los tres muchachos remplazarán al anterior equipo de Foster, que ha sido eliminado en unas extrañas circunstancias que se explican en la novela. Sin apenas tiempo para trabajar en su preparación,  el grupo se verá envuelto en la que será su primera misión, intentado  revertir los cambios ocasionados por un viaje no autorizado, cuyas consecuencias son un presente alternativo en el que los alemanes ganaron la segunda guerra mundial y New York esta bajo el yugo nazi; y más adelante en el futuro, un escenario desolado y desértico, ruinas de un apocalipsis post nuclear  en la que las únicas formas de vida son unas terribles criaturas mutantes y antropófagas, que son los despojos que quedan de la raza humana y últimos supervivientes de la hecatombe.

Este presente y ese futuro que jamás debieron existir,  son tan solo un ejemplo de como pueden torcerse las cosas. El autor juega de forma constante con esta idea y logra que tengamos sentimientos encontrados. Conocemos cual es el futuro real que nos aguarda y sabemos que no es bueno. De hecho, es un asco y parece que estamos abocados al desastre. ¿Es entonces cuestionable que alguien pretenda un futuro mejor y decida viajar al pasado para cambiar las cosas? ¿Es acaso peor que los nazis dominen el mundo, a vivir en un planeta contaminado en el que resulta imposible salir a la calle sin un equipo adecuado y que sabemos que tiene los días contados?  El villano es el malo de turno únicamente por dos motivos: El intentar cambiar nuestro destino, en un acto desesperado. Algo que en si mismo no solo no es reprochable, sino digno de admirar. Un héroe incomprendido, cuya intención es darnos una segunda oportunidad, de un modo similar a la que tuvieron los chicos de Foster y él mismo. Aunque la segunda razón no existiese, a ojos de la agencia es ya culpable. ¿No os parece discutible? Pero  se echa mano de esa segunda razón, que es el hecho de que el villano enloquezca y en ese momento, el lector no puede evitar ver esto como una excusa, algo  con lo que justificar la necesidad de eliminarle y volver a dejarlo todo como estaba en un principio.

Esta dualidad de sentimientos, este debate entre lo que es o no es correcto, es una constante que se repite a lo largo de la novela, haciendo que nos cuestionemos la legitimidad tanto de uno como otro bando. Es quizá lo que más me ha gustado del libro, invitando al lector que piense por si mismo y trate de posicionarse en algún lado. Difícil cuestión, que como digo, Scarrow  resuelve de un modo que personalmente, me ha parecido algo tramposo.

Como decía al principio de la reseña,  el tono oscuro y sombrío de la novela, así como lo crudas y contundentes de algunas revelaciones, hacen que esta novela se aleje, y mucho, de lo que uno espera encontrarse con un título  de estas características, enfocado a lectores jóvenes. En todo caso, el estilo narrativo, directo y sin alardes, en el que prima la acción y el avanzar en la aventura, son el indicador de quienes son sus lectores potenciales. Pero aun así, en ningún caso está por debajo de cualquier novela supuestamente para adultos que uno pueda encontrar en cualquier estantería de bestsellers.

Resumiendo, una buena novela de ciencia ficción en la que el lector encontrará una lectura muy entretenida y que le dará que pensar.

Lo mejor: Bob, ese clon, entidad biológica computarizada, al que no he podido dejar de imaginar en todo momento como al T-800, en el mismo papel que inmortalizó el gran Schwarzenegger  en “Terminator 2″.

 

Time Riders. Los vigilantes del Tiempo

Alex Scarrow

Editorial: Marlow

ISBN: 978-84-92472-42-0

Páginas: 501 pág.

PVP: 16,10€

Curiosidades, información y detalles de la novela en:  http://sellomarlow.blogspot.com.es/

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>