Red Final, de Amando Lacueva

Buenas noches, amigos.

Os traigo hoy la reseña de una novela de ciencia ficción que reúne en sus páginas lo que podría ser el guión de una serie de televisión al estilo de Torchwood, ya que podemos encontrar en ellas todos los elementos necesarios para ello.  Una invasión alienígena, una conspiración gubernamental, un equipo de contención que lucha por acabar con la amenaza y unos personajes muy estereotipados, pero no por ello carentes de interés, sino más bien todo lo contrario.

Todo esto es lo que nos ofrece Red Final, de Amando Lacueva, un escritor que ha sabido plasmar de forma muy acertada una historia que en todo momento nos resulta familiar, pero que logra sorprendernos con los distintos giros que toma la trama cuando menos  lo esperamos.

“La novela a cuya lectura le invitamos constituye un alarde de ingenio e imaginación. Red Final nos sumerge en una intensa historia que recrea un hipotético acuerdo secreto entre “Entidades Biológicas Extraterrestres” (EBES) -androides provenientes del sistema Zeta Reticuli-, y el gobierno de Estados Unidos. La traición de la que es objeto el gobierno norteamericano, así como la implicación de éste en los planes de los
androides, precipita la formación de una organización supersecreta con el fin de apoderarse de la tecnología alienígena, combatir sus aviesos propósitos, y expulsarlos del planeta; así como la destrucción de sus bases subterráneas.

Ésta es, entre otras, la misión que toma a su cargo “La Cabal”, la organización supersecreta estadounidense, dirigida por Bruce Benjiro junto a su inseparable androide Pat, y el Coronel Connie Elliot, que sumen al lector en una trepidante historia donde la intriga y el suspense no dejan de estar presentes, desde las primeras páginas, hasta el desenlace final.”

Con una introducción elaborada y sin lagunas, el autor nos presenta el escenario en el que se desarrollan los hechos que nos va a narrar a continuación, permitiendo al lector hacerse una idea muy clara de cual es la situación en la que se desenvuelven los personajes.

A partir de ahí, nos veremos inmersos en una lectura entretenida, que combina con acierto la acción y la intriga, sin dejar a un lado algunos momentos de humor que resultan divertidísimos, recayendo en su mayoría en la figura del androide Pat, una mezcla de Terminator y Johnny Nº 5, que además de cobrar conciencia de si mismo, se convierte en  el compañero del protagonista principal, siendo el recurso cómico utilizado por el autor para darle un respiro al lector cuando las cosas se ponen demasiado tensas.

Pese a que en el inicio puede parecer algo lenta, a las pocas páginas coge velocidad y mantiene el tipo hasta el final.  En ese punto de inflexión, es donde quizás encontremos
uno de los momentos más palpitantes de la novela, con una intensidad solo equiparable a la que volveremos a encontrarnos al final del libro, antes de ese desenlace que en mi opinión, nos deja un tanto fuera de lugar y con cierta dificultad para asimilarlo. Es un buen giro y logra pillarnos por sorpresa, pero peca quizás de demasiado apresurado, resolviéndose en pocas líneas, cuando con un desarrollo mas extendido,  sin tanta precipitación, hubiese quedado redondo.

Una lectura fluida y con ritmo, que va haciéndose cada vez más intensa a medida que avanzamos en la trama. La acción no nos permite desviar nuestra atención y es solo con la aparición de Pat cuando podemos tomarnos un breve respiro, en el cual no podremos evitar sonreír ante las ocurrencias de este simpático personaje. Pero será solo un breve descanso antes de volver a las andadas y sumergirnos de nuevo en el frenético devenir de acontecimientos.

Debo destacar un aspecto de la novela que me parece muy relevante y que no es otro que el tratamiento de los personajes. Como ya digo, son de manual y reúnen todos los tópicos del mundo, pero eso en lugar de suponer un lastre o un error, le da un cierto valor añadido a la obra, ya que la acerca de manera incuestionable a la vertiente más Pulp del género, algo curioso viniendo de una novela que tiene visos de best-seller a la usanza.

Benjiro, el protagonista principal, no es solo un soldado curtido en mil batallas, experto en artes marciales y con poderes que lo convierten casi en una especie de Neo salido de Matrix, sino la última esperanza de la humanidad.  Pamela, la chica, que como es lógico, no solo es una mezcla de belleza e inteligencia, sino que derrocha sensualidad por todos los poros de la piel y no duda en utilizar sus encantos, casi exhibirlos, con orgullo. Una bomba sexual que además, no tiene reparos en aprovecharse de ellos para su propia satisfacción o conseguir sus propósitos.

El resto de personajes, tan bien dibujados como arquetípicos, no son menos dignos de mención. Resultan imprescindibles para el desarrollo de la trama y es justamente por su personalidad que funcionan tan bien asumiendo su rol. Lo dicho, un enfoque que no me esperaba, pero que resulta todo un acierto.

En definitiva, Red Final no tiene nada que ver con lo que esperaba cuando empecé a leerla.  Un thriller de ciencia ficción que se salta las normas a la torera y ofrece toda una experiencia que calificaría como “cinematográfica”, muy visual y con tantos momentazos dignos de serie B,  que no puedo más que recomendarla a quien quiera disfrutar de puro entretenimiento vestido de lectura seria.

 

Red Final

Amando Lacueva

Editorial: Quadrivium

Páginas: 499 pág.

ISBN: 978-84-92604-62-3

PVP: 18 €

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *