El Pan de Cada Dia, de David Jasso

Buenas tardes, amigos.

.
Si por alguna razón ineludible, servidor se encontrase en la tesitura de verse obligado a mencionar un autor que, en cierto modo, represente por si mismo a la literatura de terror en España, sin duda alguna ( y sin pretender que el resto de magnificos escritores de nuestro pais se sientan ofendidos), el escogido para semejante puesto no seria otro que mi admirado David Jasso.

Jasso auna dos cualidades que en mi opinión, le hacen merecedor de semejante mención: Por un lado, su experiencia en el mundillo. Un autor curtido en mil batallas y que disfruta con esto como pocos. Por el otro, su personal modo de entender, no solo el género literario que nos ocupa, si no el propio terror en si mismo. Quien haya leido sus anteriores obras, en especial esa magnifica y perversa historia titulada “La Silla” o su mas reciente publicación, la antologia “Abismos“, entendera a que me refiero.
 
David se ha especializado en mostrarnos el horror que se esconde en lo cotidiano, en la apacible monotonia de nuestro dia a dia. Agazapado, oculto a la vista, el terror se nos presenta del modo mas inesperado, cogiendonos por sorpresa, mientras somos incapaces de entender como ha podido ocurrir algo asi. A nosotros, que no nos metemos con nadie, que vivimos una vida tranquila y sin sobresaltos. Pensamos:  “No..Tiene que haber un error. Estas cosas solo les pasa a los otros. No a mi. ¿ Por que a mi? ¿Por que yo?”

Es ahi cuando el horror se manifiesta en su maxima expresión, haciendonos estremecer al darnos cuenta de que nuestra apacible existencia, esa burbuja de aparente seguridad cotidiana, era solo una ilusión y que lo terrible, lo dramatico, lo absurdo puede esperarnos en cualquier lugar. Una decisión equivocada. Un error aparentemente insustancial. Un descuido al que no dariamos mayor importancia…..Y nuestra realidad se resquebraja , nuestro pequeño paraiso rutinario se desmorona y se hace añicos, viendonos empujados a la mas absoluta desesperación, a la locura o a la muerte.

Ellas, Muerte y Locura , se rien de nuestra indefensión. De nuestra erronea sensación de seguridad. Les divierte ver como nos sentimos a salvo en nuestra monotona y apacible existencia, incapaces de imaginar lo que se oculta debajo de la cama, lo que nos espera al girar la siguiente esquina, lo que ocurrira cuando crucemos la siguiente puerta o vuelva a irse la luz.

David es un experto en llevarnos de la mano y mostrarnos la fragilidad de nuestra cordura. De descubrir las pequeñas fisuras, apenas perceptibles,  que existen en esa fina cortina que separa nuestro mundo de otros lugares imposibles,tan horribles y aterradores, que somos incapaces de tan siquiera imaginar.
 
En “El pan de cada día“, Jasso convertira una noche de trabajo cualquiera  en un horror sin precedentes, cuando un estupido juego realizado por los dueños y trabajadores de un simple horno de pan, supondra el inicio de una pesadilla que culminará con un baño de sangre… y algo peor.
Hay puertas que no deberian abrirse, bajo ningún concepto. Porque al abrirlas, no solo podemos descubrir que se oculta tras ellas, si no que lo que hay alli encerrado, esperando hambriento y deseoso, puede querer cruzar….

El titulo de la novela tiene unas claras referencias religiosas que como veremos, David se encarga de pervertir, de corromper sin rubor alguno, convirtiendo una cita de connotaciones sagradas en algo depravado, vil y corrupto. Como un equivalente al crucifijo invertido , pero referido a la mas sagrada de las liturgias: La eucaristia.

Y si de lo que se trata es de dualidad, de vislumbrar las dos caras de la moneda, hay que hablar del amor. Por que , en efecto, no hay nada tan sublime y tan enfermizo, tan bueno y tan visceral, tan maravilloso y tan tragico, tan bello y tan mórbido como el amor. El amor, por el que somos capaces de las mayores hazañas y heroicidades, pero tambien de los mas abyectos crimenes y mayores estupideces. Por el los hombres de redimen y por el tambien se condenan. Y es el amor , a fin de cuentas, el que nos diferencia de las demas bestias o por el contrario, nos convierte en una de ellas, terrible, amargada, dolorida y rencorosa. David se encarga de que lo tengamos presente, de que seamos conscientes de ello y lo hace del modo que mejor sabe hacerlo: Haciendonos testigos directos, sin dejarnos cerrar los ojos ni apartar la mirada.
.

Sin florituras ni virguerias, pero con una narrativa destacable, Jasso sigue en su linea de dirigirse al lector de manera clara y concisa, donde prima mas la historia, lo que nos cuenta, que cualquier otra cosa.
Eso no es óbice para que el autor nos ofrezca un curioso ejercicio de lectura, donde encontraremos a distintos narradores, tanto en primera como tercera persona. Un estilo muy peculiar que se sirve de esos recursos para generar una imagen global de lo que ocurre, la cual le ofrece al lector una peculiar perspectiva de lo acontecido.
Pese que en un primer momento la trama puede resultanos ya conocida e incluso previsible (es obvio que la historia reune un buen numero de ingredientes basicos para cualquier historia de terror), nada mas lejos de la realidad. Los aparentes tópicos pronto dejan de serlo y los hechos que se suceden toman caminos inesperados, que descolocan al lector y hacen imprevisible el destino que les aguarda a los personajes, con lo que sospecho que el autor sabia de antemano cual iban a ser nuestras deducciones y decide , haciendo alarde de ingenio, jugar con nosotros un rato, sabiendo que ya nos ha atrapado con su historia y que seremos incapaces de abandonarle hasta saber como termina la historia.

.
No es lo mejor que ha escrito David, seamos sinceros. No juega en la misma liga que La Silla o Abismos. Pero aun asi, la novela es una buena historia de terror. Cumple con creces su cometido y convence al lector, que la degustara de un modo especial y la considerara una pieza muy sabrosa en cuanto llegue al desenlace de la misma, punto en el que Jasso pone lo mejor de si mismo y aporta ese toque tan suyo, tan personal y que le define tan bien, para dejarnos con la sonrisa helada en los labios y pensando lo retorcido que puede llegar a ser a veces.

.

El Pan de Cada Dia
DAVID JASSO
EDITORIAL:  23 Escalones
ISBN: 978-84-15104-56-8
EAN: 978841510456
PÁGINAS: 198
PVP:  14.56 €

 .

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *