Guardianes de la Noche, de Serguei Lukyanenko

Buenas tardes, queridos Lectores Ausentes.

Hoy os traigo el primer volumen de una trilogia sobre la cual estaran centradas las proximas entradas en el blog y que ratifican mi favorable opinion sobre la literatura fantastica rusa, que siempre me deja ese sabor tan caracteristico, alejado a lo que estamos acostumbrados y que nos acerca una vision muy distinta de lo que es la literatura de genero.
La saga no es otra que “La Trilogia de la Guardia“, de Sergei Lukyanenko, oriundo de Kazajistan y reconocido escritor en Rusia, donde su obra es admirada con devocion por miles de seguidores.

Los Guardianes de la Noche” es el titulo del primer volumen y para ir empezando, os pido una cosa: Olvidad por completo la version cinematografica. No penseis en ella. No existe. Olvidadla.

Porque flaco favor le ha hecho la pelicula ( y su secuela, que ni siquiera voy a mencionar) a la novela. Para empezar, en la peli se dedicaron a mezclar personajes y sucesos de las tres partes de la trilogia, y por si fuera poco, dejaron a los personajes como individuos planos, superficiales y sin fondo, cuando la realidad es todo lo contrario.
Un desproposito que no tiene perdon y que es mejor obviar.

Entrando ya en el tema de la novela, que es el caso que nos ocupa, “Los Guardianes de la Noche” nos presenta a unos seres con apariencia humana a los que se conoce como “Los Otros“. Son personas con cualidades sobrenaturales, que habitan entre nosotros. Muchos de ellos ignoran su don, sus poderes y viven como simples humanos. Pero algunos, en cambio, si conocen su poder y lo utilizan para luchar en una eterna batalla donde la Luz y la Oscuridad intentan hacerse con el control de la humanidad desde el inicio de los tiempos.

Ese conflicto llego a tal grado de crudeza, que los “Otros”, de ambos bandos tuvieron que firmar una tregua para preservar el equilibrio, y para asegurarse de que todos cumplen las reglas establecidas, se crearon dos Cuerpos.
Por un lado, La Guardia Nocturna, formada por los “Otros” que defienden la Luz, se encarga de patrullar de noche vigilando a los Tenebrosos, controlando sus movimientos y evitando cualquier desman por parte de estos.
Por otro, La Guardia Diurna, compuesta por Tenebrosos que vigilan a los Luminosos y evitan que estos utilicen su magia y dones para hacer el bien sin los permisos correspondientes.
Y he aqui lo mas destacable y curioso de este universo imaginario: La burocracia existente. Las reglas explicitas que no pueden romperse.

Cualquier acto de magia para hacer el bien sin autorizacion previa, supone otorgarle licencia a los Tenebrosos para hacer un acto de maldad, asi como cualquier acto de magia negra, autoriza a los Luminosos a ejercer sus poderes para hacer el bien.

Aquellos que infringen las normas pueden ser duramente sancionados, incluso condenados a muerte.

Pero aun asi, las escaramuzas entre ambos bandos son algo cotidiano y es a partir de una de ellas que conoceremos a Antón, un “Otro” del lado de la Luz, que nos ira introduciendo en su mundo y que ira descubriendo durante sus aventuras como la linea que separa la Luz de la Oscuridad es muy difusa, muy delgada y que , en el fondo, ambos bandos no son tan diferentes.
Ademas, constatara que ellos, los integrantes de ambas Guardias, no son mas que simples peones a manos de sus jefes. Simples herramientas, simples fichas que pueden desecharse llegado el caso si la ocasion lo requiere. Existen algunas similitudes a lo planteado con los comics de los X-MEN, donde los mutantes se enfrentan entre ellos bajo las ordenes de Xavier o Magneto, cada uno con sus ideales y su forma de ver el conflicto, con la unica diferencia de que en la novela, los humanos ignoramos de la existencia de los “Otros”.

Lukyanenko ha reinventado el genero fantastico con su peculiar enfoque. El universo creado por el autor es tan vasto, tan extenso y original que sorprende. Esa dualidad entre ambas Guardias, entre el bien y el mal, acaba siendo un ejercicio de reflexion en el que el lector sera consciente de que ambos no son tan distintos y que en muchos casos, se confunden. A veces , hacer lo correcto y lo que debes no son sinonimos. ¿El fin siempre justifica los medios? Esa es la gran pregunta y una baza que Lukyanenko aprovecha al maximo, para darle vigor a la obra.

En resumen, estamos ante una historia lograda y convincente, ejecutada con maestria y que ofrece una vision distinta del genero fantastico. El modo en que esta narrada, pausado y permitiendo al lector familiarizarse con el funcionamiento de las Guardias, sus reglas y sus jugadas, supone una lectura que logra abstraer al lector, sumergiendolo completamente en ese fascinante universo, tan distinto y a la vez, cercano a nuestra realidad.

Unos personajes complejos, guiados por una moral en ocasiones contraria a los metodos utilizados, que suponen un reflejo de nosotros mismos y nuestras motivaciones. Otro gran acierto por parte del escritor.

La unica pega sea quizas el estilo narrativo utilizado por el autor. No porque sea complejo, ni porque difiera en demasia con la forma de narrar a la que estamos habituados. Es simplemente, como algo ya caracteristico en los autores rusos, la densidad de su texto y la forma de estructurar la novela (aqui es como si estuviese formada por tres relatos), algo que incide directamente en todo el conjunto y provoca cierto desequilibrio.

Para terminar, solo puedo que recomendarla. Os aseguro que no os dejara indiferentes y que si le cogeis el punto, estareis deseando echarle mano al resto de la Trilogia.
.

Los Guardianes de la Noche
Sergei Lukyanenko
DeBolsillo (Random House Mondadori)
512 Pag.
ISBN: 9788499082806
PVP: 9,95€

Be Sociable, Share!

6 pensamientos en “Guardianes de la Noche, de Serguei Lukyanenko

  1. Yo vi la película que no estaba mal. Los libros no los he leído pero me llaman la atención. Y coincido en lo de los rusos, al menos de de Metro 2033 (que no recuerdo como se llama el autor) tenía un estilo bastante espeso. Supongo que irá con el caracter de los eslavos… o con su afición al vodka ;D

    Un saludo!

  2. A mi la película me gustó bastante, ya que me gustó la manera en la que narraban la lucha por intentar consegur hacer pasar a un chico mundano a cada uno de los bandos, ya que podría desequilibrar la balanza hacia cualquier lado.

    LA novela la he tenido varias veces en las manos, pero pensando que era como la peli, a dejé. Sabiendo ahora esto, quizá le de una oportunidad.

    Gracias por la reseña. hacía tiempo que no comentaba nada por aquí!!!

  3. Pues a mi la película me resultó interesante aunque mareante, valga el pareado. Creo que se pasa innecesariamente con los alardes visuales. No he visto la segunda.

    Me alegro de que la novela sea mejor (aunque ¿no es eso lo que pasa siempre?)… Y, a pesar de eso, la gente ya no solemos interesarnos por la novela si ya hemos visto la peli. Es triste pero es así. Y me incluyo.
    Si obviamos superclásicos, cuya fuente literaria es absolutamente imprescindible al margen de como los conozcamos por el cine (Drácula, Frankenstein…) creo que yo sólo he hecho eso de leer la novela “después de…” con “El Nombre de la Rosa”. No más.

    Armi.

  4. Me alegro de que la novela sea mejor (aunque ¿no es eso lo que pasa siempre?)… Y, a pesar de eso, la gente ya no solemos interesarnos por la novela si ya hemos visto la peli. Es triste pero es así. Y me incluyo.Si obviamos superclásicos, cuya fuente literaria es absolutamente imprescindible al margen de como los conozcamos por el cine (Drácula, Frankenstein…) creo que yo sólo he hecho eso de leer la novela “después de…” con “El Nombre de la Rosa”. No más.
    +1

  5. Gracias por responder, gente….

    Ya os digo que obviando si la peli os gusto o no, la cuestion es que poco tiene que ver con la novela, salvo a grandes rasgos y mezclando muchisimas cosas que no tocaban.
    La novela es una delicia y se hace mucho mas intensa e interesante a medida que vas conociendo el mundo de Los Otros,

  6. Pingback: Guardianes de la noche | Rescepto indablog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *