Feral, de David Jasso

 

Buenas noches, queridos Lectores Ausentes.

La Navidad. Unas fechas entrañables en las que predominan los buenos deseos, las sonrisas y el calor del hogar. ¿Que mejor momento para presentaros mi ultima reseña que estos dias tan especiales de paz y amor?

Hablemos pues de la ultima novela de David Jasso, un buen tipo y autentico maestro en lo suyo.

“Feral” es su titulo y si tuviera que resumirla en tan solo tres palabras, no tendria duda sobre cuales son las mas adecuadas: Adrenalina, terror y muerte.

En un escenario futurista, reconocible por cualquier aficionado a la ciencia ficcion, David plasma su ultima pesadilla. Un horror donde la violencia se desata de un modo irracional, la crueldad llega hasta cotas inimaginables  y la esperanza queda, literalmente, sepultada bajo la sangre y las visceras de las victimas, siendo a mi entender, lo mas impactante de toda la novela. Aqui no hay lugar para finales felices ni segundas oportunidades. El destino de los personajes, desde los protagonistas principales hasta el mas secundario de ellos, esta sentenciado y tan solo nos queda por descubrir de que forma horrible se cumplira.

He leido en varios sitios como se define a “Feral” como una mezcla de “Alien” ( sobretodo lo que se refiere a la colonia espacial minera y su posterior aniquilacion) con “Predator” ( yo tambien me imagine en varias ocasiones a los Ferales con un aspecto semejante y lo admito, me repatea muchisimo el tener imagenes o ideas preconcebidas sobre lo que leo), pero a pesar de que a primera vista semejante comparacion con esas dos joyas del cine de genero pudiera sonar a cumplido, honestamente creo que no hace justicia a la verdad.

“Feral” es, con diferencia, mucho mas brutal, sincera y profunda que sus supuestos homologos cinematograficos. Y si a alguien le sorprende que una historia de alienigenas exterminadores pueda llegar a calificarse como algo “profundo”, deberia leer sin duda esta novela para descubrir el porque.

No pretendo buscarle tres pies al gato ni otorgarle un transfondo que no tiene. Me limito a resaltar una peculiaridad sobre la motivacion de los Ferales que me ha sorprendido muchisimo y que ha logrado enredarme de tal manera, que no he podido evitar darle vueltas y mas vueltas, intentado comprender, aunque sea de lejos, su particular concepcion del universo, de la vida y de la muerte. Y me ha resultado imposible, por lo antinatural, lo distinto, lo aberrante e incomprensible que resulta para nosotros su perspectiva.
Pese a que en algunos momentos, durante la lectura, me he topado con algunas contradicciones muy evidentes en su credo, que en algunos momentos me han parecido incluso algo absurdas, no puedo evitar elogiar al autor por su capacidad para desarrollar una idea tan terrible y convincente. Envidio su creatividad, porque solo alguien con muchisimo talento es capaz de imaginar algo asi y plasmarlo como el lo ha hecho, justificando de este modo la existencia de esas criaturas y aun mas, su forma de proceder, sus convicciones y su meta final.

No contento con ello, Jasso guarda aun otro as en la manga. Un Feral en concreto. Una criatura distinta a las demas. Un paria, un enfermo, un loco. Un pervertido para los suyos, cuya demencia no es otra que la curiosidad enfermiza que le causa la vida. En una sociedad donde el objetivo unico es la exterminacion total, la erradicacion de la Vida misma, un Feral que fantasea con dejar vivir, con permitir seguir respirando a una de sus presas, es inmoral, obsceno, venal. Un pecado inconfesable que lo rebaja hasta la mas inmunda degeneracion a ojos de los suyos.
Su papel en la trama es un misterio y no sabremos hasta el final si sus actos tendran consecuencias o por el contrario, no es mas que algo anecdotico que el autor utiliza para soslayar lo terrible y abominable de la razon de ser de los Ferales y su propia existencia.
 
Si de por si, la idea de que una raza superior en todos los sentidos ataque a una colonia humana, aislada en lo mas profundo del espacio, sin mas motivacion que la erradicacion de cualquier forma de vida, es algo ya terrible, esa sensacion se magnifica cuando el lector conoce a los personajes que la habitan.
Gente inocente, en todos los conceptos de la palabra. Ingenuos, seguros, felices en su mundo. Ajenos a la amenaza que en breve supondra su ruina y sobretodo, a los tejemanejes de las grandes corporaciones, que los utilizan como simples peones, perdidas asumibles que pueden ser sacrificadas.
Con la excepcion constatada de uno de los lugareños, que en mi opinion es el mas creible de todos, el resto se nos presenta como los habitantes del pais de la piruleta, sin mas preocupaciones que saber si el chico que a una le gusta esta por ella o si el primer dia de trabajo va a ser como lo imaginaba.
 
 
La perspectiva no es nada halagüeña,¿verdad?. Efectivamente, no lo es. No se trata de una invasion. Ni de una batalla. Sencillamente, es una masacre. Una autentica carniceria de la que seremos testigos sin poder hacer otra cosa que pasar una pagina tras otra, viendo un horror tras otro, hasta que no quede nadie y los Ferales logren su objetivo.

Pero aun asi, no creais que eso es lo peor. Aun hay algo mas terrible que los propios Ferales. Los Mutantes. Y aqui es cuando la novela llega a su maximo apogeo en cuanto a sangre, visceras e higadillos. Cuando la locura total, la crueldad, el ensañamiento se vuelven desproporcionados y la lectura se convierte en algo imposible de dejar, debido al frenetico avance de los acontecimientos. El lector se vera en la tesitura de elegir bien el momento de afrontarla, ya que le resultara imposible dejarla para hacer otra cosa. Querra saber hasta donde sera capaz de llegar Jasso en esa voragine de destruccion y muerte y si al final, quedara alguien vivo para contarlo.

Si hay algo que remarcar de manera negativa, por no parecer un “pelota” y esas cosas, es unicamente un detalle que aunque pequeño, he de admitir que resulta molesto: La reiterada mencion por parte de la voz narradora ( o lo que es lo mismo, el autor) del futuro que les aguarda a los personajes.
Entiendo que una frase lapidaria, a modo de “cliffhanger”, puede ser acertada y crear tension. Pero si se abusa, insistiendo en ello de manera excesiva, hasta el punto de que en poco mas de cincuenta paginas ya te han dejado mas que claro que no se va a salvar ni el apuntador, lo que ocurre es todo lo contrario: Que la emocion por saber lo que va a ocurrir decaiga, convencidos ya por las redundantes sentencias sobre cual va a ser el destino que les aguarda, con lo que uno ya no espera nada de ellos y solo le queda apostar por cual va a ser el proximo de ellos en morir y de que modo, sin dar margen a la suposicion o a la minima esperanza.
Ese margen, aun a sabiendas de que lo mas probable es que nadie logre salir indemne, es necesario para que el lector no se aburra. De lo contrario, se corre el riesgo de convertir la novela en poco mas que un catalogo de muertes horribles, sin mas aliciente.

Pese a esta pequeña objecion, el resto de la novela es por si misma, una historia magnifica, bien hilvanada, cruenta y sin concesiones, que se convertira, sin lugar a dudas, en un icono dentro de la literatura fantastica en nuestro pais, . El acierto de Jasso al fusionar con arte y oficio dos tematicas tan afines como el terror y la ciencia ficcion, su capacidad para imaginar a semejantes criaturas y su compleja motivacion, unido al modo en que ha tejido una trama tan inquietante y sin censuras, supone ni mas ni menos el encontrarnos frente a lo que se convertira en todo un referente dentro del genero, un modelo al que no tardaran en salirle imitadores y un titulo que todos los aficionados deberian tener en sus bibliotecas particulares.
 
Totalmente recomendable, sobretodo por su honestidad, su crudeza y lo original de las criaturas que habitan en sus paginas.

Feral
David Jasso
Editorial. Equipo Sirius
Formato: 16×23,5
Páginas: 296
ISBN: 978-849289322-5
PVP: 19.90 €

Be Sociable, Share!

2 pensamientos en “Feral, de David Jasso

  1. Me parece muy raro que nadie haya comentado nada desde hace tanto tiempo. Buena crítica y un nuevolibre que añadir a los “futuribles”. Creo que ya tengo treinta o cuarenta. El único inconveninente que le veo es el de siempre, el precio. Creo que para aquellos que no sean fervientes lectores de este tipo de literatura, el precio es quizá un poco alto y se echarán para atrás.
    No entiendo por qué las distribuidoras de este tipo de lectura, que nunca llega a todos los públicos por unas cosas o por otras, se dedican a encabezonarse con poner precios tan caros para los libros, a sabiendas de que cada vez el libro digital y “pirata” está mas extendido y provoca que las ventas sean cada vez más bajas.

    Espero que Feral tenga éxito y podamos hablar de un nuevo éxito en la literatura española “desconocida”, diferente de los Gala, Reverte, Asensi o Navarro.

    Gracias por la reseña Athman, me daba miedo solo de leerlo…

  2. La reseña crea una sensación de miedo sobre el miedo difícil de elaborar, salvo si eres tan gran escritor como Athman. Las palabras te cruzan y transpiran el horror de la novela del buen amigo David. Si ya andaba con ganas de leer la novela por el placer de leer, y para hacer algún pequeño comentario, con este pedazo de texto no se me escapa, o sea, que va a ser mía y solo mía en poco tiempo.
    Voy a ir ahorrando desde mi regreso del inicio de mi gira 2011 en Palma de Mallorca a Barcelona.
    Enhorabuena por este texto y por el libro a David.
    En cuanto al precio, y sin ánimo de sentar cátedra, lo pone la editorial, no la distri, según los costes de edición, repartición del importe entre los puntos de venta y la distri y proyección de la obra. Ojalá haya menos pirateo y sí más concienciación del digno y noble acto de escribir y editar un libro como éste, saludos y abrazos.

    Julián Sánchez Caramazana
    Escritor, asesor editorial, lcector profesional y periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *