Hellfire Caves: Del Cielo al Infierno, a traves de las entrañas de la tierra.

Buenas tardes, amigos.

Tras muchos dias sin viajar, creo que ya va siendo hora de que desempolveis las botas y os ajusteis la mochila, porque nos vamos de viaje a uno de esos sitios que tanto nos gustan.

Hoy nuestros pies nos dirigen hacia Inglaterra y no para llegar a Londres y pasear por Hyde Park, Buckingham Palace o La Torre de Londres, si no a descubrir algo mucho mas misterioso, pintoresco y divertido: Las increibles Hellfire Caves, en West Wycombe , al sur de la Chiltern Hills , cerca de High Wycombe , en Buckinghamshire , en el Sureste del pais.

Este conjunto de cuevas no es un enclave natural..Bueno, no es SOLO eso, si no que, en lo que inicialmente era un simple complejo de grutas, un visionario decidio construir uno de los sitios mas sorprendentes que podais imaginar y convertirlo en la sede de un mitico Club de elite, donde unos cuantos elegidos pretendian cambiar el mundo, como si miembros de una sociedad secreta se tratasen. Y quizas fuera asi, pero aquello quedo atras y hoy solo nos queda su santuario a modo de recuerdo.

Encended los frontales, mis queridos Lectores Ausentes y vamos alla……

A pesar de que hay constancia de que parte del entramado de cuevas existia ya desde muy antiguo, fue realmente alrededor de 1740 cuando Sir Francis Dashwood decidio fundar el célebre Hellfire Club.

La intencion inicial y aparente de semejante proyecto no era otro que lograr equiparar a las cuevas con la magnificencia de los jardines y las dos iglesias que constituian el paisaje de la propiedad, sin duda inspirado por sus andanzas por Europa y el Imperio Turco.

.

Muchas de sus amistades estaban construyendo grandes haciendas, jardines y templos sobre la tierra, pero ninguno se atrevio a la colosal hazaña que Sir Francis planeo. Decidio que seria bajo el suelo donde situaria su particular obra arquitectonica, aprovechando las grutas y al mismo tiempo, explotando las minas de yeso colindantes.

El yeso se utilizó para construir la carretera principal de West Wycombe a High Wycombe. Esto sirvio para proporcionar empleo a los habitantes de West Wycombe, los cuales se encontraban en verdaderos apuros debido a una sucesión de malas cosechas, y a quienes la providencial inspiracion y fortuna de Sir Francis supuso la salvacion.
El proyecto del noble ingles se hizo realidad y el complejo de tuneles, salas y galerias es una verdadera proeza de la ingeniería y bastante notable teniendo en cuenta que eran excavados a mano. Aún se pueden ver las marcas de la extraccion, asi como las “firmas” de los maestros albañiles en las paredes.

Al regresar tras ausentarse durante una larga temporada, Sir Francis establecio alli la sede del famoso Club Fuego del Infierno, conviertiendo las galerias construidas en el lugar donde se reunirian los miembros del mismo y en cuyas salas subterraneas tendrian lugar sus actividades. En sus profundidades, personajes como Lord Sandwich, John Wilkes y hasta el mismisimo Benjamin Franklyn, entre otros aristocratas y pensadores, establecieron contactos, compartieron ideas y por lo visto,tambien otras cosas.

Al entrar en las cuevas, serpenteando pasajes bajo tierra, estos conducen por más de media milla, por medio de distintas galerias, hasta el Gran salón de Banquetes y desde alli, hasta el mismo corazon del complejo.

El destino final es el Inner Temple, al que se llega cruzando el río Estigia, y que deja al visitante a varios cientos de pies por debajo de la Iglesia en la cima de la colina.

.

.

-Entrada-

.

La magnifica y bella entrada de piedra fue diseñado para parecerse a una iglesia gótica que se desprende de West Wycombe Park, que está al otro lado del valle. Fue construida despues de 1752, cuando la nueva carretera de West Wycombe a High Wycombe (la A40) se terminó. Un pedestal de piedra, que sigue en pie, fue erigido en el cruce de este camino y la carretera de Aylesbury (la A4010) para registrar el evento. La inscripción en latín en un lado dice: “construido por Sir Francis Dashwood en 1752″ y en el otro lado: “22 millas de Oxford, Aylesbury 15 millas, 30 millas de la ciudad”.

.

.

-Cueva de Steward’s -

.

Al final del túnel de entrada recta, la pequeña cueva de la derecha se apila con herramientas, similares a los utilizados por los trabajadores del siglo 18. Podemos encontrar palancas, martillos, palas, velas y candelabros.

Los picos fueron de gran utilidad para extraer la tiza, tarea dificil ya que esta es muy fragil y tiende a desprenderse en escamas.

Las barras de hierro a largo fueron encajadas en las grietas naturales y se utilizaron como palanca para aflojar los bloques de yeso. bloques de tiza, o “clunch”, que mas tarde se utilizarian para los cimientos de las casas en el pueblo y, en este caso, de la carretera.

La tiza se extrajo a continuación, con palas o a mano en carretillas, que fueron empujados hasta la entrada y alli cargada en carros para llevarla a su destino. Algunas de las virutas sueltas se utilizaron para completar los trabajos de las propias instalaciones, detrás de la fachada de piedra situada en la entrada de piedra, aprovechando que alli se encontraba una de las mayores vetas de la cantera.

La iluminación fue proporcionada por lámparas de aceite y velas de cera pegados en las paredes.

.

.

- Sala Paul Whitehead-

.

Paul Whitehead fue un poeta menor y administrador del Club fuego del Infierno. Su trabajo consistía en mantener una lista de la bebida consumida por los miembros de los miembros del Club fuego del Infierno en Abadia Medmenham , que se encuentra situada a unos 8 km del West Wycombe, en el Tamesis.

.

Whitehead murió en 1774 dejando su corazón a Sir Francis, “como muestra de su apego caliente al fundador noble”. También dejó £ 50 con el ruego de que se utiliza esa cantidad para proporcionar una urna en la que su corazón iba a ser depositado, para ser colocado en el Mausoleo. Este fue saqueado por un soldado y extrañamente, el ladron se llevo solo el corazon, dejando la urna en su lugar. De ahi nace la leyenda de que
fantasma de Whitehead aun ronda West Wycombe, buscando su corazon.

La cabeza de la estatua es la copia de un busto de Whitehead, que todavía se exhibe en West Wycombe Park. La urna es la original del mausoleo.

.

.

-Los números XXII-

.

Estos números romanos son probablemente una medición en los polos de la distancia de la entrada. Hubo otros números posteriores de este tipo a lo largo de todo el complejo,pero se han desgastado con el tiempo y la humedad.

Sin embargo, también es posible que hagan referencia a un pasaje secreto, que se dice que va desde las cuevas hasta la iglesia. Este pasaje se menciona en el fragmento de dos poemas contemporáneos.

Sin embargo, hasta la fecha no se ha encontrado ningún rastro de dicho pasaje , ni es probable que exista, ya que las cuevas están a unos 300 pies debajo de la iglesia y subir por el sería tarea ardua y complicada ( por no decir practicamente imposible), debido a la casi verticalidad que deberia tener el mismo y lo resbaladizo y maleable del terreno.

.

.

-Cueva de Franklin-

.

El laberinto puede representar algo mítico o incluso parte de la anatomía humana.

Benjamin Franklin fue un gran amigo y admirador de Sir Francis. Con frecuencia se quedó en West Wycombe, donde se involucró en todo tipo de proyectos ingeniosos. Franklin claramente visitó las cuevas, ya que escribió en 1772 a un señor d’Acourt en Philadelphia: – “Su Señoría (Sir Francis se había convertido en Señor le Despencer) Las imágenes, sorprendente y caprichosa que pueda parecer, es tan evidente por debajo de la la tierra como por encima de ella “.

.

.

-La Cueva de los Niños-

.

Durante generaciones, las cuevas han sido una atraccion para los visitantes locales, especialmente los niños. Actualmente vemos dos maniquis que representan a Sir George Dashwood y su hermana Mary Berkeley y que se muestran como niños, siguiendo el modelo de las pinturas existentes en West Wycombe Park, fechadas en 1880.

Sir George se convirtió en el miembro whig del Parlamento Europeo para Wycombe durante 31 años y apoyado, en oposición a su padre conservador, que había sido diputado durante 37 años, la Gran Ley de Reforma de 1832, la derogación de las Leyes del Maíz en 1846 y Emancipación Católica.

.

.

-El salón de banquetes-

.

Esta caverna tiene 40 pies de diametro, se halla a 1.000 pies de la entrada y a alrededor de 500 hasta la parte mas profunda de las cuevas. Se encuentra a poca distancia del mausoleo, situado al Este. En el techo hay un gancho del cual colgaba una lámpara en el siglo 18 y que en su momento, era capaz de iluminar el recinto completamente.

El diseño de la sala, tomando como modelo una brujula, con sus cuatro nichos marcando perfectamente los cuatro puntos cardinales, es claramente simbolico. Las estatuas que la adornan fueron traidas expresamente de Italia.

Despues de su restauracion en 1973, uno de los primeros visitantes, el Sr. Brooks, de High Wycombe, encontro un trozo de tiza incrustado con monedas fechadas desde 1720 hasta 1754. Esto sugiere que el trabajo se estaba realizando en el sitio para ofrecer bases de las casas que Sir Francis estaba construyendo en el pueblo antes de la excavacion que comenzo 1748.

.

.

-La Cueva del Minero-

.

Los mineros con sus herramientas ( picos, una barra de hierro, un martillo, una pala y una carretilla), tambien tuvieron su representacion en el complejo,dedicandose a su figura esta pequeña sala. Alli encontraremos un andamio de la epoca, hecho de postes de madera, atado con cuerdas o clavado, con un piso de tablones.
A los agricultores arruinados por las malas cosechas que trabajaron en el proyecto, se les pagaba un chelin al dia, suficiente para sostener a una familia en aquella epoca. Sus tareas fueron supervisadas por un arquitecto y un capataz, que les indicaban como realizarlas.

El trabajo habría sido dificil y lento, y peligroso en ocasiones. Grandes rocas de yeso eran susceptibles de caer, especialmente si hay demasiada humedad proveniente de las cavidades naturales. El sustrato de tiza es como una enorme esponja con bolsas de aire, que se llenan de agua al minimo contacto con esta o con la simple humedad ambiental.

.

-El río Estigia-

.

El Estigia, el legendario río que separa el mundo de los vivos del Inframundo. Las almas de los muertos se decía que eran transportados a través del río por el Karonte, el barquero, a cambio de dos monedas de plata. Fue quizas por eso que, debido a su situacion, Sir Francis bautizo de este modo al lago subterraneo que se encuentra en esta zona, junto a las galerias y que tras cruzarlo, da acceso a la ultima y mas importante de las salas del complejo.
Segun las cronicas que dejo por escrito en 1796 la señora Lybbe Powys, el lago se podia cruzar mediante una especie de escalones, pero antes de construirlos, debia cruzarse en una pequeña embarcacion.

.

-El Inner Temple-

Esta cueva se encuentra a 300 metros de profundidad, exactamente debajo de la iglesia. Sus constructores no pasaron por alto el ver cierto significado que resulta obvio: La esfera de la cupula, en la parte mas alta de la iglesia y situada con una exactitud casi milimetrica sobre el centro de la sala, representa el cielo,lo divino, lo perfecto, mientras que la gruta, llamada Inner Temple y utilizada como centro de reunion y sin duda alguna, el corazon del complejo y el lugar donde el Club realizaba sus reuniones ( ritos, fiestas y otras cositas que os podeis imaginar), seria el Infierno propiamente dicho.
No como un lugar donde habita el Mal, si no mas bien como una forma de representar la naturaleza del ser humano, atado a lo terrenal, las pasiones, los deseos y la sed de conocimiento, lejos de esa imagen perfecta que supone la deidad ( la cual , en lugar de elevarnos, nos esclaviza y subyuga bajo su yugo) y pretendiendo que seamos conscientes de que los humanos somos imperfectos y ahi radica nuestra belleza mas preciada.

No deberiamos pretender ser lo que no somos, ni sentirnos inferiores a Dios y mucho menos aspirar a alcanzar la inmortalidad, si no ser conscientes de nuestras peculiaridades, de nuestros instintos naturales, de aquellas cosas que nos hacen humanos y que son las que realmente nos hacen sentir superiores, a pesar de nuestra mortalidad. En definitiva, la supremacia del intelecto, del conocimiento y del placer frente a la divinidad, al culto y a la postracion.

En palabras de la Sra. Lybbe Powys, “Aquí, el Club fuego del Infierno celebró sus sesiones”. También menciona el gancho que está todavía allí, en el techo, para la suspensión de una lámpara o un candelabro.

La escena muestra a algunos de los miembros del club, John Wilkes, Sandwich del Señor y Charles Churchill contra una estatua de la famosa Venus de Milo.

Las damas que asistian a las reuniones del Club, por lo general llevaban máscaras con el fin de permanecer en el anonimato, y con una placa con las palabras “Amor y la Amistad”. Tenían que ser de una “disposición alegre, despierto para mejorar la hilaridad general”.

A dia de hoy, las cuevas pueden visitarse, previa cita. Han perdido todo el misterio y lo mas triste, tambien su significado y su razon de ser, pero aun asi vale la pena pasearse por sus tuneles e intentar imaginar y sentir lo que los miembros del HellFire Club sentian al recorrerlos al llegar a sus reuniones.

.

.

Y como regalito final, unos videos que creo que os resultaran mas que entretenidos. Se trata de uno de los capitulos del programa TAPS-Ghost Hunters y a pesar de la poca credibilidad que me ofrecen las supuestas investigaciones, lo cierto es que las imagenes del recorrido a traves de los tuneles de  las Hell Fire Coves no tiene desperdicio. Os dejo el primero de ellos, de un total de cinco, que podeis ver el la propia pagina de youtube.

Con ellos me despido por hoy. Un saludo.

Be Sociable, Share!

2 pensamientos en “Hellfire Caves: Del Cielo al Infierno, a traves de las entrañas de la tierra.

  1. Me ha parecido muy interesante. Ya conocía de oídas esta especie de sociedad secreta, que posiblemente sirvió de inspiración a los miembros fundadores de la mítica Skull and Bones de Yale… De todos modos, gracias a tu articulo, creo que voy a investigar por Internet un poco más sobre el tema.

  2. Pingback: Hellfire Caves: Del Cielo al Infierno, a traves de las entrañas de la tierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>