Metro 2034, de Dmitri Glukhovsky

Sabado por la tarde y volvemos con nuestras reseñas.
Hoy os traigo una novela a la que le tenia muchisimas ganas y que no me ha decepcionado en absoluto.
Espero que a vosotros, Lectores Ausentes,su lectura os resulte tan grata como lo ha sido para mi.

“Metro 2034”  es la esperada continuación de la exitosa novela “Metro 2033”, escrita por Dmitry Glukhovsky. Como la mayoria ya sabeis, el universo donde transcurre la trama de esta genial saga nos lleva a un futuro post apocaliptico y desolado, mostrandonos un Moscu completamente arido, inhabitable y en ruinas, donde las unicas formas de vida que aun pululan por lo que un dia fueron sus calles son los mutantes, autenticos depredadores cuyo unico objetivo es encontrar presas con las que alimentarse.

El mundo se ha convertido en un lugar inhospito, donde si no te matan las criaturas, lo hace la radiacion. Es por ello que lo poco que queda de la raza humana se ha visto obligada a instalarse bajo la superficie, sobreviviendo como pueden y viendo sus dominios limitados hasta donde llegan las lineas del metro, ya que es en sus tuneles y estaciones donde la humanidad se ha visto recluida y el unico lugar donde pueden sentirse relativamente seguros.

Solo unos pocos cientos de personas pudieron refugiarse en el metro antes de que las bombas arrasasen la ciudad de Moscu y quedasen abandonados a su suerte.
Con el tiempo, no tardaron en organizarse, explorando los tuneles y colonizando galeria tras galeria, estacion tras estacion, hasta formar una compleja, aunque limitada civilizacion subterranea, en la que gradualmente, se fueron creando distintas facciones, las cuales instalaron sus propios feudos, convirtiendo cada estacion en un mini Estado que se rige por su propia ideologia.
Tal y como nos muestra el detallado plano que se incluye en la novela ( tanto en “2033” como en “2034”), hay estaciones donde existe la democracia, otras donde sigue vigente el comunismo o incluso algunas donde impera el fascismo o la monarquia, creandose distintas alianzas entre ellas y como no, tambien secretas conspiraciones.

Tras veinte años habitando el subsuelo, nada ha cambiado. La superficie sigue siendo inhabitable y las criaturas no solo siguen acechando, si no que son cada vez mas audaces y no dudan en hacer incursiones al mundo subterraneo, llegando a conquistar algunas zonas y asediando de manera constante a otras, obligando a los humanos a vivir de manera totalmente militarizada, siempre en guardia y habituandose a enfrentamientos constantes para mantener a los mutantes a raya.

La trama de “Metro 2034” nos situa un año despues de lo ocurrido en “Metro 2033”.Todo comienza en la alejada estacion de Sevastopolskaya, convertida en un bastion aparentemente inexpugnable, cuyos soldados tienen fama de ser los mas duros, temidos y respetados.
La Sevastopolskaya es una de las estaciones de mayor importancia logistica, ya que en sus dominios se encuentran la gran mayoria de centrales hidroelectricas que abastecen energia al resto de estaciones y es por ese motivo que la principal prioridad es que la estacion permanezca segura, practicamente blindada frente al ataque de las criaturas.

Pero el hecho de estar situada en la periferia, alejada del resto de estaciones y rodeada de cientos de kilometros de tuneles deshabitados y en muchos casos inexplorados, suponen su total dependencia de Tulskaya, la estacion poblada mas cercana y su principal fuente de suministros, con lo que si algo le sucediese a esta, Sevastopolskaya se veria en serios apuros.Justamente la historia comienza cuando Tulskaya deja de responder y los equipos enviados para averiguar que ocurre, desaparecen sin volver a dar señales de vida, dejando a la “ciudad” totalmente aislada.

Es evidente que “Metro 2034” es bastante distinto a su antecesor en cuanto a planteamiento.
La primera novela se centraba basicamente en la accion, a modo de un “survival horror” que fue magnificamente adaptado para el videojuego del mismo nombre. Esta vez, por el contrario, Dmitri Glukhovsky nos propone un punto de vista diferente, con la intencion de profundizar mas en los propios personajes y en lo que realmente sienten, que en lo que les ocurre.

No es que en sus paginas no encontremos escenas de accion. Las hay y ademas, muy logradas.
Pero en general, el autor prefiere centrarse en los personajes. En sus miedos, en sus sueños… En definitiva, en aquello que los hace ser como son. En aquello que los hace humanos y que ni siquiera tantos años de lucha, privaciones y desesperanza han logrado todavia erradicar. Y realmente lo consigue, ya que el lector no podra evitar sentirse implicado emocionalmente con ellos, en algunos de los acontecimientos a los que se veran abocados.

El autor nos enfrenta con su relato ante la mas antigua de las preguntas: ¿Que nos hace humanos? ¿Nuestras intenciones? ¿Nuestras reflexiones ? ¿ La capacidad de dislucidar entre el bien y el mal?
Y sin tiempo para responder a esta, aun nos queda otra cuestion, que en este caso es la definitiva: ¿Merece la pena seguir viviendo, cuando perdemos esa humanidad?. ¿El fin siempre justifica los medios?

La nueva novela de Glukhovsky trata , ante todo, sobre eso: Sobre lo que representa la esencia de la humanidad: Sus anhelos,sus temores y la continua e inevitable obligacion de elegir: Elegir entre lo que quiere y lo que debe. Entre lo correcto y lo necesario. Entre la voluntad y la obligacion. Y entender que esa eleccion puede cambiar tu vida y la de muchos otros..Y que una vez tomada, ya no hay vuelta atras.

“Metro 2034” es mas oscura y tragica que su predecesora. En esta ocasion, una atmosfera mas fatalista y sombria se desprende de sus paginas. Una perspectiva mas “realista”, si se me permite la expresion.
Realista en el sentido de que aqui no hay ni heroes, ni villanos. No hay grandes causas que defender, ni hombres invencibles. Solo el instinto de supervivencia, enfrentado en demasiadas ocasiones a la etica, la moral y la vida ajena. Y la sensacion de que, de todos modos, es una batalla perdida de antemano, donde ya no hay un futuro.

En definitiva, una novela mas que recomendable, a pesar de que en algunos momentos, el lector pueda sentirse un poco abrumado con el texto. Yo la recomiendo a todos los que disfrutais con una buena novela de Ciencia Ficcion y en especial, a aquellos que de vez en cuando os cuestionais hasta donde estariais dipuestos a llegar por seguir vivos.

Un saludo.

Metro 2034
Dmitry Glukhovsky
Editorial: Timunmas
ISBN: 978-84-480-3981-3
Paginas: 368
PVP: 19,50€

Be Sociable, Share!

6 pensamientos en “Metro 2034, de Dmitri Glukhovsky

  1. A este pobre lo tengo esperando en la estantería en la lista de espera, ahora mismo estoy liado con el videojuego y mi idea era empezar a leer el libro una vez acabado el videojuego… lo malo es que ha llegado a mis mano Starcraft XDDD

    Mola que cambie el registro, el primero me gustó bastante, aunque dónde más fallaba era en el propio desarrollo de los personajes, parece que ha intentado subsanar ese error.

    Un saludo!

  2. No conocía estos libros y los vi hace poco en la Librería General. Tomé nota mental de ellos para buscar comentarios sobre ellos y, tal vez, comprarlos más adelante.

    Según veo en tu reseña habrá que hacerse con ellos.

    Un saludo!

  3. No conocía esta saga. Tengo ganas de hincarle el diente pues, por razones que desconozco, me resultan la mar de atractivas las historias ambientadas en Rusia (disfruté a manta con Guardianes de la Noche, Guardianes del día y Moscú Zero, por ejemplo).

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *