Juglar, de Rafael Marín

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

juglarHoy venimos con Juglar, de Rafael Marín, novela que  resultó finalista del Premio Minotauro en el 2006 y que Sportula ha tenido a bien en recuperar en una nueva edición y nueva portada, permitiendo de este modo que todos aquellos que no pudieron disfrutar de ella en su momento,  tengan ahora  la oportunidad de dejarse seducir por una obra donde la mejor fantasía histórica, el género de aventuras e incluso la picaresca tradicional en todo su esplendor tienen cabida.

Abandonado de niño en un monasterio, Esteban de Sopetrán parece destinado a pasar su vida entre monjes, libros y rezos… Pero el destino no quiere que esa sea su vida: no tardará en abandonar el monasterio como escudero de don Fernán y, de manos de su señor, descubrirá que el mundo está plagado de oscuras fuerzas mágicas para las que está dotado de un modo innato. A partir de ese momento, su vida se convertirá en una sucesión de aventuras y desventuras, una búsqueda personal en la que su camino se cruzará varias veces con el de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador.

A caballo entre la fantasía y la historia, el horror y la magia, la guerra y el amor, Rafael marín construye en Juglar una epopeya fascinante en la que lo picaresco, lo mágico y lo épico se combinan a la perfección para reconstruir un siglo XI fantástico e inquietante.

Cabe destacar lo ambicioso de la obra. Una prosa trabajada, con cadencia y ritmo, muy entretenida, que nos presenta a unos personajes bien construidos y que nos sumerge por completo en una época de nuestra historia maravillosa y trascendental, utilizando elementos fantásticos que se alejan de la corriente anglosajona y recuperan la imaginería popular, trayendo de vuelta esos mitos y leyendas que nos son propios y que desgraciadamente, han quedado demasiado relegados en el olvido.

Esteban de Sopetran, nuestro protagonista principal, es toda una imagen arquetípica. Huérfano. Aventurero. Juglar. Pícaro desvergonzado. Escudero. Mago.  Un héroe por excelencia, destinado a vivir mil aventuras y dejar huella allí por donde pasa. Tras ser abandonado en un monasterio y quedando al cuidado de los monjes, su destino le llevará años después a abandonar el convento  siendo el escudero de un noble que le iniciará en los secretos de la Magia y también, a conocer a quien en el futuro, se convertirá en un héroe legendario: Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido como El Cid Campeador. Ambos personajes se reencontrarán a lo largo de sus vidas en reiteradas ocasiones, como si sus destinos estuviesen ligados de algún modo. Y al final del camino, cuando al valiente Rodrigo le llega la hora, cuando con su muerte nace la leyenda que  ha perdurado hasta nuestros días, Esteban estará allí, como parte fundamental de la misma, aunque su nombre no sea recordado en la posteridad.

Resulta curioso que la presencia del Cid sea a la vez, uno de los mayores alicientes de la obra y al mismo tiempo, uno de sus mayores  hándicaps. Es evidente que cuando Rodrigo hace aparición, la novela gana enteros y eso es porque su figura llega a eclipsar al verdadero protagonista.  Esteban, aún con todo su carisma y personalidad, a pesar de todas sus aventuras y sus tribulaciones, palidece y queda relegado a un segundo plano ante la imponente figura de Rodrigo, que acapara toda nuestra atención. Mientras el Campeador no entra en escena, las andanzas de Esteban nos resultan más que interesantes; divertidas en ocasiones, trágicas en otras, interesantes todas ellas.  Su talante, su desparpajo, su forma de hacer las cosas, nos enamora por completo y resulta uno de los mejores personajes que uno pueda encontrar en una novela de este tipo. Pero es que El Cid se lo come, casi sin pretenderlo. Buena culpa de ello es el peso de su imagen en el colectivo popular, en cómo ha calado en nuestras mentes y lo arraigada que tenemos su figura en nuestro subconsciente. La mitomanía generada alrededor de Rodrigo la llevamos instalada de fábrica y resulta imposible competir contra eso.

rafaOtro detalle que hay que señalar es la cantidad de cosas que le suceden a Esteban. Un personaje como este, necesitaría de muchísimas páginas más para desarrollarse como merece.  Las aventuras de nuestro héroe dan para varios volúmenes y el aglomerarlos todos en una sola novela, hace que en ocasiones  la narración se vuelva algo atropellada, sin lugar para el descanso, sucediéndose situaciones y sucesos uno tras otro, sin dejar respirar al lector. No hay transición entre unos hechos y otros, a pesar del tiempo y la distancia entre ellos. Eso hace que nos quedemos a veces con ganas de saber, de conocer más a fondo o simplemente,  de tomarnos un respiro, algo que no sucede, obligándonos a seguirle ese ritmo endiablado a la historia. Estamos ante uno esos raros casos en que uno pediría muchas más páginas, no para que nos cuente nuevas historias, sino para que se explayase con las que ya contiene. No hay paja ni relleno y le vendría bien poder desarrollar sin prisas ni vértigo lo que se nos expone. Me atrevería incluso a pensar en que una saga en condiciones le haría justicia, un par de títulos, donde el ritmo fuese ligeramente más pausado y  deteniéndose en los detalles, en las formas, en profundizar, sin agobios ni apremios.

A pesar de estos dos puntos mencionados, hay que dejar claro que Juglar es una obra muy, muy recomendable,  que se lee en un suspiro y que  cumple con creces nuestra expectativas.  Una lectura muy satisfactoria, que como digo, nos trae de vuelta  a un héroe por el que muchos sentimos pasión, con un protagonista  de esos que calificamos emblemático, como un golfo encantador con talento y gracia, y lo que más me ha gustado: El hacer uso de una tradición fantástica propia, nuestra, que resulta un placer recuperar y ver utilizada con tanto acierto, con un nivel muy por encima de lo que suele ser habitual en este tipo de historias.

 

 Juglar

 Rafael Marín

 Editorial: Sportula

ISBN: 9788415988397

Páginas: 292 pág.

PVP: 16€ (eBook: 3,50€)

 

CINE: Filth, el sucio, de Jon S. Baird

Un artículo de Mitsuko C.

Filth-2013

Título original: Filth

Año: 2013

Duración: 97 min

País: UK

Director: Jon S. Baird

Guión: Jon S. Baird (Novela: Irvine Welsh)

Música: Clint Mansell

Fotografía: Matthew Jensen

Reparto: James McAvoy, Imogen Poots, Jamie Bell, Joanne Froggatt, Eddie Marsan, Jim Broadbent, Emun Elliott, Kate Dickie, Shirley Henderson, Ron Donachie, Martin Compston, Iain De Caestecker, Pollyanna McIntosh

Productora: Steel Mill Pictures / Logie Pictures / Altitude Film Entertainment

Género: Thriller, comedia negra

Tráiler: http://www.youtube.com/watch?v=YBKRCXrvglo

Sinopsis:

 “Bruce Robertson está en el punto de mira para un ascenso en el cuerpo de policía de Edimburgo, pero habrá algo que se lo impida: Él mismo”

Gracias a “Athnecdotario Incoherente” he podido asistir al pase de prensa este pasado 16 de Octubre en los cines Boliche de Barcelona, por ello os estoy profundamente agradecida y dicho esto, ¡al turrón!.

Con esta película, James McAvoy se consolida como un actorazo de los pies a cabeza, lleva a la perfección el desarrollo de un personaje muy complicado, dirigido por Jon S. Baird. Y como no podía ser de otra manera, ya que dirige quien dirige, “Bruce Robertson” es un figura, es el sucio. Un personaje malicioso y con el alma corrupta.

Esta cinta desagradable y divertida a partes iguales, es un paso más allá en la carrera tanto de McAvoy (que ya dio buenos resultados en “Trance”; olvidad que alguna vez este chico fue Charles Xavier), como en Baird, en quien se aprecia un trabajo mucho más cuidado y mucho más duro e implacable que en su anterior “obra icónica” Trainspotting.

No faltará el humor descarado e hilarante mezclado con grandes dosis de paranoia y gramos de cocaína, una historia tan demoledora como real, una de esas películas que tienes que marcarte en el calendario puesto que la veremos en nuestros cines el 24 de Octubre y es una de esas que no puedes dejar pasar de largo, ya que mientras estés en la sala te preguntarás: ¿Cómo es posible que esto esté apareciendo en pantalla sin que nadie lo haya censurado?

Como consejo os recomiendo que por favor, la veáis en versión original, creo que el acento de los personajes, las conversaciones que tienen, son una de las claves del éxito de esta tragicomedia.

CINE: Perdida, de David Fincher

Un artículo de Mitsuko C.

Título original: Gone Girl

Año: 2014

Duración: 149 min

País: Estados Unidos

Director: David Fincher

Guión: Gillian Flynn (Autora del libro)

Música: Trent Reznor, Atticus Ross

Fotografía: Jeff Cronenweth

Reparto: Ben Affleck, Rosamund Pike, Neil Patrick Harris, Tyler Perry, Kim Dickens, Patrick Fugit, Carrie Coon, Missi Pyle, Kathleen Rose Perkins, Scoot McNairy, Sela Ward, Emily Ratajkowski, Lee Norris, Casey Wilson, Lyn Quinn, Lola Kirke, David Clennon, Lola Kirke

Productora: 20th Century Fox / New Regency

Género: Intriga, thriller, suspense

Web oficial: http://www.perdidalapelicula.es

Tráiler: http://www.youtube.com/watch?v=sFFsk7HY4Gw

Sinopsis:

“Nick y Amy Dunne viven la historia de amor perfecta, hasta que el día de su aniversario, ella desaparece misteriosamente”

David Fincher (El Club de la Lucha, Se7en), vuelve por la puerta grande, por la puerta enorme, por la puerta titánica creando, a partir del best-seller de Gillian Flynn, una película, que me atrevería a decir es casi perfecta.

Esto es posible, primero porque el guión recae en las manos de la misma escritora del libro, así que aunque sepamos que libro y película no son exactamente iguales, no perderá la esencia ni se saldrá de madre. Segundo porque cuenta con Trent Reznor como compositor de la banda sonora y él sabe perfectamente como crear clímax con unas cuantas notas muy sutiles.

Si bien sabemos o vemos en la gran pantalla que Ben Affleck no es un gran intérprete, creo que esto se ve eclipsado por la forma de rodar de Fincher. Es milimétrico, impactante, lógico, crudo, elegante… Y los fans lo esperábamos como agua de Mayo y no ha decepcionado en absoluto.

En “Gone Girl” nos encontramos ante una historia que bien podría ser una tela de araña, hay mil hilos de los que tirar y durante los 145 minutos en los que dura (cosa que puede asustar hasta al más pintado), este director te mantiene en tensión. Consigue que el mundo que te rodea se desvanezca, que todos tus sentidos estén puestos en las imágenes, que te devanes los sesos por intentar adelantarte a lo que va a pasar… Pero no puedes… Algunos le llaman el nuevo Hitchcock, pero creo que él tiene su estilo y no hace falta compararle con nadie, para mí un genio y esta una de las mejores películas que he visto este 2014. Imprescindible.

Zombi D’Or: Ciudad de vacaciones, de Fernando Polanco

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

th.phpUna friki de Star Wars. Un cani flamencorro. Zombis de la Tercera Edad. Y Marina D’Or.
¿Que sale de todo esto?
ZOMBI D’OR: la primera historia de muertos vivientes con dentadura postiza.

Una clase de instituto se van de vacaciones de fin de curso a Marina D’Or. Durante el viaje se desencadena un Apocalipsis Zombie que obliga a que nuestro grupo se tenga que refugiar entre las paredes del recinto de Marina D’Or, lleno de octogenarios sedientos de carne humana.

Lo primero que hay que decir de esta novela es que sería un craso error tomársela en serio. Una obra ligera y muy divertida, por lo que podríamos englobar a ‘Zombi D’Or’ en el género de novelas de consumo rápido y más en este caso, al tratarse de una comedia Z en toda regla. Aquí no encontraréis profundización ni motivaciones ultra sesudas por las que los personajes actúan de una u otra forma…

Otra de las particularidades que posee este título es el claro target al que va dirigido y que no es otro que un público joven (añadiendo el pequeño detalle que se trata de una novela juvenil para una chavalada muy puesta en referencias tanto cinematográficas como de la cultura trash –con fecha de caducidad, ¡ojo! –, que tanto amamos la gran mayoría de nosotros); menciono esto ya que la novela también puede ser muy disfrutable para un público más adulto que quiera echar unas risas mientras lee.

b0hn7wG4_400x400Fernando Polanco nos guía a través de la voz de Laia por esta epopeya descacharrante donde las situaciones más rocambolescas se nos presentan en primera línea, una tras otra, convirtiendo su lectura en un claro divertimento muy sano, amén de las explícitas descripciones de sus partes más gore y violentas, lo que hará salivar a más de uno, seguramente.

En definitiva, ‘Zombi D’Or’ no engaña a nadie, ofreciendo un entretenido y evasivo rato de esparcimiento donde encontramos a un consabido grupo de personajes estereotipados inmersos (otra vez de nuevo) en un Apocalipsis Z repleto de frikadas varias.

 

Zombie D´Or, Ciudad de vacaciones.

Fernando Polanco

 Editorial: Ediciones Kiwi

ISBN: 9788494236372

Páginas: 224 págs.

PVP: 14,90€

 

 

 

CINE: Annabelle, de John R. Leonetti

Un artículo de Mitsuko C.

Título original: Annabelle

Año: 2014

Duración: 98 min

País: Estados Unidos

Director: John R. Leonetti

Guión: Gary Dauberman

Música: Joseph Bishara

Fotografía: James Kniest

Reparto: Annabelle Wallis, Ward Horton, Alfre Woodard, Eric Ladin, Gabriel Bateman, Paige Diaz, Tony Amendola, Michelle Romano, Brian Howe, Morganna May

Productora: Warner Bros. Pictures / Evergreen Media Group

Género: Terror, spin-off

Web oficial: http://annabellemovie.com/

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=8kmLHwKH31M

 

Sinopsis:

 

Debido a la acción sangrienta de una secta ocultista, una de las muñecas de la familia Gordon queda poseída por el alma perturbada de Anabelle Higgins, quien ha abierto una puerta que sólo se puede cerrar con un sacrificio”

 

Viendo “Annabelle”, respiras y exhalas James Wan por todos los poros de tu piel y es que el hombre está ahí poniendo la pasta, vamos, que es uno de los productores. El que antaño fue su Director de Fotografía John Leonetti (director de peliculones –sarcasmo- como “El Efecto Mariposa 2” y “Mortal Kombat: Anihilation”), aquí se ha convertido en el director principal, que no sé si único de la película y sí, se nota el cambio… ¡Oh my cat!.

La verdadera muñeca Annabelle

Wan nos tiene acostumbrados a planos cortos e impactantes, una historia que va a lo que va y un desarrollo pausado pero que te mantiene en constante tensión. En este caso me quedo con la parte de ritmo pausado, la película se hace tremendamente larga y muy, muy, muy predecible desde el segundo uno. Un poco plomo si así lo preferís. Incluso diría que hay tres finales; parece que acaba, pero no… La peli continúa, vamos, que te dan ganas de coger tú misma a la muñeca -que por cierto ¿quién querría tener ese engendro en su casa porque le parece bonita y no porque parezca un ente salido del infierno?- y rociarla con napalm.

No digo que no haya buenos momentos, que los hay: cameo incluído por parte del compositor Joseph Bishara. Pero para mí no compensan el coñazo que supone ver la angustiosa pasividad de Mia Gordon (Annabelle Wallis) y su marido. Querrias pegarles una patada en la espinilla y decirles: ¡Espabilad, mendrugos!. Menos sangre y horchata para todos.

Como dato a destacar es que al final de la película hay un momento en el cual se ve a la auténtica muñeca Annabelle en una tienda. Ese detalle, hace que salgas del cine un pelín más contento, pero este spin-off, a pesar de haber recaudado más de lo invertido, creo que patina bastante y que, para los que hemos visto mucho cine de terror, esto se nos quede muy pero que muy corto.

 

CINE: Así en la Tierra como en el Infierno, de John Erick Dowdle.

Un artículo de Mitsuko C.

Título original: As Above, So Below.

Año: 2014.

Duración: 93 min.

País: EEUU.

Director: John Erick Dowdle.

Guión: Drew Dowdle, John Erick Dowdle.

Fotografía: Léo Hinstin.

Reparto: Perdita Weeks, Ben Feldman, Edwin Hodge, James Pasierbowicz, François Civil, Marion Lambert, Ali Marhyar, Cosme Castro, Hamid Djavadan, Théo Cholbi, Emy Lévy, Roger Van Hool, Olivia Csiky Trnka, Hellyette Bess, Aryan Rahimian, Samuel Aouizerate.

Productora: Legendary Pictures / Universal Pictures

Género: Terror, thriller, found footage.

Web oficial: http://www.asienlatierracomoenelinfierno.es/

Tráiler: http://www.youtube.com/watch?v=WpRh9KEIsUg

Sinopsis:

Scarlett es una brillante y osada arqueóloga y alquimista que ha consagrado su vida a conseguir encontrar la “Piedra Filosofal”: portadora de vida eterna y la clave para convertir cualquier elemento en oro, cuya búsqueda inició su padre. Su investigación la llevará hasta las míticas Catacumbas de París, donde, acompañada por unos expertos en los túneles, un amigo especialista en arameo y un documentalista, todos encontrarán una experiencia fuera de lo común”.

Gracias a esta película hemos podido ver por primera vez en la gran pantalla las “Catacumbas de París”, un lugar donde anualmente peregrinan miles y miles de personas para recorrer unos pocos kilómetros bajo tierra, acompañados por los huesos de, alrededor, seis millones de personas, que se depositaron allí durante el s. XVIII debido a la acumulación de cadáveres que se daban en las calles y que resultaban un problema para los vivos.

Las “carrières” son originariamente minas de piedra caliza que se utilizaban durante el imperio romano, también han servido de inspiración para la redacción de libros como “Los Miserables” de Víctor Hugo o como refugio antiaéreo durante la IIGM. Su historia y sus leyendas urbanas son extensas y muy atrayentes para todos aquellos a los que nos guste lo místico y lo macabro.

En “Así en la tierra como el infierno”, los hermanos Dowdle (Quarantine, La trampa del Mal), se inspiran para su historia en el grabado que encontramos nada más bajar a las Catacumbas: “Arrête ! C’est ici l’empire de la mort”: “¡Detente! Esto es el imperio de la muerte”. Es la entrada al infierno, y el infierno es personal, cada personaje encontrará su propio infierno y se verá en la tesitura de tener que enfrentarse a él o perecer por sus malas acciones, que no pecados, ya que en ningún momento encontramos en el guión una mención a la religión cristiana.

La cinta está rodada utilizando la técnica del falso documental o el “Found Footage”, que en este caso creo marea demasiado al espectador, ya que hay momentos en los que no puedes apreciar absolutamente nada de lo que está pasando. Es una cinta de terror y esos movimientos tan bruscos y borrosos te distraen y rompen un poquito con los momentos de clímax.

La historia recuerda bastante a “Indiana Jones” pero tratada de otra manera, esto no es cine de aventuras y nadie puede llegar ni a soñar con oler las plantas de los pies del Dr. Jones, pero a pesar de los mareos y de personajes que no sabes muy bien qué pintan en la historia, te encontrarás con una peli entretenida y que si tienes una mínima inquietud te planteará muchas preguntas sobre el mundo “Hermético”, la alquimia, el perdón a uno mismo y tu propia conciencia.

IDYLL, de Elio Quiroga

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

 

idyll_portadaIdyll es una microciudad residencial de auténtico ensueño, con casas con jardín perfectamente cuidado y repleta de vecinos sonrientes y felices, de la que se está haciendo una promoción a la que únicamente tienen acceso unos pocos afortunados de clase alta.

Beth tiene 13 años y es hija de un matrimonio que ha tenido la suerte de ser aceptados para vivir es este paraíso, aislado por un valle de la capital del Estado, así que tras una mudanza comienza a disfrutar del confort y las posibilidades del lugar. Todo es maravilloso o, al menos, lo es hasta que todo se tuerce cuando Karen empieza a sufrir unas extrañas visitas nocturnas, y descubre la espantosa verdad de la ciudad y de sus vecinos.

 Elio Quiroga sorprendió a propios y extraños en su debut como director con ‘Fotos’ (1996), a la que siguieron ‘La hora fría’ (2006) y ‘NO-DO’ (2009). Estas tres películas suponen una extraña plasmación de una clase de terror muy personal y arriesgado que consecuentemente ha tenido sus detractores y sus seguidores.

Como novelista, suyas son las obras ‘El despertar’ y ‘Los Códices del Apocalipsis’; ‘Idyll’ es su tercera novela, cuyas impresiones tras su lectura os dejo a continuación:

Hay que advertir desde el principio que ‘Idyll’ es una novela que busca provocar, lo que la convierte en un plato no apto para todos los gustos. Digo esto ya que en el texto de Elio Quiroga encontramos entre otras ‘lindezas’ violaciones, sexo explícito y mucho gore (el aviso parental por parte de Dolmen no es ningún capricho editorial).

Centrándonos en la historia en sí, es indudable que el escritor conoce perfectamente los mecanismos internos de la narrativa más adictiva, ya que nos conduce a su antojo gracias a un ritmo endiablado que prácticamente no cesa en ningún momento.

Elio Quiroga se nutre de su experiencia como cineasta al imprimir un carácter muy visual a la historia, convirtiéndonos en testigos de excepción en este viaje a lo más oscuro y depravado de la psique humana.

Encontramos también personajes en los que se nota que el escritor ha dedicado su tiempo para convertirlos en otro de los elementos que ayudan de manera lógica en la progresión de los acontecimientos hasta su explosivo final.

elioComo aspectos negativos tengo que comentar un par de ellos: el primero desgraciadamente viene siendo ya habitual por parte de Dolmen y es el trabajo de corrección, el cual brilla por su ausencia (incluso en la sinopsis del libro se cambian nombres de personajes; a colación de este aspecto he modificado correctamente la sinopsis en mi entrada); el segundo es su errada portada, la cual no representa para nada el espíritu del libro, incluso la cual puede llevar a engaño al comprador.

Para finalizar no hay que olvidar que Idyll es un libro polémico y que puede acabar siendo la pesadilla de cualquier lector no acostumbrado a este tipo de literatura. Sea como fuera, no podemos negar que Elio Quiroga ha parido una historia muy potente, salvaje y visual que quedará grabada en la memoria de toda persona que se acerque a sus páginas.

 

 IDYLL

Elio Quiroga

Editorial:  Dolmen (Línea Stoker)

ISBN: 9788415932444

Páginas: 432 pág.

PVP: 19,95€

 

 

La brigada de la muerte, de Joseph D’Lacey

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

la-brigada-de-la-muerteAsediadas en un bloque de calles llamado la Estación, doscientas personas han sobrevivido el apocalipsis desde que comenzó el Largo Silencio. Hasta ahora. Nadie sabe qué ocurrió. Después de que anochece, miles de habitantes de la ciudad -ni vivos ni muertos- merodean por las calles en busca de los vivos. La Estación está bajo constante amenaza. Cada día, se echa a suertes quiénes serán los siete miembros de la Brigada de la Muerte. Su misión es simple: el exterminio. Sheri Foley ha descubierto que tiene el corazón de una superviviente y es uno de los miembros más implacables de la brigada. Pero dentro de la Estación hay otra clase de enemigos….

Joseph D’Lacey debuta en nuestro país gracias a Alianza editorial, y lo hace con una novela post-apocalíptica que data del año 2009 (fecha en la que no había tanta sobreexplotación del mencionado género) y que además cuenta con poco más de 100 páginas, lo que podría convertirla casi en un relato largo incluido en alguna selección de terror de este tipo.

Entrando en materia tengo que decir que se trata de una novela que va más allá del mero hecho de un asedio por parte de una amenaza terrorífica, incluso sorprende hasta cierto punto, dejando un tanto noqueado al lector ocasional que se acerque a estas páginas.

El estilo de Joseph D’Lacey es uno en el que prima por encima de todo buscar la empatía con el lector, sintiendo lo que sienten sus personajes a través de la voz de Sheri Foley, una voz que destaca sobre todo por transmitirnos de primera mano esa amenaza latente junto a ciertos aspectos desoladores, los cuales dan a la historia una importante profundidad que la hace diferenciarse del resto de novelas similares.

hqdefaultHay muchos detalles que me han llamado especialmente la atención y por citar sólo varios destacaría los giros imprevistos que cambian la percepción de todo el cotarro, y también la figura de los “Transeúntes”,  la amenaza a la que se tienen que enfrentar nuestros protagonistas, la cual está cargada de una pátina de contenido social que tampoco desvelaré por aquí (tendréis que leer la novela para averiguarlo).

En definitiva, lo que encontramos en este La brigada de la muerte es una novela en apariencia sencilla, pero no os dejéis engañar fácilmente, ya que atesora los suficientes elementos de calidad para tenerla en cuenta sobre todo para los amantes del género post-apocalíptico.

Una novela original y breve que encandilará a más de uno, ya veréis.

 

La Brigada de la Muerte

Joseph D’Lacey

Editorial: Alianza Editorial (Colección Runas)

ISBN: 978-84-206-8870-1

Páginas: 112 pág.

PVP: 12.00€ (ePub: 6,99€)

 

Autoridad (Southern Reach II), de Jeff VanderMeer

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

 9788423348480Hoy venimos con Autoridad, la segunda parte de la trilogía de Southern Reach, de Jeff VanderMeer y la verdad es que no ha sido para nada lo que me esperaba. A diferencia de la grata sorpresa que fue Aniquilación, que me pareció todo un descubrimiento gracias a ese estilo tan peculiar y escueto, a esa atmósfera tan onírica y sugestiva, esa sensación de incertidumbre, de desolación y desamparo ante lo inexplicable y el misterio que no se desvela, en esta ocasión admito que me ha dejado muy frio, perplejo y sin saber muy bien que pensar sobre el autor.

En Autoridad no solo cambiamos de escenario y de protagonistas, sino también de registro. VanderMeer  enfoca toda su atención sobre Control, un personaje con el que no he llegado a conectar en ningún momento. Se trata de un empleado de Southern Reach que tiene como misión el interrogar a las supervivientes de la última expedición, la que tuvo lugar en el volumen anterior. Si bien es cierto que se nos brindan unas pocas respuestas y revelaciones, la verdad es que no se resuelve ninguna de las cuestiones que de verdad nos importan y se abren nuevas incógnitas que no hacen sino aumentar nuestro interés acerca de que sucede en el Area X. Eso no debería de ser malo, al contrario. Mantener el misterio y con él, nuestro interés es algo que considero indispensable. Pero el problema estriba en que no convence en absoluto el modo en que lo hace.

Descubrimos que la psicóloga de Aniquilación era la directora de Southern Reach, la única de las integrantes del anterior equipo que no ha regresado.  Aquí hay mucha tela que cortar, pero por desgracia, la forma en que se aborda este  tema es fría, artificial, forzada. No hay rastro de naturalidad, ni de fluidez. Una impostura premeditada, que siendo un dato supuestamente relevante, queda como una anécdota más que sumar a la lista y que se pierde entre la inmensidad de un relato largo y tedioso en exceso.

531629_10150981157554195_1588335513_n-1Ese es el lastre de Autoridad. Una extensión absurda para lo que tiene que contar. En esta ocasión no hay ese elemento especial que hace que la lectura resulte absorbente. No hay rastro de la atmósfera, ni de la intensidad de los personajes, ni de sensación asfixiante del anterior título. Aquí tenemos algunos momentos bastante intensos y con garra, hay que ser honestos y admitir que existen, aunque por desgracia son puntuales. Hay  apenas un par de cuestiones a tratar y todas ellas se nos muestran a través de un protagonista plano, sin fuerza ni personalidad. Gris, aburrido, que pasa sin pena ni gloria. VanderMeer intenta darnos algo, profundizar en su psique, en quien es, en porqué hace lo que hace, en cuál es su papel y en la necesidad vital de que lo asuma y lo acepte. Pero no lo consigue. O al menos esa es la impresión que da. Eso me hace sospechar, ya que no creo que el autor sea tonto y me hace plantearme si en realidad, esta monotonía, esa reiteración, esa falta de carisma del protagonista, ese regodearse innecesariamente y darle mil vueltas a lo mismo, no será algo totalmente premeditado, hecho con toda la intención del mundo y con un objetivo concreto que descubriremos más adelante, en el siguiente título. No lo descarto en absoluto, porque de otro modo, no encuentro explicación ante una obra como esta, ni en la forma en que se narra ni en lo que pretende…

En definitiva, un cambio de registro, de tono y de guión que me ha dejado con cara de pasmo. Lo que cuenta, se podía haber hecho con apenas doscientas páginas y entonces saldría ganando. Mucha paja, darle vueltas y más vuelta a lo mismo, incidir y reincidir en un galimatías mental que no lleva a nada, que no tiene necesidad de ser. Entiendo lo que pretende, que no es otra cosa que contagiarnos de la paranoia y la manía persecutoria de un personaje tan débil, manipulable y gris, falto de carisma y de espíritu, en tanto avanza la investigación. Pero es que lo hace de un modo tan pretencioso, tan anticlimático, tan redundante y mediante páginas y páginas en las que no se cuenta nada, que por mucho que me haya gustado el final, sorprende y desespera encontrarse con algo tan distinto y falto de fuerza y atmósfera en comparación con la primera parte. Yo si voy a leer la tercera entrega, pero cruzo los dedos para que el autor haya regresado a lo que nos interesa y recupere lo que hizo que nos sintiésemos atraídos por la llamada del Área X y no por las empanadas mentales de un protagonista patético.

 

Autoridad (Southern Reach II)

Jeff  VanderMeer

Editorial: Destino

ISBN: 9788423348480

Páginas: 448 pág.

PVP: 18,50€ (ePub: 9,99€)