Tide Haven: El Refugio de las Mareas, de David Chevalier (Berenice, 2016)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

Cubierta_Tide Haven_14mm_060616.inddPeter Doyle es un periodista jubilado prematuramente que decide retirarse a Tide Haven, “el Refugio de las Mareas”, una hermosa y tranquila localidad costera de Carolina del Norte, huyendo de un pasado marcado por la tragedia. Una vez instalado y algo cansado de tanto aislamiento, decide comprar un teléfono de pared en el mercadillo de verano del lugar. Sin embargo, pronto comenzará a recibir extrañas llamadas de personas a las que no conoce, y que parecen implorar auxilio…

La editorial cordobesa Berenice ha publicado dentro de su sello Poe esta novela del joven escritor David Chevalier, un autor amante de lo gótico y sobrenatural, géneros donde se mueve como pez en el agua.

Una atmósfera asfixiante y terrorífica al más puro estilo Stephen King  es el escenario principal donde nuestros protagonistas se sumergirán en un auténtico infierno compuesto de unos seres diabólicos y una maldición ancestral que nos pillará por sorpresa (al menos conmigo lo hizo), dispuesta a despegar todas sus armas para completar un horrible historial de sangre y sufrimiento.

tie3Es cierto que cada nueva llamada misteriosa del más allá que asola a Peter pone a prueba nuestras emociones como lectores, pero hay mucho más que destacar en la historia. Chevalier construye una interesante relación de amistad entre los protagonistas, los cuales por unas razones u otras, no han tenido una vida fácil. Cada uno de ellos arrastra una situación complicada que dará lugar a una fuerte unión, recurso que sabiamente utiliza el escritor para que la trama avance de manera potente.

Hay que destacar también la caracterización que hace el escritor sobre el hotel donde habita el Mal, un lugar que hace gala de personalidad propia, y que a lo largo de los años ha sido testigo de numerosos y violentos crímenes cometidos entre sus muros.

En definitiva: Tide Haven es una buena historia, recomendable sobre todo para los fanáticos de la literatura de terror con reminiscencias cinematográficas.

 

Ficha técnica

Título: Tide Haven

Autor: David Chevalier

Editorial: Berenice

Páginas: 240

ISBN: 978-84-15441-98-4

Precio: 17.95 euros

http://grupoalmuzara.com/a/fichalibro.php?libro=3266&edi=2

 

 

 

 

Dark Water, de Koji Suzuki (Satori Ediciones, 2016)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

dw1Elemento imprescindible para la vida, el agua se transforma en heraldo de la muerte y en germen del terror primigenio. Una madre acosada por la presencia intangible de una niña ahogada, un crucero de ensueño que se convierte en pesadilla, un padre atrapado en una gruta hasta la hora final…

Para quien no conozca a Koji Suzuki, es obligatorio mencionar que es el escritor de terror y ciencia ficción más célebre y aclamado de Japón (para apoyar este comentario decir que Suzuki ha sido galardonado con el famoso premio de Novela Fantástica de Japón, además de ser catapultado a la fama mundial con The Ring -novela que fue llevada al cine por Hideo Nakata en 1998-, el film más taquillero de la historia del cine japonés que se ha convertido en un auténtico fenómeno de masas, con varias secuelas, libros, mangas, series televisivas, videojuegos, etc.

Otras obras conocidas suyas son Kamigami no promenade, ParaísoJukai, y esta Dark Water que hoy os traigo por aquí.

Satori Ediciones es una editorial dedicada íntegramente a la literatura japonesa de calidad, así que con la publicación de este libro de relatos de Koji Suzuki se han apuntado un tanto de esos que resuenan en cualquier cancha.

Dark Water se compone de siete relatos más un prólogo y un epílogo (los cuales también funcionan como historia), todos ellos con un denominador común: el agua como hilo conductor de sensaciones terroríficas y que obligan por tanto a leer estos relatos con una luz encendida cerca.

Es anecdótica la manera en la que el agua es sinónimo de vida, pero que en estas páginas este líquido vital se transforma en un análogo de muerte en todas sus vertientes posibles.

dw2Hay elementos que aquí utiliza el escritor de manera imponente, tales como el uso del propio agua, una gotera incesante en el techo o las inundaciones como en las historia El barco a la deriva, referencias que juegan directamente con nuestros miedos más atávicos.

Aparte de lo anteriormente mencionado, se nota que Suzuki tiene además una querencia por lo onírico y si a esto le sumamos que son relatos que se recrean en la sugerencia e inquietud, el cocktail no puede ser más aterrador.

El volumen se cierra con un breve pero brillante ensayo del escritor y crítico cinematográfico Jesús Palacios sobre la obra, inspiración e influencia posterior de Koji Suzuki.

Sin lugar a dudas, estamos ante una antología de horror líquido indispensable en la biblioteca de Terror de todo amante de lo sobrenatural.

 

Ficha técnica

Título: Dark Water

Autor: Koji Suzuki

Editorial: Satori

Páginas: 240

ISBN: 978-84-942861-9-3

Precio: 18 euros

 

 

 

Orígenes Secretos, de David Galán Galindo. Stella Maris

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy venimos con Orígenes Secretos, de David Galán Galindo, autor fogueado como guionista desde hace años y director de cortos prolífico donde los haya,  que se estrena como novelista con esta obra.

«En lo que menos fe tienen los españoles es en los héroes. Mientras en Inglaterra se escribía sobre el Rey Arturo, nosotros escribíamos El Quijote. Sólo concebimos que haga el bien un loco».

origenes_secretos_PORTADA.inddOrígenes secretos se nos presenta como una  novela negra de pura cepa, aderezada de un toque de humor  sin estridencias que sirve como válvula de escape para aliviar la tensión y la carga dramática que  envuelve la obra.  Sin caer en el error de tomarse a si misma demasiado en serio, goza de una profundidad inesperada y de un tono que hace de ella una delicia para el lector, sea este aficionado tanto al noir como a los tebeos de toda la vida. En momentos muy oscura y haciendo uso de todos los recursos típicos del thriller más puro,  la novela nos narra la investigación una serie de asesinatos con un trasfondo bastante peculiar.  El asesino mata a sus víctimas representando la muerte de grandes superhéroes de la época dorada del comic. Si, como leéis. De mano de los protagonistas haremos un recorrido por los episodios más memorables de la historia del comic, en una cacería que nos llevará por los rincones más emblemáticos de Madrid. Desde  sus bajos fondos, sus rincones más oscuros, hasta el Madrid más curioso y pintoresco o moderno,  luminoso y adinerado.

No nos equivoquemos. Los personajes que encontraremos en la obra son de carne y hueso. Personas de a pie, con sus peculiaridades, virtudes y defectos, sin otro poder que la tenacidad, determinación, conocimientos  y saber utilizar el cerebro, aunque en ocasiones eso no será suficiente y de la impresión de que el asesino no solo va siempre dos pasos por delante, sino que juega con ellos como quiere.

Resulta curiosa la premisa de la obra, si tenemos en cuenta que el comic en general (y el de superhéroes en particular), no suele ser un tema habitual a la hora de dar pie a historias de este tipo. Que un asesino en serie escoja este peculiar modus operandi  para sembrar el terror, que muestre esa obsesiva fascinación e innegables conocimientos  sobre el tema, que cuide de tal modo el escenario del crimen para que todo coincida con el episodio que representa y cuidando hasta el más mínimo detalle, resulta fascinante.  Son evidentes los paralelismos con películas como Seven (donde la temática sobre la cual se basaban las muertes eran los siete pecados capitales), pero en este caso, los giros de guión, las sorpresas que nos aguardan y sobre todo, el dúo protagonista, se alejan lo suficiente para ofrecernos una historia muy distinta y con personalidad propia, con un sabor autóctono que le sienta como un guante y definitivamente inesperada en su desenlace.

Conoceremos a David, un policía recién llegado a la capital, que da la imagen del tipo normal, comprometido con su trabajo y que aparenta ser el yerno que toda madre querría tener, a pesar de cargar con varios traumas, prejuicios y vivir peleando con sus propios demonios personales. Encontramos en Jorge Elías su polo opuesto, un friki que no ha dado palo al agua en su vida, propietario de una tienda de cómics, que vive en su propio mundo a medida y cuyos conocimientos serán vitales para poder avanzar en la investigación.

Puede que no seáis aficionados al comic, o que simplemente vuestra cultura  comiquera  sea solo la del aficionado eventual. Podéis estar tranquilos.  Las explicaciones que nos dan los propios personajes sirven para aclarar cualquier duda y están tan bien integradas en la trama y los diálogos, que cualquier detalle o mención  es asimilada por el lector sin problema, de forma natural y sin que afecte para nada  en la fluidez de la historia, aportando un plus dado lo curioso y entretenido de las anécdotas y eventos que se nos menciona.

Y dejando a un lado el tema de los supers y centrándonos en su naturaleza de novela negra, debo decir que Galán hace bien su trabajo. Teje con puntillosa eficiencia una trama elaborada donde nada es lo que parece, donde los giros inesperados funcionan como el mecanismo de un reloj, donde el miedo y la tensión sacuden al lector en el momento en que deben y en la que las revelaciones son tan demoledoras que nos dejan clavados en nuestro sillón.

El autor no tiene reparos en mostrarnos la crueldad de la que puede hacer gala el ser humano. Hay descripciones bastante explícitas de lo que el asesino hace con sus víctimas y os aseguro que no se corta un pelo en mostrarnos las cosas tal como son.

os2En definitiva, si tuviera que resumir la novela a base de (odiosas) comparaciones, diría que el autor ha construido  esta joyita influenciado por tres grandísimos referentes: Batman, Seven y El Protegido, siempre salvando las distancias y por buscar paralelismos adecuados que sirvan de guía para que os hagáis una idea. Como veis, nada de tonterías, calidad suprema en todos los casos y demostración de buen gusto y criterio del autor, que nos dice mucho de sus gustos y que ha logrado crear una historia que  os recomiendo que no os perdáis.

 

Orígenes secretos

David Galán Galindo

Editorial: Stella Maris

Páginas: 204 pág.

ISBN: 978-84-16541-58-4

P.V.P. 18.00 €

http://www.editorialstellamaris.com/titulos/origenes-secretos/

 

La gracia de los reyes, de Ken Liu (Alianza, 2016)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

graciadelosreyes“La gracia de los reyes” es un relato épico de dos amigos que se rebelan contra la tiranía en el ocaso de un imperio. Después de una larga y sangrienta campaña, el emperador ha conquistado el archipiélago de Dara y está intentando consolidar en un estado centralizado lo que antes habían sido poderosos reinos. Pero el precio de mantener unido el imperio es la opresión, la corrupción y trabajos forzados. Dos improbables aliados —un guardia de prisión convertido en bandido y un noble desheredado— unen sus fuerzas para derrocar al tirano.

Ken Liu es uno de los autores más reconocidos dentro del género fantástico en su variante de relato corto, así que había alta expectación por su primera novela. Decir que aunque es la primera entrega de una trilogía, La gracia de los reyes presenta una historia bastante cerrada que se puede leer como novela independiente sin problema alguno.

No voy a hablar de lo magnífico de su argumento (ya que se sostiene por sí sólo), sólo decir que se trata de ese tipo de historias que va a gustar a todo lector aficionado a la literatura fantástica, pero enriquecida para la ocasión con dosis importantes de mitología oriental, dioses milenarios y tecnología que dejará a más de uno con la boca abierta.

Hay varios elementos de esta novela que me gustaría recalcar:

El estilo de Liu es económico en palabras. Esto no es negativo (aunque pueda parecerlo a priori), así que nada más lejos que la realidad: se basta y sobra con sus recursos para mostrarnos escenas largas y complejas a través de unas breves pinceladas que sitúan al lector en pleno epicentro de las mismas. En esto se nota que el escritor viene directamente del relato corto.

lmdlrLa ambientación es otro de esos rasgos a destacar. Como ya he comentado más arriba la influencia oriental sobrevuela por toda la novela, amén de una radiografía clara y concisa sobre sus costumbres, traduciéndose todo ello en una rica recreación de un mundo ficticio, pero que en manos del talentoso escritor norteamericano cobra visos de realidad sin esfuerzo alguno debido a su verosimilitud.

Y como último, citar a sus numerosos personajes, los cuales están inmersos en varias tramas que se van intrincando cada vez más y más. Los combates cotidianos y los conflictos internos que el escritor nos presenta en estas páginas ayudan a conocer a los protagonistas, alejados de prototipos heroicos (lo que se agradece enormemente). Aquí veremos en muchos casos la cara más oculta del ser humano y las consecuencias de sus actos: brutales y despiadadas, como la vida misma.

Como conclusión final, decir que La gracia de los reyes (excelentemente editada en tapa dura por la editorial Alianza) es una imponente novela fantástica que inicia la trilogía La dinastía del diente de león, y que va especialmente dirigida a los amantes de la fantasía épica de inspiración oriental y tintes clásicos.

 

 

Ficha técnica

Título: La gracia de los reyes

Autor: Ken Liu

Editorial: Alianza

ISBN: 978-84-9104-354-6

Páginas: 648

Precio: 24 euros

 

 

 

CINE: Gernika, de Koldo Serra

Una crítica de Albert Sanz

 

En 2006, un desconocido Koldo Serra debutaba con la reivindicable (pese a algunos momentos fallidos) “Bosque de sombras”. Un prometedor inicio en el que no tuvo ningún problema para lidiar con una gran estrella de Hollywood como es Gary Oldman. Parecía que Serra iba a convertirse en el nuevo Amenábar, y quizás porque la película no funcionó del todo bien en taquilla, acabó relegado a la televisión, trabajando en series como “El comisario” o “La fuga” y sin que hayamos vuelto a verle en la gran pantalla; hasta ahora, una década después, en que ha sido el máximo responsable de la película que hoy analizamos.

Sinopsis

gernika-posterUna historia alrededor de la población vasca bombardeada por la aviación nazi en abril de 1937, durante la Guerra Civil Española. En ese contexto, la joven Teresa (María Valverde), una editora de la oficina de prensa republicana chocará con Henry (James D’Arcy), un periodista americano en horas bajas que está cubriendo el conflicto. Teresa, cortejada por su jefe, Vasyl (Jack Davenport), asesor soviético del gobierno republicano, se sentirá atraída por el idealismo durmiente de Henry y querrá despertar en él la pasión por contar la verdad, que un día fue su único objetivo. (FILMAFFINITY)

 

    “Gernika es una producción hispano-británico-alemano-francesa y sí, ¡joder, es otra puñetera película más de la Guerra Civil! Y es que parece que el cine español no sabe salir de ese bucle. Es cierto que otras filmografías como la norteamericana han abusado mucho del filón comercial que supone la guerra de Vietnam o de Secesión —ahora mismo se acaba de estrenar “Los hombres libres de Jones“ sin ir más lejos—; sin embargo y con el tiempo, se van distanciando de esos conflictos para abarcar temas de diversa índole. No sucede lo mismo con la industria española, que parece incapaz de dejar de lado ese oscuro periodo de tiempo, que para mucha gente ya no es antiguo, sino rancio, y cada dos años máximo, nos deleita con una película de gran presupuesto tratando el mismo tema.

Pero que no cunda el pánico, “Gernika” tiene un montón de virtudes que la diferencian de la típica “españolada”. En primer lugar, toca un tema, que como muchos medios se han precipitado en afirmar erróneamente, nunca había sido tratado con anterioridad; y es que esos mismos medios parecen haber olvidado la existencia de la excelente mini serie “Gernika bajo las bombas” —dirigida por Luis Marías en 2.012—. En cualquier caso, sí que es cierto que no es un tema que se haya tocado demasiado, y es algo bastante extraño, puesto que el bombardeo de esa localidad a cargo de aviones alemanes e italianos fue uno de los momentos más salvajes de la Guerra Civil, e inmortalizado por Picasso, se convirtió en un símbolo universal de la barbarie humana; así es que como digo, es bastante extraño que la industria cinematográfica española, acostumbrada a incidir una y otra vez en lo mismo, no haya querido tratar este asunto en más ocasiones. En segundo lugar, tenemos a un reparto internacional encabezado por James D’Arcy, al que hemos podido ver en “Master and commander”, “El atlas de las nubes”, “The philosophers” o “Broadchurch”; aunque el fandom friki le tendrá siempre un gran cariño por haber encarnado a Jarvis en la maravillosa y recientemente cancelada serie “Agente Carter” (aprovecho el momento para defecar en todo el árbol genealógico de los directivos de Marvel y Disney). Y en tercer lugar, porque tiene como protagonistas no a soldados o sufridas madres que han perdido a sus hijos, sino a periodistas que intentan lidiar con un aparato de prensa republicano tan dictatorial y censor como el del bando fascista.

La trama es de una sencillez abrumadora, y además sabemos como acaba antes de empezar, pero eso no es óbice para que desde el primer minuto empecemos a ver multitud de virtudes diferenciadoras a esta película. Henry es un periodista americano destinado en Bilbao para cubrir el conflicto en el bando republicano. Se trata de una leyenda en su campo —personaje basado en el corresponsal de guerra George L. Steer—, toda una rockstar del periodismo que ha visto tanta mierda, que ha perdido la fe en el ser humano y en su trabajo y no quiere implicarse en nada ni con nadie, lo que le lleva a currar de la manera más rápida y desganada posible. En contraposición a esa actitud está Marta —Ingrid García Jonsson—, su intrépida compañera fotógrafa, que no duda en jugarse la vida en el campo de batalla siempre que tiene la oportunidad con tal de obtener la instantánea más impactante posible. Ambos han rendir cuentas en la oficina de prensa republicana junto a un conglomerado de periodistas españoles y extranjeros, y antes de enviar un artículo o relatar una crónica por teléfono, deben de pasar una estricta censura, ya que a toda costa se quiere mantener alta la moral de la población y los soldados republicanos. Y de esa férrea censura se encargan Teresa —María Valverde— y Carmen —Bárbara Goenaga—, supervisadas ambas por el ruso Vasyl —Jack Davenport—.

La película es muy dinámica y entretenida, en parte porque el guión de José Alba y Carlos Clavijo Cobos huye del clásico folletín lacrimógeno y por las diferentes subtramas que acontecen: desde la historia de rechazo-atracción entre Teresa y Henry, la presión que ejerce el cónsul enviado del gobierno de Stalin sobre Vasyl, la preparación del bombardeo a cargo de Wolfram von Richthofen (un as de la estrategia militar alemana y primo del mítico Barón Rojo), o las dificultades de los periodistas para ejercer su trabajo, vamos pasando de una historia a otra, lo cual permite que las casi dos horas de metraje se pasen en un suspiro.

bombardeo-3

Otro detalle muy relacionado con las subtramas y que añade dinamismo a la cinta estriba en los idiomas y que disfrutaran los amantes de la versión original, ya que vemos cómo Henry se comunica con Teresa en inglés, los periodistas y los empleados de la oficina de prensa también en inglés, Teresa habla con su familia y compañeros en euskera, y con los periodistas nacionales en castellano, los nazis en alemán y los dos rusos… en inglés (incomprensible detalle que me sacó de mis casillas y que luego volveré a comentar en el apartado de “lo malo”).

Este asunto de los idiomas también ayuda a comprender la implicación de los actores con la película. D’Arcy ha cambiado su habitual acento inglés culto y refinado por una dicción de yanqui pasota. Álex García y Victor Clavijo tienen un inglés absolutamente perfecto, y que sorprende en el caso de éste último que pueda mantenerlo al protagonizar una de las escenas más dramáticas de la historia. Y María Valverde… bueno, es cierto que habla mejor inglés de lo que yo nunca seré capaz y se le entiende de maravilla, pero como se suele decir (o se solía, que uno ya es un poco viejuno) “tiene un inglés de Burgos que asusta”. Vamos, que no puede disimular un exagerado acento español hablando inglés. Que a ver, no pasa nada porque argumentalmente es comprensible que en aquella época y en España el nivel cultural no fuera muy elevado, así que no queda mal; el problema es cuando se compara la dicción del resto de actores españoles hablando inglés con la de Valverde, que es entonces cuando la madrileña pierde de calle.

    Koldo Serra también ha querido sorprender con la estética de la película. Acostumbrados a los tonos grises, sombríos o con lluvia de las películas bélicas y de las situadas en la Guerra Civil, aquí nos muestra un País Vasco idílico, brillante, verde y hermoso, y Gernika es todo un paraíso rural; casi parece que estemos por momentos ante un largo spot que quiera incentivar el turismo en esa zona. ¡Es más, es que hasta la oficina de prensa invita/obliga a los periodistas extranjeros a hacer un tour por las zonas más bonitas del País Vasco!

Y no menos sorprendente ha sido el centrar toda la historia en lo que sucede en el bando republicano, y que a través de la estricta censura, vemos como el pueblo vive ignorando la realidad del curso de la guerra, lo cual es algo bastante novedoso ya que de siempre estamos acostumbrados a ver a los republicanos como víctimas y los fascistas como opresores. Aquí los fascistas se nombran muy de pasada, mientras que los villanos son los nazis que tienen carta blanca de Franco para hacer con Gernika lo que quieran.

De todas formas, para mí la gran sorpresa del film estriba en el nivelazo de los actores secundarios. Ingrid García Jonsson como la fotógrafa Marta no sólo se come la pantalla cuando aparece, sino que además protagoniza la espectacular y tensa primera escena de acción de la película, en la que está a punto de morir en primera línea de batalla con tal de conseguir la foto perfecta, y que, dirigida con absoluta maestría, dan ganas de que Koldo Serra se aventure a rodar cine de acción. También habría que destacar a Jack Davenport (que parece la versión joven de Andreu Buenafuente), el clásico malo cliché con motivos justificados para hacer lo que hace y con el cual es fácil empatizar, pero que aun así es otro gran roba escenas. Al igual que el cónsul ruso interpretado por Burn Gorman, el cual tiene un currículum muy potente en su haber, con series y películas de la talla de “Juego de Tronos”, “Revenge”, “El caballero oscuro: La leyenda renace” o “Torchwood”, y que posee uno de esos rostros y presencia de malvado imperturbable que da mucho miedo. Y cómo no mencionar al dúo español formado por Bárbara Goenaga y Victor Clavijo. Sensacionales ambos y en el caso de Clavijo, como mencioné antes, pese a ser casi un personaje terciario, protagoniza un de los momentos más dramáticos.

¿Y dónde dejo a D’Arcy y Valverde? Pues los he dejado para el final, en el apartado de “lo malo”. Y lo cierto es que bordan sus personajes. D’Arcy es un actor muy versátil, pero acostumbrados a la rectitud y flema británica del ya añorado Jarvis de “Agente Carter” (fuck Marvel/Disney!!!), es agradable comprobar como aquí parece otro, un auténtico norteamericano con ese aire entre chulesco, canalla y pasota a lo Humprey Bogart. Y Valverde, pese a que sigue manteniendo la expresión apacible, tierna y dulce que parece que le acompañará toda su carrera, al menos en el primer acto se muestra bastante hija de puta, y a lo largo de todo el metraje queda claro que interpreta a una mujer fuerte y adelantada a su tiempo.

Ahora bien, si digo que bordan sus papeles, ¿por qué los incluyo en “lo malo”? Pues porque sus personajes… sí, no hace falta pensar mucho, ¿verdad? Teresa y Henry se enamoran. Y puedo asegurar que además de que el desarrollo de la película no necesitaba en absoluto una love story, Valverde y D’Arcy son una de las parejas con menos química romántica y sexual que he visto nunca. Puede ser cosa de la edad, de sus nacionalidades, de sus físicos o de lo precipitado de sus acontecimientos —se odian al principio y de un día para otro ya están liados—, pero no es creíble su historia de amor. Y que conste que ambos están buenorros, pero no, no cuela. Y es más, el romance molesta, ya que en cuanto aumenta su importancia en la trama, se va eclipsando al resto de estupendos secundarios, hasta el punto de que apenas volveremos a ver a la fotógrafa Marta, lo cual es una lástima, puesto que estamos ante un personaje que habría dado mucho juego y aunque hubiese sido también previsible una historia de amor entre Henry y ella, al menos habría resultado más coherente.

Comentaba al principio la movida con los diferentes idiomas y cómo ello contribuye a dar más dinamismo a la historia. Es cierto, es un recurso que queda muy bien y además vemos —y escuchamos— los esfuerzos de los actores para modificar sus acentos nativos por el del papel a interpretar. Pero no concibo ni entiendo el haber visto una película en inglés, euskera, alemán y castellano y que Jack Davenport y Burn Gorman hagan de rusos hablando con acento ruso en inglés; detalle que me hacía salir de la película cada dos por tres.

bombardeo-1

Y como último elemento negativo, estaría que todas las subtramas daban para una serie o miniserie. La fotógrafa Marta merecía más minutos en pantalla (y ya de paso su propio spin-off), las dificultades para que los periodistas realicen su trabajo también, así como poder ver algo más de las causas políticas que llevaron a Franco a permitir a los nazis el bombardeo y algunas batallas más entre ambos bandos. Y por supuesto, en un formato más largo, la historia de amor, si es que es obligado que esté, al menos podría desarrollarse y no parecer tan forzada.

En definitiva, con muchas luces y algunas sombras, “Gernika” se desmarca del típico ladrillo sobre la Guerra Civil que tanto gusta a nuestra industria, y Koldo Serra es un diamante al cual, si se le permite seguir dirigiendo, no tardará en pulirse y transformarse en uno de los grandes nombres del cine nacional.

 

LO MEJOR:

  • Todo el elenco de actores, desde los principales a los terciarios.
  • El personaje de la fotógrafa Marta.
  • El notable interés que despiertan las historias de los personajes secundarios.
  • Centrar la trama en los periodistas y no los soldados o víctimas de la guerra.
  • La fotografía y estética preciosista.
  • La variedad de idiomas y acentos.
  • Toda la escena del bombardeo, espectacular, bien rodada y con efectos especiales de primera.

 

LO PEOR:

  • La innecesaria historia de amor.
  • La nula química romántica entre María Valverde y James D’Arcy.
  • Que a medida que crece el romance decrece la importancia de los personajes secundarios.
  • Los rusos hablando en inglés entre ellos.
  • Que las diferentes subtramas podrían haber sido mejor explotadas en formato serie.

 

LA ESCENA:

  • El primer beso de la parejita en el salón de baile, digno del peor culebrón imaginable.
  • Primera línea de fuego y Marta siendo disparada y volando por los aires intentando conseguir el encuadre perfecto.
  • Más que escena, todo el tercer acto con el atroz bombardeo.

 

FICHA TÉCNICA

Título original: Gernika

Año: 2016

Duración: 110 min.

País: España

Director: Koldo Serra

Guión: José Alba, Carlos Clavijo Cobos, Barney Cohen

Fotografía: Unax Mendia

Reparto: María Valverde,  James D’Arcy,  Jack Davenport,  Burn Gorman,  Ingrid García Jonsson,  Álex García,  Julián Villagrán,  Irene Escolar,  Joachim Paul Assböck,  Bárbara Goenaga,  Víctor Clavijo,  Natalia Álvarez-Bilbao,  Elena Irureta

Productora: Pecado Films / Travis Producciones / Sayaka Producciones / Gernika The Movie

Distribución: Betta Pictures/Sony Pictures

Género: Bélico. Drama. Romance | Guerra Civil Española

Trailer

 

 

Entrevista a Luís Martínez Vallés, director de Luces en el Horizonte y autor de El último Uraya

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy tenemos con nosotros a un invitado muy especial, alguien muy querido por estos lares y que ha convertido su espacio semanal en un lugar de encuentro para aquellos, que como un servidor, disfrutan de la cultura pop en todos sus aspectos. Un buen tipo, friki de pro, documentado y con criterio, que siempre tiene algo que descubrirnos.  Nada más ni nada menos que Luís Martínez Vallés, director y presentador del programa radiofónico  (y podcast de calidad)  Luces en el Horizonte,  autor de novelas como Las puertas blancas, Reset, Ahora el silencio y  40 años de oscuridad,  y que justo hace unos meses acaba de presentar su trabajo más reciente, El último Uraya.

Libros, discos, pelis… Eso importa. Puede sonar cínico, pero es la puta verdad. ¿Os suena esta frase?  John Cusack nos lo dejaba bien clarito en  Alta Fidelidad y  la cita se ha convertido en toda una seña de identidad de Luces en el Horizonte. Toda una declaración de intenciones que refleja la esencia misma del programa y sobre todo, de aquello que mueve e inspira a nuestro invitado.

Sin más dilación, os dejo con la entrevista.

 

Entrevista a  Luís Martínez Valles, presentador de Luces en el Horizonte.

AI -¿Quién es en realidad Luís Martínez Valles?

lelh1—Pues en realidad creo que soy el mismo que la gente imagina al escucharme o leerme. Un tío que intenta siempre tener positividad ante la vida y los aconteceres de la misma. Ojo, a veces tengo algo de mal genio también, no soy un santo.

  1. AI- ¿De dónde viene tu afición a la literatura, la radio y el cine?

—Yo creo que la he tenido siempre, la fascinación que recorría mi cuerpo al mirar las inmensas carátulas en el videoclub, esos dibujos que me hacían imaginar inmensas aventuras, algunas veces las contenían otras no. Por eso a veces intento escribir algo de lo que imaginaba al verlas.

AI-La mayoría te conocemos por ser quién dirige y presenta  ese magnífico programa radiofónico llamado Luces en el Horizonte,  uno de los mejores podcast  que existe ahora mismo en antena, pero  quizá es más desconocida  tu faceta  como autor.  ¿Qué nos puedes contar de El último Uraya, tu trabajo más reciente?

—Una historia con la que me lo pasé en grande al imaginarla. La escribí de forma interrumpida, entre medio de su confección hice al menos tres historias más. “El último Uraya” siempre fue especial, porque no era otra historia que se empieza y se queda esperando, ella estaba tranquila sabiendo que los personajes tendrían finiquitada esa primera aventura.

AI- Pregunta de rigor: ¿Podrías  mencionar  tres películas y tres directores que consideres imprescindibles? ¿Alguien a quien tengas como referente?

—3 películas: “La cosa”, “Aliens, el regreso” y “El tiempo en sus manos”… (¿Solo 3? Me dejo muchas que me encantan XD)

—3 directores: John Carpenter, Kevin Smith y Terence Fisher… (¿Solo 3?… Mecawen)

—Referentes muchos (evitaré los cinematográficos): Juan Antonio Cebrián, Howard Stern, J.K. Rowling, Iker Jiménez, Francisco Ibáñez, Stephen King…

AI- ¿Qué hace Luís Martínez Valles cuando no escribe ni trastea por la emisora?

—He sido muchas cosas en mi vida: videoclubtero, electricista, camarero, ahora picoteando de aquí y de allá.

AI- ¿Cómo fueron tus inicios en el mundillo literario? Cuéntanos tus primeros pasos y cómo fue la experiencia.

—Picoteé algo en los primeros años de los 2000, pero de verdad me puse con una historia en 2007. La historia de “Las puertas blancas” me golpeó la imaginación como un mazo y algo en mí me dijo “¡¡¡A escribir!!!” y oye me puse a ello, seguramente se puede hacer mejor, pero el vomitar la historia que se te agolpa en la mente y plasmarla sobre el papel, o la pantalla, pues es realmente necesario cuando la tienes ahí.

AI- ¿En qué andas metido  ahora? ¿Nos puedes decir cuáles son tus proyectos en este momento?

—Sobre todo Luces en el Horizonte, amo de corazón al programa y al mundo que se me ha abierto con él, me siento un afortunado ante la gran cantidad de amigos que he conseguido gracias a esta locura. Seguiré con esto todo lo que el cuerpo aguante. Y en cuanto a escribir pues tengo tres historias empezadas y seguramente dos de ellas tendrán fin… y oye, alguna idea para una segunda parte de la aventura de los Uraya está rondándome por la cabeza.

lelh2

AI-Cuéntanos que es lo que te define como autor…

—¡La leche! Esto es muy difícil… creo que sobre todo me interesa que la gente se lo pase bien con mis historias. Estoy seguro de que se puede escribir mejor, quizá se podrían desarrollar mejor los personajes, pero es que en realidad busco la diversión al escribir una aventura y mi intención es que aquel que la lea absorba algo del disfrute arrojado allí. Por suerte alguno así me lo ha dicho, y qué mejor premio.

AI- ¿Cuál es tu opinión referente al panorama actual de la literatura en nuestro país? ¿Piensas que tanto las editoriales como el público están dándole por fin la importancia que se merece a los autores patrios, o por el contrario, siguen siendo un tanto marginados en favor de autores extranjeros?

—Algunas sí se preocupan, pero veo que podía ser mejor. No hay que olvidar que las editoriales son empresas y el principal factor de su existencia es el ganar dinero. Por suerte hay  algunos sellos y editoriales que han apostado por apoyar, muchas gracias a ellos.

AI- Si Luís Martínez Valles no le dedicase horas a su programa ni a escribir, ¿en que se mantendría ocupado?

—Quiero imaginar que en algo de teatro o cine, sin duda en algo que tuviese que ver con la cultura.

AI- A Luís Martínez Valles le asusta……

—Que les pasen cosas malas a aquellos que quiero. A los toros. Y varias cosas más como quedarme encerrado en sitios pequeños donde no pueda mover los brazos…. ufff

AI- A Luís Martínez Valles le gusta…

—Muchas cosas, una que todos los días le doy caña… la coca cola zero, los frutos secos, las gominolas, el embutido, el jamón… Era de cosas de comer ¿no? XD. Bueno, también me gusta la sensación que me recorre el cuerpo cuando me mira mi mujer, los abrazos de mi hijo, la amistad verdadera, pero la de verdad, aquella que se esfuerza en que no se pierda ni gramo incluso en los momentos en los que es complicado mantenerla. Charlar con esas amistades. Y creo que las cosas típicas.

AI- ¿Cómo definirías tu forma de trabajar y que criterios sigues a la hora de afrontar un nuevo proyecto?

—Es extraña, la verdad que suele ser por rachas, quitando una locura en la que me embarcó mi querido Carlos J. Lluch, llevo mucho tiempo sin coger la escritura como debe. A ver si lo retomo que la echo de menos, hay muchos personajes que están rondándome la cabeza, algunos para volver otros para nacer.

AI- Por último: Cuéntanos cuál es el último libro que has leído, la última peli que has visto y el último tema musical que has escuchado.

—Libro he leído una aventura, que espero que alguna editorial sea inteligente y apueste por ella, surgida de la mente de mi amigo Juan Antonio Vallejo. Os juro que no sé cómo definirla, solo que engancha, que tiene varios momentos que te dejan rucho perdido, y que afronta una historia de una forma muy original. Editoriales a por la obra de Juan Antonio y la aventura de Shaveson Bálsamo. Película he visto “The priests” una historia de exorcistas del cine coreano con momentos bastante buenos, películas que no llegan aquí y merecen mucho la pena. Canción te diré la última que he querido escuchar “The scorpion Sleeps” de Rob Zombie, que por cierto tendrá importancia en la quinta temporada de Luces en el Horizonte.

AI- Pues eso es todo, Luís.  Muchísimas gracias por  tu tiempo. Ha sido un verdadero placer charlar contigo.

—Gracias por dedicarme un espacio y pensar que tengo algo interesante que contar. Un abrazo muy rucho.

Podéis escuchar los podcast de Luces en el Horizonte aquí mismo y si queréis saber más sobre El último Uraya, pinchad AQUÍ.

 

 

COMIC: El muerto enfermo de amor, de Junji Ito (ECC, 2016)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

el_muerto_enfermo_de_amorJunji Ito regresa para relatar la historia del misterioso chico del cruce, quien atiende la petición de chicas que esperan de él una predicción. ¡Embriagaos demencialmente con el enigma del muerto enfermo de amor, protagonista de este manga salpicado de sangre!

A todos aquellos de nosotros que nos flipa Junji Ito estamos de enhorabuena, ya que últimamente ECC está publicando un montón de sus títulos realmente suculentos.

Una de las cosas que más me gusta de este mangaka es que partiendo de unas bases ya conocidas por cualquier amante de lo terrorífico/sobrenatural, es capaz de sorprender al lector con interesantes giros narrativos, manteniendo así la tensión mientras que asistimos a tal espectáculo dantesco.

Ito vuelve a demostrar en esta obra que es un verdadero genio en esto de contar historias de terror mediante una composición de página muy potente (este recurso va mejorando cada vez que vamos avanzando en la trama), y enriquecida para la ocasión con un excelente uso de líneas de efectos (la sensación que provoca el movimiento, la niebla o las sombras son digno s de admiración).

blogger-image-1504224630

Para concluir decir que este El muerto enfermo de amor es una obra que particularmente me ha encantado. Es un excelente manga de terror, con esa clase de inquietante atmósfera que te obligará a mirar por detrás del hombro cada pocas páginas.

 

Ficha técnica

Título: El muerto enfermo de amor

Autor: Junji  Ito

Editorial: ECC

Páginas: 248

ISBN: 978-84-16746-28-6

Precio: 9,95 euros

 

 

-COMIC- Grandes Autores de Batman: Paul Pope – Batman: Año 100 (ECC, 2016)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

ba1Batman, un olvidado icono del pasado, está en busca y captura por asesinato en el futuro. En el año 2039, el capitán Gordon, nieto de quien fue comisario del Departamento de Policía de Gotham City, inicia su propia investigación y descubre que el hombre al que persiguen ni siquiera debería existir. Un futuro de ciencia ficción en el que todo el mundo lo sabe todo, pero existe una peculiar anomalía… ¡el Hombre Murciélago!

No puedo empezar esta reseña de otra forma: Paul Pope no es un autor convencional: o lo amas o lo odias, no hay término medio.

Para servidor este artista americano es uno de los grandes de los últimos años, pero también tengo que decir que cualquier obra suya me la tomo con prudencia, ya que si me lanzo de lleno en cualquiera de sus títulos, tiendo a empacharme.

El Batman de Pope es una figura terrorífica que siempre va con el traje arrugado y con unas botas militares que quizás en un principio pueda descolocar al lector, pero esto no es más que otro elemento del que parte el autor para mostrarnos a un ser feísta y grotesco, fuertemente influenciado por el cómic europeo y mezclado con la fuerza visual del manga.

ba2En este Batman Año 100 encontramos todo un auténtico catálogo de soluciones gráficas muy interesantes, todo ello inmerso en una densa atmósfera de ficción distópica muy bien enclavada dentro de la historia principal.

Es alucinante cómo el autor muestra unas viñetas repletas de dinamismo y con un sentido cinematográfico de corte underground, traduciéndose todo ello en un estilo único e inigualable.

 

A pesar del excelente aspecto formal que destila todas y cada una de sus páginas, la trama se queda algo aparatosa, prometiendo en un principio ser más de lo que finalmente logra demostrar (esto no le impidió ganar en 2007 dos premios Eisner por “Mejor Serie Limitada” y “Mejor Escritor/Artista”).

ba3Este Batman: Año 100 y otras historias incluye también El Batman de Berlín, Nariz rota y Compañero adolescente: tres historias “menores” donde podremos disfrutar un poquito más del arte de Paul Pope.

 

No podemos pasar por alto el excelente apéndice a modo de EXTRAS que cierra este tomo en cartoné: bocetos, material complementario e infinidad de notas a pie de página que sirven para contextualizar la obra y comprobar desde primera mano todo el proceso artístico que rodea a este título.

En definitiva: Si lo tuyo son las historias distópicas potentes y quieres ver a un personaje icónico totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados, Batman Año 100 es tu cómic.

 

Ficha técnica

Título: Batman Año 100

Autor: Paul Pope

Editorial: ECC

Páginas: 272

ISBN: 978-84-16746-63-7

Precio: 27 euros

 

Cuchillo de agua, de Paolo Bacigalupi

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy os traigo la reseña de Cuchillo de agua, de Paolo Bacigalupi, autor con el que mantengo una relación de amor/odio que no es difícil de explicar.

Como ya señalé en su día, Bacigalupi es un narrador extraordinario y nadie como él para transmitir al lector lo fascinante de los lugares que visitamos de su mano. Maravillosas y detalladas descripciones de los escenarios donde se desarrollan sus obras, en apenas unas pocas pinceladas, certeras  y efectivas con las que logra una magnífica ambientación. El autor es un maestro a la hora de crear atmósferas, de hacer que los elementos y personajes que los habitan se sientan reales, posibles y que las situaciones que nos propone y ante las que se enfrentan sus protagonistas, alimenten nuestra imaginación.

Pero cuando terminé La Chica Mecánica, me sentí un tanto decepcionado,  con un sabor agridulce en la boca. La novela me había encantado, los personajes secundarios me habían ganado por completo, pero el papel de la Chica Mecánica me pareció muy desaprovechado. El desenlace me desencantó, me supo a poco, dejándome con la sensación de que el viaje  fue una delicia, pero el destino final no estaba a la altura.

Eso hizo que lo odiase un poquito y que me preguntase cómo alguien que escribe tan bien, que desarrolla sus historias de una forma tan magistral, se pierde por el camino.

Cuando tuve oportunidad de ponerme con Cuchillo de Agua, lo hice por dos razones evidentes: la primera, disfrutar de su narrativa, ante un argumento que me llamó la atención a primera vista. La segunda, como es obvio, comprobar si el autor había hecho los deberes y en esta ocasión, aprovechaba al cien por cien todas las oportunidades que tanto la trama como los personajes le ofrecían, y nos daba una obra redonda, tanto en su desarrollo como en su resolución.

paobaci2Cuando el río Colorado se seca, el sur de Estados Unidos se convierte en el escenario desértico de una guerra por el agua.  

En un futuro no muy lejano, tras siglos de sobreexplotación, el río Colorado está secándose. La catástrofe obliga a miles de ciudadanos a emigrar a zonas más fértiles de Estados Unidos, pero los estados deciden construir barreras para impedir la marea de refugiados que se les viene encima. A medida que la sequía se extiende y se prolonga, el campo y las ciudades se convierten en páramos sin ley, presas de especuladores que empiezan a comerciar con la desesperación de los seres humanos.

En medio de esta desalmada guerra por el agua, el mercenario Angel Velasquez está al servicio de un poderoso cártel que busca nuevos acuíferos. Siguiendo su cometido se cruza con la curtida periodista Lucy Monroe, quien conoce de primera mano el peligro de saber demasiado, y con la joven Maria, hija de un inmigrante mexicano que sueña con escaparse al norte, donde dicen que la tierra sigue poblada de lagos y aún cae agua del cielo.

Con la ciudad de Phoenix viniéndose abajo, no queda más remedio que depender los unos de los otros para sobrevivir. Aun así, en un escenario donde el agua vale más que el oro, las alianzas resultan tan movedizas como la arena.

Debo admitir que iba con miedo, pero al césar lo que es del césar y toca levantarse de la silla y aplaudir. Bacigalupi  enmienda sus errores y nos presenta una obra bien ejecutada, manteniendo su estilo, pero aprovechando todos los recursos a su alcance y no dejando a nadie atrás, exprimiendo sus posibilidades hasta la última gota, si bien es cierto que en el último momento, uno note que la historia pierde un poco de fuelle y casi tropieza de nuevo con un final que muestra sus debilidades narrativas.  Afortunadamente, parece darse cuenta de ello y consigue remontar el vuelo, retomando de nuevo el pulso narrativo y logrando aterrizar de pie, aunque sea trastabillando con disimulo en el desenlace.

Basándose  en su propio relato “The Tamarisk Hunter“, el autor nos plantea un futuro cercano extremadamente verosímil, en la que apenas necesita unas mínimas gotas de ciencia ficción para mostrarnos una realidad que no solo guarda evidentes paralelismos a nuestros tiempos, sino que parece una suerte de destino inevitable al que estamos abocados, de una u otra forma. Tomando elementos tan tristemente actuales como son la inmigración, los refugiados, y las fronteras, el cambio climático, la desidia política y los tejemanejes de las multinacionales, como verdaderos centros de poder más allá de los estados, Bacigalupi  nos muestra a una nación como los Estados Unidos padeciendo una sequía sin precedentes, en la que unos pocos privilegiados con bastante dinero en sus bolsillos aún pueden permitirse derrochar agua, mientras el resto simplemente muere. Luchas por el preciado elemento, una guerra apenas encubierta entre distintas empresas que pugnan por tener el control absoluto de los acuíferos y las repercusiones económicas, políticas y sociales de todo ello. Miles de almas desesperadas y sedientas intentan cruzar al otro lado de la frontera como refugiados. Nadie los quiere allí y la gente muere. La vida humana no vale nada y cada día aparecen muertos, cadáveres sin nombre que a nadie le importan. Carne de cañón, presas fáciles  para las mafias que se aprovechan de su miseria, que los engañan, extorsionan, abandonan a su suerte o directamente asesinan.  Y al otro lado, el paraíso. Grandes complejos de lujo, donde el agua corre por las cañerías, por las fuentes, solo a disposición de unos cuantos adinerados, de los selectos, de la élite.  Páramos desolados, eriales desérticos, donde lo único que hay es polvo y muerte frente a la opulencia de los poderosos.

Bacigalupi construye una historia tan creíble que duele. Con su estilo, esa prosa directa, pero bien trabajada, consigue transmitirnos esa desolación, esa miseria. Sentimos la boca seca y los labios cortados. El polvo nos cubre por completo y nos escuecen los ojos.

Estamos ante una obra que cabalga a medio camino entre el thriller, la distopía y la novela de aventuras, con un ritmo vertiginoso que combina a la perfección las escenas de acción con las tramas políticas y las conspiraciones empresariales y gubernamentales. Personajes arquetípicos, pero bien construidos y con una profundidad poco habitual, que  nos dan a conocer lo que acontece desde sus distintos puntos de vista, lo que nos permite obtener una imagen global de la situación y comprobar como de jodidas están las cosas. Todos ellos con una motivación distinta en apariencia, pero similar en el fondo. Desde  la rica empresaria hasta el mercenario, desde la refugiada a la periodista, todos ellos comparten un rasgo en común: Son supervivientes. A cualquier precio, utilizando cualquier medio, siguen de pie. Siguen vivos. En un medio hostil, sea la aridez del desierto o las intrigas de palacio, siguen adelante.

Un ritmo ágil y fluido, en avance constante, en una narración que no se corta en absoluto a la hora de mostrarnos la crudeza del lugar, de las consecuencias de cualquier acto, de la repercusión de todos y cada uno de ellos. Escenas duras, imágenes que se graban en la retina y que de manera trágica, no nos resultan desconocidas si acostumbramos a ver las noticias en televisión.

paobaciEn resumen, Bacigalupi ha logrado que me reconcilie con él.  Una obra  tan intensa como entretenida, que te hace percibir lo poco de fantástica que tiene y lo mucho de real que hay entre sus páginas. Un reflejo de nuestro día a día y de lo que es a todas luces un futuro similar al que nos aguarda.  Personajes   carismáticos,  por los que llegas a preocuparte. Aparentemente prototipos de la variedad humana, se descubren pronto como individuos únicos, profundos, con personalidad propia, con sus miedos, sus anhelos e inquietudes y nos dan su propia visión del conflicto, a todos sus niveles.

Mención especial a excelente labor de traducción de Manuel de los Reyes, que de nuevo nos demuestra su buen hacer, logrando mantener intactos las singularidades del original y el estilo característico del autor, mostrándose atento y cuidadoso hasta con el más mínimo detalle, como ya es habitual en todos sus trabajos. También destacar la ilustración de portada, obra de Joseba Alexander, que ha sabido captar a la perfección la pura esencia de la novela.

 

Cuchillo de agua

Paolo Bacigalupi

Editorial: Fantascy

ISBN: 9788415831914

Páginas: 544 pág.

PVP: 21,90€

http://www.fantascy.com/libro/cuchillo-de-agua/

 

 

Adiós en azul, de John D. MacDonald (Libros del Asteroide, 2015)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

arton1520El detective Travis McGee vive en el Busted Flush, un yate que ganó en una partida de póquer y que tiene amarrado en Lauderdale, Florida. No quiere ni oír hablar de tarjetas de crédito, planes de jubilación, partidos políticos, hipotecas ni televisión. Solo trabaja cuando no tiene dinero y lo que pide a cambio de su ayuda es sencillo: recuperará lo que te han quitado siempre y cuando pueda quedarse con la mitad.

Aunque McGee no va mal de dinero, es incapaz de negarle su ayuda a Cathy, una dulce chica que ha sido maltratada por su exnovio, el taimado Junior Allen. Lo que Travis no imagina es a cuántas mujeres ha hecho trizas antes. Su última víctima, Lois Atkinson, casi no puede levantarse de la cama cuando Travis la encuentra. Dar caza a Junior Allen no será una tarea fácil. Ni limpia.

John D. MacDonald  está considerado como uno de los escritores norteamericanos de novela negra más importantes del pasado siglo. Alcanzó el éxito con la serie de novelas protagonizadas por Travis McGee, una especie de “recuperador” de ciertas cosas a cambio de una paga. Es un personaje bastante atípico ya que ni es policía ni detective privado (el solo se dedica a solucionar situaciones imposibles de resolver de forma legal, y por las que cobra la mitad de lo recuperado).

Centrándonos enAdiós en azul’ es inevitable comentar que parece mentira que esté escrita en los años 60, ya que sigue desprendiendo ese aura casi mística que todo aficionado al policíaco busca en una novela de estas características.

Hay muchas cosas que me han encantado de la novela, pero podría citar tan sólo dos para así llamar vuestra atención: por un lado la radiografía que hace el amigo MacDonald de la soleada Florida con sus majestuosos barcos y sus oscuros tejemanejes donde menos te lo esperas; el otro detalle que me ha ganado por completo es la descripción de las féminas que aparecen por aquí, con uno de esos estudios psicológicos para aplaudir una y otra vez.

jdmcEl autor salpica la narración con frases que demuestran su profundo conocimiento del alma y las pasiones humanas. Todo ello se traduce en una visión un tanto fatalista del ser humano y su destino. Imagino que a algunos críticos de la época todo esto les resultara muy “políticamente incorrecto”, pero no se puede caer bien a todo el mundo…

Otra característica de esta primera entrega de Travis McGee es la aparición de un pintoresco villano al que McGee debe enfrentarse para recuperar el dinero de su clienta: Junior Allen, un hombre sonriente y aparentemente afable, alto, fuerte y patológicamente malvado, protagonista de algunas de las escenas más psicológicamente truculentas que recuerdo desde hace mucho en un libro.

En definitiva: John MacDonald es un escritor de referencia para autores como Stephen King o Lee Child, ganador así mismo del American Book Award de 1980 y autor del libro que inspiró El cabo del miedo. Si a todo esto le sumamos que ‘Adiós en azul’ es una lectura totalmente fascinante y obligada para cualquier amante de lo noir/pulp, es un caballo ganador se mire por donde se mire.

 

Ficha técnica

Título: Adiós en azul

Escrtitor: John D. MacDonald

Editorial: Libros del Asteroide

Páginas: 240 páginas

ISBN: 9788416213504

Precio: 18,95 euros