Media Guerra (El Mar Quebrado III), de Joe Abercrombie

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy venimos con Media Guerra, el título que cierra la magnífica trilogía El Mar Quebrado, de Joe Abercrombie y  debo decir que me ha parecido un modo excelente de finalizar la saga. Me moría de ganas de saber si Yarbi lograría alcanzar al fin su ansiada venganza  y cuál sería el destino del resto de personajes.

MGJALa princesa Skara ha sido testigo de cómo todo lo que amaba se convertía en sangre y cenizas. Al ser la única superviviente de su derrotada dinastía, deberá vencer la aflicción y el terror, afilar la mente y luchar por Throvenlandia como reina. El padre Yarvi ha recorrido un largo camino y ha pasado de esclavo tullido a poderoso clérigo. Ha conseguido que sus antiguos enemigos se vuelvan sus aliados y ha logrado la paz, aunque inestable. Pero ahora la abuela Wexen ha levantado el mayor ejército que se ha visto desde que los elfos se enfrentaron a Dios.

Todos se preparan para la batalla que se está gestando; entre ellos Raith, el portador de la espada de Grom-gil-Gorm. Para él, la presencia de Skara es como un bálsamo para sus heridas. Y Skara, a su vez, detecta sorprendida que la sonrisa de Raith es como una llama capaz de caldear la noche más gélida.

Algunos han nacido para luchar, quizá para morir. Otros prefieren vivir en la luz. Pero cuando la Madre Guerra extiende sus alas, amenaza con sumir todo el mar Quebrado en la oscuridad más profunda.

En Media Guerra,  el argumento arranca a partir del ataque a Trovelandia y el asesinato del Rey. Skara, su nieta, se convertirá en ese momento en uno de los principales protagonistas de la novela. La joven se verá obligada a huir y aceptar su nueva condición de heredera del trono en el exilio, buscando nuevos aliados para detener a la abuela Wexen y sus ejércitos y de este modo, recuperar algún día aquello que una vez llamó hogar.

El padre Yarbi ve como su cruzada personal va dando sus frutos, contando con el apoyo de Vansterlandia y Gettlandia,  unidos en su propósito de detener al Alto Rey. Pese a sus diferencias y los inevitables enfrentamientos y suspicacias, parece que al fin  tienen un objetivo en común. La guerra es inevitable. Ambos ejércitos mantienen una precaria alianza y necesitan de alguien que medie entre ellos, que logre unirlos. Las guerras no se ganan únicamente con las armas, sino con el cerebro y las palabras y ese será el papel que asumirá Skara, quien tendrá que lidiar con unos y otros para mantenerlos unidos en la batalla.

Con una elaborada trama política,  en la que no faltarán intrigas, traiciones,  acuerdos y  conspiraciones de todo tipo, la novela  nos muestra  los dos frentes de la contienda.  El campo de batalla, donde la violencia y la sangre son lo único real, donde la muerte cubre campos enteros, entre mandobles y gemidos de dolor, y  la retaguardia, donde se toman las decisiones que decantarán el conflicto hacia la victoria o la aniquilación.  Esa dualidad de escenarios  es por sí misma la razón de la obra y del propio título, haciendo hincapié en esa premisa de que son necesarias ambas, la espada y la palabra, para ganar cualquier guerra.

Si había algo que esperaba con ganas, era profundizar sobre la antigua cultura perdida de los Elfos y  toda la imaginería  y halo de misterio que envuelve a esa  civilización ya desaparecida, para confirmar si nuestras sospechas sobre  su naturaleza era la que deducimos en un principio, con la información sesgada que el autor nos había dejado caer a lo largo de la trilogía. Sin querer desvelaros nada, solo puedo decir que ha sido una de las partes más interesantes de la novela y que me ha resultado fascinante el modo en que el autor nos revela la verdad que hay tras los mitos. Personalmente me ha encantado y  que me rindo ante la originalidad del autor.

En cuanto a los personajes, Abercrombie sigue las mismas pautas que en el resto de la saga y cede el  papel a nuevos protagonistas,  quienes llevarán el peso de  la trama principal, sin por ello perder de vista al resto  y manteniéndonos  en contacto con ellos de una u otra forma. En esta ocasión,  los principales protagonistas son Skara, la joven heredera de Trovelandia y Raith, el portaespadas , personaje que adquiere una profundidad mucho mayor que la de un simple asesino sanguinario y que da muchísimo juego en el papel asignado

Recuperaremos a Bran y a Espina, si bien esta última queda relegada a un  discretísimo segundo plano.  Koll también tiene su papel  en esta función y por supuesto a Yarvi, cuya influencia domina por completo toda la historia. Resulta evidente la evolución de todos los personajes, pero es en Yarbi donde esta resulta más compleja y destacable. Su sed de venganza, sus dotes manipuladoras, su determinación por conseguir sus objetivos, hacen que su figura camine más allá del bien y el mal, revelándose como  alguien dispuesto a pagar cualquier precio, cualquier coste, por alcanzar su propósito. El fin justifica los medios y esa premisa es llevada hasta sus últimas consecuencias.

Si hay algo que no me ha terminado de convencer, es el trato que se le da a la abuela Wexen, que  ha quedado un tanto desdibujada. Alguien con tanto poder,  alguien que a representa tal amenaza, pasa sin pena ni gloria y su figura disiente de la imagen que teníamos de ella. No parece un digno rival y se siente como si no se le hace justicia a un personaje tan importante.

MGJA1En cuanto al estilo, poco puedo decir. Abercrombie en estado puro,  un tanto suavizado en relación a lo que nos tiene acostumbrados, pero sin perder su toque particular. Lo que más me ha gustado y creo que es importante, es que ha sabido mantener sus credenciales en una novela destinada a un público juvenil, tratando a sus lectores con un respeto inusitado en este tipo de lecturas. Hay violencia, hay sangre, hay muerte.  Y si bien no se excede, tampoco escatima ni oculta la realidad de los hechos. Las guerras son eso, las personas mueren, a  la gente a la que quieres le pasan cosas malas y eso es así, sin paños calientes ni mentiras piadosas. Si bien es cierto que el desenlace no es tan fatalista y dramático como suele ser en sus novelas adultas, no podemos decir que estemos ante un final feliz. En todo caso, sería un final agridulce, en el que todos han perdido algo y  tras el que todos intentarán seguir adelante con sus vidas, con mejores o peores perspectivas. Es de agradecer esa honestidad con el público y que el autor tenga tan clara su postura.

En definitiva, una novela ya no solo recomendable, si no totalmente imprescindible.  Si eres amante de la fantasía y quieres disfrutar de una verdadera epopeya, esta trilogía debe tener su lugar en tu biblioteca.  Abercrombie tiene su lugar en la mesa de los grandes desde hace tiempo y cada nuevo trabajo suyo ratifica el porqué está allí.

Mención especial a la excelente labor de traducción de Manu Viciano, que logra mantener intactos el tono, la fluidez y la intensidad del original, sin que ese estilo tan auténtico, ya sello del autor, se pierda por el camino.

 

Media Guerra (El Mar Quebrado III)

Joe Abercrombie

Editorial. Fantascy

ISBN: 9788415831754

Páginas: 448 pág.

PVP: 17,96€

http://www.fantascy.com/libro/media-guerra/

 

 

 

Here´s Johnny! Las pesadillas de Stephen King Vol. I (1974-1989), de Tony Jiménez (Applehead Team, 2016)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

HERES-JOHNNY-VOL-1-PORTADADurante décadas, y de forma tan prolífica como incansable, Stephen King se ha dispuesto a aterrorizarnos con vampiros, fantasmas, asesinos en serie, hoteles encantados, coches psicópatas, payasos monstruosos, hombres lobo, muertos vivientes, animales rabiosos y abominaciones de otras dimensiones. Es hora de detenernos en la oscura maquinaria que da vida a sus aterradoras creaciones. Es el momento de sumergirnos en las pesadillas de Stephen King.  Tony Jiménez (Tormenta Sangrienta, Actos de Venganza) nos presenta el más completo ensayo acerca de la figura del escritor de Maine, acercándonos en este primer volumen a sus vivencias personales; desde el nacimiento del autor hasta la etapa más moderna de su obra, sin olvidar capítulos tan transcendentales como la creación de los primeros trabajos literarios, la relación amorosa con Tabitha Spruce, los duros comienzos como escritor, la creación de Richard Bachman, los coqueteos con peligrosas adicciones y el reconocimiento mundial de su talento. Además, de manera pormenorizada y minuciosa, se analizan las novelas y antologías de King de la década de los 70 y 80, incluyendo las adaptaciones cinematográficas y televisivas realizadas hasta la fecha, sin escatimar en curiosidades, datos interesantes, guiños, referencias e impacto en la cultura contemporánea.

A estas alturas de la vida no voy a ser yo el que os presente al Maestro del Terror de Maine. Lo que sí voy a decir bien alto y claro es que por fin podemos disfrutar de este minucioso ensayo sobre el Rey del Terror que Tony Jiménez ha gestado con sus aliados de Applehead Team (Emilio Díez y Frank muñoz) durante casi dos años (que se dice muy pronto…).

Quien haya leído cualquier novela o relato del escritor malagueño reconocerá que Stephen King es una de sus grandes influencias, así que dice mucho de él el que se haya embarcado en esta tarea casi hercúlea y rendir un sentido y especial homenaje al autor que ha hecho de Tony el escritor que es hoy en día (uno magnífico, por cierto).

El libro se compone de un íntegro análisis (en forma de fichas explicativas) de todas las obras de King de los años 70-80 (¿su mejor etapa como escritor?), además de todas las adaptaciones fílmicas que se han ido realizando de sus novelas y relatos de aquella época.

El volumen cuenta además con un prólogo muy especial, uno de esos detalles que gusta a cualquier lector, y que no es otra cosa que un texto donde el propio autor nos explica algunas de sus experiencias personales en cuanto al universo de Stephen King: sin lugar a dudas uno de los pasajes por el que sencillamente merece la pena agenciarse un ejemplar de este Here’s Johnny!

tj2Si esto no fuera ya suficiente, el tomo se redondea con un epílogo de Sergio Fernández (experto conocedor de la figura de King) y esos consabidos agradecimientos que siempre muestra el amigo Tony hacia sus lectores, junto a la extensa bibliografía usada para la ocasión.

No podemos perder de vista que se trata de un ensayo muy subjetivo. Comento esto porque algunos lectores se echarán las manos a la cabeza cuando comprueben por sí mismos el exacerbado amor que prodiga Tony Jiménez al de Maine, incluso para aquellas obras “menores”.

Sin lugar a dudas estamos ante el ensayo más completo sobre Stephen King realizado en España (al menos el más completo y actualizado…).

Huelga decir que espero con insana impaciencia su segunda parte, la cual se centrará en la etapa más moderna de King, además de sus guiones para cómics, y su legado inmediato en su hijo Joe Hill… ¡salivando me hallo, pues!

 

Ficha técnica

Título: Here´s Johnny! Las pesadillas de Stephen King Vol. I (1974-1989)

Autor: Tony Jiménez

Editorial: Applehead Team

Páginas: 370

ISBN: 9788494482946

Precio: 18,95 euros

 

 

 

El hielo en el fin del mundo, de Mark Richard (Dirty Works Editorial, 2016)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

Hay serpientes, perros incendiados, ratas, restos de civilizaciones indias, madera a la deriva, fosas vacías, niños con branquias, casas sobre pilotes carcomidos, barcas con nombres de mujeres que se marcharon hace tiempo, árboles que se derrumban, disparos en la espesura, cadáveres arrastrados por la corriente, chatarra oxidada y gente que se va a pique. …

elhieloenelfindelmundo_markrichardHay un género que me sigue obsesionando desde hace años, y que no es otro que el “Slice of Life”, género en sí mismo que ha dado a su vez grandes obras y escritores que me han transportado a otras épocas a través de unos personajes tan vívidos como la botella de whisky que siempre suele existir en la despensa de estos.

Mark Richard escribe como si estuviera envuelto en una atmósfera onírica, desde la cual transmite al lector un ritmo lento y esa cadencia extraña que se desprende de cada uno de los relatos aquí incluidos, desmenuzando la otra cara del sueño americano que muy pocos conocen.

El escritor nos muestra un catálogo de personajes marginados que viven en el sur de los Estados Unidos, donde los pantanos y la humedad sureña están muy presentes. Las vivencias descritas nos separan directamente de nuestra zona de confort mostrándonos así una realidad que no existe para muchos, pero que es tan real como la vida misma.

static1.squarespace.comHay que decirlo alto y claro: si estos relatos emocionales no te llegan hasta lo más profundo de tu ser, yo me lo miraría; su Premio PEN/Ernest Hemingway Foundation Award al mejor libro de relatos en 1990 no lo obtuvo precisamente de manera gratuita.

Las diferentes texturas y la musicalidad que se desprende del estilo de Mark Richard calan hondo, muy hondo, así que desde aquí es mi obligación avisarte que tras cerrar el libro no te extrañe de tener una sensación de vacío que perdura durante días.

En definitiva: El Hielo en el Fin del Mundo se compone de relatos duros y realistas con la América profunda y con sus excelsas tradiciones; relatos que demuestran con creces que El Gran Sueño Americano que algunos prodigan por ahí, no se cumple siempre.

 

Ficha técnica

Título: El hielo en el fin del mundo

Autor: Mark Richard

Editorial: Dirty Works

Páginas: 152

Precio: 16.90 euros

 

 

El que se esconde, de Tony Jiménez (Dilatando Mentes Editorial, 2016)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

eqse1Barry Noonan conduce por una carretera tan oscura como interminable. La noche esconde la promesa de una última oportunidad para sobrevivir a una pesadilla demasiado real que lleva sufriendo años

Su destino iniciará una serie de aterradores acontecimientos que conectarán con los Siete Pasajeros, un grupo de personas unidas por el infierno sobrenatural que han recorrido.

Patrick Rafferty, un periodista que ya no cree en el más allá, se verá a su vez inmerso en un caos fantasmagórico que le descubrirá la terrible verdad que siempre ha buscado.

Danielle Donahue, una profesora de arte, deberá aprender a continuar con su vida, y abandonar el horror que la consumió antaño.

Y en medio de tal espiral, una caja, con algo que esconde en su interior…

Para quien no lo conozca, Tony Jiménez es un escritor malagueño, autor de Actos de Venganza, Cinco tumbas sin lápida, Drácula vs. la Momia: Batalla por Chicago y Tormenta Sangrienta (mi novela preferida de todas ellas, sin lugar a dudas).

En El que se esconde  tenemos una historia de espectros, donde se fusionan los cuentos fantasmales de corte clásico con los más actuales, consiguiendo algo así como un hijo bastardo entre Poe y James Wann, con excelentes resultados.

Es necesario recalcar que Tony Jiménez consigue ahondar en el área más psicológica de los fenómenos sobrenaturales, como pocas veces se ha visto en una novela de estas características.

La manera que tiene el escritor de mostrarnos todo un conjunto de leyendas urbanas, cajas misteriosas, sombras aterradoras bajo la cama o pasillos siniestros, actúa de manera muy directa en la psique del lector, provocando una sensación de desasosiego que va creciendo conforme avanzamos en el libro.

Es ese terror primario que ahonda en nuestras cabecitas por el que se rigen la gran mayoría de los personajes que se pasean por estas páginas, sufriendo con ellos como si fueran un espejo donde nos pudiéramos reflejar. En esto me ha recordado también al escritor Ramsey Campbell o al muy desconocido por estos lares, Sheridan Le Fanu, el auténtico padre de las ‘Ghost Stories’.

El ritmo que imprime el amigo Tony a la narración se amolda a las mil maravillas según el mecanismo interno de la propia novela, intercalando momentos de intriga con escenas más truculentas, donde el terror y la acción están más presentes.

Es cierto que en ocasiones el texto desvaría un poco, al dilatar de manera excesiva algunos momentos del libro, algo que ya pasaba con su anterior novela Tormenta Sangrienta (Particularmente no es algo que me moleste, pero entiendo que para algunos lectores esto sea “rizar el rizo” en una novela de corte fantástico). Este recurso les sonará a todo aquel seguidor de un escritor originario de Maine, al que el amigo Tony venera…

eqse2Como ya he comentado más arriba, se nota que el autor es un consumidor nato de cultura freak, ya que entre las páginas de esta novela encontramos retazos del cine de James Wann (The Conjuring, Insidious…), Alien, o menciones a otras sagas o películas que se convierten en un juego muy divertido entre escritor y lector.

La edición por parte de Dilatando Mentes es impecable en todos los aspectos posibles, lo que se traduce en un amor incondicional que demuestran con cada nueva referencia de su excelente (pero escaso –por el momento-) catálogo. Incluye además un pack de 5 postales a todo color, que no son otra cosa que auténticas réplicas de las ilustraciones interiores: ¿alguien da más? Estamos sin lugar a dudas ante una mimada edición que va en consonancia con la calidad de su interior (esos detalles como la sangre cayendo de las páginas o el apartado de EXTRAS me tienen ganado mi corazoncito freak…).

En fin: El que se esconde se postula con méritos propios como una de las mejores novelas de terror de este 2016, lo que vuelve a ratificar el excelente buen hacer de Tony Jiménez, uno de esos escritores que están situando a Andalucía en el mapa con respecto a calidad indiscutible en novela de terror.

 

Ficha técnica

Título: El que se esconde

Autor: Tony Jiménez

Editorial: Dilatando Mentes Editorial

Páginas: 560

ISBN: 9788494520310

Precio: 19’95 euros

 

 

Cazadores en la nieve, de José Luís Muñoz

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy venimos con Cazadores en la nieve, de José Luís Muñoz, novela ganadora del XVI Premio de Novela corta de la Diputación de Córdoba, que si en algo destaca, es lo polémico de varios de los temas a los que hace referencia y sobre los que construye la historia que nos quiere contar, la de dos hombres enfrentados a  su pasado y con un destino ineludible.

celnEth Hiru es una pequeña población del valle de Arán próxima a Francia. Marcos, un forastero, aterriza en él cuando ETA declara su alto el fuego unilateral e irreversible. Un día, en el bar del pueblo, que es su centro social, Marcos coincide con el teniente de la Guardia Civil Antonio Muñiz, jefe del puesto, y cree reconocer su voz, lo que le llevará a revivir su pasado. La estancia del recién llegado a esa pequeña localidad  rural coincide con una escalada de tensión entre sus pobladores, en la que afloran rencillas que dan paso al deseo de venganza y a la violencia. La aparente paz de ese enclave idílico se ve perturbada y todos se preguntan quién es el forastero y a qué ha venido.

Cazadores en la nieve es una novela negra telúrica que brota de las entrañas de la tierra y tiene como escenario el ámbito rural y, como trasfondo, el terrorismo, la lucha antiterrorista y sus abusos en uno de los enclaves más espectaculares y bellos de España que el autor conoce bien por vivir allí: el valle de Arán. Paisaje y trama se entrelazan en este thriller vigoroso y crudo en el que los personajes arrastran su dolor y buscan redimir su pasado

 Et Hiru, en el Valle Arán,  es un paraje tan bello como inhóspito, tan idílico como duro para vivir en él,  a menos que seas de una pasta especial. Gente dura, ruda, acostumbrada a cuidar de sí mismos. Una pequeña comunidad en la que todo el mundo se conoce, en donde no hay lugar para los secretos y las miserias de cada casa andan de boca en boca en forma de susurros y rumores, pero en las que nadie se mete por el simple hecho de que no le atañen. Hacer la vista gorda, mirar hacia otro lado y que cada cual se apañe como pueda, sin dejar de guardar las formas y mantener las apariencias. Buenas vallas hacen buenos vecinos y permite la convivencia, aunque sepas que el vecino de enfrente es un borracho o que el de dos calles más abajo pega a su mujer…

Un paraje como este, perdido en la montaña, es el lugar idóneo para desaparecer, para intentar huir de tu pasado y empezar una nueva vida. Eso es lo que piensa Marcos, que ha dejado atrás su lucha y quiere borrar la sangre que mancha sus manos y ahogar los malos recuerdos en la nieve. Pero el ayer insiste en regresar de la forma más inesperada y las consecuencias de nuestros actos serán inevitables. Las viejas deudas siempre quieren ser saldadas.

Resulta sorprendente todo lo que el autor consigue en apenas poco más de doscientas páginas.  A través de una suerte de western moderno,  Muñoz nos ofrece una historia en la que cinco elementos clave definen su naturaleza. El pecado, la culpa, el odio,  el castigo y la redención.

Personajes intensos, con un enorme trasfondo y  ricos en matices. La escala de grises es vasta y compleja. En la vida real no hay héroes ni villanos, no hay buenos ni malos. Seres humanos incapaces de reprimir aquello que sienten, que se dejan llevar. Individuos que cometen errores, que han vivido condicionados por aquello en lo que han creído y cuyos ideales, si alguna vez existieron, han ido desmoronándose por el camino, transformándose , deformándose, hasta convertirse en poco más que una excusa con la que intentan convencerse a sí mismos.  Esa excusa es la que guía sus pasos, la que los mantiene en pie un día más y con la que intentan convencerse de que lo que hacen es lo que deben hacer, que todo el camino recorrido, aunque errado, tiene una razón de ser. De una forma u otra, siempre huyendo hacia delante, sin poder evitar mirar hacia atrás.

El odio y la venganza nublan la mente, ciegan los ojos inyectados en sangre. No se valora lo que se tiene, no se admiten razones y justifican cualquier cosa, lo que sea, incluso el habernos convertido en algo despreciable, ruin y mezquino.

Personas que se perdieron y se echaron a perder, con una gran carga en las espaldas e incapaces de ver más allá, de olvidar lo que una vez fueron y  soltar lastre. Convertidas en algo que en el fondo odian, pero imposibilitados de cambiar quienes son, pese a lo repugnantes que se saben.

Rememorar a través de una novela como esta lo que fue una de las caras más oscuras de nuestra historia, ETA y sus acciones, es una apuesta muy arriesgada por las susceptibilidades que se pueden generar. Tratar los abusos, el maltrato y la violencia de género tampoco es un tema sencillo. Y dejar patente la indolencia de la gente frente a ello, escudándose en que no es asunto suyo y que no son quien para meterse en casa ajena (algo que es plato de cada día a nuestro alrededor), tampoco, ya que no nos deja en buen lugar a ninguno, siendo esa pequeña comunidad un reflejo de la sociedad en general y una forma de pensamiento muy arraigado.

celn1Con una prosa templada, segura de sí misma y que brilla por sus descripciones, Muñoz crea un paralelismo entre la crudeza del lugar y sus protagonistas, ahonda en la psique de sus personajes, profundiza en aquello que los mueve, aquello que temen, les duele y arrastran consigo. Sus decisiones y sus actos  son fruto de quienes son, manteniendo el autor esa postura imparcial en todo momento, sin caer en el error de decantarse a favor de uno u otro y sencillamente mostrarnos quienes son y porque hacen lo que hacen, sin posicionarse. Algo que sería absurdo y que echaría a perder  toda la novela. Se agradece esa honestidad, el dejar que sean ellos quienes hablen por sí mismos y evidenciando lo que decía antes: No hay buenos ni malos. Todos tienen deudas que saldar. Todos arrastran consigo sus propios monstruos  y deben convivir con ellos.

Bien escrita, con un estilo perfecto para lo que nos quiere contar y demostrando conocer muy bien el escenario donde se desarrollan los hechos, es una novela que se lee del tirón, que nos deja un buen sabor de boca y que cierra todos los frentes abiertos sin dejar nada en el aire, después de darnos una bofetada de realidad, que falta nos hace.

Una obra casi perfecta que, pese a no ser redonda (el desenlace tiene toda su razón de ser, pero después de todo lo leído, esperaba algo más contundente y explícito, quizá por el tono de toda la novela, y me ha faltado no sé exactamente el qué, pero ahí me ha quedado algo pendiente), es una lectura que vale muchísimo la pena y que os recomiendo sin dudar.

Si tenéis ocasión, echadle un ojo, porque no os dejará indiferentes y la disfrutaréis.

 

Cazadores en la nieve

José Luís Muñoz

Editorial: Versátil

ISBN: 9788416580439

Páginas: 208 pág.

PVP: 16€

http://www.ed-versatil.com/web/tienda/cazadores-en-la-nieve/

 

 

Los Héroes, de Joe Abercrombie (Alianza, 2015)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

lha1Cuentan que Dow el Negro ha llegado al trono del Norte subiendo una montaña de calaveras. Mientras, el rey de la Unión ha decidido que hay que pararle los pies y sus ejércitos ya han invadido el Norte. Miles de hombres están convergiendo en un antiguo círculo de rocas –los Héroes–, en un valle anónimo que se convertirá en escenario de una de las batallas más sangrientas que el Norte ha presenciado. Al mismo tiempo, los dos bandos están infestados de intrigas, rencillas y envidias, que hacen el final imprevisible…

Joe Abercrombie (también conocido como Lord Grimdark) es un escritor británico que está revolucionando el género de fantasía desde que publicara en el 2006 la trilogía La primera ley (formada por La voz de las espadas, Antes de que los cuelguen y El último argumento de los reyes).

Autor ya de nueve novelas (más un puñado de relatos ambientados en el mismo mundo de su primera trilogía fantástica), es una figura que ya ha alcanzado un estatus en la industria, pasando del thriller de acción a la fantasía medieval y llegando al género bélico, como es el caso de la novela que hoy os traigo por aquí.

Centrándonos en Los Héroes sorprende el modo tan potente que tiene el escritor de describirnos los infinitos combates cuerpo a cuerpo, donde no faltarán los aceros desenvainados repletos de sangre, rasgando la carne de los adversarios de turno.

Abercrombie es un escritor muy hábil y para no llegar a cansar al lector entre tanta masacre, introduce un gran número de personajes y cambios continuos de diferentes puntos de vista, donde priman elementos de humor negro, fácilmente rastreables en muchas de las situaciones y diálogos que salpican estas páginas.

Es muy difícil encontrarse una novela bélica donde se nos presente una guerra con tanta brutalidad y detallismo, todo perfectamente orquestado en todos y cada uno de los combates a los que tendremos el lujo de acercarnos como si de un videojuego en primera persona se tratara.

lha2El desarrollo de la acción en estas páginas alcanza cotas arrolladoras, ya que en una misma escena pasamos de un personaje a otro como si tuviéramos una cámara al hombro, retransmitiendo y recogiendo toda la barbarie que acontece frente a nuestros ojos. En serio, como lector nunca me he encontrado una manera de narrar tan trepidante y con tanto realismo y gore.

Abercrombie vuelve a ambientar esta novela en su mundo particular (donde transcurre La Primera Ley o La mejor venganza), contando además con viejos conocidos de libros anteriores tales como los brutales el Sabueso o Dow el Negro; para neófitos avisar que Los Héroes transcurre unos nueve años después de los sucesos de su primera trilogía, así que es recomendable (no obligatorio) leerla para entender algunas de las referencias a anteriores hechos y personajes.

Los Héroes se postula con méritos propios como un soplo de aire fresco para amantes del género, donde no todo es sangre y gore, sino que hay que atender también a la especial visión que tiene el propio escritor de un mundo deshumanizado y capitalista, un claro paralelismo con la forma en que funcionan las cosas en el mundo real, ¿o no?

Para servidor, es claramente una de las mejores lecturas del presente año.

 

Ficha técnica

Título: Los héroes

Autor: Joe Abercrombie

Editorial: Alianza

Páginas: 880

ISBN: 978-84-9104-362-1

Precio: 12 euros

 

 

Cortometraje: Supervillain, de Kiko Lora

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

sup0

Hoy os traigo un cortometraje que me ha encantado, por su aparente simplicidad de su planteamiento (sencillo, pero jodidamente efectivo), por la mala baba que se gasta y por no cortarse un pelo en estamparnos en los morros algo duro, cruel y perverso. Mala leche de la buena, de esa que te hace pensar que su director (y guionista) tiene, además de un innegable talento, también muy desarrollado su lado tenebroso, ese Mr. Hyde que todos llevamos dentro, pero que en su caso, además de malvado, tiene un enfermizo sentido del humor y ningún tipo de escrúpulos.

No voy a entrar en más detalles. Solo echadle un ojo y disfrutad de la maldad en estado puro…

https://vimeo.com/164598438

Equipo artístico

Supervillain- Ciaran Stone

Superman- Oliver Engman

Equipo técnico

Dirección y Guión – Kino Lora

Director de Fotografía – Pepe de la Rosa

Montaje – Juan Gabriel García

Música – Hilario Abad

Sonido y Edición de Sonido – Carlos Ruíz “Lytos”

Diseño de Producción – Sara Alguacil y Elisa Bárcenas

Dirección de Arte – Marina Duarte

Vestuario – Alba Correa y Raquel Bueno

Maquillaje y Peluquería – Rocío Vázquez

Efectos Especiales – Hilario Abad

Casting Niños – Juanma Cabañas

Ayudante de Producción – Carlos Gurpegui

Asistente de Dirección – Miguel Ángel Senovilla

Script – Irene Garcés

Asistente de Cámara – Pablo Espinosa

Eléctricos – Paco Ruíz y Moisés Rejano

Asistente de Edición y Claqueta Miguel Rodríguez

Microfonista – Javier Morillo

Asistente de postproducción – Guillermo Cantero

Colorista – Jose Font

Asistente de Arte – Marcelo Zambrano

Supervisión Traducción Guión – Ciaran Stone

Diseño Gráfico – Make it Blue

Foto Fija – María Barba

Créditos y Cartelería – Ana Maturana

Storyboard – Pablo López

TÍTULO: Supervillain

PAÍS DE PRODUCCIÓN: España

IDIOMA: Inglés

DURACIÓN: 8 min.

GÉNERO: Thriller/Terror

FORMATO DE GRABACIÓN: HD

AÑO DE PRODUCCIÓN: 2014

http://www.supervillain.es/

 

 

Interferencias, de Raúl Ansola

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy vamos a hablar de Interferencias, el nuevo trabajo de Raúl Ansola, autor al que llevamos siguiendo desde sus inicios y que siempre consigue sorprendernos con ese estilo tan introspectivo y por sus propuestas, siempre arriesgadas.

iraAntes de morir, el joven Tony dejó escritos unos diarios personales donde narraba el desenfreno con el que vivió la locura del Nueva York de finales de los años setenta. Décadas más tarde, la biógrafa Claire Espino recibe esos escritos con el encargo de corregirlos y novelarlos para su publicación. Pero algo perturba su trabajo. Entre las páginas manuscritas se encuentra con un dato inquietante: alguien le contó a Tony, durante una fiesta en los sótanos de la discoteca Studio 54, detalles del atentado aéreo contra las Torres Gemelas que se produciría muchos años después. Abrumada por el anacronismo, Claire busca ayuda en Diego, un escritor experto en el Nueva York de la época, y Gabriel, un periodista especializado en fenómenos paranormales.

Para empezar, diré que Interferencias me ha gustado mucho. Me gusta la premisa de la que parte. Encuentro muy, muy potente lo que me plantea, la curiosa y atrevida propuesta que me hace y la forma en que se desarrolla. Es difícil ser original y más en un tema tan manido como las anacronías y los ooparts. Es por eso que el enfoque que le da, el planteamiento que nos hace, me parece no sólo innovador, sino que has conseguido que mi cerebro haga BAKABUM! cuando he empezado a pensar en lo que propone, en todas las posibilidades que ofrece este punto de vista, en todas las implicaciones a todos los niveles (psicológico, científico, filosófico, humanístico) y todas las repercusiones que podría conllevar, incluidas las que no acabo de entender, porque escapan a mi comprensión.

En cuanto al estilo, Raúl se mantiene en su línea. Y eso es bueno. Bien narrado, sin florituras innecesarias, pero con una excelente retórica, que le sienta de fábula a lo que nos quiere contar. Personajes creíbles, bien definidos y al servicio de la historia. Tramas interesantes y el modo de desarrollarlos  es de lo mejor de la obra. La figura difusa, mitificada, misteriosa, trágica pero imponente de Tony; la presencia de Brandon, una especie de guardia de la puerta y mensajero del legado secreto;  la nostalgia y ese extraña melancolía innata de Diego;  el afán aventurero y la necesidad vital de conocer de Gabriel y el miedo y la sensación de ser un títere en manos del destino de Claire (quien no quiere más que volver a su rutinaria y tranquila vida), me parece una forma magnífica de contar lo que quiere, yendo de aquí allá, desde un punto de vista al otro, de ver sus reacciones, a veces acertadas, a veces  inconscientes, a veces deliberadas, a veces únicamente inevitables…

Como punto negativo, por llamarlo de alguna manera porque es algo muy personal y es sólo cuestión de gusto propio, puede ser el exceso de páginas dedicadas a divagar. Entiendo las razones de incluirlas, pero hay momentos en que parece que el autor pierda el hilo de la novela y sencillamente, se dedique a filosofar sobre lo humano y lo divino, tocando tantas cosas intangibles, haciendo referencia a tantos temas, que como lector, en algunos momentos me he visto colapsado. Parece que a través de los personajes, estuviera reflexionando sobre sí mismo, pensando y analizando sus propias convicciones y dudas sobre el papel del ser humano, de la sociedad como tal, de que somos y como somos. Un guirigay metafísico que si bien tiene razón de ser y sirve para ir explicando lo que pasa, lo hace de una forma que al menos en mi caso, durante el viaje ha llegado en varios momentos a saturarme y contribuido más a confundir que a revelar, al menos hasta la parte final. No sé si es un exceso de documentación, de un rapto creativo en el que se ha desnudado y se ha descubierto a sí mismo y aquello que le ronda por la cabeza o qué, pero resultaba bastante chocante  en relación a la trama y el propio ritmo de la historia.

Entiendo que toda la carga metafísica es imprescindible y se nota que estaba muy implicado emocionalmente, sobre todo en aquellos momentos más trascendentales, donde la profundidad de la revelación que tenemos delante hace que el propio lector, como decía, no pueda evitar replantearse todo lo que creía por sí mismo, tanto en la novela como en el propio mundo real. Las posibilidades que abarca su planteamiento son infinitas. Creo que en cierto modo y salvando las distancias, le ha pasado como a Carlos Sisí con Alma, su último título: que se han implicado tanto, han investigado tanto sobre el tema, han profundizado de tal modo que han acabado buscando  ya no fuera, sino dentro de sí mismos, de sus propias experiencias, de su propia conciencia, en un catártico ejercicio de introspección. Y aquí veo exactamente lo mismo, veo a Raúl asomándose al interior de su propia mente, vaciando los bolsillos y poniendo todo lo que ha creído, pensado, dudado, temido y rechazado sobre la mesa. Sus inquietudes, sus obsesiones, sus creencias, todo aquello que nos condiciona, todo lo que damos por hecho y todo lo que nos hace bailar la cabeza desde lo más profundo de nuestro ser, lo ha cogido y se ha dedicado a mezclar, descartar, voltear, rechazar y cuestionarse a sí mismo en cada ocasión. No sé, pero me da la sensación de que en última instancia, esta novela tiene mucho más de filosofía que de ciencia ficción. Y eso, es a la vez su signo más destacable y lo que la hace única, pero al mismo tiempo puede ser un gran hándicap para el lector, que quizá no sea capaz de sintonizar con ello y termine sobrecargado y agotado ante tal exceso.

Como viejo lector suyo, me ha encantado encontrarme con más de un huevo de pascua, referencias muy sutiles, pero evidentes, a otras obras suyas. No pude evitar sonreír cómplice ante esos pequeños descubrimientos.

ira1En general, muy contento de esta lectura. Por lo que supone, por lo arriesgada, por lo honesta consigo misma (aún a su pesar), por lo original y bien atada y por darle una vuelta de tuerca a una temática en la que parece que todo  está ya dicho, demostrando que no es así.

Es una de esas obras que hacen que durante muchos días estés dándole vueltas a lo que has leído, buscándole la punta, encontrando nexos, viendo posibilidades y consecuencias, haciéndote bailar la cabeza… Y eso es muy, muy bueno.

El único problema que veo en la novela, es que evidentemente no es para todo el mundo, que no todos sabrán encontrarle el punto a la carga trascendental, metafísica y la verdadera esencia de la novela, del espíritu rompedor, de su propósito final que es recordarnos que hay mucho más de lo que creemos ver, de aquello que creemos entender y aquello que damos por bueno.

Es una obra muy, muy potente y ya digo que solo por lo arriesgada y lo innovadora, vale la pena ponerse con ella.

 

Interferencias

Raúl Ansola

Editorial: Punto en Boca

ISBN: 9788416307043

Páginas: 326 pág.

PVP: 17,10€

http://tienda.cyberdark.net/interferencias-n249024.html

 

Las puertas del infinito, de Víctor Conde y José Antonio Cotrina

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy venimos con Las puertas del infinito, de Víctor Conde y José Antonio Cotrina, una novela arriesgada tanto en su concepto como en su desarrollo, debido a la originalidad de lo que nos propone y la forma de hacerlo.

lpdi0La aperimancia, la capacidad de abrir portales dimensionales, está al alcance de muy pocos. El poder de estos elegidos, complejo y peligroso, permite conectar universos antes apenas soñados, pero también puede tener consecuencias catastróficas e imprevisibles.

Riddly, aprendiz de aperimante, intenta descifrar los misterios de la Mansión Infinita y salvar un Londres devastado por los guerreros ikari, que amenazan con destruirlo todo a lomos de sus dragones. Mientras, en Colapso, un mundo enloquecido en el que confluyen mil realidades distintas, Rebeca ha pasado de esclava a discípula de un misterioso amo que la envía a misiones cada vez más suicidas con el fin de construir una llave secreta.

Rebeca y Riddly aún no se conocen, pero sus destinos y el de nuestro mundo dependerán de su capacidad para aliarse. Porque, al fin y al cabo, toda puerta que se abre, en algún momento debe volver a cerrarse.

Fantasía Oscura, Ciencia Ficción, pinceladas Steam-punk, aventuras  y escenarios post-apocalípticos son la miscelánea que se han sacado de la manga para contarnos su particular historia, todo ello bajo una atmósfera onírica en extremo,  lisérgica en muchos capítulos, que personalmente me ha encantado y que es justo por lo que ha recibido mayores críticas.

Parece que si nos salimos de lo cotidiano, de lo establecido dentro del género fantástico (por muy Dark que sea) y nos atrevemos a jugar con el surrealismo, con la excentricidad, el lector no se atreve a entrar en nuestro juego y es algo que me sorprende de veras. He leído reseñas de toda índole, pero que siempre coinciden en lo mismo: que hay escenas que son una auténtica fumada, que son demasiado `raras´, que se les ha ido la pinza a los autores y demás. Bien, creo que en ese caso, ni la saga de La Torre Oscura, de King  ni Alicia en el País de las Maravillas, el gran clásico de Lewis Carroll tampoco serian de su agrado, porque no veo tanta diferencia entre una oruga que fuma opiáceos o un gato que desaparece, o como en esta ocasión, el inesperado y enigmático guardián entre dimensiones, por poner un solo ejemplo.

Es innegable la naturaleza onírica, casi psicotrópica de esos pasajes en concreto, pero  es que partimos de la base de que hablamos de una novela de fantasía que habla de portales interdimensionales, de una encrucijada entre miles de mundos dispares, de épocas distintas, de universos paralelos y de transgredir tiempo y espacio y llegar al núcleo, a la fuente, al origen…Además, esos episodios son puntuales, enclavados en momentos muy concretos en los que tienen toda la razón de ser, siendo de capital importancia para lo que sucede, pero siendo exclusivos de ese lugar, sin que semejante atmósfera surrealista se dé en el resto de escenarios y situaciones.

En mi opinión, la obra que tenemos entre manos es un alarde de imaginación desbocada, de originalidad absoluta a partir de unas premisas por desgracia demasiado manidas y que por suerte, en esta ocasión han sido llevadas más allá, sacándoles un inesperado partido que debería hacer las delicias de cualquier aficionado al género fantástico. Una prosa rica y elegante, muy cuidada y que se reafirma en su propósito de seducir además de entretener, con un estilo trabajado y que demuestra que una buena historia siempre mejora si está escrita con oficio.

En todo caso, si en realidad hay algo que se pueda señalar como debilidad en la obra, y es solo por mencionar un punto siempre según mi propia experiencia, es que la sorpresa final me ha resultado un tanto predecible a partir de más o menos la mitad de la novela. Me lo he olido, no sé muy bien porqué, pero me daba en la nariz que esa revelación era evidente.

lpdi5Por lo demás, decir que la he disfrutado es poco. El uso que se hace de la magia, enfocada únicamente a ese don de abrir los portales, y la forma en que se trata, me ha encantado. Descifrar enigmas, rompecabezas, con trampas para los incautos y los confiados, es una delicia.  Otro asunto destacable es la invasión a ese Londres victoriano, en la mejor línea de La Guerra de los Mundos, de H.G. Wells. Y para finalizar con lo más destacable,  mencionar a  Colapso, ese lugar conquistado, decadente y en ruinas, pero vivo. Un lugar devastado, un mundo post-apocalíptico donde se derrumban distintas realidades y se mezclan sus  restos, sus supervivientes, sus culturas, en una mezcolanza tan sugerente que daría para una novela por sí misma y que admito que me ha dejado con ganas de saber más del lugar y del resto de mundos que aparecen.  No sé si soy yo, pero por alguna extraña razón, no he podido dejar de imaginarme ese mundo como si del mismo Tatoinne o Jakku se tratasen, no por la aridez de esos planetas, sino por la heterogénea mezcla de seres, civilizaciones y despojos de sus culturas, mezcladas  entre sí, sobreviviendo a cualquier precio y pese a la adversidad, aún en los albores del fin.

Personajes bien perfilados, con personalidad y que consiguen ser creíbles y coherentes con sus actos, pese a verse superados en muchas ocasiones por las circunstancias. Su evolución es evidente y el giro que dan los acontecimientos, pese a resultarme un tanto predecible como decía antes, me parece muy conseguido, logrando mantenernos expectantes y deseando descubrir más sobre lo que va a acontecer.

En definitiva, solo deciros que yo que vosotros le daba una oportunidad, sin dejaros llevar por prejuicios sobre lo alucinógeno de algunas escenas (que a mi entender no son algo negativo, sino todo lo contrario) y simplemente dispuestos a disfrutar de una obra tan atrevida como brillante.

 

Las Puertas del Infinito

Víctor Conde y José Antonio Cotrina

Editorial: Fantascy

ISBN: 9788415831822

Páginas: 480 pág.

PVP:  17,90 €

Las puertas del infinito

 

Anna, de Niccolò Ammaniti

Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

PN927_Anna.inddUn virus, que empezó a manifestarse en Bélgica, se ha extendido por el mundo como una epidemia. Tiene una particularidad: sólo mata a los adultos. Los niños lo incuban, pero no les afecta hasta que crecen. Sicilia en un futuro próximo. Todo está en ruinas. A la enfermedad que el virus produce la llaman La Roja, y circulan extrañas teorías sobre supuestos modos de inmunizarse…

Tenía ganas de leer a Niccolò Ammaniti (descrito por muchos medios como la esperanza de la nueva literatura italiana), así que la oportunidad que nos brinda la editorial Anagrama con la publicación de su nueva novela, Anna, no podía pasarla por alto, of course.

Para la ocasión el escritor italiano entra de lleno en el género de la ciencia ficción, planteando una especie de distopía cercana, donde la devastación de la sociedad tal y como la conocemos y la soledad más allá de cualquier esperanza sobrevuelan por estas páginas.

El personaje de Anna se trata de una heroína valiente y muy inteligente sin apenas momentos de debilidad y sin elección posible, ya que debe resistir para poder proteger a su hermano pequeño de este mundo sin adultos y preservar así su propia vida de la aniquilación que les rodea en cualquiera de los puntos geográficos por donde pasan.

Me ha llamado poderosamente la atención el desarrollo que hace Ammaniti de este personaje principal, ya que es imposible dejar de empatizar con Anna al conocer la muerte, la violencia, la soledad, el amor o la ternura a través de una niña de 13 años (sabe de sobra que cuando cumpla los catorce años ella también morirá: Entonces, ¿para qué esforzarse si todo se va a acabar dentro de poco?; ahí estriba sin lugar a dudas su gran fuerza como pilar fundamental de la novela). Sin lugar a dudas, Anna es un personaje que llega muy adentro, y que se queda dentro  cuando finalizas el libro.

Sorprende igualmente que el autor no profundice en las causas o en el mundo creado por el virus, tan sólo se centra en una historia de un par de personajes inmersos en un apocalipsis lento pero inevitable para todos y cada uno de ellos.

anna2El estilo de Ammaniti es duro y crudo, no escatima en espeluznantes descripciones que pueden llegar a ponerle mal cuerpo a más de uno (por poner algún ejemplo: no se corta en absoluto a la hora de describirte un cadáver putrefacto), pero nunca abandona el tono de esperanza y amor que siente hacia sus personajes.

Es una historia que te obliga a mirarte a ti mismo y preguntarte qué es lo que harías en esa misma situación, y si tendrías un instinto de supervivencia apto para poder resistir todo lo que nos cuenta su escritor.

Sin lugar a dudas, una de las mejores novelas que servidor ha leído este año.

No os la perdáis…

 

Ficha técnica

Título: Anna

Autor:  Niccolò Ammaniti

Editorial: Anagrama

Páginas: 304

ISBN: 978-84-339-7960-5

Precio: 19,90 €