CINE: Mad Max, furia en la carretera, de George Miller

Un artículo de Mitsuko C.

 

Título original: Mad Max: Fury Road

Año: 2015

Duración: 120 minutos

País: Australia

Director: George Miller

Guión: Nick Lathouris, Brendan McCarthy, George Miller

Música: Junkie XL

Fotografía: John Seale

Reparto: Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult, Hugh Keays-Byrne, Zoë Kravitz, Angus Sampson, Rosie Huntington-Whiteley, Riley Keough, Nathan Jones, Abbey Lee, Josh Helman, Courtney Eaton

Productora: Coproducción Australia-EEUU; Kennedy Miller Productions / Icon Productions

Género: Ciencia ficción, acción

Web oficial: http://www.madmaxmovie.com/

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=gqXEQ0nJ_OQ

Sinopsis:

“Max Rockatansky, vive en un mundo que no es el que conocemos: La gasolina y el motor son los nuevos dioses. En este caso, Max se verá envuelto en una nueva aventura donde Imperator Furiosa, es la clave para cambiar el nuevo orden establecido.”

Premios:

2015: Festival de Cannes: Sección oficial largometrajes (Fuera de Concurso)

Muy buenas Incoherentes. Sé que lo sabíais, sé que sabíais que iba a reseñar “Mad Max”, ya que es una de esas entregas que esperas con pasión y anhelo, y más cuando te has tragado las tres ediciones anteriores como si no hubiera un mañana, catalogando al “Loco Max”, como uno de los tíos más molones de la tierra.

Por mi parte he intentado evitar tráilers y teasers en la medida de lo posible, para no ir con ningún tipo de expectativa, a pesar de saber que el director de la saga sigue siendo George Miller y que el actor elegido para interpretar a Rockatansky, es Tom Hardy, un chavalín que me gusta mucho oiga, al igual que la espectacular Charlize Theron.

Hay muchos puntos innegables y destacables en esta cuarta entrega:

-No es un remake, ni una precuela. Es una historia dentro del universo “Mad Max”.

-La verdadera protagonista de la historia es Imperator Furiosa.

-El rescate de actores de otras entregas en plan “cameo” para esta cuarta entrega es de agradecer, hablamos de “Inmortan Joe”.

-Los tres guiños, clarísimos, a cada una de las pelis anteriores durante el metraje son deliciosos.

-La acción es trepidante y consigue que la adrenalina se dispare hasta límites insospechados.

-El guión, a pesar de ser simple, funciona.

-Esta es, sin duda, la parte más LOCA de toda la saga.

Es, sin lugar a dudas, una entrega que merece ser vista en pantalla grande y bien cerquita, además ya tenemos la confirmación de otra parte más: “Mad Max: En Tierras Baldías”, y ¿recordáis quién es el señor de las Tierras Baldías?…

En pocas palabras, tenemos “Mad Max”, para rato.

CINE: La Pirámide, de Grégory Levasseur

Un artículo de Mitsuko C.

Título original: The Pyramid

Año: 2014

Duración: 89 minutos

País: Francia

Director: Grégory Levasseur

Guión: Daniel Meersand, Nick Simon

Música: Nima Fakhrara

Reparto: Ashley Hinshaw, Denis O’Hare, James Buckley, Daniel Amerman, Joseph Beddelem, Amir K, Christa Nicola, Garsha Arristos, Omar Benbrahim

Productora: Fox International Productions (FIP) / Silvatar Media

Género: Terror

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=YhsXJa_5wFQ

Sinopsis:

“En 2014, un grupo de arqueólogos encuentra en Egipto una pirámide de tres lados, algo muy inusual. Su curiosidad les lleva a adentrarse en ella.”

Hola de nuevo Incoherentes, os traigo otra reseña sobre cine de terror… Bueno, terror, lo que me da terror es tener que pagar por ver esta bazofia, eso sí que da miedo. Madre mía, menuda peliculita. Su duración es de 89 minutos, pues me parecieron tres horas.

Grégory Levasseur se cubre de gloria con este “found footage” que recuerda constantemente a “As Above So Below”, pero en plan cutre a más no poder. Es que todo es malo: el planteamiento, los efectos, la historia, la lógica o la falta total y absoluta de ella…

Qué manera de arruinar una tarde, preferiría echarme una partida al “Candy Crush” antes que tener que volver a ver esta cosa. Es un sinsentido, las decisiones de los personajes son absurdas, las situaciones, que se supone deben ser límite, son aburridas e inconexas, la que debería ser la gran sorpresa final, ni es sorpresa ni es nada. Es una pantomima que ridiculiza de una manera patética a la cultura egipcia y se pasa por el “Arc du Triomph” cualquier información sobre jeroglíficos, dioses, pirámides, construcciones, maldiciones… Sobre cualquier cosa que sepáis del mundo antiguo, vamos.

Una pérdida total de tiempo y dinero, es que ni siquiera es divertida, sólo consigue sacarte una mueca de: “¿pero esto qué es, pero esto qué es?” y ya. Así, que bajo mi humilde opinión, no me ha gustado ni lo más mínimo. Y, por lo que he podido ver, sólo ha estado unas semanas en cartel, si no me equivoco, por algo será.

CINE: Sweet Home, de Rafa Martínez

Un artículo de Mitsuko C.

Título original: Sweet Home

Año: 2015

Duración: 80 minutos

País: España

Director: Rafa Martínez

Guión: Rafa Martínez, Teresa de Rosendo, Ángel Agudo

Música: Ginés Carrión Espí

Fotografía: Antonio J. García

Reparto: Ingrid García Jonsson, Bruno Sevilla, Oriol Tarrida, Eduardo Lloveras, Miguel Ángel Alarcón, Luka Peros, José María Blanco, Mariona Perrier

Productora: Castelao Pictures / Filmax / Film Produkcja

Género: Terror, slasher

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=QgU29sVyiWY

Sinopsis:

“Ali, decide organizarle a su pareja, Simon, una fiesta sorpresa por su cumpleaños, en una finca casi abandonada, utilizando las llaves que tiene debido a su cargo en el Ayuntamiento. Durante su celebración, se encontrarán con unos hombres encargados de llevar a cabo “deshaucios” difíciles.”

Hola de nuevo Incoherentes, hoy vamos con una de “terror”, sí, la pongo entre comillas, porque más que terror es una película palomitera en toda regla, y lo que más me gusta, es haber leído de los labios del director, que es una peli sin pretensiones, que no vamos a ver nada nuevo, sino que ha cogido lo que le gusta y lo ha metido en su obra. Y ¿qué queréis que os diga?, la sinceridad me encanta. Que alguien diga, mira en mi película no vas a encontrar ningún recurso o historia que no hayas visto ya, pero te lo vas a pasar bien, me merece un gran respeto y mucho más cuando lo consigue.

Balaguerò, Carpenter o Rob Zombie, son algunos de los referentes de Rafa Martínez para crear cine. Este estudiante de periodismo que se decantó por el séptimo arte, nos muestra una película cultivada durante más de cinco años, pero con un rodaje de cinco semanas y media, donde la premisa de partida son los desahucios en España, sobretodo su parte  más oscura, la que nadie conoce, la que ocurre de noche.

Es una narrativa sencilla y divertida, con guiños y planos conocidos, con bullet time recurrente, con una banda sonora que no está nada mal y ese toque de humor negro que me llega al corazón. La falta de lógica en la actuación de los personajes, lo obvio de las situaciones que se nos muestran en pantalla, la elección de planos medios o cenitales en según qué momentos e incluso la gama de colores en la fotografía, otorgan un batiburrillo de cosas que ya hemos visto, pero que nos gustan y nos instan a increpar a la pantalla: ¡Pero no vayas por ahí, pero qué haces, pero mira que eres tonto! Y pasártelo en grande.

Esto es cine honesto y digno de ver, aprovechad la fiesta del cine que así sale baratito y ayudamos un poco al panorama nacional, que sé que puede dar mucho más de sí. Nos vemos en la próxima entrada, os prometí que me pondría las pilas y en ello estoy.

Gente rara en situaciones comprometidas, de Juan Miguel Hernández Gascón.

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

 Hoy venimos con una pieza tan curiosa como poco habitual. Un ejercicio de creatividad que se excusa bajo la  apariencia de una novela a medio camino entre el trhiller y el género negro para ofrecer al lector una experiencia que jugará con su mente y su comprensión,  convirtiéndose en una maravilla surrealista, en pura metaliteratura, una verdadera delicia. Estoy hablando de Gente rara en situaciones comprometidas, de Juan Miguel Hernández Gascón.

9788483651261Alex y Santos son escritores y, en cierto modo, se necesitan. Alex tiene éxito, está de moda, pero ansía la buena reputación y la seriedad que le atribuyen a Santos. Santos es considerado un maestro, pero sufre una crisis creativa que lo está arrastrando a un pozo profundo. Un encuentro fortuito hace que los dos se conozcan y que, de un modo poco ortodoxo, decidan escribir un guion cinematográfico juntos.

Gente rara en situaciones comprometidas, esa es la premisa desde la que los dos autores comienzan a construir su historia. Una historia en la que sus propias experiencias serán también trasunto del guion: Daniel, un joven de familia acomodada que busca su identidad; Estrella, una mujer prisionera de sus decisiones; Natalia, cuyo deseo es imposible de saciar; Díaz, un hombre oscuro que aprovecha su poder para influir en los destinos de los que le rodean. Pero el juego de ficciones comienza cuando uno de los protagonistas, Daniel, empieza a escribir a su vez una novela sobre su vida en la que Alex y Santos son dos de los personajes.

Juan Miguel Hernández Gascón narra de manera magistral y crea una estructura metaliteraria que asombra por su originalidad y su sorpresa. Con continuos guiños sociales -la crisis, los desahucios, la economía-, históricos -el inicio de ETA, el franquismo-, y culturales -referencias al cine y homenajes a grandes figuras literarias como Raimond Chandler, Boris Vian, Juan Marsé, Augusto Monterroso o las transgresoras voces norteamericanas del S. XX-, el autor construye una historia con todos los ingredientes de la novela negra y con una intriga que no decae hasta la última página.

Como en toda buena novela  de género negro, en este título encontraremos todos aquellos elementos que dotan a este tipo de obras de la tensión y la intriga que uno espera de ellas. Un ritmo pausado, pero que sabe ponerse a la altura de las circunstancias cuando  la trama así lo requiere, mantiene la atención del lector y se empeña en avivar su curiosidad, manipulándole  a través de la incertidumbre sobre lo que acontece y sobre lo que es real o no. Una historia ¿ficticia? dentro de otra historia ¿real? Que finalmente se descubre ante nosotros como lo que es, sin más, dejándonos  con la boca abierta y  sin saber muy bien si maldecir al autor por haber jugado con nosotros o aplaudirle  con una ovación ante tal muestra de originalidad y talento.  La novela, a partir de sus dos sub-tramas, se asemeja a la serpiente Uruboros, aquella que se devora a sí misma en un ciclo infinito y eso es lo que al final nos cuesta comprender, sin que esa incapacidad de discernir  (si es que ello es posible), tenga una razón en sí misma. Dos historias cruzadas, dependientes, que se generan la una a la otra, que se imaginan mutuamente, para hacerse reales o como mínimo, posibles. 

Un escritor homosexual que se prostituye, una viuda encaprichada y despechada con su marido, un policía que quiere sacar tajada y un caballero que no tarda en fallecer son los protagonistas del guión en que trabajan dos autores muy distintos. Santos, de la vieja escuela, con clase y oficio, pero caído en desgracia y Alex, joven y exitoso, vividor y aventurero, pero falto de credibilidad y autoconfianza. Entre ambos surge una alianza frente a un proyecto común y  tejerán una historia donde el amor, el sexo y la violencia  llevarán a sus protagonistas a un desenlace trágico. Pero ellos no saldrán indemnes ni mucho menos, cuando su propia creación se revele como real. Al menos, tanto como ellos mismos.

Donde empieza y termina es algo imposible de señalar.  Diferenciar quienes son los autores y quienes sus creaciones, que es real o no, es una pregunta absurda y que carece de sentido. Juan Miguel Hernández Gascón lo sabe  y se regodea de ello, con una clase magistral ante la que no queda más que quitarse el sombrero.

 Eso sí: Uno debe aceptar entrar en el juego, dejarse llevar por la experiencia y saber apreciar exhibiciones como esta, donde la literatura prescinde de formas y experimenta consigo misma para llegar más allá de lo que suele ser habitual, despreciando conjeturas y encorsetamientos, de fórmulas típicas y sin seguir el mantra de inicio-nudo-desenlace, al menos como lo entendemos por defecto.

Yo la he disfrutado muchísimo, tanto en lo concerniente a su parte de novela negra como en cuanto a experimento literario. He de decir que me ha sorprendido, que me ha mantenido en vilo y que al cerrar la última página, he odiado al autor un poquito, mientras asentía con satisfacción ante lo que me acababa de ofrecer.

 Espero que a vosotros os cause una impresión similar. Ya me contaréis…

 

Gente rara en situaciones comprometidas.

Juan Miguel Hernández Gascón

Editorial: SUMA

Páginas: 432 pág.

ISBN: 9788483651261

PVP:17,90€ (ebook: 9,99€)

 

 

CINE: Los Vengadores, la Era de Ultrón, de Joss Whedon

Un artículo de Mitsuko C.

Título original: The Avengers: Age of Ultron (The Avengers 2)

Año: 2015

Duración: 141 minutos

País: EEUU

Director: Joss Whedon

Guión: Joss Whedon (Cómic: Stan Lee, Jack Kirby)

Música: Brian Tyler

Fotografía: Ben Davis

Reparto: Robert Downey Jr., Chris Evans, Chris Hemsworth, Scarlett Johansson, Jeremy Renner, Mark Ruffalo, Alexis Denisof, James Spader, Aaron Johnson, Paul Bettany, Elizabeth Olsen, Thomas Kretschmann, Josh Brolin, Samuel L. Jackson, Hayley Atwell, Don Cheadle, Claudia Kim, Andy Serkis, Idris Elba, Anthony Mackie, Stan Lee

Productora: Marvel Studios

Género: Fantástico, acción, aventuras, superhéroes.

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=ldQy1lv3sHU

Sinopsis:

“En esta entrega “Los Vengadores” se enfrentarán al malvado Ultrón, quien desea la aniquilación de la raza humana”

Buenooooo, pero cuanto tiempo sin pasarme por estos lares. Si es que no tengo perdón de Thor, pero poco tiempo he tenido, jóvenes padawans. Aún así, he querido realizar mi pequeña aportación al universo Marvel y dedicar una reseña a la última entrega de “Los Vengadores”.

Si buscáis “spoilers” no los encontraréis, lo siento mucho, sé que ahora están muy de moda, y hasta yo misma los he sufrido en mis carnes con esta película, pero en Athnecdotario Incoherente no encontraréis esa mala leche que corre a raudales por Facebook y otras redes, no señor.

Bien, ¿qué cabe esperar de “Los Vengadores 2”?, pues lo típico de las segundas partes, chistes manidos, muchos efectos y esa sensación de estar viendo una peli terriblemente larga, en la que parece que no pasa nada y que algunos personajes tienen los roles cambiados. Pero seamos sinceros, nos encanta, adoramos cada entrega de Stan Lee (volveremos a hablar con el estreno de AntMan… Lo siento, pero lo del Hombre Hormiga me parece tan absurdo como Caballero Luna, no tienen razón de ser y me parecen cutrecicos, pero ojo, que es opinión personal).

Es una peli de 3D, de fans que han seguido los cómics y que verán hasta el más mínimo guiño y se emocionarán con los chistes y las bromas, hay cosas que quizá sobren y otras que quizá se echen en falta. A pesar de ser bastante más floja que la primera, esta Era de Ultrón es un sí en la sala de cine.

Como siempre os digo, por favor, dejad vuestros comentarios y entremos en apacibles discusiones, sobre lo que nos gustaría o lo que nos disgusta. Nos vemos pronto, lo prometo.

La otra piel, de David Mark (Siruela, 2015)

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

 

 LOPLa Unidad de Delitos Graves y Crimen Organizado está muy ocupada investigando los crecientes y brutales ataques contra los productores de cannabis vietnamitas a manos de una nueva banda rival. Mientras tanto, el detective Aector McAvoy, un poco al margen, sigue su instinto y está ocupado con el aparente suicidio de Simon Appleyard, un joven homosexual habitual de las fiestas sexuales con su mejor amiga, la extravagante Suzie Devlin. McAvoy cree que Suzie puede ser el próximo objetivo de un asesino, y que sus peculiares tatuajes son la pista. Sin embargo empiezan a aparecer más cadáveres  y todos están conectados de una manera u otra con las webs de encuentros sexuales y los clubs nocturnos de la zona. El detective Aector McAvoy comienza a sospechar que el asesinato de Simon es solo la punta del iceberg.
McAvoy pondrá a prueba su temple y su honestidad cuando la investigación lo lleve a acercarse peligrosamente a la élite política local, gente poderosa que mataría por mantener ocultos sus secretos y con las conexiones suficientes como para arruinar su carrera.

 David Mark vuelve con nueva novela tras el éxito obtenido con ‘El oscuro invierno’, y lo hace recurriendo a su personaje fetiche: un inmenso (en todos los sentidos) Aector McAvoy.

La trama urdida por el escritor británico se recrea nuevamente en una impecable atmósfera opresiva donde no paran de sucederse tramas oscuras y densas que nos mantendrán en vilo hasta su sorprendente final.

A los que leyeron su anterior novela, sabrán del carácter honrado y casi dulce de McAvoy, lo que sirve de contrapunto para la poderosa trama criminal que salpica a altos dirigentes políticos y fuerzas del orden.

LOP3Es indudable que David Mark sabe imprimir una pátina de realidad a sus historias, y en esta ocasión lo vuelve a hacer, aproximándonos al trabajo de la policía de una pequeña ciudad británica donde nada es lo que parece.

Entre tanta trama policial, sabremos un poco más de la relación entre McAvoy y su mujer, otorgando más profundidad en este aspecto y ensanchando así nuestra visión sobre la personalidad de cada uno de ellos.

No podemos olvidar a Trish Pharaoh (jefa del propio McAvoy), un excelente personaje que con su locuacidad y su marcado carácter nos brindará hilarantes momentos que casan a la perfección con el tono general de la historia.

‘La otra piel’ se erige como una novela más ambiciosa y dura que su predecesora al incluir más elementos de intriga y diversos frentes abiertos que conforma un excelente trabajo de suspense muy bien hilvanado.

En definitiva: David Mark excava bajo la superficie de una malograda ciudad y de unos imponentes personajes dando lugar a una historia trepidante e inteligente que deja con ganas de más.

No os la perdáis.

 

Ficha técnica:

Título: La otra piel

Autor: David Mark

Editorial: Siruela

ISBN:978-84-16208-07-4

Páginas: 416

Precio: 22,95 euros

 

 

 

Lost River, de Ryan Gosling

Una crítica de Toluuuu

 

LOSTRIVERB¿Habéis estado alguna vez en una sesión de ilusionismo? Yo sí. Es increíble ver (y sufrir) en tus propias carnes, la facilidad que tiene el mago para llevarte dónde él quiere. Eso es lo que Ryan Gosling (Driver, Only God Forgives) ha conseguido con Lost River. Conseguir un filme que hipnotiza desde la primera toma y te deja obnubilado hasta el final del mismo. Otra cosa es que quedes conforme con su visionado. Al igual que con los espectáculos de magia, puedes salir de la sesión alucinado por lo conseguido, o estafado por el artista.

Lost River cuenta la historia de Billy (Christina Hendricks), una madre soltera que es testigo de la decadencia del barrio en el que vive y en el que la crisis de las hipotecas ha vaciado casi por completo. Mientras, su hijo mayor, Bones (Iain de Caestecker), busca en la ciudad cobre y otros metales para poder venderlos en la chatarra y así sacarse un dinerillo con el que comprar las piezas usadas necesarias para reparar su viejo automóvil, y escapar de allí con su familia. Frente a ellos vive Rat (Saoirse Ronan), una joven que vive sola con su abuela y que, por un suceso del pasado pasa los días sentada en una silla frente al televisor viendo viejas cintas de vídeo. Billy ha de sacar a sus hijos adelante y en su desesperado intento por sacar a sus hijos adelante, firma un pacto con el diablo, que no es otro que el responsable del banco en el que ella tiene la hipoteca de su casa.

Sin duda el proyecto de Ryan Gosling es arriesgado. No solo por la historia que intenta contar, sino también por su puesta en escena, el montaje, la fotografía… todo en ella es difícil de digerir para según qué espectadores, aunque seguramente no dejará indiferente a ninguno de ellos.

El cuento de hadas que el director ha querido contarnos en esta fantasía urbana del siglo veintiuno, tiene a todos los personajes clásicos de este tipo de historias. El príncipe inocente, el villano cruel, la princesa que necesita ser rescatada. Si me apuras, hasta la bruja (un poco desdibujada, eso sí) y el dragón, este transformado en un edificio oscuro de art déco que esconde en su interior lo más bajo de los instintos humanos, únicos divertimentos que hacen a la población escapar de la más asquerosa realidad.

El problema de la cinta es el tipo de narración. Malick, Cronemberg, Winding, Lynch… todos ellos tienen sus horrocruxes dentro del montaje en forma de escena, diálogo, toma o escenario, y ahí es donde peca la película. Intenta emular a tantos directores que pierde su propia esencia y no se acerca a ninguno de ellos, al igual que no llega al corazón de los espectadores.

Con unos planos admirables, acompañados de una banda sonora de ensueño, la historia se envuelve de una niebla espesa que no te deja ver más allá de lo que muestran las imágenes y, a pesar de tener varias escenas de una calidad indiscutible, la trama se disipa en ocasiones como un coche que entra en la espesura hasta perderse en su interior.

Destacar los planos a cámara lenta de los incendios de los inmuebles, así como el interior derruido de los mismos, que muestran la realidad del presente en un distrito tal como Detroit, cuna de la modernidad industrial de Estados Unidos y que hoy en día no es más que un amasijo de hierros oxidados, fábricas cerradas llenas de grafitis y escombros amontonados salteados de hierbajos. Esa metáfora de la decadencia actual por culpa de la crisis si está muy bien captada y mostrada en la cámara de Gosling, con planos marcados por la belleza de la ruina y el abandono.

Las interpretaciones lejos de ser magníficas, se dejan llevar por la historia y al menos parecen creíbles a través de la pantalla. Saoirse Ronan (Hanna, The Lovely Bones) tiene una capacidad innata para transmitir solo con sus ojos más emociones que con todo su cuerpo junto, algo que a mí personalmente me tiene fascinado. Sin mover una ceja, sin estirar si quiera la comisura de los labios, puede reír o llorar a voluntad sin lágrimas ni carcajadas. Aunque si hay alguien a quien destacar, es el papelazo de Ben Mendelsohn (Killing them softly, The Dark Knight), que cada vez que hace acto de presencia en una escena, elimina por completo cualquier intento de actuación de sus compañeros de corte. Atención al bailecito del final, porque es Kafkiano.

LOSTRIVERCNo niego que Ryan Gosling ha querido desmarcarse del circuito principal con esta filmación, pero es cierto que la apuesta era demasiado arriesgada. Sus palabras antes del estreno de la película vaticinaban ya lo que iba a pensar el gran público una vez tuviese la ocasión de visualizarla: «Esta película es, en muchos sentidos, un regalo a los directorescon los que he estado trabajando durante los últimos años.» Se ha gastado tanto dinero en el regalo, que lo que ha hecho es emular demasiado a todos ellos y no dejar su propia impronta en la película.

En definitiva una obra que, pese a no haberme decepcionado, sí la encontré sumamente difícil de seguir y orientada a un público muy concreto, aquel que disfruta de las tramas llenas de metáforas y que está más preocupado de la fotografía y las diferentes tomas y ángulos de la cámara, que de la historia en sí. Y aún ellos, saldrán pensando que el mago del espectáculo, en este caso el novato Ryan Gosling, de algún modo, les ha acabado engañando durante la actuación.

 

 

Paria.Vol.1: “Una oscuridad lo rodea”, Robert Kirkman y Paul Azaceta (Planeta Cómic)

Por Francisco José Arcos Serrano

 

 PARKyle Barnes ha sido perseguido por las posesiones demoníacas toda su vida y ahora necesita respuestas. Desafortunadamente, lo que descubre a través de su búsqueda puede ocasionar el fin de la vida en la Tierra, tal y como la conocemos ahora…

El tema de las posesiones se ha llevado a la gran pantalla en diversas ocasiones (con desigual resultado, todo hay que decirlo), convirtiéndolo prácticamente en un género en sí.

Particularmente lo que más me aterra de este tipo de terror es que le puede pasar a cualquier persona sana o enferma, convirtiéndolo en una atrocidad de la cual desconocemos su propio origen y no hay nada más terrorífico que el no saber a qué nos enfrentamos.

Todo esto lo comento porque en esta nueva historia guionizada por Robert Kirkman encontramos una trama de esas que te agarran donde más duele y nos lleva de un escenario a otro a cual más espeluznante.

El guionista se las apaña para que el conjunto resulte fresco, convirtiendo una historia clásica de posesiones demoníacas en algo innovador y que acojona cosa mala.

Kyle Barnes es un personaje 100% Kirkman, con un pasado terrorífico que vuelve al presente para rendirle cuentas; a título personal me han asombrado los flashbacks donde podemos ver elementos de violencia doméstica cuya raíz es el mal más absoluto, en los cuales veremos a un Kyle sufriendo las consecuencias de todo ello.

En el apartado gráfico tenemos a Paul Azaceta, un dibujante de influencia ‘indie’ que aquí despliega un gran abanico de recursos para amoldarse así a esta trama demoníaca. Por otra parte, la paleta cromática de Elizabeth Breitweiser  se apoya a la perfección a la oscuridad reinante de esta obra.

PAR2Podríamos decir que ‘Paria’ engancha cosa mala, demostrando que a Robert Kirkman aún le quedan muchas buenas historias que contar: en este aspecto no hay nada mejor que abrir este tomo por cualquiera de sus páginas para darte cuenta del buen hacer del guionista en cuanto a diálogos e interacción entre personajes.

En definitiva: otro gran cómic de terror que desde aquí recomiendo que os hagáis con él si lo vuestro es el terror más primigenio. La parte negativa del asunto es que aún tardaremos algún tiempo en ver en España su segundo volumen, así que la espera se hará eterna…

 

Titulo: Paria

Guión: Robert Kirkman

Dibujo: Paul Azaceta

Editorial: Planeta

Páginas: 160 color

ISBN: 978-84-16090-69-3

Precio: 15.95 € 

 

 

Ángeles Robados, de Shaun Hutson

Buenos días, mi queridos Lectores Ausentes.

ar1Hoy venimos con la reseña de Ángeles Robados, de Shaun Hutson, autor que gracias a la encomiable labor de los amigos de Tyrannosaurus Books,  va logrando la consideración que merece en nuestro país. Si hace unos meses publicaban bajo su sello la novela Slugs,  la obra insignia del británico y con la que se coronó como Maestro Absoluto del Gore, en esta ocasión  la editorial nos trae una obra muy distinta, en la que Hutson mezla con acierto la novela negra con el género fantástico, logrando una historia oscura e inquietante, que juega con el lector en todo momento, haciéndole dudar hasta de su sombra. El elemento sobrenatural está muy presente, pero no se manifiesta de manera obvia, sino que lo hace de una forma tan sutil y gradual, que uno no sabe que creer.  Sucesos extraños, que escapan a una explicación razonable. Casualidades imposibles y la negación a aceptar algo que escapa del raciocinio. Y ese es el gran acierto de la novela.

 ¿Qué ha podido empujar a tres hombres normales y corrientes —un topógrafo, un contable y un arquitecto— al desesperado acto del suicidio?

Esa es la cuestión a la que se enfrentan el inspector jefe James Talbot y la periodista Catherine Reed, quienes tendrán que relacionar estas muertes con una serie de profanaciones en el cementerio local. Cada tumba exhumada pertenece a un niño. Mientras Catherine investiga estas atrocidades, su hermano descubre que varios de los alumnos del colegio en el que da clases muestran claros signos de abuso físico. Al parecer, lo que todos temían se está convirtiendo en realidad… una red de pedofilia a gran escala.

Pero la sombra del abuso infantil no es más que la punta de un iceberg aterrador. A medida que se hace más urgente averiguar la verdad, Catherine y Talbot descubren que algo mucho más oscuro podría estar detrás de todo aquello, algo que no solo pone en peligro sus vidas, sino también su cordura.

 Ángeles robados es un thriller en toda regla, con una gran carga dramática en la que el suicidio y los abusos a menores son los cimientos sobre los que se construye la historia. Dura, en algunos momentos bastante cruda y visceral, obliga al lector a adentrarse en aguas pantanosas, en las que la pedofilia y  la violencia sexual  son el punto de partida y que se centra el mundo  de las sectas destructivas. Suicidios, niños abusados, profanación de tumbas, ritos satánicos…  Todo ello suficiente para hacer de esta una historia que hace estremecer. Si a eso le sumamos el elemento paranormal mencionado antes, el resultado no es otro que una obra espeluznante y  aterradora, que logra hacer dudar al lector de hasta qué punto cosas así puedan llegar a suceder.

Mención especial a los personajes. Un exquisito trabajo de desarrollo y creación.  Bien perfilados, cada uno con una personalidad tan bien definida, tan coherente y creíble, que uno no se extraña de que se alejen del prototipo del héroe de novela y nos resulten no solo convincentes, sino reconocibles en nuestro día a día.  A veces acertados, a veces equivocados, a veces admirables y otras actuando como verdaderos gilipollas. Con sus propias vidas al margen del caso que les ocupa, con sus propios problemas, sus propias debilidades y sus propios errores. Tan real como la vida misma, tan vivos como tú o yo.

ar2Shaun Hutson sigue en su línea a la hora de escribir. Ese estilo tan visual, con el que es capaz de retratar instantes, desarrollar escenas y meterse en la piel de los personajes de una forma directa e inmersiva sin más subterfugios  que su propia narrativa. Un estilo directo, sin concesiones, haciendo que el lector se vea atrapado por una historia que es incapaz de dejar. El especial modo en que utiliza los cliffhangers, de un capítulo al otro, es una muestra más del dominio del ritmo por parte del autor, que logra con ello dotar a la lectura de una intensidad inusual. Te mantiene atento en todo momento, incapaz de bajar la guardia. La necesidad de averiguar que va a ocurrir a continuación, por saber que va a pasar y a donde nos lleva todo esto.

Y aquí es cuando llega el único punto negativo, al menos en mi opinión. El desenlace. Un final extraño, demasiado abierto a interpretaciones y sin terminar de zanjar el asunto. No soy de los que rehúyen de los finales ambiguos, pero personalmente, en esta ocasión si esperaba un punto final claro, conciso y definitivo y no es así ni de lejos. Esto es algo que probablemente a la mayoría no les parezca un problema (de hecho, no lo es), pero en mi caso, según mi opinión particular, única e intransferible, te deja un poco a medias. Sin desmerecer en absoluto la obra  en conjunto, que ya digo me ha parecido una joya.

Dejando eso a un lado, que como digo es casi anecdótico y únicamente apreciación mía, solo puedo recomendaros que os hagáis con ella. Lo pasaréis mal y eso es lo que uno espera cuando aborda una novela como esta. Ha conseguido ponerme nervioso, inquieto y darme mal rollo de verdad en algunos momentos.  Una lectura intensa que os dejará una gran impresión.

 

Ángeles robados

Shaun Hutson

Editorial: Tyrannosaurus Books

ISBN: 978-84-943061-1-2

PVP: 19,95 €

http://tyrannosaurus.es/index.php?id_product=103&controller=product

 

 

 

 

Participa en la iniciativa #Leoautoresespañoles

Imprimir

¿Qué es #Leoautoresespañoles?

#Leoautoresespañoles es una iniciativa cultural que reivindica la calidad de la literatura existente en nuestras fronteras en cualquier idioma oficial, desde las obras que han alcanzado fama universal hasta las de autores noveles que se van consolidando con el tiempo.

La idea de la iniciativa es sencilla: Mañana, sábado 18 de abril, cada participante dejará un ejemplar de su creación (novela, antología, etc.) en un punto representativo de su ciudad. Durante ese día cada autor desvelará pistas en redes utilizando el hashtag y podrá subir la foto con la ubicación de su obra. Las zonas de búsqueda estarán delimitadas en cada localidad y aparecen en nuestra página web.

Todas las noticias estarán en nuestras redes sociales y página web, así como la información de autores y libros que participarán. Las redes se coordinarán con las de los propios autores para aumentar así su alcance.

¿Cómo participa el Athnecdotario?

Este próximo sábado, Lleida se une a la iniciativa ‪#‎LeoAutoresEspañoles‬ de mano de Belén Parra, Mar Lamas, Mónica Barri, Ferran Blanch, Bea Magaña, Petra Blue y un servidor, Athman M Charles.
Os invitamos a que aceptéis el reto y participéis en esta peculiar caza del tesoro. En muchísimas ciudades de nuestro país, cientos de libros serán liberados, dejados en distintos lugares para que los encontréis y os hagáis con ellos. En Lleida capital, son varios los títulos que podréis encontrar distribuidos estratégicamente por el centro de la ciudad. Solo tenéis que estar atentos a las pistas e indicaciones que iremos dejando a través de redes sociales para ayudaros en la búsqueda. Atención al hastag ‪#‎LeoAutoresEspañolesLleida‬, porque allí será donde encontraréis toda la información que necesitáis.
¡Animaos! Es una excelente manera de pasar el sábado por la mañana. Salid a pasear, seguid las pistas y gracias a las pesquisas, haceros con vuestro libro. Descubriréis que tenemos a grandes autores en nuestro país. Gente con talento deseosa de que conozcáis sus historias, de presentaros a sus personajes y haceros pasar buenos ratos. De que disfrutéis de sus obras. De que recordéis que los autores españoles existimos, aunque muchas veces no se nos vea demasiado. Queremos que nos conozcáis y os animéis a hacer vuestro nuestro lema: Yo leo autores españoles.

Los títulos que serán liberados en Lleida son los siguientes:
-Mi gran viaje los 40, de Ferrán Blanch
-Disfrútame, de Mónica Barri
-La Huellas del Silencio, de Verónica Rosinach
-La Casa de los Siete Pecados, de Mari Pau Domínguez
-El chico perfecto no sabe bailar el twist, de Bea Magaña
-Los escarpines de Kristina de Noruega, de Cristian Sánchez Andrade
-Érase una veZ, antología de terror, de Athman M Charles y VVAA
-La peixera, de Maiol de Gracia Clotet
-Dimensión B, antología de ci-fi y serie B. VVAA
-Siete deseos en navidad , Mar Lamas y VVAA.
-Family Nightmares, antología de terror de VVAA

El sábado, queremos que nos leas, que acojas a nuestros libros en tu hogar. Sal, disfruta del día y buena caza…

Correo oficial: leoautoresespanoles@gmail.com

Hastag de la iniciativa: #‎LeoAutoresEspañoles‬

Hastag información Lleida:  #‎LeoAutoresEspañolesLleida

Twitter: https://twitter.com/LAEIniciativa

Facebook: https://www.facebook.com/pages/Leo-autores-espa%C3%B1oles/531709300302217?fref=ts