RedShirts, de John Scalzi

Buenas tardes, amigos.

RedshirtsHoy venimos con un libro que me ha encantado, por lo original de su planteamiento,  lo divertido y lo bien que expone sus ideas, dando alguna que otra colleja a ciertos sectores de una forma simpática y con buen gusto. Un claro homenaje a la ciencia ficción, a las series de este género y en especial, al universo de Star Trek.

Estoy hablando de RedShirts, de John Scalzi, quien se ha llevado con su novela el Premio Hugo 2013, algo que le hace justicia, pese a no ser una obra de ciencia ficción al uso.

Es sencillo e inevitable hablar de lo más obvio, las claras referencias a esa magnífica serie y a los tripulantes de la Enterprise y ese juego metaliterario que nos propone el autor, que lejos de quedarse en lo básico, en el que un libro habla de lo sucedido en otros libros, aquí va un paso más allá y no solo nos enfrasca en una aventura en la que los personajes son conscientes de eso, de que son simples personajes, rompiendo la cuarta pared y llevándolos a interactuar con otro universo, no sé si más real que el suyo propio, para salvarse.  Ese juego, en el que su propio mundo, el nuestro, el de la serie de televisión de la que forman parte e incluso aquella en la que se inspiraron los guionistas, converge y se desarrolla en apenas 310 páginas, en forma de una novela no solo entretenida, sino bien hilvanada, cargada de humor y con unos giros más que interesantes, haciendo que el lector no pueda evitar una sonrisa cómplice mientras se desarrolla la trama y se avanza en la historia.

 Sinopsis de la contraportada

  El alférez Andrew Dahl acaba de ser destinado al Intrepid, buque insignia de la Unión Universal desde 2456. Es un destino de prestigio, y Andrew está más emocionado si cabe por el hecho de que lo hayan asignado al laboratorio de xenobiología de a bordo, lo que le dará la oportunidad de servir en misiones de desembarco junto a los famoso oficiales de la nave.

    Sus perspectivas no podían ser mejores… hasta que Andrew empieza a comprender que (1) cada misión de desembarco implica algún tipo de enfrentamiento letal con fuerzas alienígenas, (2) el capitán de la nave, su oficial científico jefe y el atractivo teniente Kerensky siempre sobreviven a estos enfrentamientos, y (3) lamentablemente, al menos uno de los tripulantes de bajo rango siempre, siempre, muere.

     Por tanto no sorprende que los tripulantes de las cubiertas inferiores eviten como la peste las misiones de desembarco. y cuando Andrew tropieza con una información que transforma completamente tanto su propia visión como la de sus compañeros de lo que realmente es el Intrepid, surgirá la arriesgada oportunidad de salvar sus propias vidas.

 

Estamos ante un argumento que de por sí ya resulta atractivo. Una idea que se desarrolla de manera gradual y que se convierte en toda una revelación cuyas consecuencias obligan a nuestros protagonistas a tomar decisiones desesperadas, lo que el autor aprovecha para desarrollar ese ejercicio literario que es, en esencia, el leit motive de la novela,  tan sorprendente y efectivo , haciéndonos partícipes de todas y cada una de sus implicaciones y llevándonos de la mano en una aventura en la que nada es lo que parece, en la que realidad y ficción se entremezclan, dando lugar a una serie de sucesos que ponen en duda incluso nuestra propia situación en el entramado final y nos plantea de nuevo la vieja cuestión de si al fin y al cabo, no seremos nosotros también simples personajes en una historia de un autor desconocido, que interpretan su papel en un decorado que reconocemos como propio en una función que no somos siquiera capaces de concebir.

Dinámica y fluida, sin entretenerse en detalles superfluos e innecesarios, pero haciendo hincapié en lo coherente (dentro del absurdo)de su planteamiento, sus deducciones y aquello que conlleva, se aprovecha de la complicidad del lector para que no podamos evitar sentirnos como parte de la trama, gracias a los continuos guiños y menciones. Eso dice mucho de a qué tipo de público está dirigida la obra. Si bien es cierto que cualquiera puede disfrutar de ella sin problema, también lo es el hecho innegable de que los lectores de cierta edad y de obvios gustos personales la paladearán con mayor fruición. 

Redshirts es una oda, una ofrenda divertida y sin perjuicios, bastante irreverente en algunos momentos, que logra su propósito de llegar al lector y hacerle parte de la misma.  Un homenaje  a Star Trek y a sus fans y seguidores, en el que no escatima ni admiración ni algún que otro tirón de orejas cuando se tercia, pero siempre desde la más profunda devoción y cariño.

John ScalziEl tratamiento de los personajes, cada cual cumpliendo con su papel dentro d la historia, sin estar demasiado trabajados, si gozan de una personalidad propia, tan marcada que sin llegar a ser profundos en absoluto, gozan de la suficiente fuerza y carisma como para convencer y que lleguemos a empatizar con ellos y logren  caernos realmente bien. Incluso los simples secundarios tienen su momento de gloria, voz propia, más allá de pasar sin pena ni gloria. Todos tienen una función que cumplir y se les deja espacio para ello, evitando convertirlos justo en esas figuras a las que hace referencia el título, simples Red Shirts.

Lo mejor,  ese tono de humor presente a lo largo de toda la novela, que nos pone una sonrisa continua en los labios, sin por ello dejar de meter alguna que otra colleja tanto al mundillo de los fans, como a guionistas y actores. Resulta curioso comprobar cómo se puede construir un entramado donde la metaficción y  algunas cuestiones cuasi filosóficas, pueden ir a la par de una obra divertida y con chispa, donde el humor es hilado de manera muy sutil, pero constante, sin caer en algo absurdo y sin sentido. Como guinda del pastel, las tres historias, que como una suerte de spin of de algunos de los personajes, cierran la historia, ofreciendo al lector el remate final, con las impresiones y las consecuencias que ha tenido en sus vidas ese extraño y maravilloso encuentro. Un excelente modo de terminar.

Muy recomendable. Yo creo que la disfrutaréis. Os prometo que el juego que nos propone el señor John Scalzi es una delicia al que vale la pena jugar.

 

RedShirts

John Scalzi

Editorial: Minotauro

ISBN: 978-84-450-0179-0

Páginas: 320 pág.

PVP: 18€

 

 

Batalla de Reyes (La profecía de Merlin I), de M.K. Hume

Buenas noches, mis queridos Lectores Ausentes.

71P7ipc5BxL__SL1500_Hoy venimos con Batalla de Reyes, la primera parte de la trilogía La Profecía de Merlín, de M.K. Hume, quien nos acerca a la figura del mítico mago  desde un enfoque muy distinto al que estamos acostumbrados, alejándose de la parte más fantástica de esta figura legendaria y mostrándonos a un individuo excepcional, un hombre especial, pero hombre al fin y al cabo.

La novela puede enclavarse dentro del género de Ficción Histórica y lo cierto es que  pesar de que se deja la magia y la fantasía a un lado -quedando relegadas simplemente a esos eventuales episodios en los que el protagonista  muestra su inexplicable don de manera eventual y en los cuales puede ver un futuro que no termina de comprender, en forma de profecía-, resulta difícil para el lector borrar de su mente esa faceta suya que se nos ha inculcado desde niños, la del viejo mago con túnica, más cercano a Gandalf que a un simple sanador. Pero Hume lo consigue, sobre todo debido a una ambientación magnifica en la que las referencias históricas, los personajes reales con los que Myrddion (nombre real de Merlín) se relaciona a lo largo de la novela y la forma en que se nos presenta, nos permiten hacerlo real, apartarlo del mito y ver al niño, al muchacho listo, vivo y curioso que dio pie a la leyenda.

Ante un niño nacido del demonio se erigen una fortificación maligna y un destino ya escrito. El primer volumen de la trilogía histórico épica que recupera la época y el personaje que dieron lugar a la leyenda de Merlín.

Siglo V d.C. El Imperio romano se desmorona y, en la antigua provincia de Britania, el poder está cambiando de manos. Solo queda un último servidor leal a Roma, acosado por el caudillo de los celtas y por los sajones, los recién llegados del norte que sueñan con establecerse a sangre y fuego en estas tierras y sojuzgarlas. Todos ansían las sobras en este nuevo mundo, más brutal y cruel, donde la vida carece de valor, la traición es moneda de cambio y siempre vence la espada.
Y en medio del caos un niño de la tribu de los deceanglos, con un talento natural para sanar y un don temible para la profecía, presiente que ante él se abre un gran destino.
.

El mago más conocido en todo el mundo, visto como un personaje histórico real -que algo de esto hay-, aunque como es lógico, todo sean conjeturas y posibilidades, con las que Hume juega de hábilmente para reconstruir como pudo haber sido su vida y orígenes. El tratamiento del personaje y la forma de contar la historia es el de cualquier buena novela histórica al uso, haciendo referencia a varios hechos verídicos concretos, y utilizando a varios personajes reales para confeccionar un escenario creíble, que no cierto,  donde cabe la posibilidad, remota, de que los acontecimientos se sucedieran de la forma en que la autora lo ha imaginado. La forma en que se narran los hechos, en cómo se describen situaciones y personajes, demuestra la concienzuda labor de estudio y documentación que Hume ha llevado a cabo, lo que hace que todo resulte tan bien atado, hilado tan fino y con tal coherencia, que no resulta difícil aceptar esa posibilidad, aun a sabiendas de que la escritora ha fusionado en su Merlín  a las distintas versiones que se conocen de él, tanto la del ermitaño loco como la del consultor y sabio de las leyendas artúricas.

Pese a tal cantidad de información y datos, estos se incluyen en el texto de manera sutil y fluida, como una parte más de la trama,  sin cargar al lector y de una forma tan natural que en todo momento uno sabe dónde está y con quien, el motivo de su presencia y su papel en la trama. Eso es algo que se agradece y dota a la obra de un ritmo constante, que hace que el lector se meta en la historia sin distracciones y pueda dejarse llevar. El estilo de Hume es perfecto para el tipo de narración que nos presenta, teniendo muy claro lo que pretende transmitirnos y lo que nos quiere contar. Sin prisas, sin agobios, pero sin perder el hilo ni andarse por las ramas. Desde un punto de vista neutral, sobre todo en las escenas de acción donde se dan lugar terroríficas batallas, la autora apuesta por mostrarnos la crudeza de las mismas no en el propio campo de batalla – aunque esas escenas existan y estén bien recreadas- sino más bien a través de los horribles resultados de la misma y en concreto, a través de los ojos del Myrddion, que en su papel de sanador, será testigo directo de las atrocidades que cometen los hombres contra sus semejantes.

Conoceremos las trágicas circunstancias del nacimiento del héroe, cómo fue su infancia y el ambiente en el que se crió. Veremos como cuando es apenas un adolescente, debe asumir ya unas responsabilidades que a primera vista, parecen venirle muy grandes a nadie que no sea él. En cierto modo, hay muchas, muchas similitudes entre este Merlín y nuestro querido Kvothe, el genial personaje de Patrick Rothfuss. Ambos parecen estar hechos de otra pasta, ser individuos excepcionales ya desde su más pronta juventud. Ese es quizás el punto débil de la novela. Resulta difícil aceptar en algunos momentos concretos que alguien sea tan perfecto -incluso dentro de su imperfección- y no es extraño que en algún momento enarquemos la ceja y nos veamos obligados a hacer suspensión de la credibilidad para aceptar como buenas las capacidades del joven. Una vez asumimos eso, lo demás viene rodado.  Dotado de cualidades que lo hacen alguien especial, con una capacidad de análisis, de razonamiento y de claridad que a veces llegan a parecer un tanto excesivas para alguien de su edad, no resulta difícil entender que Merlín está destinado a grandes cosas desde su nacimiento. Si a eso le unimos ese peculiar don de profetizar, no es de extrañar que el hijo de un demonio llegue a convertirse en leyenda.

Como resulta evidente por lo comentado en referencia a que la obra esté centrada en su infancia y juventud, estamos hablando de una novela iniciática, al menos lo que yo entiendo como tal. Vemos formarse al héroe, las circunstancias que le empujan a convertirse en quien será en el futuro, su búsqueda personal, el aprendizaje  como única constante en el camino, aunque sea a su pesar.

m-k-hume-fotografc3ada-de-su-webPara el lector, resultará una delicia el disfrutar de esta novela. Esa mezcla de  rigor histórico,  el trasfondo realista y la ambientación, combinan a la perfección con ese tono épico del género fantástico y un personaje tan misterioso y carismático como lo es Merlín. De forma sutil, pero indiscutible, la leyenda sigue vigente aun cuando intentamos humanizar al personaje y eso se nota  en cada página. Hume logra afianzar esa sensación y utilizarla en beneficio propio para  darle fuerza a la historia, para dotarla de vida propia y llevarla un poco más allá de una simple novela histórica como las demás.

Una época oscura, en la que la vida no era fácil en absoluto. Envidias, traiciones, honor y miseria. Reyezuelos, soldados, curanderos y charlatanes.  Asesinatos, conspiraciones, superstición y guerras. Un imperio en decadencia, tribus rivales, dioses distintos y ansias de poder. Ambición, sangre y muerte. Y en medio de todo eso, un muchacho que quiso descubrir quién es y que gracias a su curiosidad y sus ganas de aprender, fue mucho más que un simple sanador.

Los siguientes volúmenes de la trilogía han visto la luz de manera seguida. Muerte de un Imperio, la segunda parte, y Red de Traiciones, la que cierra la saga, fueron publicadas de manera consecutiva el 20 de Febrero y el 20 de Marzo respectivamente.

Ya os adelanto que he leído el segundo tomo y  me ha gustado tanto o más que esta primera parte, aunque ya os hablaré de él en una próxima reseña. De este, solo decir que lo recomiendo sin lugar a dudas y que si os gusta la novela histórica, la fantasía épica y la figura de Merlín, os lo vais a pasar teta con ella.

 

Batalla de Reyes (La profecía de Merlin I)

M.K. Hume

Editorial: Grijalbo

Traducción: Gabriel Dols Gallardo

Páginas: 512 pág.

ISBN: 9788425351648

PVP: 20,90€

 

.

La guardia de Jonás, de Jack Cady

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano.

‘La guardia de Jonás’ es una historia de apariciones inquietantes, y también es una historia real, autobiográfica, sobre la vida de un grupo de jóvenes marineros que sirven en la Guardia Costera de los Estados Unidos recién terminada la Segunda Guerra Mundial.

GUARDIA DE JONASContinuamos desgranando los títulos pertenecientes a la colección “Insomnia” de la editorial Valdemar. Hoy centramos nuestra atención en el tomo que sirvió para inaugurar la citada colección: La guardia de Jonás, del escritor norteamericano Jack Cady (1932-2004), multipremiado con los World Fantasy Award, Bram Stoker Award, Phillip K. Dick Award y Nebula debido a su abundante producción literaria.

En esta novela encontramos una clásica aventura marina de fantasmas (usando como metáfora el mito bíblico de Jonás, detalle que me ha encantado) y desarrollada en una lancha de la guardia costera de Maine, responsable del salvamento marítimo.

Cady construye una historia sencilla y que atrapa desde su inicio (pese al escollo inicial que supone la terminología técnica marítima), desarrollando la acción desde varios puntos de vista de los personajes, recurso que ayuda a adentrarnos poco a poco en la personal atmósfera que imprime el escritor en estas páginas.

El estilo de Jack Cady es uno en el que prima una prosa muy rica, salpicada de melancolía, la cual podríamos decir que se emparenta a la de escritores clásicos de la talla de Joseph Conrad o Herman Melville; no hace falta más que leer algunos fragmentos al azar para comprender perfectamente a estos personajes y adentrarnos en su misma psique, alcanzando una gran empatía con ellos.

Os estaréis preguntando: ¿qué pasa con la parte de terror?; pues con respecto a este tema, la parte sobrenatural es muy sutil y psicológica, no os esperéis una historia llena de sobresaltos, porque no los hay. Jack Cady no es un escritor al uso y combina de forma magistral los momentos más terroríficos con increíbles descripciones del mar (yo he tenido sensaciones térmicas muy diferentes mientras leía la novela).

220px-JackcadyEn definitiva, ‘La guardia de Jonás’, no es un título fácil para aquéllos que buscan una novela de rápida lectura; para todos los demás encontraréis un libro que sirve de impecable radiografía de unos personajes inmersos en una decadente atmósfera y rodeada de peligros fantasmales, todo escrito con una prosa envolvente que deja huella en el lector.

Otro acierto por parte de la editorial Valdemar y editada con todo lujo en tapa dura con sobrecubierta y un papel de calidad….¿A qué esperáis para haceros con ella?

La guardia de Jonás

Jack Cady

Editorial Valdemar

ISBN: 97884-7702-755-3

288 páginas

22,00 Euros

 

.

Los Juegos, de Ted Kosmatka

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

FantascyLosJuegosHoy os traigo una novela con la que me lo he pasado teta. No es rompedora, ni pretende descubrir la rueda, pero que me ahorquen si no tiene un fondo más allá de lo evidente y un poso que me ha dejado un muy buen sabor de boca. Se trata de Los Juegos, de Ted Kosmatka, novela de ciencia ficción y terror,  que parte de las investigaciones en ingeniería genética y el clásico argumento de ver al ser humano jugando a ser Dios como arranque y herramienta para plantearnos las típicas cuestiones éticas y morales que siempre acompañan a estos temas, desde una perspectiva donde, mientras aprovecha para ofrecernos un visión bastante verosímil sobre un marco en el que las fuerzas políticas y económicas de cada país utilizan algo que, a priori, no deja de ser un entretenimiento de masas para hacer alarde de su poder y  su lugar como potencia mundial; nos ofrece también una historia de terror en la que monstruos de carne y hueso, no salidos de ninguna pesadilla, sino de los laboratorios de investigación, sembrarán el horror a sus anchas. 

En un futuro próximo, los juegos olímpicos traen un añadido que ha eclipsado a los logros de los atletas: Una competición que recupera el espíritu del antiguo circo romano en los que criaturas creadas mediante ingeniería genética por cada uno de los países participantes combaten a muerte  en la arena. Estados Unidos quiere mantener su liderazgo y es por ello que no duda en utilizar cualquier medio para lograr mantenerse imbatibles, por motivos que van más allá de los simples juegos, ya que el resultado de los mismos es solo una muestra de los avances tecnológicos, su poder como nación y de su supremacía dentro del actual orden mundial. En esta ocasión,  parece que han superado cualquier límite y la criatura que han creado escapa  incluso a su comprensión. Ni siquiera los creadores de esa abominación son capaces de explicar qué clase de ser han concebido y hasta donde llegan su posibilidades.

La Bestia, a quien llaman Felix a falta de un nombre mejor, se sale de cualquier idea preconcebida y lo más inquietante: Nadie sabe sobre qué clase de código genético  ha partido su creación. No hay ninguna criatura en la tierra que se le parezca ni remotamente. Sera  Silas, jefe del proyecto y uno de los genetistas más reputados del mundo, quien asuma la tarea de averiguar que es en realidad esa criatura y cuál es su origen , sus cualidades y sus posibilidades. Silas no tardará en darse cuenta de que quizá en esta ocasión, hayan ido demasiado lejos y hayan creado un ser que escapa a su control. Más fuerte y poderoso que cualquier otro experimento creado jamás para los juegos. Un depredador perfecto que poco a poco, da muestras de poseer una inteligencia  igual o incluso superior a la del ser humano.

Los Juegos es una novela que cuenta con varios puntos interesantes que hacen de ella una obra recomendable. Personajes bien construidos y que pese a que de entrada, pueda parecer que caen en los tópicos de siempre, demuestran tener una personalidad propia muy bien definida y que les viene al pelo a la hora de permitirnos ver las distintas formas de enfocar y tratar un tema tan peliagudo como es el tema de la investigación genética y el cruzar ciertas líneas. Sin pretender dar lecciones de moralidad, si es cierto que gracias a ellos, vemos las distintas posturas ante esas cuestiones, según el punto de vista de cada uno.

Son ellos los encargados de ofrecer al lector la posibilidad de hacerse una idea de qué tipo de sociedad es la que se muestra en la novela, nada alejada de la nuestra, y en invitarle a formarse su propia opinión respecto a si el fin justifica los medios y si hay límites que no deberíamos traspasar. Los grandes avances científicos siempre vienen acompañados de este tipo de debates y en esta historia de terror, esto no es una excepción.

Conoceremos a Evan Chandler, un genio  medio autista que vive en su propio mundo, que fue arrancado de los brazos de su madre en la más tierna infancia por parte del gobierno, para aprovechar y desarrollar todo su potencial en un centro de investigación especial. Su talento innato para trabajar en entornos virtuales, es aprovechado para construir un superordenador cuántico, una maquina inteligente que entre otras cosas,  es utilizado por gobiernos, empresas y cualquiera que esté dispuesto a pagar los elevados costes de puesta en marcha y mantenimiento.

También al mencionado Dr. Silas Williams, uno de los personajes con mayor protagonismo y que será quien deba descubrir que es en realidad la criatura y es a través del mismo  de quien obtendremos el enfoque positivista e idealizado sobre  el campo de la ingeniería genética. Un  hombre que considera esas técnicas un gran avance para el ser humano y que se refiere a las infinitas posibilidades para hacer el bien, aunque su tarea actual, de gran prestigio, le hace ser consciente de que no todo es tan bueno y que como siempre termina por ocurrir, los intereses en juego utilizan esos descubrimientos para un uso menos  noble y elevado. A medida que avanza su investigación del nuevo espécimen, sus dudas serán cada vez mayores al respecto.

Por su parte, la Dra. Vidonia asume en su papel la voz de la conciencia. Pese a tener ciertos reparos sobre lo que supone ya de por si el crear seres que no existen en la naturaleza mediante la ciencia, lo que realmente le horroriza es el hecho de que esos avances científicos, esos recursos, sean utilizados con el único fin de entretener a la población y ser una forma de mantener el estatus de superpotencia para los países participantes. Considera algo lamentable y terrible el  que se obligue a las criaturas a que se maten entre ellas para satisfacer a un público enfebrecido y que los gobiernos inviertan en ello en lugar de darle un uso más práctico y beneficioso a esa tecnología. Justo en el otro extremo de la balanza está Baskov, empresario de altos vuelos, quien ve en todo esto no solo un gran negocio, sino que está dispuesto a cualquier cosa por sacar beneficio de las investigaciones. Para él, esto es tan solo otra forma de poder, de posicionarse en el bando de los ganadores y de mantener el equilibrio fáctico en el que hay tantos intereses de por medio.

Como podéis ver, el lector tiene a su disposición todos los puntos de vista posibles. No solo sobre un tema tan polémico como lo es la ingeniería genética, sino también nos permite hacernos una idea clara de esa sociedad, insisto, tan cercana en el tiempo y tan llena de luces y sombras como la nuestra. El maltrato animal; la frialdad de los gobiernos y el uso interesado de los servicios sociales para su propio beneficio; las reglas de mercado dictadas por las corporaciones; la guerra fría, cuyas campañas de propaganda e intimidación  están disfrazadas de evento deportivo; la vigencia del “pan y circo”,  son solo algunos de los detalles que se nos dan para que tengamos claro el escenario en el que se desarrollan los hechos.

Con un ritmo perfecto para que la historia avance con interés, manteniéndonos interesados en ella y deseosos de saber que sucederá a continuación, ágil y sin andarse con rodeos, pero siempre manteniendo un nivel de calidad más que correcto, el autor hace uso de una prosa que sin ser exquisita, si es bastante superior a lo que suele uno encontrar en este tipo de novelas. Un lenguaje sencillo, pero cuidando las formas y con un tono en el que lo que leemos, lo que se nos cuenta, nos parece tan cercano y creíble que no nos resulta difícil imaginar que mucho de lo que se narra tiene visos de ser así, tal cual, salvando el pequeño detalle de que a día de hoy, todavía no hemos creado esos monstruos. Pero la trama política, los intereses ocultos de muchas cosas que podemos ver en cualquier noticiario y que se nos escapan en nuestro día a día, la soberbia de las grandes empresas y su capacidad para interferir -su peso real en la toma de decisiones-, es algo que no ponemos en duda en ningún momento.

KosmataEn cuanto a lo que se refiere a la propia novela como historia de terror y ciencia ficción, solo decir que en ciertos momentos y salvando las distancias, me ha dado la impresión de que Umbrella -si, la de Resident Evil-, quiso mantener su imagen corporativa y decidió  quedar bien, permitiendo que algunos de sus BOWLS  se conviertan en gladiadores, aclamados por el público que asiste en las gradas. Suena absurdo, lo sé. Pero uno es quien es y no puede dejar de verse influido por aquellas cosas que le han marcado desde su más tierna infancia hasta ahora. Y si digo eso, es porque Felix y el resto de criaturas, me han recordado a esas armas biológicas del videojuego, terribles y letales. Personalmente, me lo he pasado pipa con ella.

En definitiva, tenemos una novela que invita a la reflexión sobre temas serios e importantes, controvertidos, que incide en cuestiones que requieren de un debate intenso a la hora de marcar o no unos límites éticos ante determinadas líneas que uno no sabe si deberían cruzarse, a la vez que nos ofrece una historia de terror pura y dura, donde seres abyectos e imposibles  se destrozan entre sí, esperando hacer lo propio con nosotros. Y uno en especial, el más increíble, despiadado y perverso de todos ellos, podría incluso sustituir al ser humano como especie dominante.  ¿Se os ocurre algún modo de mejorar la historia?

 

Los Juegos

Ted Kosmatka

Editorial: Fantascy  (2014)

ISBN: 978-84-15831-10-5

Páginas: 414

PVP: 17,9€

 

.

CINE: SPACE PIRATE CAPTAIN HARLOCK, de Shinji Aramaki

Una crítica de Mitsuko C.

 

FICHA TÉCNICA

Harlock.2013.movie_.posterDirección: Shinji Aramaki.

Guión: Harutoshi Fukui, Kiyoto Takeuchi (Cómic: Leiji Matsumoto).

Música: Tetsuya Takahashi.

Fotografía: Kengo Takeuchi.

Reparto: Animación.

Productora: Toei Animation / Toei Video Co., Ltd.

Duración: 115 minutos.

Nacionalidad: Japón.

Tráiler: http://www.youtube.com/watch?v=_SCKWE2ErKI

La nave espacial pirata “Arccadia” tiene como capitán a Harlock, una leyenda viva de los piratas espaciales. De vez en cuando recluta a nuevos grumetes para desempeñar sus actividades. Harlock vive atormentado por un error del pasado, un error que intenta restablecer, pero nada es lo que parece… Amigos que son enemigos, fuerzas políticas que manipulan la conciencia de los humanos y como foco central: El Planeta Tierra.”

Muchas cosas se pueden decir de este reboot del manga del gran y magnífico Leiji Matsumoto de los años 70. Los que me habéis leído anteriormente sabéis que suelo ser benevolente con los comentarios que hago sobre el cine asiático. En este caso me gustaría separar este anime en dos partes: La buena y la mala.

¿Porqué mola “Harlock”?: Para empezar es un pirata y para seguir del espacio y si queremos ahondar un poco más, es la infancia de muchos de nosotros, así que le tenemos cariño, es un tío guay, con su capa, su parche, su vida atormentada y su copita de vino.

  • Es misterioso y el súmmum del estereotipo romántico.
  • En esta esperadísima película, Toei no ha escatimado en gastos, la casa por la ventana oiga: Efectazos, una Arcadia que te dan ganas de llorar nada más verla (si la ves en 3D, te dan ganas de hacer popoch y gritar como si fuera un BackStreet Boy el que sale de la pantalla), banda sonora que acompaña el rollete épico y, y… y ya. Sí, sí, lo que leéis ya está. A partir de aquí te dan ganas de cortarte las venas.
  • ¿Porqué te dan ganas de coger una botella de vino y beber hasta perder el conocimiento?: Esta adaptación es uno de los ejemplos más claros de cómo destrozar un clásico.-Se pasan el “mito” de Harlock” por el forro, pierde su misticismo y para colmo suceden cosas sin sentido sin parar, por ejemplo – OJO, SPOILERS

    - La materia oscura… vamos a ver, ¿cómo me dices en la serie y en los cómics que es una fuente inagotable y en la peli se agota?,

    -¿Cómo me dices que sólo queda una “Amazona” cuando después de supuestamente morir, renace?,

    -¿Porqué Harlock es el culpable de la destrucción de la Tierra, si todos sabemos que fueron las Amazonas?,

    -¿Porqué Harlock es reemplazable?,

    -¿Porqué el guión no se entiende?,

    -¿Porqué me dormí?… eso sí lo sé, porque es un tostón.

Resumiendo, visualmente hablando es bonica, pero 115 minutazos de ¿cómor, porqué está pasando esto?, agota a cualquiera. Eso sí, si sufres de insomnio, te la recomiendo, te ayudará seguro.

 

.

Bifrost (El Ciclo de Drímar #9), de Rodolfo Martínez

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

bifrostHoy venimos con Bifrost, de Rodolfo Martínez, título con el que se cierra esa fantástica y compleja saga que es El Ciclo de Drímar. A través de su editorial, Sportula,  el autor nos ofrece esta obra que incluye un total de cuatro historias que forman parte del ciclo (las tres anteriores integradas en el volumen, más la nueva novela en sí), en forma de un tomo único en su versión en papel.

 “Han pasado varios miles de años desde los acontecimientos narrados en Jormungand. En ese tiempo, la Galaxia se ha visto envuelta en una guerra atroz mientras la Dispersión seguía imparable y sistemas estelares enteros se perdían para siempre. La guerra, sin embargo, ha terminado: Dios y sus huestes han caído sobre ambos bandos y han impuesto una paz cuya alternativa es el exterminio.

A bordo de la Bifrost, una tripulación compuesta de humanos, delfines y ratas inteligentes regresa a la Galaxia para arrebatársela a Dios y devolvérsela a sus habitantes. A lo largo del viaje, el humano Sordo, el delfín Rompiente y la rata Fértil explorarán los senderos del pasado y descubrirán las raíces de la actual situación: averiguarán el origen de Dios, investigarán los primeros días de lo que ahora es el Cielo y en sus días fue una estación espacial conocida como la Peonza, caminarán por los recuerdos del ciberpirata Vaquero y, finalmente, se adentrarán en su propio pasado al recordar el destino de Tierra de Nadie y lo que les ocurrió a sus habitantes. Así, mientras avanzan hacia un futuro incierto, desentrañan un pasado lleno de misterios.

Con Bifrost concluye la publicación del Ciclo de Drímar en cuatro volúmenes recopilatorios en papel y en nueve ebooks individuales, una de las sagas españolas de ciencia ficción que más premios ha acumulado a lo largo de su publicación.”

Las referencias  que encontraremos en esta obra empiezan ya por su propio título: Bifrost, el puente que comunica  Migrad, la tierra de los hombres, con Asgard, el mundo de los Dioses.  Nada de esto es casual y la alusión a la mitología  vikinga  adquiere por sí misma una simbología implícita que nos da una clara idea del papel de la nave en la novela, como punto de unión entre el cielo y la tierra, lo mortal y lo divino, en un viaje que se convierte en toda una epopeya digna de ser leyenda por derecho propio. Las alusiones  a mitos, tradiciones, religiones, leyendas y mitología son una constante en esta serie y de hecho, su leit motive a la hora de dar sentido a la misma, ya que en definitiva, no son más que un reflejo de la búsqueda intrínseca del conocimiento, de la verdad, de la revelación final sobre nuestro origen y destino.

Bifrost  se puede encontrar como una novela independiente en su versión digital y es, en esencia, la respuesta a la mayoría de cuestiones abiertas a lo largo de la saga. Con ella se pone punto y final, al menos en gran parte, a una historia que se remonta muy atrás en el tiempo y que ha tenido cientos de frentes abiertos y dudas no resueltas. Con ella, llegamos al final del camino, si bien es obvio que otro nuevo se abre frente a nosotros y que es labor de los lectores decidir si su curiosidad y necesidad de saber queda satisfecha o, como suele suceder en nuestra propia vida, planean sobre nosotros nuevas dudas.

En su versión en papel, la obra funciona como un tomo recopilatorio o una versión remasterizada y extendida,  que incluye en sus páginas algunas de las novelas anteriores, lo que hace del libro un volumen excepcional. Los celos de dios, La sonrisa del gato y Un jinete solitario, junto a la propia Bifrost, convierten el libro en la culminación definitiva del Ciclo.

Al albergar en si misma a las tres anteriores novelas,  Bifrost  actúa como un recipiente, como nexo de unión,  pero es mucho más que eso y pese a que en algunos momentos pueda parecer que  su armazón esté creado explícitamente para ello, para servir de puente de unión, lo cierto es que funciona por sí misma y de manera  independiente, con cuerpo, alma y razón de ser. Los lectores que se acerquen al Ciclo por primera vez, podrán disfrutarla de forma independiente, como una obra autoconclusiva y autónoma, sin problemas, aunque como es lógico, se disfrutará muchísimo más de ella si se tienen en cuenta sus antecedentes y su lugar dentro del Ciclo.

Con voz propia, a medida que se desarrolla adquiere una consistencia sólida de forma  individual y por si misma,  dando respuestas  y cerrando cabos que llevaban sueltos desde hace mucho tiempo. Mientras se resuelven dudas, seremos testigos de un viaje que no deja de ser iniciático, por extraño que parezca a estas alturas. El tratamiento de los personajes no podía tener mayor sentido y coherencia: Descubrir, comprender, aprender, asumir y aceptar quiénes son,  las razones que les han llevado a un destino que se antoja inevitable y cuál es su papel en esta función.

200px-Rodolfo_Martínez_3960Con ese estilo tan particular que le caracteriza y un tono ligero que choca, por lo bien que cuaja, con ese modo de narrar tan poco habitual con el que le gusta experimentar al autor, la novela fluye con un ritmo ágil que hace de la lectura una experiencia deliciosa. La prosa, trabajada y con algunos momentos sublimes,  logran envolver por completo al lector en la historia, sumergiéndolo en las distintas tramas y haciendo que el avanzar en la historia resulte una aventura sorprendente, tanto por lo que cuenta como el tono,  tan especial y diferente a nada que hayamos leído antes. Historias desenfadadas y sin complejos, pero siempre tejidas con inteligencia y cargadas de intención que uno disfruta por completo, demuestran que el autor tiene muy claro que es lo que buscaba  que consigue hacerlo de un modo envidiable.

Un modo magnífico de cerrar una etapa, de terminar y concluir  el Ciclo, a lo grande y dejando espacio para que el lector, demasiado acostumbrado  y en muchas ocasiones molesto por el hecho de que se lo den todo masticadito, pueda decidir por sí mismo si ha encontrado las respuestas que buscaba, si las conclusiones que se le ofrecen son suficientes o si como suele suceder en el mundo real, siempre queda algo por contar.

 

Bifrost –El Ciclo de Drímar 9-

Rodolfo Martínez

Editorial: Sportula

Portada: Juan Miguel Aguilera

Páginas: 458 pág (158 pág. en la versión digital, no incluye el resto de novelas)

ISBN: 9788415988236 (ebook : 9788415988250)

PVP: 21€ (ebook: 2,68€ sin DRM)

 

.

 

El Hijo de la Bestia y otras historias de terror y sexo extravagante, de Graham Masterton

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano.

‘El Hijo de la Bestia y otras historias de terror y sexo extravagante’ nos lleva a escenarios y situaciones propias del género de terror, donde el sexo ejerce como núcleo o motor del relato tiñéndolo todo con el color de las pesadillas, de modo que podrían ser calificadas como historias que te calientan la sangre mientras un escalofrío te recorre las vértebras. Son relatos duros, inquietantes, extraños, exagerados y terroríficos, en los que se impone ante todo la maestría de Masterton para mezclar los diversos ingredientes en un cóctel explosivo rebosante de terror y humor negro.

aaaaaaaaaaLa editorial Valdemar estrena nueva colección, ‘Insomnia‘, que englobará títulos de Terror más recientes. Hoy os voy a hablar de ‘El Hijo de la Bestia y otras historias de terror y sexo extravagante’, libro que atesora 15 relatos en los que prima más bien el “sexo extravagante” (y explícito) antes que el terror, del cual podemos encontrar también pequeños retazos en estas historias.
Graham Masterton es un escritor relativamente poco conocido (que yo sepa sólo se han publicado por estos lares dos de sus novelas: “La pesadilla” y “Manitú”), pero es un autor con una gran producción literaria (más de cien novelas), así que es de agradecer que Valdemar haya publicado a este autor para el deleite de muchos (entre los que me incluyo).

Como podéis comprobar en el propio título del libro, lo que aquí nos vamos a encontrar es SEXO DURO, pervertido y en su vertiente más BIZARRA, por lo que advierto desde ya a los lectores más sensibles que se alejen de este título.

Podríamos decir de Graham Masterton que es un escritor con la mente un tanto desquiciada o enferma, al incidir sobre un tema tan ‘hard‘ como es el tipo de sexo que narra en estos relatos, pero igualmente podríamos decir que cualquiera no podría alcanzar tales niveles de detalles insanos respecto a la ambientación y detalles morbosos que hace que la lectura no decaiga en ningún momento, incluso alcanzando momentos de adicción importantes.

aaaaa3Cierto es también que, como en toda antología, existen relatos mejores que otros. Entre mis preferidos estarían “Picnic en el Lac Du Sang”, “Sepsis”, “Rococó”, “El hijo de la bestia” o “Objeto sexual”, por citar varios de ellos; insistir en que cada uno encontrará sus preferidos, ya que la calidad media de Graham Masterton es realmente interesante (y variada).

La edición de Valdemar es excelente: tapa dura y con ilustraciones a cargo de Rick Melton, un sobresaliente artista que va a sorprender a más de uno seguramente con sus dibujos en B/N.

En definitiva, si te van las historias llenas de gore malsano y aberraciones varias este es tu libro; aún así desde aquí y por lo explicado anteriormente, recomiendo que su lectura sea a pequeñas dosis para no crear la sensación de monotonía como posible efecto secundario.

El Hijo de la Bestia y otras historias de terror y sexo extravagante

Graham Masterton

Valdemar (Colección Insomnia)

ISBN: 97884-7702-756-0

464 páginas

28,00 euros

 

 

.

La Cuarta Señal, de José Carlos Somoza.

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

la-cuarta-senal_9788445001929Hoy venimos con el último trabajo de José Carlos Somoza, autor por el que siento especial devoción y que nunca deja de sorprenderme. El aclamado escritor vuelve a la carga con una obra bastante peculiar, que sirve como punta de lanza para “M”, la nueva colección que presenta Minotauro y con la que la editorial pretende llevar el género fantástico  a un público más amplio, saliéndose de las secciones habituales en las librerías e intentando meterse por derecho propio en un ámbito más generalista, llegando de ese modo a un target menos especializado, abriendo camino para que la literatura de género deje de ser vista como algo marginal y sea tenida en cuenta como uno más dentro de los ámbitos generalistas.

Se trata de La Cuarta Señal, una novela cuyo argumento  debe enclavarse dentro del género fantástico, pero que se desarrolla en forma de thriller a la vieja usanza y cuyo enfoque  nos recuerda el por qué  ha sido elegida para abrir la colección. Sin dejar a un lado la premisa y los conceptos de los que parte,  aceptando  los elementos que se manejan en ella, nos daremos cuenta de que aparte de ser una obra de ciencia ficción estamos ante una novela de misterio y aventuras, pura carne de Best- Seller, entendido este como un género por sí mismo. Justo lo que la editorial prometía ofrecernos y una obra que va a interesar tanto a sus lectores habituales como a un sector de público que no tiene porqué  ser amante ni aficionado al género.

«Esta es, ante todo, una historia de amor donde los personajes son reales a ratos, dependiendo del estado de la conexión a Internet. También es, incidentalmente, la crónica de los Cuatro Días Más Importantes de Todos.

En pleno siglo XXI, el mundo virtual Órgano prácticamente ha sustituido al mundo real: la gente trabaja, se divierte y se relaciona en Órgano. Pero la aparición de una joven en el altar de una iglesia bajo una lluvia de rosas marcará el inicio de los Cuatro Días Más Importantes de Todos y, si nadie lo evita, el fin de ambos universos. »

Estoy leyendo auténticas burradas  contra la novela. Críticas, siempre respetables, pero que en mi opinión, se ceban sin necesidad y exageran en mucho sus razones  para lapidar a esta obra. Cierto es que la novela no es en absoluto tan densa, profunda y compleja como puede ser La Llave del Abismo, pero desde luego, a pesar de no ser tan oscura como ella, no se aleja demasiado de lo que fuera Zigzag. Y no recuerdo que nadie pusiera a parir esa novela como lo están haciendo con esta.

Estamos ante una novela entretenida, bien hilvanada, con un argumento muy interesante y que da pie a varias tramas que nos atrapan. Una lectura ágil y fluida que nos permite avanzar al ritmo adecuado en una historia que engancha y que mantiene nuestro interés en todo momento,  con ese estilo tan reconocible que le otorga su autor a todo lo que hace y siendo fiel a sí misma. Estoy seguro de que si la novela no hubiese sido anunciada como primer título de la colección de marras y no se hubiera puesto por medio el tema de salirse del enclaustramiento del fantástico y la intención de la editorial por llegar a otro sector de público, La Cuarta Señal no habría sido tan maltratada ni habría sufrido tantos ataques como los que está recibiendo ahora mismo. Y no me lo explico, de verdad. La novela podrá gustar más o menos, pero que nadie me diga que es una obra menor, o que está escrita a desgana, como un encargo que uno cumple por obligación, sin esforzarse ni poner el alma en ella.  Insisto: No está a la altura de obras emblemáticas del autor, de acuerdo. Pero sigue siendo una buena novela que no solo cumple con su cometido, si no que resulta brillante y excepcional en algunos momentos, dejándote clavado en la silla y siendo incapaz de dejarla, queriendo saber que sucederá a continuación. A mí eso es lo que me importa y lo que realmente valoro, más allá de otros factores que no tienen nada que ver con la calidad de la misma.

Entiendo que hay lectores muy, muy exigentes, que no soportan las incoherencias o los fallos, por imperceptibles que sean. Pero de ahí a decir que la obra es un despropósito, hay un abismo.  Vayamos por partes: Tenemos una premisa original y maravillosa, la existencia de un universo virtual, Órgano, creado a partir de la música, en concreto de las partituras de las obras de Bach. Una realidad alternativa en forma de videojuego que ofrece infinidad de posibilidades.  Tan realista, que una vez dentro resulta sencillo olvidar que es un juego y difícil, casi imposible, diferenciarlo de la realidad. Donde empieza uno y donde termina el otro, quien eres allí, quien eres aquí y cuánto hay de ti en ambos universos, o de como todo lo que ocurre en uno repercute en el otro. Son solo algunos de los puntos que se tratan en la novela y que dan pie a una aventura que sin pretender descubrir la gaseosa, logra sumergirnos en la historia y que disfrutemos de cada página.

Como decía Morpheus:“¿Qué es real? ¿Cómo defines lo real? Si estás hablando de lo que puedes sentir, lo que puedes oler, lo que puedes saborear y ver, entonces lo real son simplemente señales eléctricas interpretadas por tu cerebro.”  Las comparaciones con pelis como Matrix o Nivel 13 son inevitables y casi me atrevería a decir que eso es bueno, porque los conceptos que se manejan en ellas pueden ser recurrentes, pero no por ello dejan de maravillarnos y dar pie una serie de cuestiones que permiten al autor tratar temas que nos dan que pensar, que nos hacen cuestionarnos quienes somos realmente y de ese modo, jugar con el lector y con aquello que este intuye o cree saber. Existen algunos fallos que hay que reconocer. Detalles que si de entrada no aceptamos pasar por alto, nos van a impedir disfrutar de la lectura. Pero en mi opinión, son tan asumibles como los de cualquier otra obra y que insisto, hay que hilar muy fino para tenerlos en cuenta. Si desde un principio, decides no entrar en el juego, por mucho que el autor se esfuerce, no va a funcionar. Ni en esta obra ni en ninguna.

000003216_1_somozaLa historia, entretenida, bien entramada y complicándose a medida que avanza, regresa a esas cuestiones que tanto nos fascinan cuando hablamos de otras realidades, sean alternativas o virtuales y la propia naturaleza de lo que consideramos real. La fórmula empleada, el thriller, funciona  a la hora de desarrollar la historia y hacerla interesante, lo que sumado a ese toque de novela de aventuras y la curiosa y bella historia de amor de fondo, la convierten en una lectura completa que nos hará disfrutar página a página, si nos dejamos de complejos idiotas y sentimientos elitistas o selectivos, a falta de una mejor definición, que parece que molesten a los sectores más cerrados, quienes ven con malos ojos a esta obra por el simple hecho de haber sido publicada donde lo ha sido y convertirse en lanzadera de un proyecto que no se si funcionara ni si es necesario, pero que ni mucho menos debería ser motivo de escarnio.  

En definitiva: Yo la recomiendo. Me lo he pasado muy bien con ella, la he disfrutado y me ha dado en que pensar. Os pido que si os animáis a leerla, lo hagáis sin prejuicios, sin condicionamiento ninguno, olvidando cómos ni porqués. Que sea ella misma la que os diga si mola o no, si vale la pena o es un churro. Si lo hacéis así, si os limitáis a leerla como lo que es, os aseguro que no os defraudará en absoluto.

 

La Cuarta Señal

José Carlos Somoza

Editorial: Minotauro

Colección: M

ISBN: 978-84-450-0192-9

Páginas: 480 pág.

PVP: 19.95 €

 

 

La Frati Nigra, de Lem Ryan

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hace ya un par de meses, tuve el enorme placer de conocer en persona a Lem Ryan, un autor sobre el que, siendo sincero, sabía muy poquita cosa, salvo que fue uno de los últimos escritores de pulp español en aquellos maravillosos años  setenta y ochenta, y que siguiendo la estela de mis queridos Clark Carrados,  Silver Kane, Donald Curtis, Ralph Barby y otros tantos maestros, fueron quienes forjaron la afición por la lectura a toda una generación que ahora, años después y metidos en mayor o menor medida dentro del mundillo literario, seguimos admirando sus trabajos y reconociendo su papel fundamental en la cultura popular.

portadaHabíamos coincidido en Facebook a través de un amigo en común y sentía curiosidad por saber un poquito más sobre él y  sus últimos proyectos, financiados mediante crowdfounding, y que por lo que había estado viendo a través de las redes sociales, tenían una pinta estupenda. En especial, por La Frati Nigra, título con el que se adentraba en la cosmología creada por Lovecraft y los Mitos de Cthulhu, centrándose en ese libro maldito que todos conocemos, el Necronomicón. En esta obra Lem Ryan nos sorprende con una extensa e interesante documentación que le ha servido para aportar elementos reales (y sorprendentes) a la trama, que logran darle una credibilidad inédita a la obra y que evidencian el saber hacer del autor para entremezclar realidad y ficción, ofreciéndole al lector una aventura intensa e inquietante.

No sé si podría llegar a considerarse metaliteratura, pero lo cierto es que el enfoque de la novela juega en gran parte a hablar de la literatura dentro de la literatura.  Acudir en busca de respuestas y desentrañar cuánto hay de verdad y cuanto de leyenda en esos viejos tratados y libros que se mencionan en la novela, sirve de pretexto para que el protagonista navegue entre dos aguas: el mundo real -el nuestro, en el que sabemos que esos escritos son solo obras de ficción y que  jamás existieron-  y la ficción, lo imaginado por el autor, quien consigue fusionar ambas metiéndonos en la historia de tal modo en que aceptemos durante la lectura la posibilidad de que, pese a lo absurdo y por imposible que parezca,  se traten de textos reales, escritos malditos plagados de enseñanzas secretas y que lo que se menciona en ellos pueda hacerse realidad.

El autor ha tejido una red sin fisuras ni cabos sueltos, aportando datos, títulos, fechas, nombres y referencias, logrando  confeccionar una trama bien hilvanada y coherente que consigue con creces su propósito, que no es otro que dar pie a que el lector haga suspensión de la credibilidad sin apenas esfuerzo y “olvide” que sabe que nada de esto es real. Es gracias a todos esos datos históricos, a la mención de lugares concretos, personajes con nombre y apellidos y lo que más me ha interesado, la propia Frati Nigra -una secta que existe realmente y que el autor descubrió mientras se documentaba para el proyecto-, que la novela funciona tan bien.

No nos engañemos. No es una obra sesuda ni un ensayo. Es una novela de aventuras, con un marcado sabor pulp de la vieja escuela, pero bastante más ambiciosa y elaborada, que rinde tributo al género y sobretodo, homenajea el legado de Lovecraft y el universo creado por el maestro de Providence. Con tintes de novela negra y el justo punto de acercamiento al terror, nos sumerge en la investigación, lo que hace que a medida que avanzamos en la historia, esta se vaya tornando cada vez más oscura e intensa. El lector disfrutará de una lectura ligera, entretenida y que recupera la esencia de una forma de entender la literatura que muchas veces echamos de menos, pero aderezada con una evidente labor de documentación y desarrollo.  Una demostración que el simple entretenimiento no está reñido con la literatura de calidad.

Lem Ryan tiene tablas y eso se nota. La forma en que arranca La Frati Nigra, captando nuestra atención desde las primeras páginas y el modo en que desarrolla la historia, adoptando el carácter de una investigación en que cada nueva pista, cada nueva revelación, nos sorprende tanto como a los propios protagonistas -pese a que en cierto modo no resulta difícil intuir por donde van a ir los tiros-,le dan un tono muy acertado para que nuestro interés por saber que sucederá a continuación y si nuestras predicciones serán acertadas, aumenten de manera progresiva. El trato que se le da a los personajes, el ritmo ágil y fluido, el dominio de ese difícil arte que es el cliffhanger, la capacidad de tener en cuenta los pequeños detalles para que la ambientación y la atmósfera que pretende crear adquieran el peso y consistencia necesarios, sin que ello suponga perder de vista el enfoque claramente pulp de la novela, son solo algunas de las virtudes que hacen de la novela una pequeña joyita cien por cien disfrutable.

 Como punto negativo, el cambio de tono y ritmo en la parte final de la obra.  No diría que atropellado, pero sí que es cierto que esa dinámica en la que nos sentíamos tan cómodos se ve interrumpida por un inesperado cambio en el que los acontecimientos se precipitan hasta llegar al desenlace. Esa prisa por llegar a puerto, ese frenesí en cambiar de escena, de un lugar a otro, para terminar culminando en lo que pretende ser el clímax final, hace que este pierda intensidad debido a la dificultad del lector para asumir el cambio sufrido y encontrarse metido de golpe en una vorágine de acontecimientos que si bien cumplen y cierran la novela como debe ser, uno hubiera deseado disfrutar de forma más pausada, siguiendo con la dinámica con la que el autor nos había embarcado en este viaje. No me malinterpretéis: Sigue funcionando y es coherente. No se deja nada en el tintero, ni cabos sueltos ni bajando el nivel. Pero se hubiera agradecido que se tomase su tiempo, que la impaciencia no le hubiera ganado la batalla y que ese tramo final hubiese sido relatado  de un modo algo más desarrollado, sin prisas y en el mismo tono que el resto de la novela.

imageDe todos modos, el viaje vale mucho la pena y tanto el argumento, como el modo en que se desarrolla la historia  hacen de esta una lectura de esas que hay que recomendar. Además de actualizar el mito y de utilizar con innegable talento esos elementos tan icónicos sobre los que gira la novela, el autor consigue llevar el tema hasta un nuevo nivel, convirtiéndose en digno heredero del legado de Lovecraft  y abriendo nuevos horizontes a la forma en que se ha tratado la obra del Maestro hasta la fecha, desde un punto de vista distinto y con un enfoque que engrandece todavía más  todo lo relacionado con él.

Por mi parte, decir que la he disfrutado mucho y que os la recomiendo sin lugar a dudas.

 

La Frati Nigra

Lem Ryan

ISBN: 978-84-616-6633-1

Páginas: 212 pág.

PVP: 15€

http://lafratinigra.blogspot.com.es/

 

.

 

CINE ASIÁTICO: Love Exposure, de Sion Sono

Una crítica de Mitsuko C.

 

FICHA TÉCNICA

Love_exposure_posterDirección: Sion Sono.

Guión: Sion Sono.

Música: Tomohide Harada.

Fotografía: Souhei Tanigawa.

Reparto: Takahiro Nishijima, Hikari Mitsushima, Sakura Ando, Hiroyuke Onoue, Yutaka Shimizu, Atsuro Watabe.

Productora: Omega Project, Ltd. / An Entertainment Inc. / Studio Three Co. Ltd.

Duración: 237 minutos.

Nacionalidad: Japón.

Tráiler: http://www.youtube.com/watch?v=EM7rsUq-_IU

Yu es hijo de un sacerdote que tras perder a su mujer y años después caer en una vida pecaminosa junto a otra mujer, le obliga a confesarse de sus pecados hasta tal extremo que Yu debe inventárselos. Mientras intenta cometer “el pecado original” convirtiéndose en un pervertido que fotografía braguitas de jóvenes colegialas, este chico intentará cumplir la promesa que le hizo a su madre fallecida de encontrar a una buena chica.”

 Cuando se pronuncia el nombre de Sion Sono en una sala repleta de frikis del cine asiático pueden pasar dos cosas: Que tú interlocutor ponga una mueca que expresa “¿De quién mierdas me hablas?” o bien “ADORO A ESTE DIRECTOR”.

Yo pertenezco al segundo grupo. He tenido la fortuna de poder disfrutar cada minuto de todas sus películas (The Suicide Club o Why Don’t You Play in Hell?, emitida en esta última edición del festival de Sitges) sin que ninguna se me haga insoportable o un petardo sin fin, porque sé que algunos miraréis la duración de esta película y exclamaréis contra el viento y con los ojos repletos en lágrimas: ¡¡¡¡¡237 MINUTAZOS, NI EL SEÑOR DE LOS ANILLOS CON ANUNCIOS ES TAN LARGA!!!!!.

Tranquilidad, que os aseguro que si os gustan las pelis de este hombre, disfrutaréis como enanos, porque es como ver un manga en imagen real. Es una película extremadamente divertida, es hilarante, absurda en algunos momentos y sobretodo muy, pero que muy crítica.

0000238373Para el que sepa algo sobre la cultura japonesa, en seguida cogerá esas segundas intenciones de según qué frases o planos, para los que no tengan ni pajolera, con saber que son los más reprimidos del planeta en cuanto al tema sexual o de relaciones interpersonales os quedaréis con lo más obvio y por tanto os haréis en seguida con la trama, tampoco es un cine para gafapastas súper inteligentes, que hay veces que sentarse a ver un DVD es un placer y no una demostración de “petardeo intelectual”.

En resumidas cuentas, aquí encontraremos violencia, sexo, perversión, inocencia, amor, dolor, tristeza y cualquier sentimiento que una persona media pueda tener, pero en una dinámica de locura y del club de la comedia, con una banda sonora acorde a lo que acontece en cada escena, porque Sion Sono no deja nada al azar, es perfeccionista y muy freak. Así que a verla y me contáis.

.